Sexo y mindfulness (II): llegar no es el objetivo

  Cuando practicas sexo es probable que tengas un objetivo: alcanzar el orgasmo. Lo cierto es que suele ser nuestra meta, quizás no dicha, quizás no pensada, pero es lo habitual. Imagínate que vas caminando por un bosque, disfrutando del paisaje, los olores, los sonidos de la naturaleza. Te sientes feliz, completamente feliz, disfrutando del momento. Pero, ¡huy!, me olvidaba, resulta que llevas a un crío a tu lado y a cada cinco pasos te pregunta: "¿Cuánto falta para llegar? ¿ […]

Sexo y mindfulness (I): otra forma de compartirse

Cuando practicamos sexo cada uno lleva su guión, sus expectativas, sus deseos y sus necesidades, y las dificultades y decepciones surgen. Romper esa dinámica no es fácil, porque vivimos en piloto automático, tropezando una y mil veces con la misma piedra. Ya lo advirtió Einstein: “Los problemas no se pueden solucionar en el mismo nivel de conciencia en el que fueron creados”. Por eso, ¿qué tal si intentamos algo muy diferente? Esta es la propuesta: la próxima vez que te compartas […]