Puesta a punto: ¿Qué sabes de tu sexo?

Lo que sigue, de simple hasta parece tonto, pero ya sabes que las apariencias engañan. El objetivo de esta puesta a punto es sacarte de tu zona de confort y empujarte a tomar conciencia de aspectos de tu vida sexual que tal vez debas atender, quizás perdonarte, igual cambiar… Dedícale un rato a tu paso por boxes e igual te sorprende. A mí no me dejo indiferente.

Lo que te propongo es que completes las siguientes frases con la mayor sinceridad posible. Si te lo tomas en serio te darás cuenta de que cuesta más de lo que parece, incluso es posible que cambies tu respuesta varias veces. Coge lápiz y papel y acaba la frase. Date cuenta de que solo puedes poner “una cosa”, quien mucho abarca poco aprieta, y, si te apetece y/o ayuda, puedes añadir tus razones.

  1. Una cosa que me gusta de mi sexualidad es…
  2. Una cosa que los demás disfrutan de mi sexualidad es…
  3. Una cosa que desearía tener más en mi sexualidad es…
  4. Una cosa que desearía tener menos en mi sexualidad es…
  5. Una cosa que me hace sentir incómodo de mi sexualidad es…
  6. Un área en la que no me siento lo suficientemente a gusto en relación a mi sexualidad es…
  7. Una cosa que me gustaría experimentar sexualmente que aún no he experimentado es…
  8. Una cosa que me arrepiento de haber hecho sexualmente es…
  9. Una cosa de la que me siento muy orgulloso/feliz de haber hecho sexualmente es…
  10. Una cosa que cambiaría de mi sexualmente es…
  11. Una cosa de la que disfruto más de mi sexualidad es…
  12. Una creencia limitante acerca de mi sexualidad que ya he superado es…
  13. Una creencia limitante acerca de mi sexualidad que me gustaría superar es…

Yo tarde dos dias (un par de horas dándole vueltas el primero, otras tantas, el siguiente) y fui cambiando algunas de mis respuestas. Por ejemplo, la primera, la quinta y la octava me dieron mucho que pensar. ¿Cómo decidirse por una sola cosa? Pero hacerlo me ayudo a reafirmarme y…  ¡hasta aquí puedo contar!

Una propuesta final: haz un copia y pega y vuelve a plantearte este test dentro de un tiempo para comprobar cómo has evolucionado, si avanzaste o no, si hay algo nuevo que deseas añadir…

Para acabar te dejo esta definición que ayuda a ampliar las miras:

“La sexualidad es una parte integral de la personalidad de cada persona: hombre, mujer y niño. Es una necesidad básica y un aspecto del ser humano que no puede ser separado de otros aspectos de la vida humana. La sexualidad no es sinónimo de relaciones sexuales, no se trata de si tenemos o no orgasmos, y no es la suma total de nuestras vivencias eróticas. Todo esto puede ser parte de nuestra sexualidad, pero, igualmente, puede no serlo. La sexualidad es mucho más: es la energía que nos motiva a encontrar el amor, a entrar en contacto, a sentir el calor, y la intimidad se expresa en la forma en que sentimos, nos movemos, tocamos y nos tocan; se trata de ser sensual y sexual. La sexualidad influye en nuestros pensamientos, sentimientos, acciones e interacciones y, por ello, en nuestra salud mental y física.” (Informe de la Organización Mundial de la Salud, 1986)

¿Cómo lo ves?

Entra en estos enlaces para informarte sobre mi trabajo como coach sexual y mis cursos y talleres de sexualidad.

11 respuestas a “Puesta a punto: ¿Qué sabes de tu sexo?”

  1. Eli dice:

    1. Que es inagotable
    2. Que no la escondo
    3. Frecuencia y variedad
    4. Períodos de escasez
    5. Que pienso demasiado en ella y le doy mucha importancia
    6. Nada
    7. Grabar una película porno
    8. Tener sexo sin protección
    9. Ligarme a quien he querido
    10. Su impulsividad. Tener autocontrol
    11. Lo bien que me lo paso antes, durante y después
    12. Que no debo dar yo el primer paso
    13. Creo que las he superado todas

  2. Alex dice:

    1- que con el tiempo te vuelves a sentir virgen
    2- nadie disfruta de mi sexualidad
    3- algo de sexo no estaría mal, la verdad
    4- prescindiría de malos rollos, pero eso no es cosa de uno solo
    5- de mi sexualidad en sí misma nada. En global, el rechazo sistemático.
    6- mientras estuvo activa poca cosa. Siempre me ha preocupado el placer de mi pareja y no soy nada egoísta al respecto.
    7- Nada, la verdad. No tengo gustos bizarros.
    8- Ironizando, haber empezado. Es mejor desear por desconocimiento que añorar por saber qué te pierdes.
    9- Nada en realidad, nunca me he felicitado ni esperado elogios.
    10- Nada. Me siento bien conmigo mismo.
    11- En realidad me gustaba todo lo que hacíamos, hasta que por alguna razón dejó de ocurrir.
    12- Ninguna en especial. No tengo creencia religiosas, no soy celoso ni posesivo, no creo en auto-limitaciones.
    13- No he tenido nada que superar, por lo tanto no tengo nada pendiente.

    Puede parecer un punto mártir, todo esto. Pero no, en absoluto. Hace mucho que el sexo desapareció de mi vida y con el tiempo llegué a asumirlo con naturalidad (aunque con extrañeza al principio y angustia más tarde).

  3. Lu dice:

    1. Nada
    2. Nada
    3. Todo
    4. Dejar de sentir que es una carga
    5. Casi todo
    6. Todas
    7. Nada
    8. Haber entregado tanto a quien no lo merecía
    9. Complacer a mi pareja actual en lo que puedo
    10. Todo
    11. Los orgasmos
    12. No sé
    13. No sé…
    Creo que tengo un problema 🙁

  4. Hugo dice:

    1. que busco y aprendo continuamente, a cerca de mí y de mi gusto por el sexo.
    2. que hablo sin tapujos acerca de ella.
    3. sexo, pero del bueno, nada de hacer el amor. Yo quiero follar y que me follen.
    4. monotonía y luces apagadas.
    5. nada (de la mía).
    6. no hay nada.
    7. que mi pareja me de sexo oral y anal.
    8. centrarme demasiado en mi pareja y olvidarme de que yo también tengo derecho al máximo placer posible.
    9. encontrar formas de mejorar el placer de mi pareja.
    10. el deseo (la frecuencia del deseo), para adaptarse al de mi pareja (mucho más bajo que el mío).
    11. los momentos de soledad que me permiten sentir y experimentar con mi cuerpo, pasear desnudo por la casa,…
    12. que los hombres no disfrutan del sexo anal.
    13. no tengo, he decidido que mi sexualidad depende sólo de mis sentidos, sin prejuicios.

  5. voyeur dice:

    1. Lo amplia que es
    2. Casi nada
    3. Variedad de relaciones
    4. Menos zona de confort
    5. Lo limitada que es.
    6. No lo he descubierto.
    7. Ver a mi pareja con otra mujer, por ejemplo.
    8. Perdido el tiempo.
    9. No lo se.
    10. La imaginacion y ganas de probar.
    11. No lo se.
    12. No tengo creencias limitantes. Excepto las que van más allá de la falta de respeto hacia la pareja.
    13. Lo mismo.

  6. Miguel dice:

    Como estoy en Sur America, el mensaje me llegó a la madrugada y aunque lo ley el sueño me pudo. Lo he vuelto a leer y lo encuentro muy interesante. Muchas veces creemos que sabemos todo de nosotros mismos y un cuestionario como este nos saca de “esa zona de confort” y nos pone a patinar como en una pista de hielo, en la que no podemos guardar bien el equilibrio. Se me ocurre pensar que lo voy ha resolver con mi pareja y creo que de pronto descubriremos nuevas facetas de nuestra sexualidad y me hago ilusión que las mismas nos van a enriquecer y a motivar aún mas en nuestra relación. Gracias Sylvia.

    1. sylvia dice:

      ¡Esa era la idea! Cada uno le encontrará una utilidad a poco que se ponga en serio.

  7. Raquel dice:

    Me ha encantado del final al principio. Volver a releer y asimilar todos los detalles que tiene nuestra sexualidad en esa definición creo que es vital y tendríamos que repetirnos cada día como un mantra. Nos ayudaría a conectar y disfrutar cada día de nuestra sexualidad, es parte de nosotros.

    Y esa parada técnica yo la voy a realizar hoy mismo, muchas veces nos olvidamos de hacer esta revisión personal, y hacerla seguro que ayuda muchísimo a seguir creciendo sexualmente. Ya con papel, lápiz y goma de borrar, seguro que me hace pensar y reescribir. Gracias Sylvia 😉

    1. sylvia dice:

      A veces lo simple es lo que más nos ayuda. ¡Cuando digo que a mi logro sorprenderme es por algo! Un abrazo Raquel.

  8. Daniel de Cullá dice:

    Lo que sé de mi sexo? Pues que sabe a arroz con leche.
    Y el de la mujer, me sabe a chirla con tierra. Me sabe a poco, pues reúne las cualidades de lo sagrado e impuro, que tanto aman los santos.

Responder a Daniel de Cullá Cancelar respuesta

Los campos obligatorios están marcados con