Ellos piensan más en sexo. Sí, pero no tanto como se creía

Creemos que ellos se pasan el día salivando. El estereotipo “Los hombres piensan en sexo cada siete segundos” apenas se discute… a pesar de que eso implica que lo hagan ¡más de 8.000 veces al día! Y eso si sólo contamos 16 horas. Digo yo que hemos de dejarles dormir un poco… ¡y perdonarles los sueños eróticos! Bromas aparte, ahora, por fin, tenemos un estudio que desmiente ese estereotipo .

Un estudio de la Ohio State University (EE.UU.) desmiente que los hombres siempre piensen en sexo, aunque, eso sí, lo hacen casi el doble que las mujeres. En condiciones normales, ellos piensan unas 19 veces al día en sexo, 18 en comer y unas 11 en dormir. ¿Ellas? 10 en sexo, 15 en comer y 8.5 en dormir.

En números brutos, los participantes masculinos registraron entre uno y 388 pensamientos sexuales diarios, en comparación con las mujeres, que lo hicieron entre una y 140 veces al día. Este último dato implica que nosotras pensamos en sexo mucho más de lo que se suele creer. De hecho, ninguna mujer reportó no tener pensamiento sexual alguno, aunque dado que participaba en el estudio era difícil que fuera de otra forma.

La diferencia entre sexos (si los analizmos como grupo) sigue siendo importante, pero ya no es aquella fijación masculina que nos creíamos a pies juntillas con el consiguiente perjuicio para quienes no se veían reflejados: tanto el varón, si creía que no estaba a la altura, como la dama, si se culpabilizaba por creerse una ninfómana.  De hecho, los investigadores aclaran que ser hombre o mujer no es el factor que permita predecir mejor la frecuencia con que una persona piensa sobre sexo, sino que lo determinante es lo cómoda que se siente una persona con su sexualidad. Quienes mejor viven lo carnal son quienes más piensan en sexo. ¿Excepciones? Una obvia: cuando se sufre de adicción.

Guinda: A muchos les sorprende que “ellas piensen más en comer que en el sexo”, pero ¿podría deberse a que las mujeres suelen ser quienes se responsabilizan de las necesidades de los demás, mientras ellos pueden ocuparse de “sus” cosas? ¿O que dos de cada tres mujeres suelen estar a dieta? No seré yo quien decida al respecto.

Seas hombre o mujer, ¿puedes decirnos qué provoca que pienses en sexo? ¿Qué imágenes, situaciones, frases… te gatillan? Incluso, quizás te  apetezca emular el estudio de Ohio y anotar cada vez que a lo largo del día hayas pensado en alguna actividad carnal, una fantasía o imagen sexual, recuerdo erótico cualquier estímulo excitante. ¿Nos lo cuentas? Pienso intentarlo. Luego comento.

22 respuestas a “Ellos piensan más en sexo. Sí, pero no tanto como se creía”

  1. Manipulador de Alimentos dice:

    No he visto mejor descripcion en la vida de como funciona el hombre, jejeje.

  2. Pepitogrillo dice:

    ¿Alguien ha caído en la cuenta que los tres deseos que han evaluado en el estudio son necesidades básicas de los seres vivos?

    Por tanto, si el sexo es una necesidad, ¿por qué le damos tanto la vuelta a la idea de si pensamos en ello más o menos? Hubiera sido un error de la naturaleza si solo el hombre tuviese esa necesidad. Es lógico por otra parte que ese pensamiento recurrente de sexo sea un poco mayor en el hombre porque su sexualidad es más sencilla que el mecanismo de un paraguas; En general tarda menos en empalmarse que un paraguas en abrirse.

    Se piensa en dormir cuando se tiene sueño, en comer cuando se tiene hambre y en sexo cuando se tienen ganas. Cuanto mas deprivado sexualmente se esté, más se pensará en sexo. A igualdad de deprivación, los que tengan mayor actividad sexual, pensarán más en sexo; los que más lo practiquen, más lo echarán de menos cuando no lo hagan, etc etc.

    Bueno, esta ha sido mi aportación al conocimiento de la sexualidad, y para esto no me he gastado un duro en un estudio correlacional.

  3. Olga dice:

    Pues yo he de decir que pienso en sexo todo el tiempo, menos cuando estoy en el trabajo o leyendo o estudiando. Pienso en sexo cada vez que tengo la mente ociosa, se me llena con imágenes eróticas o de sexo puro y duro.
    Cuando era más joven me sentía culpable pero ya a mis 35 lo he aceptado. A veces se me ha pasado por la cabeza que tenía un problema, pero veo que hay mucha gente que también le pasa, y con la edad voy a peor jejeje. Me imagino haciendo sexo con mi vecino de arriba que es todavía un adolescente pero está tremendo o con mi antiguo jefe, un cincuentón italiano guapísimo y de muy buen ver, incluso con el veterinario de mis perritas que es superguapo. Me lo imagino con cualquier hombre guapo que se me cruce, ¿será que estoy sin pareja?, pero me lo paso tan bien!!
    En fin, un saludo a todos.

  4. Claro dice:

    Adela.., me ha ayudado bastante tu comentario, sobre todo como reafirmación, como ayuda para seguir con plena tranquilidad gozando del sexo con la mayor plenitud y positividad posible. Hasta hace pocos meses, aún teniendo ya cierta edad, en el fondo y cada vez que me acariciaba fantaseando o bien realizaba sexo, ocasonalmente, tenía cierto sentido de culpabilidad. Vuestras confesiones y las aportaciones de la. Creadora de este blog han conseguido hacerme muy feliz en el terreno sexual. Tengo pareja y a ella le he coentado mis fantasias y mi sexualidad. Ella, aunque las respeta no le convencen.ella comprende que me masturbe, inclusive comprende, sin compartirlo, que en mis caricias aparezca ella follando con oto hombre. Le he confesado inclusive que me gustaría verla hacer el amor con otro y co otra, hacer intercanbios….. Ahora y desde hace unos meses me pasa como a tí, me despierto pensando en el sexo, me acaricio todos los dias, las siestas son una delicia donde el descanso y la excitación comparten el tiempo. Ahoro soy positivo, disfruto plenamente aunque sea solo en la mayoría de los casos, del gusto queme producen las fantasias. Disfruto de ver com mi pene se pone duro cada mañana. Y lo más importante es que ha dejado de producirme sensación de culpabilidad y convencimiento pleno de que no se trata de una obsesión como durante años nos han intentado convencer.
    Gracias

  5. sylvia dice:

    Chapeau! Me encanta tu positividad. Sexo acompañada, sola… en cualquier caso con las ideas claras: me lo merezco, juego, lo vivo. No depende del otro, lo creo y cultivo yo.

    Gracias por escribir… y no sólo leer. Tu asertividad has de comparturla. Las mujeres necesitamos buenos modelos. Mujeres q hablan, disfrutan, lo viven.

  6. @adelaeclipsada dice:

    Hace ya unos años que mi vida cotidiana va emparejada al sexo. No es que piense en el sexo, es que vivo con él. No es que cuente cuántas veces o en qué momento, es que mi deseo es algo tan cotidiano como el comer.
    Mi apetito sexual, a la vejez viruelas, ha crecido con los años. Ni la crisis que me azota violentamente, ni los achaques de la edad que van llegando, ni la “pitopausia” de mi compañero han hecho que mi líbido se duerma.
    Hubo un tiempo en que sí, en el que estaba adormecida; en el que las preocupaciones cotidianas, el cansancio, la vida familiar, la cotidaneidad me quitaron el apetito sexual. Siempre esperaba a que mi compañero tomara la iniciativa. Ya no. “Ya se me ha pasado” jajaja
    Hace poco me estuve comiendo mucho el coco con el tema “el sexo de los hombres”; de sus fantasías, de su necesidad vital de tener sexo con otras personas que no son su novia, su mujer, su pareja. Lo pasé realmente mal. No eran celos. Era pensar que toda ese deseo que yo sentía él no lo sentía conmigo sino con otras. Me costó varias charlas con otras mujeres y con otros hombres entender que el sexo es un juego y que los hombres son más libres para participar. Fueron principalmente mis amigos hombres, sobre todo Joan, los que me hicieron, no solo comprender las reglas del juego, sino aprender a jugar. A dejarme llevar por mis fantasías y por mis deseos de placer.
    Ahora aprovecho las redes sociales y el móvil para participar en el juego. Casi todos los días me levanto pensando en el sexo; casi todos los días mis siestas son con masturbación incluida; casi todas las noches incito a mi pareja para follar como si fuese la última. Y si no lo consigo, me acaricio y emprendo mis fantasías hasta que llego a donde quiero llegar.
    Y una cosita… “hacer el amor” no es follar. Hago el amor todos los días con mi pareja, con cada detalle, con cada mimo, con cada mirada…
    Besos Sylvia. Enhorabuena por tu blog. Hace mucho que lo leo…

  7. fer dice:

    hola soy fer, tengo 22 años sabes Silvia, me he encontrado un poco frustrada estos dias, ya que la mayor parte del dia me la he pasado pensando en sexo, me sentia mal por no poder controlarlo y que me quitara la atencion en mis otras actividades, actualmente no tengo novio, y me abruma el hecho de desear intensamente llevar a cabo mis fantasias en la realidad, ya que solo habitan en mi cabeza. algo que me ha detenido todo este tiempo es el hecho de haber encontrado una persona adecuada con la cual pueda confiar y sentirme segura de mostrarle lo que he guardado todo este tiempo, obvio aparte de la pasion quiero sentirme enamorada de esa persona….

    podrias darme unos consejos por favor…

    1. sylvia dice:

      ¿Qué problema hay en desear sexo o en fantasear con él? Tu mente es libre y puedes fabular lo que quieras y gozar con tus pensamientos. Cuando encuentres con quien jugar, prueba a compartir lo que te pone y sin miedo. ¿Qué es lo peor que te puede pasar? Que no quiera, que no te entienda… pues entonces, decides si te interesa a ti seguir con esa persona y si no, pues continúas tu camino. La de hombres que hay.
      Otra cosa es que tu obsesión sea tal que no te permita tener una vida normal, es decir, no te permita estudiar, trabajar, compartir tiempo con otras personas… lo que sea que hagas habitualmente. Para considerar lo que te sucede un problema ha de ser que te controle a ti, que sea más fuerte que tú…
      Si tras leer esto sigues dudando, consulta con un terapeuta. Si eres española, en la sección de Recursos encontrarás algunas recomendaciones, incluidas direcciones de asistencia gratuita.

  8. fati dice:

    Pues yo comparto lo último que ha dicho Sylvia en el post, y es que depende de que la persona se sienta más o menos cómoda con su sexualidad. Me cuesta tragarme a pies juntillas estos estudios tan diferenciales de hombres y mujeres, porque veo una intencionalidad en ellos que me sigue mostrando que necesitamos ser estereotipados/ as.
    No se si es cierto o no, no me importa. Agradezco que se reconozca que las mujeres pensamos en el sexo, y que se nos considere sexuadas igual que a los hombres, pasionales, sensuales…

    Yo pienso en ello continuamente, me levanto pensando y me acuesto pensando. Me imagino situaciones de la vida cotidiana con una dosis sexual, estando en clase, en casa, en la ducha, en la calle….Aunque también depende de la época en mi vida, en unos momentos más que en otros, pero en definitiva, cuanto más agusto me siento con mi sexualidad, más pienso en ello. Directamente proporcional, claro y alto. No me avergüenzo de ello porque es algo precioso, que el sexo esté en mi imaginación y no solo en el cuerpo a la hora de realizarlo. La mente juega un papel muy importante tanto o más que la carne… Así que, seguiré mi ritual, porque soy así, y me sale solo.

  9. Yo, solo yo y nadie mas que yo :-) dice:

    Yo mujer…pienso con bastante frecuencia en el sexo, aunque tengo que compartir con Jose que el sexo para mi aún tiene ese toque romántico de hacer el amor con mi pareja ( y de que maneras!!!!) confieso que aún soy del grupo que necesito sentir algo por esa persona para perder la cabeza….

  10. Alejandra dice:

    Pues yo, mujer,pienso mucho y muchas veces en sexo durante el día…
    Cuando estoy en períodos buenos,es muy recurrente el pensamiento por las vivencias intensas….
    Cuando tengo períodos malos ,por carencias,o dificultades con mi pareja, pues también pienso mucho en sexo,para ver como salir de esos pozos.

    Y ahora al leer a todos los que han posteado aquí, y leyendo a Sylvia me doy cuenta de que de verdad durante mi jornada, el sexo anda siempre rondando por mi cabeza ( y a veces no tanto o sí,entre mis piernas)

  11. Helenna dice:

    A veces me pregunto si soy normal,si mis hormonas están alteradas, pienso muchas veces al día y a veces sin ningún motivo aparente. Si tengo sexo pienso todavía más, sobre todo si el encuentro fue de alto voltaje. Que me “enciende”: una mirada, un olor, una voz sensual, un simple roce, los uniformes masculinos, mis tacones, la ducha de por las mañanas, verme guapa, un sms picante, uff, mil cosas. Confieso que a veces tengo que desahogarme en el baño del trabajo, pensar que al otro lado de la puerta están todos también me pone. Empieza siendo algo erótico, pero acaba siendo sexo puro y duro.

    1. Jose dice:

      Lo has explicado muy bien Helena: ‘Empieza siendo algo erótico, pero acaba siendo sexo puro y duro’. Creo que ahi esta la diferencia: en la mayoría de los casos los hombres pueden empezar directamente pensando en sexo puro y duro. Pero ojo que cuando se empieza por lo erótico resulta ser lo mas excitante al final!

  12. sylvia dice:

    Primer día: me he pasado el día pensando en sexo. Ya advertí que iba a ganarle a más de una/o por goleada.
    Tras escribir este post e irme a hacer mi tramo de radio esta mañana (eso suma unas dos o tres horas de pensamientos intermitentes y/o ininterrumpidos), me he dedicado a pensar en la cuestión varias veces por hora:
    – Porque S-mujer me ha dicho que ha conseguido el primer orgasmo de su vida y creo que me lo agradece (parece ser que tiene que ver con la lectura de “Tu sexo es tuyo”), pero me siento culpable porque conociéndome personalmente no me dijo que tenía esa dificultad ¡para no preocuparme!
    – Porque alguien me ha mandado una propuesta/petición “deshonesta” por whatsapp que me ha hecho tremenda gracia (hay muchas que son de patada en los huevos).
    – Porque H-mujer me ha contado que anoche tuvo un encuentro erótico de alto voltaje -espectacular, me ha dicho- con su caballero y otra mujer (estoy deseando enterarme de los detalles).
    – Porque A-hombre sigue sin entender su capacidad de no entablar relaciones serias (quiere, pero algo le pasa) y me pregunto qué debe estar ocurriéndole porque le aprecio.
    – Porque he ido a una reunión de mujeres y cuando me han preguntado a que me dedicaba me he planteado si imitaba a mi amiga Pilar, psicóloga de primera, pero que para no espantar dice que lo suyo es la podología (al final no he osado, pero algún día lo haré y seguro que la tipa/el tipo tiene callos y me hace la consulta).
    – Porque he estado Facebookeando y twitteando imágenes, textos y mil cosas relacionadas con sexo.
    – Porque D-hombre me ha dicho que su mujer le fue infiel, que lo están intentando, pero que ella no parece estar muy por la labor en lo que se refiere a la cama… y sé que no lo debe estar pasando muy bien y me pregunto cuál sera la contestación adecuada.
    – Porque L-mujer me pregunta cómo puede ayudar a un amigo suyo que tiene disfunción erectil.
    – Porque a S-mujer, A-mujer y G-hombre les han partido el corazón y me escriben sus penas o me cuelgan cositas… y los corazones rotos me duelen como propios (la de veces que pienso en vosotros);
    – Porque G-hombre me ha preguntado dónde se puede conseguir Viagra sin receta para hacerle una gamberrada a un amigo.
    – Porque…

    Y todo eso ha ocurrido hoy y me dejo muuuchas cosas en el tintero. Creo que si llevara un diario, podría escribir un libro de lo más interesante. Otra cosa es si esos pensamientos serían calificados de sexuales en un estudio. Imagino que sólo serían los que me atañen a mi = los que me han alegrado o inspirado durante el día. Bueno… aparte de los que no he contado (mi vida privada es eso: privada), hay un par de los que sí he explicado, que creo que valdrían. Si has logrado leer hasta aquí, sabrás cuáles son.

    1. amiquemeaprendan dice:

      eres definitivamente… SUPERWOMAN, jajajajaja… bona nit

  13. Ana dice:

    Soy mujer y estoy encantada de sentirme sexual!!!

  14. Jose dice:

    Para mi está claro que los hombres piensan más en sexo, si de lo que hablamos es de sexo puro y duro. Ahora bien, si hablamos de algo más genérico (como por ejemplo de ‘hacer el amor’) puede que la cosa ande más equilibrada entre ambos sexos.

  15. amiquemeaprendan dice:

    He recibido varios mensajes últimamente pero desde que recibí el último …

    “Me he mastubado yo no se cuantas veces pensando en ti. Sales tan lindo en la mayoria de tus fotos, te quiero comer como un postre, dulce y jugoso como eres tú.. Tengo ganas de estar íntimo contigo, tenerte en cama, todas las noches, hasta que te canses de mi.”

    … no dejo de pensar ;p … no tengo palabras, jajajaja.

    1. sylvia dice:

      No me extraña… ¡y que te aprendan!

      1. amiquemeaprendan dice:

        Sylvia lo peor es que está tan tan lejos … que no me podrá aprender tan fácilmente, jejejejeje

  16. Anonima dice:

    Yo hace una semana que he conocido a un chico y tengo que decir que llevo toda la semana imaginandome teniendo sexo ( del bueno) con él. Tengo muchas ganas de saber como besa, como acaricia, como sabeeee…..tengo ganas y curiosidad ya que una vez que lo haga y sepa como me siento sabré si quiero algo más o no.
    Tengo que reconocer que a veces también en el curro, en alguna reunión, se me ha ido el santo al cielo pensando en sexo con algún compañero…resulta morboso no?

  17. sylvia dice:

    Me he levantado pensando en sexo. Y no precisamente de una forma erótico-festiva, tenía que acabar de preparar el programa de hoy y subir este post. 🙂 ¿Eso cuenta? Pero me he propuesto que voy a intentar hacer el ejercicio a lo largo de hoy y, lo siento mucho, pero voy a ganar por goleada a la mayoría de los hombres… pero me temo que no por las razones adecuadas.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con