El Confesionario (XXII)

1. Mujer heterosexual, de más de 30 años. Llevo casada diez y desde hace unos meses soy infiel.

2. Desde niña soñé con cuentos de hadas. Cuando encontrabas a tu príncipe azul podías tener sexo, casarte y vivir feliz para siempre. Mi madre nunca nos habló de sexo (en casa era un tema tabú) y los escarceos extramaritales de mi padre hicieron que lo viera como algo casi pecaminoso.

3. Mi primer beso fue con 16 años y a los 18 me enamoré de verdad. Era un chico de mi pueblo con el que pasé el verano tonteando. Nos dimos nuestro primer beso a raíz de una apuesta, y fue maravilloso. Por primera vez sentí algo especial. Empezamos a salir, aunque no en plan serio. Él quería sexo e insistía en el tema, pero yo no me fiaba ni me sentía preparada. Así que, pese a que me encantaba, estuve dos años sólo con besos y algún toqueteo inocente. Pero yo era lo último para él, prefería a sus amigos, y le dejé.

4. Yo tenía el típico amigo de toda la vida, el que siempre estaba allí de paño de lágrimas. Yo sabía que estaba enamorado de mí y como lo estaba pasando mal con la ruptura, me dejé querer. Ese hombre al que me agarré en un mal momento llegó a ser mi marido. Nunca me plantee si realmente lo quería o si teníamos más cosas en común aparte de ser buenas personas y querer formar una familia.

5. Mi relación con él fue muy despacio, ninguno de los dos teníamos experiencias sexuales completas previas y aprendimos todo juntos de una forma muy dulce. Siempre he tenido mucha curiosidad por aprender y el sexo no iba a ser menos. Me leí todos los fascículos de sexo que sacó una revista y me estudié varios libros de la biblioteca. ¡En teoría sabía más que nadie de sexo!

6. Mi primer orgasmo fue con él, a los 20 años. Estábamos en un bar. Yo sentada encima de él, con la ropa puesta, rozándonos los genitales. Fue genial aprender en la práctica lo que tanto había leído en teoría. A partir de ese momento empecé a masturbarme. No dejaba de pensar en ello y a veces en clase ni podía concentrarme. Me moría por llegar a mi casa y encerrarme en mi cuarto.

7. Tardé 2 años en sentirme preparada para hacer el amor y, una vez me decidí, todavía me costó poder lograrlo, porque la penetración me dolía y él paraba. Lo habíamos probado siempre en una cama, pero un día lo intentamos en el asiento trasero del coche. Yo me puse encima y así perdí la virginidad. ¡Y lo mejor de todo fue que tuve un orgasmo en mi primer coito! Yo me sentía una privilegiada porque ninguna de mis amigas lograba llegar copulando. De hecho, era algo que evitaban y en cambio a mí me encantaba.

8. Desde ese día no paramos de hacer el amor. Aprovechábamos cualquier momento y lugar: en casa cuando no estaban los padres, en el coche, en la playa, en el campo… Incluso lo hicimos con gente delante. Ahora, solo de pensarlo, me muero de la vergüenza.

9. Fue así hasta que ocurrió algo terrible que marco mi vida para siempre. En uno de nuestros encuentros el condón se salio y él eyaculó dentro. En esa época no existía la píldora del día después, lo único que te daban en los centros de planificación familiar era una mayor dosis de anticonceptivos y a rezar para que surgiera efecto. A mí, por desgracia, no me lo hicieron y me quedé embarazada.

10. Todo cambio. Lo que me quedaba de niña se acabo para siempre. No quería abortar, pero no teníamos futuro. Yo no había acabado la carrera, mi novio estaba de prácticas en una empresa y pensaba que era una locura tener un hijo con 22 años. Para colmo mis padres estaban divorciándose. Finalmente, con mucho dolor, aborté. Algo murió en mí. El sexo loco acabó, y estuve mucho tiempo sumida en una gran tristeza.

11. Al cabo de unos años nos casamos. Hemos tenido dos hijos y todo fue bien hasta no hace mucho. Tuvimos una fuerte crisis de pareja debido a su mal carácter y estuvimos a punto de divorciarnos. Lo arreglamos y seguimos como si nada, pero a partir de ese momento me cuestioné si realmente estaba enamorada de él.

12. Hace unos meses, sin buscarlo, conocí por Internet a un chico casado. Sin saber muy bien por qué empezamos a hablar de nuestras respectivas ciudades, de nuestras vidas, de nuestros viajes… Me cayó bien desde el principio, porque me hacia reír, cosa que valoro mucho.

13. Un día me preguntó si estaba sola en el despacho. Le dije que sí, y me contesto: “¡Qué erótico!”. Me enfadé muchísimo y le dije que no pensara que iba a tener cibersexo conmigo. Pensé que no volvería a saber nada de el, pero no fue así. Con el tiempo fui sintiéndome más a gusto y al final llego un día en que, sin darme cuenta, empezamos a tontear y a hablar de sexo.

14. Yo me sentía (y me siento) en la gloria. Su conversación me excitaba mucho, pero el sentimiento de culpa y de engaño hicieron que decidiera parar el tonteo. Siguió sin dejar de hablarme. Yo le preguntaba por qué perdía el tiempo conmigo teniendo como tenía amigas complacientes que le daban cibersexo. Le aseguraba que yo nunca iba a poder darle nada de lo que él quería, pero me conocía más que yo misma y fue imposible no caer en sus redes. Era una atracción muy fuerte.

15. Reiniciamos el tonteo y, jugando jugando, empezamos a enviarnos fotos de nuestra ropa interior. Solo la ropa… sin cuerpos. De partes inocentes del cuerpo, como los pies… pero en ropa interior. La temperatura iba subiendo cada vez más. Todo lo proponía él y, realmente, sabia lo que hacía. Mi estado pasó de ser el de una mujer casada al uso al de una perra en celo: estaba caliente a todas horas. Empecé a masturbarme pensando en él siempre que tenia ocasión y el sexo con mi marido empezó a ser aún más frecuente -ya lo era- y salvaje debido al calentamiento que llevaba yo. Él lo sabia y una vez me confeso que le daba rabia que me calentase con él y que me echase unos polvazos de miedo con mi marido, y a mi simplemente me encantó su confesión de rabia-celos.

16. Parte de mi culpa se fue aplacando al leer tu post sobre el sexting y sobre todo esta frase, que me dejo mucho más tranquila: “El sexting es un paso más allá de la fantasía y dos antes de la infidelidad”. Hace poco me confesó que supo que yo era una perdida como él un día en el que, estando en el despacho con una compañera, me fui al baño para poder enviarle fotos en ropa interior. Pero lo que verdaderamente me desató fue una imagen que me envío metiéndose la mano dentro del boxer. “Ahora escribo con una mano”, le respondí. Y él me contestó: “!Por fin te has pasado al lado oscuro!”

17. Empezamos a masturbarnos juntos, con fotos, envío de vídeos y llamadas de teléfono. Me excita especialmente su voz: es muy sensual y sabe decirme lo que necesito oír para ponerme a cien y llegar al orgasmo. Antes, la masturbación me producía un placer mucho menor que el coito, pero desde que estoy con él son super intensos. Jamás pensé que podrían llegar a ser tan fuertes de esta manera.

18. Mi actividad sexual ha pasado a ser diaria y de lo más variada. Hay días que tengo tres orgasmos de tres maneras distintas: yo sola, con él y con mi marido… y siempre me quedo satisfecha. Él dice que eso es genial, pero yo a veces me preocupo pensando si eso es normal o si me estoy volviendo una ninfómana. También sufro y mucho. Con él no hay término medio, todos mis sentimientos y sensaciones se magnifican para bien y para mal. Puedo ser infinitamente feliz o llorar como una descosida por sentirme desatendida, por culpa de la inseguridad o por pensar que no soy tan especial para él como él lo es para mí. No soporto pensar que lo que hace conmigo lo pueda estar haciendo con otras. Dice que soy la única, pero quién sabe. He llorado mucho, demasiado, por él.

19. Nuestro momento cumbre fue hace unos meses. Por trabajo tuve que ir a su ciudad. Estuvimos fantaseando mucho sobre nuestro encuentro. Estaba muy nerviosa y las noches previas casi no pude dormir. Habíamos quedado en la habitación de mi hotel y en principio no habíamos planeado nada. Yo no sabía si iba a ser capaz de hacer algo. En el mundo virtual yo era muy osada, pero en persona…  siempre me he considerado tímida. Además nunca me había acostado con ningún hombre que no fuera mi marido y, aunque no lo era, me sentía un poco virgen otra vez. Le pedí varias cosas para nuestro encuentro: que fuera afeitado, que llevara preservativo, que no llevara su alianza, que no quisiera hacer cosas raras (rollo sadomasoquista o anal) y, lo más importante, que me tratara como si fuera su novia, ya que no concibo el sexo sin cariño.

20. Le envié por mensaje el numero de la habitación y esperé a que me contestara, pero él me sorprendió y toco a la puerta sin aviso previo. Estaba cardíaca al abrirla. Lo primero que hizo al verme fue besarme en la boca apasionadamente, en contra de lo que habíamos quedado (hablar y decidir sobre la marcha). A mi me sorprendió, pero me encantó: sentir su lengua húmeda y caliente jugando con la mía. Hacia tanto que no me besaban así… Me costó arrancar, no lo niego, estaba nerviosa, y me temblaba todo. Él intentaba tranquilizarme: “No lo pienses, solo déjate llevar, estamos aquí solos… tú y yo”. Me fue desnudando y cuando me comió los pies sentí un placer tan grande que no lo puedo describir. No sé si alguna vez mi marido me los comió, pero desde luego como él no, hubiera sido imposible olvidarlo. Estuvimos un buen rato con los preliminares, trajo nata y jugamos con ella. Yo le comí entero. Me encanto disfrutar de su cuerpo que tantas veces había visto en fotos y vídeos, tan diferente al de mi marido, depilado y con tatuajes. Y cuando sentí su miembro dentro de mí fue la gloria. Lo había deseado tanto y fantaseado tanto con aquel momento. Fue una experiencia increíble, pese a que no llegue al orgasmo… yo… que soy la de los tres diarios. Los nervios me jugaron una mala pasada, pero aun así fueron las dos horas más cortas e intensas de mi vida. Al terminar, nos duchamos juntos y yo note que seguía caliente. En ese momento dudé de si volver a la carga, pero él se tenía que ir, le esperaba su mujer en casa, y decidí ser buena, quedarme quieta y no meterle en problemas.

21. Desde ese encuentro maravilloso, he llorado mucho. Tenía la esperanza de que, al conocerlo, no me gustara y acabar con todo este lío en el que me había metido. Pero no fue así; en persona me gusta aún más. Hay tantos sentimientos contradictorios, tanta culpa. Mi marido jamás se esperaría algo así de mí, le decepcionaría tanto que no podría seguir conmigo.

22. En septiembre, tras darle muchas vueltas, me armé de valor y decidí dejar nuestra “relación”. Le escribí un email dándole mis motivos: que lo que hacíamos no estaba bien, que al final mi marido me iba a pillar y, sobre todo, que yo estaba sufriendo mucho y no me compensaba. Lo que lloré. Pase casi un mes en una especie de duelo que no podía superar. Le echaba de menos, estaba muy triste y, a la vez, inexplicablemente, seguía caliente.

23. Después de pensarlo mucho decidí “volver”: el sufrimiento de no tenerlo era muchísimo mayor al que padecía estando con él y, además, mi vida no era tan emocionante. Consulté mi caso con una psicóloga y me dijo que si había tomado mi decisión de seguir con él, en poco me podía ayudar, que el deseo iba del grado de 0 a 100 y yo ahora estaba en el límite más alto y que, poco a poco, iría descendiendo. Así que no voy a comerme más la cabeza: seguiré con esta historia, hasta que el deseo se apague. Ya veremos qué pasa con la parte emocional, prefiero no pensarlo…

24. Yo ahora estoy en una nube. ¿Enamorada? Tal vez sea mucho decir, pero es recibir un mensaje suyo y dibujarse una sonrisa en mi boca. En este blog y en muchas páginas que he mirado por Internet he leído que si te enamoras o haces de estas historias algo más allá del puro sexo estás perdida. Yo ya lo estoy, lo admito. Lo que se es que me vuelve loca y ocupa gran parte de mis pensamientos diarios. Incluso cuando hago el amor con mi marido no me lo puedo quitar de la cabeza, y eso me da rabia porque siento que soy de lo peor, pero no lo puedo evitar.

25. Hace un mes volvimos a vernos. Yo tuve que volver a su ciudad por trabajo. Al principio estaba tan nerviosa como la primera vez y me temblaba todo. Pero en cuanto me solté echamos dos polvos (no sé si la palabra es muy fina, pero encuentros sexuales me parece un poco light) maravillosos, donde por fin pude llegar al orgasmo en dos ocasiones. El placer que nos dimos de diferentes formas y con diferentes posturas fue increíble. Os contaría detalles, pero prefiero guardarlos para mí, solo os diré que es un amante increíble y que nunca había tenido un sexo tan bueno.

26. Él dice que cada uno tiene sus motivos para esta historia y tiene razón. El asegura que tiene muy poco sexo con su mujer, una vez cada 15 días, algunos meses hasta menos. Me ha dicho que le gusto, que no es sólo sexo, y que le importo más de lo que pienso: le atrae mucho mi forma de ser tan inocente y sensible y a la vez fogosa y ardiente (soy tan contradictoria como lo es mi historia con él). También me ha reconocido que esta muy enamorado de su mujer, por lo que disfruta de mi y no piensa. ¡Ojalá pudiera hacer y decir yo lo mismo!

27. ¿Mi motivo? Necesitaba tener nuevas emociones, sentirme viva, sentirme una mujer deseada, descubrir el sexo de otra manera más morbosa y sobre todo sentir maripositas en el estómago. Y ahora, por fin, he asumido lo que desde hace poco tiempo intuía: aunque le quiero mucho y por nada del mundo le haría daño, ya no estoy enamorada de mi marido. De haberlo estado nunca habría sucedido esto.

28. Todo empezó entre risas. “Eres mi alma gemela” me decía. Y yo le contestaba que eso se lo diría a todas. Yo, la pija, y él, el macarra. Sin embargo, al final, ni yo soy tan pija, ni él, tan macarra. Y sé que tarde o temprano terminará, porque cada uno tenemos nuestras vida, y yo sufriré más de lo que ya estoy sufriendo, pero cést la vie…

“Mujer heterosexual de más de 30 años” será el alias con el que la autora comentará su post.

Para informarte sobre esta sección entra en “¿Quieres compartir tu historia sexual?” y sigue las instrucciones. En la pestaña El Confesionario, encontrarás las entregas anteriores. Si quieres compartir tus vivencias sexuales escribe a detodosaprendemos@gmail.com

139 respuestas a “El Confesionario (XXII)”

  1. Luis dice:

    Mujer heterosexual de más de 30 años
    He leído esta historia y me pareció fascinante, ha cambiado algo desde entonces?

  2. Osita dice:

    Me ha encantado!!!! Y me encantaría saber cómo ha continuado esta historia, y qué reflexiones tiene la autora unos años después…

  3. Amalia dice:

    Ha pasado el tiempo y de lo que te dijo la psicóloga, que la pasión se aplacaría, ha sido así?. Sientes que puedes dejarlo ahora o más adelante?. Las cosas con tu marido van bien?. Espero que puedas responder.

  4. Alba dice:

    Podría contar mi historia y tan solo cambiarían unos detalles. Lo demás, exactamente igual.
    Desde que yo únicamente había estado con mi pareja antes de él hasta esas fotos pícaras en el baño de mi trabajo pasando por esa en la que se metía la mano en el boxer. Demasiadas coincidencias.
    Un abrazo.

  5. Llego un poco tarde a este hilo, pero creo que es importante que te deje mi opinión. Creo que llegarás a considerar esa experiencia con ese hombre como una de las cosas más bonitas e importantes que te han pasado en la vida. Si rompes con él, lo lamentarás y lo echarás de menos. Puede que sea la mejor decisión, si tienes en cuenta a tu marido y a tus hijos, pero te dolerá y ese dolor no desaparecerá nunca.

    Hay otro camino, de todas formas. Se llama poliamor. Yo no tengo que elegir entre mi esposa y mi amante. Tengo una relación abierta con las dos, que se conocen y se aceptan. No hay celos. No soy el único que vive así; el poliamor es una forma de vida cada vez más difundida. Si buscas en la web con las palabras “poliamor” o “polyamory”, encontarás muchos sitios que explican en qué consiste y cómo se puede llegar a practicarlo.

  6. ya no se que hacer, hace un año que tuvimos al bebe y no hemos tenido relaciones. Yo en el embarazo tengo que reconocer que no tenia ganas de nada, PERO AHORA SI, el me dice que es algo psicologico y que se le pasará, pero a mi me está dando un complejo y una inseguridad que no veas. De vez en cuando saco el tema, pero lo evita, cambia de tema. Yo no quiero sentirme apartada, pero necesito su cariño, sus mimos, sus abrazos, sus besos…yo soy muy cariñosa, pero tambien noto que con él ya no lo soy tanto, me dá miedo que hasta le moleste. Que hago? me compro ropa interior sexy? pienso que es una chorrada. Yo todo el dia le doy vueltas, a veces pienso que el problema es mio, hombre, me he quedado con algún kilo de más, el pecho ya no está donde estaba……, no sé que hacer, que me aconsejais? no me digais que tiene otra, ya se lo he preguntado y es que no. le creo.

    1. Ojovertical dice:

      Leyendo tu comentario solo se me ocurre que se puede tratar de tu transformación como madre. Quizás esto es algo que a tu marido le afecta y le anula la líbido. Algo que no le gusta, ver que la pareja ha perdido el protagonismo … ¿pueden ir por ahí los tiros?. No pienses en tu físico porque no creo que sea ese el problema. Ya se ha dicho muchas veces en este blog: las mujeres sois bellas a nuestros ojos. Os obsesionais con vuestros defectillos cuando a nosotros nos importan un pimiento.

  7. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

    Para despedirme, quería agradecer en primer lugar a Sylvia, por la oportunidad que me ha dado de “confesarme” y desahogarme en su blog, y sobre todo por su comprensión y cariño. A Natalia de Spookydelight por la ilustración, aunque la primera vez que la vi me sorprendió, me encanta, me he visto reflejada completamente y es fantástica. A todos los “parroquianos” que han respondido el post por la generosidad de gastar su tiempo en hacer uno o más comentarios. A los que les ha gustado el confe por sus “comentarios complacientes” (jaja), que si, me han me han ayudado y también me han hecho reir, llorar, emocionarme… y a los que no, por sus sinceras palabras, siempre desde el respeto. Todos y cada uno de ellos me han aportado cosas y me han hecho replantearme otras. Gracias a todos, no olvidaré esta experiencia!

  8. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

    Jajaja, si querías suavizar el tema menos mal que ahora lo has arreglado. Como te dije, no soy perfecta, esta es mi historia y no pretendo que todo el mundo me entienda (en mi entorno si se supiera poca gente me entendería), pero si agradezco las palabras de apoyo. No hace falta que nadie me abra los ojos, seguramente yo soy mucho más dura conmigo misma de lo que puedas ser tú, y sé que está mal, y que algún día tendré que cambiar esta situación. En fin… que si tu intención ha sido buena, gracias Jesús.

  9. Jesús dice:

    Me preocupa haber sido un poco duro en mi comentario anterior y desde luego se ha interpretado como no me hubiese gustado.
    Intentaba, aunque no lo parezca, provocar alguna reacción porque los comentarios hasta ese momento se dedicaban a darle cremita a la protagonista y comentar lo valiente y sexualmente libre que es… ¿estamos locos?
    Podemos adornar y llenar de jaculatorias la historia pero la realidad es simple: pareja con algunas carencias que acaba en deslealtad, falta de confianza y comunicación, mentiras y autoengaño.
    Lo demás no me parece relevante porque no deja de ser un mecanismo de defensa para manejar la infidelidad, la conciencia propia etc de nuestra protagonista.
    Me reafirmo en el fondo de mi comentario anterior, aunque las formas al parecer han ofendido… sólo trataba de provocar una reacción y sacar a nuestra protagonista de ese círculo de comentarios complacientes y que en poco le ayudan, en mi opinión.

    1. Luis dice:

      Jesús, simplemente no lo puedes comprender. Para ti sólo existe lo blanco o lo negro, pero los sentimientos y el deseo no obedecen a ninguna ley ni código de conducta, surgen y punto, salvo que te auto ates, te auto amordaces o te auto encarceles para no caer en la posibilidad de desviarte de las buenas costumbres como mandan los cánones.

      Dichosos los que aún siendo libres, y por tanto sujetos a “tentaciones”, se sienten plenamente realizados en todos los ámbitos de su vida con lo que tienen, pero te aseguro que son los menos. Una gran mayoría apechan con lo que les ha tocado y tratan de vivir lo mejor posible, que nunca es lo perfecto o deseado, porque eso es lo que manda la sociedad y las buenas costumbres que nos han inculcado desde pequeñitos.

      Otros pocos se atreven a dar el salto y descubren un nuevo mundo del que ya no van a querer salir, por muchas que sean las dificultades que tengan que superar.

  10. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

    Hola DevNull. Por suerte o por desgracia no necesito mentir mucho y tampoco hay demasiados riesgos en mi caso, pero no, no mola saber que estas engañando.. Mi marido no entendería este juego, es mucho más tradicional que todo eso, y yo en el fondo pese a todo también. El riesgo de que la armonía familiar se rompa si digo la verdad es infinitamente más alto a que me pille. Además, prohibido también tiene su punto 😉 Gracias por tu aportación.

  11. devNull dice:

    Hay, creo, dos líneas de pensamiento en los comentarios. Algunos censuran y otros comprenden y apoyan rozando el flame por momentos. Paseante apela a la mecánica cuántica y la lógica borrosa para desacreditar a aquéllos que creen que hetero>30 es un poco desleal por no decir otra cosa.

    Se tilda de moralistas a los que censuran esta confesión pero es comprensible que después de tanto cole, catequesis, cine y demás algo vaya calando en nosotros aún sin darnos cuenta -observad que esta sección se llama el confesionario-.

    Mi opinión
    ==========

    A lo largo de mi vida he ido despojándome de prejuicios y construyendo una moral propia con valores que considero importantes y no soporto a aquellos que por una malentendida progresía o relativismo moral dan todo por bueno y saltan a la yugular de quien no lo hace. Un poquito de respeto please, para ejemplarizarnos en la falta de principios ya están los telediarios y los bancos suizos.

    Yo no puedo juzgarte hetero>30 porque hace tiempo que comprendí que toda moral es personal e intransferible. He sido infiel y mentiroso en el pasado pero ahora no lo hago, por puro egoísmo -no te molestes pero creo que te amas bastante-. El número de veces que vas a verte obligada a mentir y los riesgos que ello comporta no creo que te molen. ¿Por qué no invitas a tu marido a participar? O ¿por qué no le propones tener una relación abierta? Me parece lo más higiénico pero acepto que igual te pone lo otro, como acepto que algunos se exciten con la cropofagia aunque no vaya conmigo lo de tragar o hacer tragar mierda.

    1. Paseante dice:

      Un par de puntualizaciones : yo no acusaría a nadie de respirar ni de sonreír ni de tener sueños obscenos por la simple razón de que son muy humanos, como también lo es esa supuesta deslealtad, cosa que, de ser, no merece soluciones radicales sino tacto y mesura, como otras humanas pasiones ; la segunda puntualización es que desacreditar a los predicadores y moralistas (suponiendo que esto no sea pleonasmo) es defender otra moral, eso que tú llamas relativismo moral, que no quiere decir que no haya ninguna moral, sino que además de las que defiende la caverna o la tradición, hay otros modos de ver y sentir, siendo válidos en la medida en son producto de la libertad, de la responsabilidad individual y de la aceptación del ser humano como un ser complejo y falible, no como un súbdito ni como un bloque de granito amenazado por el infierno. Hechas estas dos puntualizaciones la cuántica y esa lógica que tú llamas borrosa (pero que no lo es) están más cerca de representar la realidad que los dogmas y los maniqueísmos. Y, en fin, en temas de escatología los gustos son muy variados pero en general nadie cree que coma mierda, aunque sí lo crea del vecino. Yo prefiero la libertad gastronómica.

  12. Eneia dice:

    Gracias por compartir tu experiencia. Comparto muchas de las cosas que cuentas.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Gracias a ti Eneia, me alegro mucho que te hayas sentido identificada.

  13. Purgando dice:

    Querida “Mujer heterosexual …”, perdona que ande una y otra vez interviniendo. Como te dije, tu caso es tan similar al mío que no paro de darle vueltas al asunto. Te quería preguntar o hacer reflexionar sobre algunas cosas.
    Dices que hasta conocer a este hombre tenías una vida plena, mi pregunta es ¿eso es cierto tal cual? ¿ nunca te has planteado que si te dejaste “atrapar” ha sido por carencias de las que ni tu misma eres consciente ? Para mi es duro reconocerlo, pero sé que me casé consciente de que no estaba enamorada de mi marido. Sí, le quería, como le quiero todavía, pero siempre he sabido que faltaba pasión, deseo… Y si me apuras, también he llegado a pensar si él ha estado enamorado de mi alguna vez. Siendo esto así, me deprime pensar la farsa en la que hemos formado una familia, pero intento con todas mis fuerzas no traspasar este sentimiento a mis hijos.
    Gracias…

    1. May dice:

      Purgando no existe la posibilidad de que se sienta bien con ambos? Puede ser eso también, es más común en el sexo masculino, aunque en su caso no está cómoda así, o sea, se siente culpable, por lo que pude entender. En mi caso no tengo hijos, el día en que los tenga me lo pensaré mejor pues hay muchas cosas en juego, al menos así pienso yo. un beso

    2. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Hola Purgando, nada que perdonar… Contestando a tus preguntas. Si, tenía una vida plena, que no perfecta, pese al carácter de mi marido y a que somos tan distintos, no sentía que me faltara nada, al menos conscientemente, inconscientemente no te digo yo que no… Si me dejé “atrapar”, fue porque la otra persona me gustó y el juego me gustó, porque sentí cosas que hacía mucho tiempo que no sentía y otras que nunca había sentido y hasta el momento eran desconocidas para mí. Yo si me casé enamorada, o eso creía, y él se casó enamoradísimo de mí y lo sigue estando. Pese a sus carencias es bueno, generoso y siempre está ahí para mí y mis hijos. Con él, en mayor o menor medida, siempre ha habido deseo, pero ahora comparo con mi ciberamante y veo que ese deseo no tiene nada que ver con lo que siento ahora que es muchísimo más fuerte. Yo me te haría una pregunta, olvídate de tu amante, ¿eres feliz con la vida que tienes con tu marido? Si la respuesta es no, quizás deberías plantearte cambiar tu vida. Si quieres que hablemos más sobre el tema puedes pedirle a Sylvia mi email. Gracias a ti y mucha suerte!!

  14. May dice:

    El tema de la infidelidad femenina siempre resulta ser un tabú para muchas personas, la infidelidad es cuestionable en ambos sexos, ahora bien, he aprendido en mis 32 años que los momentos felices duran muy poco, por eso tenemos que aprovecharlos. En mi caso específico me es muy difícil mantener dos relaciones a la vez, la verdad es que nunca he podido, no es que no sea infiel, simplemente no puedo estar un tiempo determinado con dos personas simultaneamente, comienzo a dormir mal, soy muy expresiva y sincera y creo que me descrubrirán.Al final termino una de las dos relaciones o ambas. También me he dado cuenta de que el morbo acaba y solo utilizo la infidelidad como una via de escape al aburrimiento diario y a los problemas cotidianos. Me gustaría mucho encontrar una persona que me llene en todos los sentidos y principalmente que me escuche y converse conmigo, en estos tiempos es muy difícil.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Por desgracia todavía vivimos en una sociedad machista que critica mucho más cualquier comportamiento en una mujer que en un hombre. La infidelidad puede servir como vía de escape, aunque no es mi caso, antes de empezar con esto yo no sentía que faltara nada en mi vida. Totalmente de acuerdo contigo en que lo ideal sería encontrar una persona que te llene en todos los sentidos. Mucha suerte May!

      1. May dice:

        Gracias por la respuesta, pero como dice la canción de Victor Manuel : Tengo Ganas de volver a enamorarme.
        En la sociedad en la que vivo, en CUBA se ha perdido el significado de la palabra FIDELIDAD, no existe el hombre fiel, creo que es esa la razón por la que no me he detenido ante la infidelidad, por aquella frase que dice: OJO POR OJO Y DIENTE POR DIENTE. Está mal y lo sé, pero lo he hecho. Besos y abrazos Mujer heterosexual de más de 30 años

  15. Teresa Sin Santa dice:

    Querida mujer de + de 30. Lo mio tb será un comentario complaciente. Nada que decir de tu conducta… me parece genial que cada cual disfrute de las oportunidades que la vida le vaya poniendo delante, siempre que no sufra nadie y que esté dispuest@ a asumir las consecuencias que ello conlleve.
    Yo soy fiel por libre elección, pero eso no me da derecho a juzgar a las personas que actúan de otra forma, de la misma manera que las otras personas no pueden juzgarme a mi.
    Ahora bien, tengo algo que decirles a las personas que se ponen la bandera de la “honestidad” apelando a decir a la pareja que le estás siendo infiel.
    Creo, sinceramente, que en todo caso se debería “consultar” antes de que se produzca el hecho. Quiero decir que no es lo mismo plantear la posibilidad de tener relaciones sexuales con otra persona antes de que ocurra, de tal manera que la otra parte pueda decidir si está dispuest@ a compartirte o no, que contárselo a “toro pasado”, cuando ya lo único que consigues es hacerle/a sufrir por la situación sin posibilidad de decidir nada… EN ESTE CASO SOLO SE BUSCA TRANQUILIZAR LA CONCIENCIA DE LA PERSONA QUE TIENE LA RELACIÓN EXTERNA.
    Lo peor en estos casos es el engaño… de ahí que o se plantea antes de que se consume o de lo contrario mejor dejarlo estar, salvo que asumas que no le haces ningún favor a tu compañer@ de vida.
    Saludos

    1. Purgando dice:

      Teresa sin santa, está muy bien lo que planteas, pero no es realista . Especialmente porque estas cosas no se planean, si vuelvo la vista atrás es que no sé exactamente ni el día ni el momento en que inicié esta relación. Por otra parte, no creo que nadie que esté viviendo esta situación, que no nos engañemos, por muy placenteros momentos, es incómoda a rabiar, haga ninguna apología de la infidelidad.
      Y como tú dices, confesar a toro pasado es sólo ganas de hacer sufrir. En mi caso, yo veo a esta persona quizá 2, 3 veces al año, no más, y estoy ya bastante decidida a ir terminando con el asunto, antes de que se mezclen más sentimientos. Siendo esto así, honestamente, ¿quién gana con mi confesión…?

      1. Teresa Sin Santa dice:

        Gracias Purgando… creo que me expliqué mal porque realmente lo que quiero decir es eso… que no es necesario contar algo que sabes que será terriblemente doloroso para la otra persona.
        Es mi opinión, no tiene porqué ser válida para todo el mundo…

    2. Sonmar dice:

      Genial tu comentario. Estoy muy de acuerdo contigo y compartimos prácticamente la misma filosofía. Solo añadiría que dependiendo de la pareja, también hay casos en los que después de una infidelidad, la relación sale fortalecida y revitalizada. Ésto por supuesto requiere de mucho amor, perdón y ganas de crecer y mantener la relación.

    3. francisco reglero dice:

      muy inteligente Teresa, estoy de acuerdo

    4. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      De acuerdo contigo, la sinceridad posterior solo sirve para tranquilizar la conciencia del infiel, porque el mal ya está hecho y no se subsana con la confesión, sino que lo que hace es producir un gran dolor a su pareja. Gracias Teresa por tu comentario complaciente 🙂

  16. manu dice:

    se me olvidaba comentar que cuando se habla del sufrimiento que puede provocar la infidelidad,no menos dolor puede causar el divorcio o la separación que a veces se recomienda como “solución” para no ser infiel.
    Un saludo a tod@s

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Manu, está claro que este confesionario es una faceta de mi vida, una visión parcial que no refleja ni mi vida completa ni mucho menos la relación de pareja que tengo con mi marido.
      La pareja ideal no existe, y no creo que, como tú dices, sea fácil encontrar una persona que reúna todos los requisitos como pareja y que además la química mutua se mantenga con el tiempo, pasando por encima de la convivencia, la rutina, los hijos, etc… Afortunados los que lo consigan!!
      Estoy convencida que en caso de divorcio, el sufrimiento seria muchísimo mayor que el que he pasado, ya que son muchos años de vida en común, unos hijos y un afecto y cariño muy grandes.
      Muchas gracias Manu!!

  17. manu dice:

    A veces me sorprende la facilidad con la cual se extraen conclusiones sobre alguien a partir de un confesionario.¿quien de nosotros puede conocer las circunstancias todas que han llevado a nuestra protagonista a actuar asi?¿quienes somos para juzgarla?Está muy bien que cada quien opine segun su criterio,creencia,moralidad o ética pero no deberíamos personalizar en la “confesante”.Solo ella vivirá lo bueno y malo que esto puede reportarle y estoy seguro que habrá sopesado los riesgos.
    Por otra parte,¿que papel le adjudicamos al sexo en una pareja?cuantas veces ocurre que hay cierto desfase,bien sea en la frecuencia,en la intensidad,en la apetencia sexual en una pareja y no todas acaban divorciandose.Considero que el sexo solo es una mas de las multiples cosas que unen a una pareja y que por si solo no es motivo suficiente para romperla,si en todo lo demas la cosa va bien.
    Está muy bien soñar con la pareja ideal,todo perfecto…….,amor,sexo,complicidad,compromiso,apoyo mutuo….etc ,pero en la realidad pocas veces ocurre o no dura todo lo que quisieramos y a partir de ahí que cada cual haga lo que crea mas conveniente que no seré yo quien les juzgue.

  18. Paseante dice:

    No entiendo las críticas (las más de las veces paternalistas o moralistas) a las acciones, decisiones y dudas de esta mujer que ha confesado vivir una situación difícil, confusa, ambivalente, complicada. Las cosas no son casi nunca blancas o negras, casi nunca esto es completamente bueno y aquello otro malo, no hay un modo único de vivir, de gozar o de sufrir. Ni tampoco de estar en pareja, de amar, de vivir la sexualidad, ni siquiera de mirar por la ventana ¿Por qué atacar a quien vive como un ser humano, con sus contradicciones y problemas? En lugar de ayudar a gestionar la vida real de la gente, tenemos una tendencia maniquea a condenar y absolver; en lugar de asumir con normalidad que muchas cosas en la vida carecen de una respuesta única y fácil, enseguida nos hacemos complacientes o fustigadores. Actualicémonos: ya no estamos en una lógica binaria (1, 0, si/no), hay otros valores seguramente intermedios, esta es la física (y debería ser también la lógica y es la psicología) más actual, la cuántica, que está mucho más cerca del ser humano.

    A la mujer de este confesionario mi reconocimiento por su confesión -seguramente incómoda-, mi ánimo para que intente gestionar esta fase de su vida con inteligencia, prudencia y sin exigirse ninguna ejemplaridad sino encontrando un equilibrio consigo misma. Esto pasará y vendrán otras emociones y hasta otros fracasos. Relativicemos. Lo siento pero no tengo ninguna fórmula que venderte. Haz lo que puedas y lo mejor que puedas, sabiendo que en ningún caso conseguirás ninguna solución ideal. Pero es que la vida es esto poco ideal, no ningún paraíso o infierno permanentes.

    1. Uno que pasa dice:

      La verdadera confesión deberá hacerla ante su marido. Hacerla aquí es como hablarle a una pared. No tiene mérito alguno. Ni tan siquiera para su conciencia. Me parece muy bien que todos la apoyéis, pero realmente, ¡joder! ¿por qué no os ponéis por un momento en la piel del marido? ¿Por qué no pensáis cómo os sentiríais vosotros si fuerais él? Antes lo han dicho, con sus formas, pero basta ya de idolatrizar la infidelidad como medio de la liberación sexual de una persona. Si alguien quiere sentirse desarrollada con su sexualidad, que empiece por ser sincera y que luego se divierta.

      Saludos.

      1. Luna dice:

        no es hablarle a la parede, exponer la situación de uno ayuda y mucho, y ver los puntos de vista de otros enriquece enormemente la visión propia. y por supuesto ojos que no ven corazón que no siente y al parecer su marido es feliz

        1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

          La verdad que sí que ayuda, y más cuando es algo que no puedes ir hablando por ahí con las personas más cercanas, y siempre te hace ver tu caso desde otros puntos de vista y plantearte otras cosas que no te habías cuestionado. Me ha gustado tu historia Luna, ya te comento en tu confe.

    2. CASIMIRO dice:

      No se trata…. al menos en mi comentario, de llegar o tener que estar en lo blanco o negro.
      Yo hablo de otros terminos menos maleables, hablo de verdades y mentiras. Hablo de lealtad. Hablo de terminos en los que si no somos capaces de controlarlos para con nosotros mismos, si nos engañamos ncluso a nosotros mismos…..
      Se puede ver afectada nuestra propia autoestima. El precio puede ser excesivo. Mas aun yo pienso que antes de entrar hay que dejar salir. Antes de jugar a un juego hay que dejar salir nuestras incapacidades e intransijencias para aceptarlo en el momento en que como Ella confiesa no le gustaria que su pareja lo jugase.

    3. Teresa Sin Santa dice:

      Genial Paseante 🙂

    4. Anubia dice:

      Tienes razón paseante.

    5. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Paseante que razón tienes en todo lo que dices, las cosas nunca son blancas o negras, hay una enorme escala de grises, la vida tiene muchos matices pero para nada es ideal y yo puedo ser muchas cosas pero sobre todo humana. Yo creo que la clave está en lo que dices, encontrar un equilibrio ante todo. Muchas gracias Paseante, por tu comprensión y tus sabios consejos.

    6. francisco reglero dice:

      Paseante has estado muy bien, enhorabuena

    7. inconformista dice:

      Muy de acuerdo con este comentario-resumen de todos los anteriores.

  19. Misogata dice:

    Me has puesto los pelos de punta. En cierto modo, me he visto un poco reflejada en tí. Hace unos años, mientras estaba rompiendo y volviendo con mi pareja anterior con quien las cosas no fueron bien del todo nunca (con el tiempo entendí que me hacía maltrato psicológico)… no sé cómo me enamoré de un amigo que me había presentado mi hermano. La atracción mutua era tan brutal, que aunque en un primer momento sólo eramos “dos gatos heridos lamiéndose el lomo mutuamente” terminamos siendo amantes: éramos amigos y teníamos sexo salvaje a cada oportunidad. Con el tiempo la relación sexual se rompió, porque él notaba demasiado que estaba enamorada.
    Ahora tengo novio estable, nos queremos y me está ayudando mucho a curar mis heridas emocionales del pasado. No me arrepiento de esa fase de mi vida porque disfruté muchísimo, pero no volvería a hacerlo mientras esté con mi pareja actual, porque esta relación, a diferencia de la anterior, sí que la siento ‘completa’.
    Me alegro mucho que hayas contado tu historia y me gustaría que algún día, pudieras contarnos un ‘segundo capítulo’ con el desenlace. 🙂

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Hola Misogata. Me alegro que mi historia te haya llegado y te haya recordado una etapa apasionante de tu vida. Entiendo lo que quieres decir, es maravilloso que ahora tengas una relación completa, no puedo decir nada más. Prometo que algún día contare el segundo capítulo, aunque no sé si será emocionante como el primero . Gracias por tus palabras.

  20. besucona29 dice:

    Mujer heterosexual…….

    vaya historia la tuya !!!!

    Me gustaria decirte que una de las cosas más excitantes que una mujer puede experimentar es cuando en un bar o en un pub, en un parque sentada encima de el, caliente y humeda hasta las…… mientras lo besas rozando los genitales y experimentar un orgasmo sin penetración, es lo más

    Me has hecho revivir una historia pasada, y me he puesto muy caliente

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Besucona, me alegro haberte hecho revivir una historia pasada, mira que con todas las cosas que cuento no imaginé que precisamente esa parte pusiera caliente a nadie. Pero si, fue un momento muy especial, en su día para mí fue lo más!!!

    2. francisco reglero dice:

      cielo, fijate, luego diran de la gerra de sexos pero eso tambien es magnifico para un hombre, no somos tan distintos

    3. Luna dice:

      joder qué suerte teneis¡¡

  21. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

    Muchas gracias de corazón Pepito Grillo, de verdad no esperaba esta respuesta de ti, y hasta me ha emocionado. Es algo que yo también he pensado alguna vez, tal vez algún día en en fututo, cuando mis hijos sean mayores encuentre una sola persona con la que pueda compartir todo, vida, sexo, amor, pasión, sería perfecto para mí pero, ¿será posible?

    1. Pepitogrillo dice:

      ¿Por qué no? No dejes de perseguir ese sueño.

      Gracias por tu amable respuesta.

      1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

        Gracias a ti de verdad, intentaré algún dia conseguir ese sueño “imposible”

  22. Belén dice:

    (Advertencia: está usted a punto de leer un comentario “complaciente”, quedan bajo su respondabilidad los posibles daños irreversibles que le pueda ocasionar.)

    Si se puede tener todo, ¿por qué no tenerlo? ¿por qué hay que elegir un camino, otro o el de más allá cuando nadie te está poniendo en esa tesitura? La “mujer de más de 30 años” está disfrutando de una etapa de plenitud sexual como nunca la había tenido, el amante está encantado de la vida, y hasta el marido ignorante de toda la situación se está beneficiando, dado lo que se ha visto enriquecida su vida marital con toda esta historia. Habrás caído en sus redes pero, ¿y las telarañas que te has quitado? Si algún día te estrellas, y ese día no tiene por qué llegar —vamos a dejarnos de spoilers de una película que no hemos visto— ya tendrás tiempo de preocuparte, por ahora todo el mundo se lo pasa de vicio, y no sufre nadie, excepto tú, no sé hasta qué punto pueden influirte los sentimientos como bien apunta Casimiro. Llámame hedonista, pero me alegro mucho de que te hayas dado cuenta de que hay que disfrutar cada momento, y no solo me refiero al sexo.

    1. Pepitogrillo dice:

      No hay duda que eres un mujer sensible que ha luchado por su felicidad y que no ha acabado de tener suerte del todo en ello.

      Creo te mereces encontrar la persona que esté hecha para tí en todos los aspectos.

      Suerte!!!

      1. Pepitogrillo dice:

        Este comentario iba dirigido a la autora de la confesión, aunque el post de Belen también me ha gustado mucho.

        1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

          Muchas gracias de corazón Pepito Grillo, de verdad no esperaba esta respuesta de ti, y hasta me ha emocionado. Es algo que yo también he pensado alguna vez, tal vez algún día en el fututo, cuando mis hijos sean mayores encuentre una sola persona con la que pueda compartir todo, vida, sexo, amor, pasión, sería perfecto para mí pero, ¿será posible?

    2. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Gracias Belén, me ha encantado tu respuesta, me hacía falta reírme y lo has conseguido!! Lo has clavado con mi etapa de plenitud sexual y disfrute! Y todos contentos!! Aunque es verdad yo tendré aprender a dominar esos sentimientos. Gracias otra vez!!!

    3. francisco reglero dice:

      que bien hablas Belen, gracias

  23. CASIMIRO dice:

    Una vaca (con v) es vieja a partir de los 18 o 20 años a lo sumo.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Las cosas buenas son muchas, el sexo, la emoción, las maripositas en el estómago y si, también el cariño, para mí es fundamental.
      Si supiera que mi marido y padre de mis hijos estuviera viviendo lo que yo estoy viviendo (difícil pero no imposible) reconozco que no me gustaría nada, no es justo pero es así, me sentiría muy mal, por lo que sinceramente si lo hiciera preferiría no enterarme (eso sería lo justo), y eso es lo que hago yo, procurar que él no se entere y evitarle ese sufrimiento.
      Totalmente de acuerdo en lo de los sentimientos, difícil dominarlos y difícil bregar con ellos en estas historias sexuales, lo sé, corro el riesgo e intento ser fuerte, poco a poco voy mejorarlo, pero es la parte que más me cuesta.

      1. CASIMIRO dice:

        Si de acuerdo. Me alegro mucho de todo lo que estais disfrutando y mi deseo es que os dure todo el tiempo necesario para consumir a fuego lento toda la pasion que os inunda.
        Pero hay uns cosa que me cuadra no me entra en mi dura sesera.
        ¿Cómo puede una persona estar realizando actos que no los desearia para ella misma?.
        Se puede hacer mucho daño, a personas que…. igual si igual no se lo merece.
        A eso le llamo yo poner los cuernos.
        Pero para nada al hecho de follar con quien nos plazca.
        El sexo ha de ser completamente personal y libre.
        En el cariño en el amor, en la convivencia, en lo que nos dejemos de lealtad, en todo ello dependerá en gran medida nuestro propio yo.
        Es mi opinion que puede no ser la mas adecuada…

        1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

          Yo creo que he dejado claro que sé que no está bien, y que si me siento mal por ello. Solo decirte una cosa para zanjar el tema. Yo antes pensaba como tú y nunca me imaginé que yo podría ser infiel. Y si me ha pasado a mi seguro que le puede pasar a cualquiera, incluido a ti. Y ojalá no te pase, o si…

          1. Casimiro dice:

            Ja ja jaja ja ja ja ja ja ja ja ja ..
            Sí… porque no.
            Es seguro que si, que me puede pasar a mi tambien y si esto ocurrriese, de seguro lo aprobecharía y me gustaría, si resultase ser un buen sexo.
            Yo creo que a todos nos gusta lo bueno.
            Pero sabes…. No puedo decir lo que ocurriría. Si te puedo decir lo que si pienso que haría y lo digo con propiedad.
            Más temprano que tarde se lo contaría todo a mi pareja.
            Solo así me podría sentir bien.

          2. Pilarin dice:

            A cualquiera no le pasa.A mi no.
            Lo peor es que mientas a tu marido y que seas feliz.
            Yo no podría, me matarían los remordimientos.

          3. francisco reglero dice:

            no te quepa la menor duda

        2. Purgando dice:

          Casimiro, creo que esto es lo único que hace mi caso diferente al de Mujer heterosexual de más de 30 años. A mi, llegado el caso, creo que no me importaría demasiado que mi marido tuviera una relación sexual con otra persona. Claro que no es que precisamente yo disfrutara con el asunto, pero lo entendería. Muchas veces me he sentido tentada a contarle a mi marido mi relación con este amigo (lo siento, me niego a llamarle amante porque no hay amor), principalmente porque creo que lo peor es engañar, no el hecho en sí de hacer uso de mi propia sexualidad, de mi cuerpo.
          Pero desgraciadamente topamos con la moralidad reinante….

          1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

            Casimiro y para que hacer daño innecesario a tu pareja? Lo hecho hecho esta, no se puede volver atrás. Una de las recomendaciones que me hizo la psicóloga cuando fui a consultarle mi caso fue que nunca jamás le contara a mi pareja esta historia. Porque le iba a hacer mucho daño a él y también a mí, y que eso no nos iba a ayudar a ninguno sino todo lo contrario. Que ganaría yo siendo sincera, si me iba a sentir igual de culpable, y mi marido se iba a sentir fatal? Para que romper la armonía familiar? Ojos que no ven corazón que no siente… Acaso siempre somos sinceros con nuestra familia y amigos? Si mi amiga se hace un corte de pelo con el que va súper contenta y a mi me horroriza que le digo? “que moderno, que diferente!!” , o le digo la verdad que es horrible y le hace 10 años mas mayor?

          2. Martina dice:

            Cada uno, individuo, es eso, un ser individual. No tienes por qué divulgar tu vida, sentires, ni nada. A mi parecer. Mejor quedatelo para ti. Disfrutalo!!! Es tu vida.

      2. Pilarin dice:

        Impresionante, seguro que montarías en cólera si tu pareja te fuese infiel.
        No hagas ,lo que para ti no te gustaría que te hiciesen.

        1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

          Pilarin, nunca digas de esta agua no beberé, porque yo también pensaba exactamente igual que tú, y me paso, y créeme, si me paso a mi le puede ocurrir a cualquier incluida a tí. Los remordimientos al principio son muy fuertes, luego se van suavizando, como mecanismo de autodefensa, pero siempre están ahí.
          Y si mi marido me fuera infiel me dolería, pero no montaría en cólera, lo entendería porque yo le he hecho lo mismo, y le perdonaría, no podría hacer otra cosa.

          1. Pilarin dice:

            Nunca lo haría ,nunca.
            Es más tengo bastantes más años que tú,llevo dos matrimonios a mis espaldas,y si las cosas van mal, termino con la relación pero jamás se me ha pasado por la cabeza ser infiel .
            Y mira que cuando me separe de mi ex marido,pensaba que era frígida.
            Oportunidades nunca me han faltado para ser infiel.
            No me gustaría que me engañaran,si mi pareja no esta bien conmigo,solo tiene que decirlo y cada uno por su lado.

            ¿Sabes cómo se siente una persona que a confiado en su pareja y se entera que le has engañado?
            No tienes que justificarte,ni yo soy nadie para juzgarte. Allá cada cual con su conciencia que tarde o temprano te pasara cuentas.
            Saludos

        2. CASIMIRO dice:

          Robar no es malo.
          Lo malo es que te pillen.

          Si he robar….¿como hacerlo para asegurme que nunca me pillen?.
          En mi opinion con las cartas al descubierto.
          Claro que allá cada cual se juegue su felicidad como mas le plazca.

          1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

            Casimiro, parece que no nos vamos a poner de acuerdo. La infidelidad es igual de mala se entere tu pareja o no, pero si no se entera va a ser menos doloroso para todos. Todavía esta sociedad no está preparada para jugar con las cartas al descubierto, no somos todos tan modernos ni liberales!!!. En un mundo ideal, estaría bien que fuésemos sinceros y se valorase ese detalle, pero por desgracia no lo es. Gracias de todas formas por tus aportaciones, me han hecho reflexionar sobre algunas cosas.

      3. francisco reglero dice:

        queridaa Mujer esto te remite a la respuesta que te di mas arriba, que yo sepa la verdad os hara libres no sufrir, en cambio en tu pensamiento parece que es asi.
        Creo que quizas te estemos sometiendo a un juicio muy severo aunque veo que lo estas encajando bien. Me da miedo hacerte daño con mis simples palabras pero me gustaria decirte que en el supuesto que fuera asi, que tu marido tubiera un amante te puede ocurrir algo terrible, pero que enterarte, que se fuera con ella, quizas merecieras una oportunidad y mas sabiendo lo que has sufrido.
        Nunca entendere por que las mujeres sufren tanto por cosas que a los hombres son triviales, es injusto.

        1. CASIMIRO dice:

          Muchas gracias por tu sinceridad. Mujer hetero de mas de 30 años. Tu nos has regalado una bonita historia con la que poder debatir temas muy atractivos e importantes.
          GRACIAS POR ELLO.

  24. CASIMIRO dice:

    No quisiera que te pareciese que he pretendido culpabilizarte de algo
    Nada mas lejos. Al conrario. Deseo de verdad que disfruteis mucho del sexo.
    Pero para hacerlo…. y las persanas, todas, tenemos derecho a ello, hay que dominar bien a los sentimientos. Porque si no…. los sentimientos terminan dominandonos.
    Dominar uno solo de nuestros sentimientos… ya es dificil.
    Bregar con sexo y cariño o amor llamalo como quieras, es sumamente peligroso.
    Se puede jugar. Pero ante un juego de esta magnitud. Todos los componentes que se puedan ver afectados han de estar al tanto de las reglas del mismo. Y asi jugar todos con las mismas posibilidades.
    De ahi, mis preguntas.
    ¿Permitirias que tu marido jugase a ese bonito juego con otra mujer…. que incluso podria tener…. la edad de una baca vieja?

  25. CASIMIRO dice:

    Mujer de mas de 30 años.
    Tu dices y mientras tanto a disfrutar de las cosas
    Buenas.
    Yo te pregunto.
    ¿Las cosas buenas…. te refieres al cariño o al sexo?
    Al parecer vuestros encuentros son cada vez mejores, mas morbosos, vives el sexo como nunca lo habias vivido.
    Ya no hablas del cariño, de ese cariño que tu decias no poder separar del sexo.
    Yo te pregunto.
    ¿Que pensarias si supieras que tu pareja, el padre de tus hijos, Estuviera viviendo una situacion similar?.
    No lo crees posible.
    ¿Estas segura?
    De ser asi…. ¿Que opinarias?.

    1. Eduardo dice:

      Estoy tratando de sacar una conclusión a todos los comentarios y creo que la clave está en lo que dice Casimiro.

      Hay “infidelidades” (1) que se producen porque hay vacíos o ya no hay amor en la pareja, pero hay otras “infidelidades” que no tienen esa causa, como la del caso que nos ocupa. Las primeras deberían terminar con una separación o divorcio, aunque a veces las circunstancias no lo ponen fácil, pero las segundas deberían estar permitidas en el código moral que nos inculcan, es decir, debería liberalizarse el sexo. Esto quiere decir que tanto hombres como mujeres deberían admitir como algo normal que nuestras parejas tuvieran vida sexual fuera de la pareja, y cuando hablamos de vida sexual también puede incluirse una parte de afectividad, ya que el sexo sin afectividad entre dos personas queda empobrecido y rozando el autoerotismo en compañía.

      Pero si observamos con detalle parece que a Mujer heterosexual de más de 30 años no le hace mucha gracia que le sean “infiel”, aunque seguramente estaría encantada de que a su marido no le importara que ella lo fuera. En general creo que las mujeres son mucho más celosas que los hombres, tienen más instinto de propiedad.

      De ahí que vea interesante la pregunta que le hace Casimiro.
      ________________
      (1) Escribo “infidelidad” entre comillas para referirme a la infidelidad puramente sexual, ya que hay otras muchas infidelidades mucho peores.

      1. CASIMIRO dice:

        O.K. mejor no se puede definir. Gracias Eduardo por tu ampliacion de la idea que yo quria transmitir. Totalmente de acuerdo.

  26. Ryg dice:

    Leer tu historia me hace ver que los seres humanos somos una bmba de sentimientos y pensamientos. Yo también tengo más de 30 años, soltera. Nada más que tu relato me hizo recordar cuando estaba con mi ex novio.

    Durante cinco meses no nos vimos, según él por trabajo. Oí ciertas frases de personas diciéndome ” está con otra”, “se burla de ti”. Una especie de rencor se apoderó de mí. Quería sexo y ya.

    Un amigo de la uni con quien estuve coqueteando por chat semanas antes de que me hiciera novio de mi ahora ex se convirtió enese momentoe n mi amante. Y sí ese sentimiento de culpa es horrendo. Me juré no hacerlo más,pero volví a tener sexo con él ya que mi ex pareja estaba conmigo de nuevo.

    Cuando me cortó mi pareja, creía que se había enterado, pero no fue así. Era mi culpa la que e hacía inventar cosas. A la fecha ese amigo es mi free, sólo nos vemos a veces para tener sexo: sexo fogoso. Nada más que mi ex tenía una forma muy especial de hacerme sentir querida y eso es lo que más extraño.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      El deseo y la pasión unidos con un gran sentimiento de culpa. Totalmente de acuerdo, una bomba de sentimientos!!! Lo peor de esas historias, para gente como nosotras es que, no te sientes querida, sino deseada, y a veces se echan de menos los sentimientos. Pero es tan difícil tenerlo todo en la vida…

    2. francisco reglero dice:

      perdona que te diga, querida amiga, pero el sexo es como la comida, cada plato es distinto, le has probado mejor que ahora pero quizas despues te venga uno que te haga olvidar el resto. Aun asi hay que comer todos los dias y un poco de todo, jjaja

      1. Luna dice:

        ja jajaja muy bueno francisco

  27. Ramon dice:

    He vivido una historia muy parecida desde el otro lado, como hombre, no creas que mis sentimientos, dudas, temores, etc., son muy diferentes a los tuyos.

    Finalmente pude aceptar esa maravillosa experiencia que me regalaba la vida, tratando de rebelarme contra las imposiciones culturales y morales que recibimos a través de la educación y del propio sistema y hemos aceptado sin ninguna crítica.

    ¿Por qué tenemos que aceptar que la infidelidad es solo cuando me acuesto con otro/a?

    Mientras no haga daño a mi pareja (no enterándose), no la desatienda y la trate como siempre la he tratado (de la mejor manera posible), yo no siento que le soy infiel. Para mi la infidelidad se produce cuando he dejado de quererla y busco querer a otra mujer sin decírselo a mi mujer y buscar una solución o acordar como separarnos.

    Es obvio que cada día es mayor el número de personas de ambos sexos que tienen relaciones sexuales fuera de la pareja y no por ello dejan de quererla y seguir creyendo en el futuro con ellas, debemos rebelarnos contra los modelos caducos que nos impusieron y seguir los dictados de nuestro corazón y nuestra mente.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Ramón me alegra saber que los hombres en estos casos también sois vulnerables, y sentís más allá del sexo. A veces me da la sensación que soy yo la única de los dos que siento!!!
      Ahora tengo claro que en el matrimonio hay cosas mucho más graves que la infidelidad. Por ser infiel no me siento peor esposa que él, porque él se siente querido y atendido por mí en todos los aspectos, y tenemos una convivencia feliz y armoniosa, cosa que muchas mujeres fieles no pueden decir. Aunque es difícil olvidarte del todo de la culpa…

  28. Galileo dice:

    muy impactante tu historia y sinceridad, aunque es lo que pasa la mayoria de mujeres, yo comentare desde mi punto de vista y experiencia, yo soy abierto de mente y al igual que ti antes de tener mi primera experiencia sexual lei, vi todo sobre el sexo pero algo que yo tenia claro y aun despues de haberlo experimentado es no tener contacto sexual sino hay sentimientos de por medio y a mi se me hace imposible tener sexo si no es con mi pareja, el problema tuyo creo q fue abrir tus oidos a alguien que como muchos lo que buscan solo son experiencias sexuales (no digo q eso es malo pues cada quien hace lo que quiere con su vida) pero te pregunto si eso vale la pena para acabar con tu vida de esposa y madre si crees q eso vale la pena puedes hacerlo ahora piensa dejas tu familia y el dejara la de el???? o te mantendra con la misma cantaleta de todos YA ME VOY A DIVORCIAR, y alli seguiras siendo la otra, la segunda, con la que puedo tener todas las fantasias q siempre tengo…

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Si también pensaba que no podría tener sexo nunca con nadie que no fuera mi pareja y mírame!!! Nunca digas de esta agua no beberé… No es mi pareja pero tampoco es un tío que me acabo de encontrar en un bar y me lo he tirado (que tampoco me parece mal el/la que lo haga). Son muchas charlas, la atracción mutua, y si por desgracia algún tipo de sentimientos también, al menos por mi parte. Se que esta “relación” no acabara con mi vida de esposa y mucho menos con la de madre, nunca dejaría a mis hijos, ni por él ni por nadie, son mi prioridad en la vida. Tampoco el jamás me ha dicho que se vaya a divorciar y tengo claro que no lo haría por mí. Esto no va de futuro, es solo vivir y disfrutar del presente.

  29. Jesús dice:

    Puedes adornar la historia con tintes románticos, con pinceladas de riesgo y adrenalina y desde luego siempre con la excusa de “no puedo evitarlo”.
    Lo que pasa aquí es muy sencillo: carencias matrimoniales a todos los niveles, carencias personales en lo afectivo, infelicidad… y para mitigar todo eso te agarras a esta historia de sexo y pasión. Pero la simple realidad es que estás faltando al respeto a mucha gente, incluida tú.
    He leído muchos comentarios complacientes, que justifican o comprenden tu manera de proceder y me resulta grave, irreal.
    No eres capaz de tomar las decisiones que tienes que tomar y en vez de eso te dedicas a faltar al respeto a tu pareja.
    Es un comportamiento desleal y cobarde. Intentas arreglar el error de no tener dos ovarios bien puestos con otro error, que por cierto tambien afecta a una mujer casada y engañada, por su maridito de tatuajes…
    Mi tono puede ser duro, pero me escaman los comentarios complacientes, absurdos y que en nada te ayudan.
    Deja a tu marido y vístete por los pies.

    1. Ojo vertical dice:

      Eres , Jesús, un gan teórico de la vida. Cuando hablas de comentarios absurdos y complacientes supongo que te refieres a los que no ven las cosas como tú, disculpa por ello, y por no faltarte como tú haces. Cuando quiera aprender malos modos sin dudarlo acudiré a tí.
      Estaría genial que nos expusieras aquí tu vida para tomar ejemplo de como deberíamos afrontar los demás las nuestras.
      Y te adelanto algo ya: explayate todo lo que quieras en responder, yo no voy a hacerlo más por que este blog tan maravilloso no merece espectáculos de riñas de colegio. Eso sí, te ruego que no descalifiques, por respeto a los miles de visitantes del blog, y sobre todo y antes de todo, a su creadora.

      1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

        Ojo Vertical, genial tu respuesta, poco más tengo que decir. Jesús, no pretendo justificarme ni agradar a todo el mundo, no soy perfecta, ni quiero serlo, solo quiero ser feliz intentando no hacer daño a nadie. No dejo a mi marido simplemente porque, al contrario de lo que supones no soy infeliz a su lado, ni con la familia que hemos formado. El día que lo sea, por supuesto que lo dejaré, he vivido con mis padres lo que es un matrimonio infeliz y te aseguro que no lo quiero.

        1. OjoVertical dice:

          Gracias Mujer heterosexual de más de 30 años. Aún así, como puedes ver, hay quien se niega a entender que nuestra única reivindicación es que se mantenga el respeto (cosa imposible de hacer si no evitamos los descalificativos).
          Y lo tergiversan o confunden con que no nos gustan los que opinan diferente.
          Parroquian@s …. ¡ A estas alturas del partido …. !!

          1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

            Tienes toda la razon, gracias otra vez Ojovertical!

        2. Pilarin dice:

          No quieres dejar a tu marido!
          Genial sólo le humillas siéndole infiel.
          Así tu eres feliz , increíble, eres muy egoísta y cobarde como todos los infieles.Ante todo su felicidad y sus pocos remordimientos

          1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

            Remordimientos? Claro que tengo… Cobarde? Pues depende para que… Egoista? Todos tenemos nuestro punto egoísta. Lo que no te permito es que digas que humillo a mi marido, cuando él es feliz a mi lado y yo hago todo lo posible para que así sea. Cuantas esposas fieles no hacen ni la mitad de feliz que yo a sus maridos!!

          2. francisco reglero dice:

            Mujer has dado en el clavo, muchas fieles no se preocupan lo mas minimo por su marido, me consta.

          3. Luna dice:

            jo¡ con Pilarín, estoy completamente deacuerdo con mujer, muchas fieles se creen hacerles felices y luego pasa lo que pasa jajajaj

      2. Fran dice:

        Ojo Vertical, Jesús tiene todo el derecho a opinar sobre lo que le parece la confesión de esta señora. Y es de agradecer que, utilizando el tono que quiera, ponga la otra cara de este asunto.

        Hablamos de parejas. Dos personas. Es inevitable que cuando una de ellas toma una decisión unilateral para conseguir sentirse realizada, la otra pueda sentirse agraviada. No nos fijemos únicamente en lo feliz que puede ser ahora mismo esta señora, y pongámonos también el la piel de su marido. Creo que sólo así se puede entender la indignación de Jesús al respecto.

        Nadie está aquí para dar lecciones de vida, pero sí para opinar y apoyar lo que le gusta o no.

        Saludos a todos y buen rollito 🙂

      3. francisco reglero dice:

        muy buena Respuesta Ojo, se ve que con tres ojos se ve mas que dos, jajaja

      4. Luis dice:

        Muy bien contestado, Ojo vertical, me gustó lo de “teórico de la vida”, teórico y simplista, como si en la vida todo fuera blanco o negro. Los teóricos de la vida son como los Testigos de Jehova, van predicando el aburrimiento y el no salirse de su círculo de confort. Pero la vida está ahí fuera, y dura muy poco. La sociedad y los teóricos de la vida son los que nos impiden vivirla plenamente. Como alguien dijo por ahí, la felicidad se compone de momentos, no de encontrar un príncipe o princesa azul para toda la vida. Mujer de más de 30, vive esos momentos de felicidad sin miedo a perderlos, por que otros llegarán. Eso sí, siempre procurando no hacer mal a nadie.

    2. Pilarin dice:

      Menos mal un comentario coherente!

      Si se busca la felicidad,adelante pero asumiendo todas las consecuencias.

  30. J.A. dice:

    Me siento identificado contigo, conoci una chica por internet y estuvimos chateando unos dias hasta que nos vimos en persona, y desde entonces no puedo pensar en otra cosa que no sea estar con ella. He pasado momentos muy dulces y bonitos a su lado, aunque no haya posibilidades de ningun tipo de relacion debido a que soy casado. En fin ,solo felicitarte y desearte que disfrutes del momento mientras sea posible…un saludo.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      J.A, muchas gracias todo, de verdad que reconforta saber que hay hombres y mujeres en situaciones similares a la tuya. Te deseo mucha suerte, un saludo

  31. Sense Pressa dice:

    Enhora buena por la valentia de compartir tu história. Más habitual y deseada de lo que la mayoria reconoce. Quién renúncia a relacionarse con sus semejantes, renúncia a la vida!

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Hasta que me ocurrió a mí ni se me pasaba por la cabeza que estas historias fueran habituales, ahora empiezo a ver que es así. Gracias por tus palabras!

  32. Estrella dice:

    Pienso que hay que dar sin esperar (francisco reglero) …..no es fácil y yo no lo consigo siempre, aunque pienso que serían las relaciones menos complicadas.
    Mujer heterosexual de más de 30 años: disfruta de lo que vives, es probable que llegue un momento en que se termine y al tiempo empieces a buscar de nuevo. Piensa que con la chispa que enciendes fuera de tu pareja, logras que el sexo con tu pareja sea mejor, por ejemplo. Quiero trasmitirte que busques la parte positiva de esta relación infiel (?) y lograrás que la culpa vaya desapareciendo y quizás sufrir algo menos.
    Y lo de infiel, a tu marido o a ti? Yo pienso que has decidido no serte infiel.
    Yo decidí hace unos años ser fiel a mí misma, pues más que yo me pueda querer no me querrá nadie.
    VIVE

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Dar sin esperar es un difícil, prácticamente imposible…
      De acuerdo contigo que hay que buscarle el lado positivo a este asunto, no solo la relación sexual con mi marido es mejor sino inexplicablemente nuestra relación de pareja. Aparte de por el sexo por los sentimientos de culpa? Puede ser…
      Me ha gustado lo de ser fiel a uno mismo. Gracias por todo

      1. francisco reglero dice:

        querida, te aseguro que se puede, no permanentemente pero si en ocasiones

    2. francisco reglero dice:

      estoy de acuerdo querida, yo tambien lo hago, me gusta la cancion de julio iglesias, siempre es mas feliz quien mas amó.
      Ahora que lo dices hay otra via que hasta ahora no se ha hablado, se puede se fiel a uno y al otro con el valor de decirselo: ”mira cariño creo que necesitaria un trio”. La fidelidad no tiene que ver con el sexo, muchas parejas hacen trios y permanecen unidas.

  33. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

    Asomarme al abismo no fue fácil para mí, lanzarme fui muy tentador, y si, salir sin lastimarme va a ser lo más difícil para mí, pero tengo que vivir y lo que tenga que ser será. Gracias Dora

  34. Dora dice:

    ¡qué historia tan complicada! Asomarse al abismo es “fácil”, lanzarse a él es tentador o algo complejo, pero salir… ¡ay! salir es otra historia. Ese es el único punto negativo que le veo a estas historias, y mira que lo entiendo bien.

  35. francisco reglero dice:

    ME extaña ver tan pocos comentarios ante una historia tan comun y tan cercana:
    Querida Mujer todos mis comentarios son con respeto y cariño y no van dirigidos a ti personalmente sino en general a esas aptitudes de muchas mujeres. Yo entiendo la timidez y el dejarse llevar de muchas mujeres, pero si no se lleva la iniciativa no se puede esperar que de casualidad las cosas salgan como uno quiere desea. Quizas lo mas descarado es el punto 18 cundo siente celos de pensar que su amante hace ciber sexo con otras mientras ella hace real con su pareja y luego suelta la coletilla de sus lagrimas, ¿es que los hombres no lloran?? quizas le duela mas a el compartirla pero se conforma con tener al menos un pedazo de cielo, por que eso son muchas veces una mujer para el hombre, un regalo del cielo que no quieren perder aunque les cueste medio corazon, eso es amor, en cambio en ella veo mas el interes de poseer algo en exclusiva. Cariño de Mujer, la pregunta es ¿¿¿das lo suficiente para lo que exiges???

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Desde el principio queda claro que los dos estamos casados y así queremos seguir estando, y que mi marido y su mujer nada tienen que ver en esta historia porque están por encima de todo. Y respondiendo a tu pregunta, por supuesto que si, doy mucho más de lo suficiente para lo que exijo.

    2. Anubia dice:

      Con todos mis respetos, al final va a resultar que los sufridos sois vosotros. Ains.
      Lo vuestro es amor, lo nuestro es egoísmo puro y duro. No es nada personal, seguro que en algunos casos tienes razón.

      1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

        En algunos casos tendré razón y en otros no, pero como todo el mundo, nadie tiene la verdad absoluta ni la razón al 100%. Yo no he llamado a nadie egoísta, no sé muy bien lo que quieres decir

        1. francisco reglero dice:

          no Mujer ella lo decia con retranca, debe pensar lo contrario, hemnos de tener en cuanta que nuestras experiencias pueden ser distintas

        2. Anubia dice:

          No iba por ti mujer de 37, sino por francisco reglero que también se ve que entiende de retranca. Que todo te salga lo mejor posible.

          1. Anubia dice:

            Perdón, de más de 30

          2. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

            Aclarado, gracias por todo Anubia

      2. francisco reglero dice:

        querida anubia, no cielo, no hablaba en general, hablaba de este caso (aunque considero que es muy comun) en que Mujer dice que sufre mucho por no estar con su amante, de echo lo deja por que dice que los dos son casados y no hay futuro pero por el sufrimiento vuelve a tenerlo, entonces ¿que es?? se contradice? o quiere a los dos? por que como yo sostengo una sola persona puede no llegar a completarte y no se resigna a dejar a ninguna de las dos. Quizas igual que se pueden amar a dos hijos a la vez se puedan amar dos hombre a la vez, quizas en el futuro sea asi.

  36. Martina dice:

    Gracias por compartir con nosotros.

    Me has hecho recordar mis encuentros con “mi angelote majo”…. Así le llamaba. Cuando dices que le sentiste la primera vez dentro de ti, es la mejor de las mejores experiencias. Que guay.

    Aprovecha mientras puedas. De verdad, aprovecha. Sin sentimientos de culpa, de tristeza, de ansia, disfruta cada momento, y cuando no estés con él, recuerda los momentos buenos que te revitalizarán seguro.

    A mi angelote majo… Yo le aburri con mis sollozos y sufrimiento cuando estaba lejos de él. Las personas queremos estar con personas a las que hacemos sentir bien, no hacer sufrir a los demás. Te animo a no sufrir tanto.

    Después de un tiempo de no verle, ni hablar con él, me he dado cuenta que quizás me debi haber quedado con mi sufrimiento para mi y haberle hecho participe de TODO lo bueno que sentía con él. En fin… Simplemente lo gocé demasiado, tanto para lo bueno como para el sufrimiento. A veces nos encanta esa montaña rusa de sentimientos y sufrir, nos hace sentir vivos.

    A veces todo lo que sufrimos se debe a lo que “pensamos constantemente”, que finalmente son “pajas mentales”. Ansias de poder estar con el otro y de lo que llevamos dentro por “cultura”. Aprovecha tu día a día y llénate de los encuentros con él, online y presenciales, que te dejen tan satisfecha, para que luego puedas disfrutar también tu día a día, seguro te acuerdas de alguna cosilla buena, y te da la risa tonta (a mi me pasaba y aún me pasa).

    Sé que un amigo me lee…. Igual hago con él, trato de acordarme de lo lindo y me da la risa tonta.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Martina, es lo que quiero hacer aprovechar y disfrutar del momento y no pensar en más, y poco a poco lo voy consiguiendo pero no están fácil, soy una maldita sentimental!
      Tienes mucha razón en lo que dices, a las personas, y más en estos casos donde prima el sexo sobre otra cosas, hay que intentar hacerlas felices, compartir los buenos momentos y no aburrirlas con penas, es algo que también intento hacer. Te aseguro que a mí no me gusta nada la montaña rusa de sentimientos, sufrir no me hace sentirme más viva sino todo lo contrario. Lo de acordarte de una cosilla y que te de la risa tonta a mí me ha pasado, jaja.
      Gracias a ti también por tu respuesta.

  37. Ojo vertical dice:

    Tan sólo liberate de los convencionalismos (cuentos de hadas… que no me hiciera cosas raras tipo sadomasoquista o anal… ) y dejarás de sufrir tanto. Estás viviendo la vida, no te culpes tanto por ello.
    Tu confesión es muy morbosa, pareces una mujer muy sexual. Y eso es algo muy valioso, no lo sientas como algo negativo.
    Muchas gracias por compartir.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Ojo vertical, intento liberarme de todos los convencionalismos y disfrutar, pero eso no se hace de la noche a la mañana, lleva su tiempo. Me alegra que te parezca muy morbosa mi confesión después de todas las cosas que se ven en este confesionario! Gracias a ti por tus palabras

  38. Nina dice:

    El lado oscuro… no me extraña que te fascine este hombre o, mejor dicho, las puertas que ha abierto. La mayoría de la gente es incapaz de asomarse al abismo y es una experiencia maravillosa: perder los papeles, jugársela, sentir un deseo por lo que no se debe… Sentirse vivo que es lo que, en definitiva, todos deseamos. Si sigues disfrútalo, si se acaba, la vida no se acaba… Abre los ojos, estate atenta y seguirás viva.

    Durará lo que tenga que durar. No dejes que el miedo o tus prejuicios de cuento de hadas, eso que dices -“cuando encontrabas a tu príncipe azul podías tener sexo, casarte y vivir feliz para siempre”- estropee lo que estás viviendo. Eres una mujer adulta: caerás y te levantarás…

    ¿Por qué os empecinamos en pensar que “acaban mal”? Puede que acaben, pero mientras fueron ¿acaso no nos gustaron, hicieron felices, las disfrutamos? Qué manía tan terrible la de juzgar por cómo acaban. Es como cuando decimos que un matrimonio ha fracasado. Una pareja que ha sido feliz durante años y se separa no es un fracaso. Se ha acabado y fue un NO fracaso mientras duro, No porque se haya roto debemos estropear su historia. Fue una buena historia mientas lo fue. Pues con esto, lo mismo.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Nina has expresado muy bien lo que siento con lo de lo de asomarse al abismo, perder los papeles y jugártela. Sí, me siento viva y llena de deseo y es un sentimiento maravilloso.
      Intento perder el miedo y los prejuicios (el del príncipe azul hace mucho que le desterré, aun antes de empezar esta historia) y disfrutar de lo que tengo y del mundo nuevo que he descubierto. Gracias por tus palabras de apoyo.

    2. Fran dice:

      Nina, las cosas pueden acabar bien o mal. No tienen que ser siempre una tragedia. Ahora bien, cuando te toca lo segundo se pasa mal, muy mal. No todo el mundo sabe llevar las relaciones como uno desea y mucho menos terminarlas. En el caso de esta confidente, me temo que acabará mal porque hay un detalle que ha contado sobre sus otras “amigas complacientes” que lo dice todo de él.

      No soy quien para juzgar a este señor, pero si puedo imaginar que se trata de un señor con una vida conyugal y familiar muy cómoda, pero nada satisfactoria en el plano sexual. De ahí sus escarceos amorosos por la red y, a ser posible, con mujeres de otras ciudades para evitar problemas con su esposa. No es nada raro conocer a un tipo como éste entre nosotros. Es más común de lo que se piensa.

      ¿Qué te recomendaría? Para empezar que asumas el rol de amante, que es bastante duro como ya te ha comentado Purgando. Que ante todo, pienses en el presente y ni se te ocurra plantearte el futuro porque no lo hay. Si lo consigues, si eres capaz de mantener a línea tus sentimientos, disfrutarás mucho. Si por el contrario acabas locamente enamorada, estás perdida. Vas a sufrir mucho, por él y por tu marido. Por último, cuando todo esto pase, plantéate qué estás haciendo con tu vida. Con quién quieres estar. ¿Eres feliz? Es importante que seas valiente para afrontar las respuestas y sus consecuencias. Tu vida sigue y tal vez debas reconducirla con una nueva pareja o con una temporada en soledad.

      Saludos y mucha suerte.

      1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

        Cierto es que cuando las cosas acaban mal se pasa muy muy mal, yo ya lo he pasado.
        Cuando empezamos el me aseguro que ya no tenía ninguna ciberamante mas. Tengo dos opciones o creerle o querer creerle, o sufrir, yo he elegido la primera. Que me esté engañando, puede ser, pero no lo quiero pensar más.
        Lo del rol de amante lo tengo asumido, y por supuesto que no se me ocurre planearme un futuro con él. En eso estamos en disfrutar y en mantener en línea mis sentimientos. De momento soy feliz, con mi marido y la familia que tenemos como también lo era antes de conocerle. El día que no sea feliz en mi casa te aseguro que no seguiré con mi marido, no lo podría aguantar y tendría que reconducir mi vida.
        Gracias por todo Fran

        1. Fran dice:

          Hola de nuevo.

          El día que se entere tu marido dejarás de ser feliz. Ten mucho cuidado con esto, sobre todo por los peques y por ti misma. Mientras tanto, aunque no soy partidario de lo que estás haciendo, sólo puedo decirte que disfrutes el momento y que cuando tengas la sensación de que pierdes el control, te bajes, corras y vuelvas a tu vida. Sólo entonces deberás plantearte las preguntas que te he sugerido. Porque ser feliz no implica estar bien, implicar poder disfrutar de lo que haces ahora sin necesidad de esconderte.

          Sé que sabes de esto más que yo y que muchos que te puedan aconsejar, pero no viene mal comentarlo. Como te dije antes, disfruta y mucha suerte.

        2. Anubia dice:

          Hola mujer heterosexual de más de 30, dices que no te queda más remedio que creerle o sufrir y tu eliges creerle. Y porque no pruebas a no creerle y no sufrir?, intentar imaginar o ver las cosas cómo realmente son aunque duela?, seguro que la despedida, cuando llegue, nunca será tandolorosa. Personalmente creo que lo más sano es no hacerles caso cuando prometen. Al fin y al cabo los dos estais en una situación, en la que ninguno ha elegido al otr@ como pareja, si no como amantes. El te lo dejó clarísimo, está enamorado de su mujer.

          No sufras. Si has elegido tener un amante disfrútalo., y si no para qué seguir ?.

          1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

            Hola Anubia, en el punto 22 ya expliqué como intente dejarle y dejar de sufrir y fue peor, fue demasiado doloroso para mí. Él nunca me ha prometido nada, ni yo me creería sus promesas, porque lo nuestro no tiene futuro, solo presente. Es lo que intento hacer, disfrutar y no sufrir tanto.

      2. Luna dice:

        Fran, has acertado de pleno. La red y la vida real está llena de hombres así, yo me he cansado de conocerlos (tb estoy casada) y quizá no he sido infiel pq no he podido, me ha gustado mucho tu respuesta, no debes ser un hombre al uso.

        1. Fran dice:

          Gracias Luna. No soy muy diferente que la gran mayoría. Lo que pasa que sólo unos pocos destacan y de qué manera lo hacen ¡Jejeje!

          Saludos.

    3. Dora dice:

      Genial tu respuesta Nina.

    4. Dragonzilla dice:

      Totalmente de acuerdo. Me ha gustado eso de porqué juzgar los acontecimientos por cómo acaban. Seguimos con el mito de la felicidad, el amor, eternos. Que no. Que la felicidad, el amor, son instantes. ¡¡Suma todos los instantes que puedas y tendrás aquello que todos anhelan!!

      1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

        Exacto, hay que saber disfrutar de cada momento, de cada instante de felicidad que te da la vida. Gracias por tus comentarios.

    5. Belén dice:

      Nina, ese último párrafo es magistral.

    6. Ojo Vertical dice:

      En su día, hace ya tres años, me olvidé de respoder a este comentario de Nina. ¡Y ya llovió… ya….! Este verano toca revisión en Facebook de estos Confesionarios que me parecen un auténtico lujo. Y la gran novedad!! Un acontecimiento impensable tres años atrás en ella, es que hoy ha sido mi mujer misma la que me envió este Confesionario de Mujer Heterosexual de más de 30 años para que yo lo leyera, pues lo encuentra muy morboso y cree que si la autora lo ficcionara o adornara un poco, sería un buen relato erótico muy acorde a sus gustos.
      Pero a lo que iba: en su día se me olvidó señalar que el comentario de Nina es de una certeza y claridad que poco más, o nada, tiene que añadírsele.
      Bravo Nina. Estoy seguro de que los hombres o mujeres que tienen la fortuna de cruzarse en tu vida son muy felices.

  39. Purgando dice:

    Me dejas anonadada porque tu caso es exactamente igual que el mío, los mismos sentimientos, la misma culpa, el mismo deseo… Ayer noche rompí con él, también ayer noche le dije que no podía dejarlo, lloré sola y ahora arrepentida pensando que se canse de mi por comportarme como una desequilibrada…Así qué mi decisión -cobarde- es dejarle poco a poco y sin si quiera advertirle. Es una forma de protegerse porque estas historias, supongo que tú ya lo sabes, acaban mal.
    No sé si te lo habrás planteado, que la historia se prolongará hasta el infinito, como leí en una de las confesiones, pero es tan difícil guardar ese equilibrio. Son remordimientos, por el engaño, por sentirte siempre tan caliente, inseguridades…por sí haces daño, por sí no le gusta tal o cual de mi….
    Y después los hijos…¿les estoy desatendiendo?
    Y con todo , ¿ cómo se puede ser tan feliz a la vez cuando estoy con él?

    Suerte, me ha gustado mucho tu franqueza y leerte.

    1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

      Me alegra que te haya gustado mi historia, y sobre todo saber que hay otra que mujer que está viviendo lo mismo que yo. Gracias por tus palabras.
      Lo de dejarle poco a poco lo he pensado yo 1000 veces y en mi caso no ha funcionado. ¿Que estás historias siempre acaban mal? Es lo primero que le dije antes de empezar nada, hay muchas posibilidades de que eso ocurra en las personas que somos tan sentimentales. De acuerdo contigo en que incluso para una persona equilibrada es muy difícil mantener el equilibrio, pero hay que intentarlo por nuestra salud mental, y poco a poco ir haciéndote más fuerte.
      Quiero pensar que esto no se prolongara hasta el infinito, en algún momento yo me cansare de él o él de mí, y el deseo se terminara, pero prefiero disfrutar del momento, y de todas las cosas buenas que me produce y no dar más vueltas a las cosas porque sufro y no me lleva a ninguna parte.
      Los hijos, es el tema más delicado, ellos no tienen culpa de nada y necesitan y merecen tener a su madre al 100% y que les dediques tu tiempo y tu sonrisa aunque hayas tenido un día horrible y te sientas morir. Esa es una de las pocas cosas que he tenido claras desde el principio, nunca cambiar la relación con mis hijos, por su bien y el mío propio, me dan mucho cariño, mucha alegría y mucha paz.
      Muchísima suerte para ti también!

    2. Gloria Mtnez dice:

      Casada, dos hijos, empezar por internet… los sentimientos contradictorios están tan bien descritos… con “mujer heterosexual de más de 30 años” me he sentido identificada en mucho, pero tú, “Purgando” aún matizas algunas cosas mejor. Ojalá pudiese durar hasta el infinito, unos días algo nos dice que todo acabará mal, lloraremos y haremos llorar a quien, en mi caso al menos, no lo merece. Otros días pensamos que podremos estar en esta nube para siempre.
      Ya se verá. La mayoría dejamos pasar el tiempo, para que el tiempo decida por nosotras.
      Suerte, y muchas gracias por la sinceridad y el valor que demostráis.

      1. Mujer heterosexual de más de 30 años dice:

        Gloria, no merece la pena que lloremos por ellos, hasta el mismo me lo dice!!!
        El tiempo pondrá las cosas en su sitio, y mientras tanto a disfrutar de las cosas buenas…
        Gracias por tus palabras y muchísima suerte para ti también.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con