Llegar a la vez o la obsesión por el orgasmo simultáneo

En las películas es lo habitual, en la vida real… ¡ni por asomo! Para la mayoría de las parejas es un imposible (quizás lo logren el 15% y no siempre), o sea que si te obsesiona esa sincronía orgásmica, toca darse un respiro o al menos tener un plan de acción realista. Te lo detallo enseguida, porque sin ser muy partidaria de este tipo de recetas, porque suelen acabar añadiendo más tensión que placer, también creo que tú decides.

Explico mis reticencias. Cuando se tiene un objetivo, y más si es uno tan exigente, es fácil empañar el encuentro porque solemos acabar siendo espectadores de lo que sucede: esa obsesión de lograr algo concreto nos distrae de lo importante, es decir, sentir en presente, sin medir, juzgar, comparar, evaluar... Esas actitudes suelen ser causa de no lograr el objetivo, porque cualquier forma de exigencia o expectativa sexual poco realista suele jugar en nuestra contra. (Si te has visto reflejado en lo que acabas de leer, abre los enlaces destacados.)

Momento anti-publi. Antes de seguir, imagino que habéis visto este anuncio, pero por si acaso no fuera así, lo subo. No negaré que está bien resuelto, pero ¿de verdad crees que un preservativo va a ser capaz de acelerar el clímax femenino y ralentizar el masculino hasta acompasarlos? ¿Nos han tomado por tontos?

Mejor volvemos a la realidad. ¿Por qué cuesta tanto el orgasmo simultáneo? Por razones obvias (tanto que hasta me cuestiono si debería estar escribiendo esto). Para empezar, cada persona tiene su ritmo y esperar que cuadren es pedir un extra… innecesario a mi modo de ver. Pero, sigamos, a esa diferencia, hay que sumarle que, cuando hablamos de llegar a la vez, solemos referirnos al sexo coital y a la mayoría de las mujeres les cuesta lograr la estimulación adecuada durante la cópula y, aún lográndola, no son pocas quienes necesitan más tiempo de lo que el hombre suele aguantar. Y ese comentario no pretende iniciar un debate en torno a si a nosotras nos cuesta mucho llegar o ellos se disparan muy deprisa. De esta cuestión ya nos ocupamos, en parte, en el post ¿Cuánto tiempo ha de durar el sexo?

Si ni por esas te he convencido de lo superfluo de esta meta, aquí tienes algunos consejos que quizás te ayuden a alcanzarla:

– Conoceros a fondo. Cuanto más sepáis leer vuestras propias señales, las personales (me falta bastante, estoy a punto, necesito ralentizar, subir el ritmo… ) y las de vuestra pareja, más facilidad para hacer diana en común. ¿Hasta qué punto te conoces/le conoces? ¡Ajá!

– Aprender a controlarse. Eso suele mejorar con los años. Es probable que si él logra ir al ritmo de ella, las posibilidades aumenten.

– Dedicarle mucho tiempo a los preliminares para que ella esté a punto. Esto podría traducirse, por ejemplo, en llevarle al borde del orgasmo (estimulándole el clítoris) y solo entonces practicar la penetración.

– Hay quien recomienda dejar que él llegue antes, porque puede que la segunda vez controle mejor. Como comprenderás esto no es aplicable a todo el mundo (¿a ti/tu pareja?): hay quien no logra una segunda ronda y hay quien ni en la segunda controla…

– Nosotras podemos ser multiorgasmicas… eso amplía las posibilidades. Si tú no lo eres o crees que no lo eres (o tu chica no lo es o crees que no lo es), ¿por qué no te/le sigues estimulando una vez logrado el orgasmo para ver qué pasa? Igual te sorprende/s. (De eso hablaré otro día.)

– ¿Y si lo probáis primero practicando la masturbación? Luego aplicáis lo aprendido al coito. Insisto: suele ayudar que él se adecue al ritmo de ella.

– Elegir la posición coital que permita un buen acceso al clítoris (para estimularlo, para qué va a ser) o donde mejor roce reciba (ídem) al juntarse los cuerpos.

– Incluir el vibrador en vuestro juego. Dicho esto, sigo preguntándote si no sería mejor simplemente hacer y disfrutar sin importar quien va antes o después, siempre y cuando ambos acabéis satisfechos. Eso es lo que propugna este vídeo, una mofa del original ¡y una visión mucho más realista e inteligente!

16 respuestas a “Llegar a la vez o la obsesión por el orgasmo simultáneo”

  1. Edinia Rinusa P. dice:

    Hola hay tantas chicas que se preocupan por el tamaño tamaño del pene de los hombres
    con quienes se acuestan yo les dire y con bastante experiencia ya que soy una mujer que
    en dias mas cumplire sesenta y nueve años soy madre de 5 hermosas hijas y abuela de 15
    nietos, les comentare y no me averguenzo como mujeres que se han estadoacostado quizas con
    mas hombres que con los que me he acostado. Bueno le dire que el el tamaño del pene no
    tiene ninguna importancia al momento de estar en la cama con un varon tiene el diametro del pene lo imprtante es el afiatiamiento entre la pareja, que saca un hombre que tenga 30
    cm y que sea grueso si no lo sabe utilizar.
    Edinia

  2. Geaninna Berteli franzinni dice:

    Hola soy una mujer Italiana si aclaro que no vivo actualmente en Taormina contraje
    matrimonio con un chico de Sudamerica.
    Bueno os contare que tuve mi primera experiencia sexual a la edad de 8 años de ahi
    pienzo que tuve con habitualidad hasta el dia de hoy, actualmente soy una mujer de
    48 años llevandome magnificamente con el que es mi marido he tenido una gran cantidad
    no se si decir amorios a sumplementes hombres, en realidad no han sido amantes pienso
    que simplemente me he acostado con ellos la relacion mas larga que he tenido con un
    hombre ha sido de 3 años.
    Bueno a todo esto he aqui mi gran duda hace cosa de unos ocho años a la fecha cada
    ves que que tengo sexo con un hombre me vuelvo loca siento un placer que no se detiene
    acabo minutos tres y cuatro veces obviamente para continuar al igual que con el chico
    con quien estoy nos tomamos un descanso antes de recomenzar.
    Quisiera saber el motivo de por que ahora me ocurre esto y no me ocurre ahora y no me
    ocurrio desde que era una pequeña bambina, logicamente que me fascina lo que actual_
    mente me ocurre sexualmente es solamente que quisiera saber el motivo por el que no
    me orrio desde pequeña hace algunos dias esto mismo lo converse con un doctor Argentino y el me comento que quizas ahora tenia menos temor verguenza de entregarme
    a cualesquier hombre que yo no conociera.
    Quizas una mujer y los hombres podremos vivir mil vidas y jamas nos comprenderemos en lo sexual.

  3. Hugo dice:

    Perféctamente explicado. ¿Por qué obsesionarse con alcanzar el orgasmo simultáneo en lugar de buscar el placer por el placer? Yo he experimentado alguna vez el orgasmo simultáneo con mi mujer (a base de esperar yo y acelerarse ella, todo sea dicho) y realmente no ha marcado ninguna diferencia. Prefiero mil veces centrarme en disfrutar el momento sin obsesiones.

  4. Ruben Fonseca dice:

    He elegido este post por elegir uno pero lo q voy a contar es valido para cualquier ambito sexul,no es tan dificil llegar juntos al climax,es mas,es muy sencillo,el problema somos los hombres,como en casi todo lo relaccionado con las relacciones sexuales heterosexuales,no es una contrareloj,ni una carrera de fondo,ni nada parecido,solo es placer,y por mi experencia,perdon q lo diga pero es mucha,solo deberia preocuparnos una cosa,el placer de vuestra pareja,preocuparos por ella,relajarla,que se sienta comoda,agusto,sin tensiones d ningun tipo,dedicaros a ella,ya sea vuestra novia o la hayais conocido esa noche,da igual,a todos nos gusta disfrutar y hacer disfrutar,sentir a esa persona,el sexo es maravilloso,pero solo si se disfruta de verdad,nosotros/as parece q lo sabemos todo y no es asi,una pregunta,¿verdad q las relacciones sexuales con una persona mejoran cuando se gana en confianza con esa persona?o dicho denotra manera ¿a q es mejor la segunda la tetceta y asi sucesivamente q la primera?Hombres en general preocuparos ppr ellas y vereis la diferencia,un saludo a todos y gracias

    1. Casimiro dice:

      Me adhiero totalmente al comentario.
      Para nosotros como pareja y llevamos ya muchos años, no es para nada difícil el llegar al orgasmo los dos a la vez.
      No lo creemos necesario, pero si observamos que sin esfuerzo ninguno podemos conseguirlo si nos lo proponemos.
      Por supuesto, el control está en el hombre. El arma secreta…. la paciencia, esperarla a Ella… lanzarse y poco más.
      Nada de mitos.

      1. Carlos dice:

        Comparto lo que dice Ruben, con un matiz, no todos los tios nos corremos cuando nos da la gana, y de hecho he conocido más mujeres que controlan su orgasmo que hombres. En mi caso la clave es el precalentamiento, si es bueno (y más o menos largo), controlo mucho más.

  5. cecilia dice:

    mira, con mi pareja hace casi 17 años que estamos juntos, y hubo epocas en que lo lograbamos sobre todo gracias a el, que se aguantaba hasta que llegara yo, y cuando se daba cuenta que yo estaba ahi se liberaba el. nunca fue que le pedi, sino salia de el, pero era hermoso. igual yo soy multi por lo que se hace mas facil ya que si no podia con el primero llegaba con mi segundo o tercero, (un dia tuve 13 y me aguanto) pero tampoco como obsesion, sale natural o no sale

  6. Cósmica dice:

    Ostras, en mi vida he llegado tan “casualmente” al orgasmo simultáneo que no hubiera imaginado nunca que ÉSE fuese el objetivo de nadie…

    Me ha encantado el Post, Sylvia. Los anuncios anti-publi y mofa-publi (genial) y sobretodo, tus consejos. No sé si conseguirán que alguien llegue simultaneamente pero creo que prometen un mejor sexo, que creo que es de lo que se trata.

    Sobre el tema del Multiorgasmo. Personalmente lo confirmo. Lo descubrí por casualidad pero es para expandirlo… A partir del primero, si se sigue estimulando, los orgasmos se manifiestan Divinamente y son LA OSTIA (incluso más intensos que el primero, si cabe). Me encanta que se informe sobre ello!!

    Salud a tuttiiii!!

  7. Ana dice:

    Nada de mito… Y me doy cuenta que suerte tengo! No presumiré, pero doy fe q es posible ( no siempre pero muy frecuentemente), sin presión, ni agobio, ni obligacion. Y desp de 15 años juntos. Creo q buena onda, pasion, q ames a tu pareja y al sexo pueden ser la clave. Muy importante tambien es conocerse muchisimo y hablar mas que mucho .

  8. Paseante dice:

    Creo que el orgasmo simultáneo es un accidente, no un objetivo razonable. Me parece lo más razonable trabajarse primero el orgasmo de ella y luego el de él. Y me callo en este punto porque últimamente estoy un poco escéptico respeto al grado de interés de las mujeres por el sexo, lo poco con lo que tienen bastante, lo mucho que protestan sobre lo poco que saben acerca de lo que es el sexo para los hombres y, en fin, que tienen una gran suerte con la cantidad de hombres sexualmente torpes que hay, puesto que si dieran con expertos, no tendrían excusas para seguir justificando su desidia.

    1. Cósmica dice:

      Ayyy, Paseante, Paseante…
      Todas las generalizaciones son peligrosas, incluída ésta…

      Habrá de todo, no, en la Viña del Señor?
      No te voy a negar que tengo a varias amigas que el tema no les dice mucho (ellas se lo pierden) pero también las conozco que disfrutan a tope del sexo. Ojalá acabes encontrando a la persona que fluya a tu ritmo, tú sigue buscanco que SIEMPRE HAY UN ROTO PARA UN DESCOSIDO, hombreee, ánimooosss!

      ;D

      1. Paseante dice:

        Hola Cósmica, gracias por tus buenos deseos pero, en realidad, no los necesito. Menciono los problemas que menciono porque lo observo a mi alrededor, no porque sean mis problemas. Supongo que tú estarás rodeada (o mayoritariamente) por mujeres muy sexuales, puesto que hablas de ello como si fuera la generalidad. No es lo que yo observo a mi alrededor. Vamos a decir que lo que yo digo está basado en el … 95 % de las parejas que conozco. No sé si esto irá por barrios o por edades, pero el caso es que mis conocidos son de barrios varios y edades diversas. Creo que el panorama sexual está muy crudo para hombres y mujeres de entre 40 y 55 años. Esta es mi constatación. En mi anterior comentario indico algunas razones que me ha parecido observar. Por cierto y para terminar, sé qué es y me ocurre lo del orgasmo simultáneo pero sé cuán poco ocurre y cuán innecesario (y contraproducente) puede ser intentarlo. Sin embargo, lo que yo propongo (primero ella, luego él), que me parece lo más deseable y también posible. Dicho esto, también te deseo que tu sexualidad y la de tus conocidas siga altisimo. Un saludo.

        1. Cósmica dice:

          Buenas Noches, Paseante,

          En primer lugar, me alegro mucho por ti si no los necesitas!

          Yo no soy capaz de hablar de porcentajes a mi alrededor, ojalá el panorama sexual se vaya “animando” porque… la esperanza de vida está muy alta! Por eso creo que es bueno que se pueda hablar con normalidad y respeto del sexo y por eso me gusta que se haga difusión, con cariño y buen humor.

          Por cierto, muy agradable el orgasmo simultáneo, para qué negarlo… Pero, para nosotros, igual que los no simultáneos, DIVINOS SIEMPRE. Y estoy totalmente de acuerdo contigo, me gusta que mi pareja respete, adore y disfrute mi persona, mi sexo y mi ritmo, como yo respeto, adoro y disfruto el suyo!

          Feliz Noche!

        2. Luis dice:

          Pues ellos/as se lo pierden, Paseante, porque la mejor edad para todos/as es de los 40 a los 55 o más.

  9. Endorfina dice:

    Mis experiencias más placenteras han sido, evidentemente, sin orgasmo simultáneo, porque el dejarse llevar implica improvisar sobre la marcha, no fijarse una meta concreta que quite espontaneidad al sexo. Me gusta que desmitifiques el orgasmo simultáneo, e incluso es divertido intentar alcanzarlo así tal y como lo planteas, sin obsesionarse. Sin embargo, pienso que es muy peligrosa la razón de por qué nos empeñamos en lograrlo, el concepto erróneo de que ese es el mejor orgasmo que hay, que refuerza positivamente la relación, cuando la pareja se siente unida de verdad, pensar que es una prueba de amor fundamental. Mira que a mí, cuando estaba más feliz de la vida con mi vida sexual, va el otro y me suelta que no funcionamos bien del todo en la cama porque no llegamos al orgasmo a la vez, que si somos el uno para el otro tenemos que lograrlo, bla, bla, bla… Y yo, que vivía en mi mundo piruleta, donde la máxima duda que me asaltaba era qué me duraba menos, las medias sin carreras o las sábanas limpias, de repente, esa obsesión por corrernos a la vez “para fundirnos en uno” (voy a potar), vaya agobio, a quién mataría yo en otra vida…

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con