¿Acaso soy el mejor sexo que has tenido?

¿Soy yo el mejor sexo que has tenido? Pocas bromas que vienen curvas. ¿Te atreverías a hacerle esta pregunta a tu pareja? Quizás pienses que mejor esconder la cabeza bajo el ala. Y qué sucedería si tu amante te la planteara a ti: ¿cómo reaccionarías? En el vídeo que acompaña este post, donde parejas reales se enfrentan a la cuestión, se suceden los silencios, la incomodidad, las risas, los síes rotundos, los noes decepcionantes… y algunas justificaciones que duelen en el alma. La cuestión es que ver tanta cruda realidad me hizo (plantearme y) querer plantearte la misma cuestión (si es que tienes pareja y ganas de sincerarte, claro): ¿Es el/ella el mejor sexo que has tenido?

Quizás, como algunos participantes del vídeo, no tengas posibilidad de contrastar… salvo en relación a lo que obtienes cuando juegas a solas = masturbación. No ningunees el automimo, puede ser un muy buen baremo, porque, como siempre digo: “No te conformes con una relación que no mejore lo que ya obtienes por ti misma/o”. Nos juntamos para enriquecernos, no para estancarnos o quedarnos en el mismo sitio, ¿no te parece?

Dicho lo dicho, en realidad la cuestión no es comparar, sino preguntarnos cómo nos va en la cama con nuestra pareja. Es cierto que cuando el sexo no es para tirar cohetes cuesta reconocerlo, peor aún, hablar de ello. (Bueno, salvo cuando uno está tan cabreado que suelta las cosas de mala manera, ¡lo que no es de recibo!) Pero hay que afrontar la situación, o sea que es si te has preguntado si tu pareja es el mejor sexo que has tenido (quizás en voz baja para no herir sentimientos) y la respuesta no ha sido afirmativa, no tienes por qué salir corriendo o pensar que así será, por los siglos de los siglos, amén.

El sexo ideal no surge de forma espontánea, hay que currárselo. De hecho, todas las parejas tienen el potencial para disfrutar de un gran sexo, pero para llegar allí hace falta comerse la vergüenza, saltarse los silencios y plantearse una serie de cuestiones. Si ambos estáis sanos, física y emocionalmente, nada impide que lo que no acaba de funcionar hoy, funcione en un futuro no muy lejano, si os esforzáis en enseñaros mutuamente lo que necesitáis (el uno del otro) y aprendéis aquello en lo que no seáis duchos. Al respecto, recordarte la cita: “La práctica hace al experto”. Si hay predisposición, es más simple de lo que el miedo y la inseguridad malsana nos dejan ver.

Y, para acabar, vuelvo al vídeo que me inspiró este post. Si entiendes inglés y te quieres divertir entra en la web, contesta a las preguntas y te harán un filme a medida con algunas de las respuestas de las más de 30 parejas que por ahora han participado en The And, cuyo objetivo es crear algo así como un proyecto genoma de las relaciones que se establecen en la actualidad: heteros, homos, queers, monógamas, poliamorosas, de dominio/sumisión, etnias diferentes…  Algunos de estos filmes interactivos también se pueden ver y cubren temas tan interesantes como: “¿Cuál fue la última vez que te decepcione?” o “¿Qué harías si te fuese infiel?”

The Skin Deep, creadores de todo esto, es una compañía de medios online que busca crear experiencias que nos obliguen a repensar como conectamos con los demás. The And es la primera entrega que realizan y, entre otras cosas, propone a las parejas que se apunten al juego y para ello listan una serie de preguntas. Por si no hablas inglés, te traduciré su mecánica y las cuestiones que plantean.

1. Sentaros el uno frente al otro, guardando una distancia de unos 30 centímetros.
2. Miraros el uno al otro durante 30 segundos a fin de relajaros.
3. Uno de vosotros (la persona 1), hace una pregunta y el otro (la persona 2), contesta.
4. Ahora 2 plantea la siguiente cuestión y 1 responde. Y así hasta acabarlas todas.
(Todas las preguntas han de ser planteadas, pero no es obligatorio contestarlas. Para ganar el derecho a no responder, el preguntado ha de permanecer en silencio y mirándole los ojos a su pareja, durante diez segundos, antes de decir “paso”.)
Aquí tienes las preguntas:
1. ¿Qué es lo que prefieres de mí?
2. ¿Qué te encanta de nuestra relación?
3. ¿Cómo me describirías a otras personas?
4. ¿Parezco inteligente?
5. ¿Qué dudas en decirme?
6. ¿Soy el mejor sexo que has tenido?
7. ¿Realmente piensas que soy lo mejor para ti en este momento? ¿Por qué?
8. ¿Qué crees que me genera inseguridad?
9. ¿Qué cosa esperabas de mí que yo no haya satisfecho?
10. ¿Qué te da miedo decirme?
11. ¿Si tuvieras una hija qué consejo le darías sobre los chicos/hombres?
12. ¿Crees que existe la persona para ti? ¿Soy yo esa persona?
 ¿Te atreves?

8 respuestas a “¿Acaso soy el mejor sexo que has tenido?”

  1. Anónimo dice:

    Yo tuve los huevos de preguntarle a mi pareja algo distinto, me expuse a comparaciones con anteriores amantes de forma que me dijo cosas concretas que la encantan. Algunas las práctico y otras no, por ejemplo un amigo suyo la cogía en brazos y se la metía directamente y yo no estoy tan fuerte.
    Al hablarme de anteriores amantes también supe cosas que no la gustan o que salieron mal en el primer intento.

    Yo animaría a cualquiera a preguntar a su pareja sobre el sexo con otros amantes, puedes llevarte muchísimas sorpresas y al tiempo es excitante.

  2. Noemí Márquez Pérez dice:

    Pues yo nunca le he preguntado eso a mi pareja, supongo que básicamente por miedo o “convencimiento” previo a oír un NO. Tampoco me lo han preguntado, al menos no de ese modo, un te ha gustado, sí, pero no es lo mismo.
    Lo que sí sé, supongo que como todo el mundo, es quién o cuál ha sido mi mejor sexo.
    De todos modos, cada persona es un mundo y a veces, puede no ser una pasada en un aspecto pero sí en otro y al final es un conjunto.
    Lo que sí me ha pasado en los últimos tiempos, con 2 personas distintas, y que ya empieza a mosquearme… es que estoy en el ajo, están muy excitados, parece que se lo están pasando pipa, pero no tienen el pene en erección todo el tiempo, sino que… se afloja!
    Y claro… el complejo intenta meter baza y me dice que igual es que hago algo mal o que hay algo que no hago, no lo sé pero la verdad es que no me había pasado hasta este año y ya con 2 personas, lo cual… me parece raro. Creo que ambos cuando lo hicimos estaban un poco tensos, nerviosos o estresados, y no sé si eso puede tener que ver.
    Y una cosa… ante algo así? habría que comentarlo con él? no pretendo tener una relación con esa persona y no sé si habrá más sexo con esa persona… y ratificando lo que dije antes, vale que la erección era así pero yo me lo pasé pipa!

  3. Ana dice:

    Pues tengo que reconocer que ahora sí. Después de terminar una relación de veinte y muchos años, he encontrado a una persona con la que disfruto del sexo como no lo había hecho nunca, que ha vuelto a despertar el deseo en mi. Supongo que es el premio a no rendirse y a intentar mejorar

  4. cósmica dice:

    Cuando un masaje te hace perder la consciencia
    Cuando las caricias son el mejor de los regalos
    Cuando los besos unen almas
    Cuando sientes que el placer es más que terrenal…

    Sientes entonces que no sólo es el mejor sexo de tu vida… sino de todas tus vidas…

    Mis mejores deseos de Sexualidad Plena para todos!

  5. Luis dice:

    Jamás preguntaría eso, en todo caso esperaría a que me lo dijeran sin preguntar o lo deduciría por las siguientes veces, y si no, tampoco pasa nada, no se trata de ningún campeonato.

    1. Lucía E. dice:

      Pero Luis, lo importante es ir más allá, no quedarse en la comparación sin más. Si no es el mejor sexo que has tenido, o si no eres el mejor sexo que ha tenido, pues todo esto sirve para evidenciarlo y trabajar duro sobre ello, sin caer en la obsesión, claro. A mí me parece un ejercicio muy útil que, es cierto que de entrada acojona un poquillo.

  6. Hugo dice:

    Igual que el anterior comentario, el mejor sexo que he tenido ha sido conmigo mismo. Y no será por no intentarlo. He seguido los consejos de Sylvia. He hablado con mi pareja, he sido sincero, incluso a cerca de los temas más (llamémoslos) sonrojantes, he intentado enseñarle y que me enseñe. El resultado sigue siendo el mismo, ¿por qué? Por que el interés por el sexo tiene que venir de las dos partes, y el interés por disfrutarlo y mejorarlo tiene que venir de las dos partes. Si sólo viene de una, pues eso, el sexo en solitario se convierte en un aliciente más que en una necesidad.

  7. voyeur dice:

    Pides sinceridad? Pues aqui la tienes:
    Con 50 años y 32 años de convivencia con la misma pareja puedo decir que no es con ella con quien mejor sexo tengo. Aunque si hubo un periodo, cortito eso si, que si fue muy bueno. Pero todo lo bueno dura poco. En la actualidad mantengo relaciones de vez en cuando con mi pareja, cada mes y medio o dos meses y disfruto dentro de lo que cabe, pero el mejor sexo lo obtengo a traves de la masturbación en solitario acompañado de internet, donde si puedo dar rienda suelta a mis mas variadas fantasias. Con mi pareja mantengo lo que se suele llamar unas relaciones creo que se les llama vainilla. Y ya con esta edad y despues de tantos años juntos, esperar cambios o buscarlos como que resulta dificil.
    Pero lo dicho: el mejor sexo, en solitario.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con