Parejas: divertirse o… ¿morir? (I)

Hecho probado nº.1. Compartir actividades nuevas y excitantes une a las parejas.
Hecho probado nº.2. Pasada la fase de enamoramiento, las parejas suelen divertirse menos, siendo esto crucial para que la relación funcione.
Conclusión: ¿Buscamos nuevas formas de pasárnoslo bien?
Y no, no estoy hablando de sexo. Mejor aclaro esto último: no, no solo estoy hablando de sexo.

Quizás pienses: “¡Vaya verdad de Perogrullo!”. De acuerdo, pero sigue leyendo, porque esto que se da por sabido, se suele tomar tan a la ligera que tiene sus consecuencias: las parejas suelen acabar perdiendo conexión emocional ¡e intimidad sexual! Tú decides.

Déjame presentarte al psicólogo Arthur Aron, especialista en amor romántico y cuya obsesión es explicar cómo hacer que perdure. Según el profesor, y creo que es fácil convenir con él (piénsalo), cada ser humano se pasa la vida buscando como auto-expandirse (“self-expansión”, en inglés) y establece relaciones para “aumentar su caudal de ideas, experiencias, habilidades, intereses y recursos a fin de lograr sus objetivos” que, además, van cambiando con el tiempo.

¿Y qué sucede cuando nos enamoramos? Que nos apropiamos de las virtudes, recursos, puntos de vista, de todo lo que nos aporta nuestra pareja (=nuestras carencias), es decir, nos auto-expandimos, y nos sentimos muy bien en propia piel y con nuestro amor. Y, claro, eso nos sucede a ambos, por eso estamos en la gloria y no queremos separarnos (a veces, ni dormir), sólo deseamos sentirnos eternamente así: plenos.

Pero, ¿qué puede durar esa sensación? Unos meses, a lo sumo dos o tres años (Aron dice que como mucho dos). Sin remedio, esa sensación de auto-expansión que nos generaba nuestra pareja empieza a diluirse en la habituación… hasta tal vez desaparecer.

La pregunta es: ¿se puede evitar? Aron pensó que quizás sería posible contrarrestar esa habituación si los miembros de la pareja encontraban “otras formas” de seguir auto-expandiéndose dentro de la relación y para comprobar su teoría realizó varios experimentos.

Para empezar, escogió a 53 parejas de mediana edad y las dividió en tres grupos. Las del primero dedicaron una hora y media semanal a una actividad escogida de una lista de propuestas “novedosas y excitantes”: bailar, esquiar, ir a conciertos… Las del segundo, lo mismo, pero sus diversiones eran más facilonas, léase, por ejemplo, comer en restaurantes, ir al cine o visitar a amigos. Y a las restantes, no les pidió nada. ¿Resultados? Las parejas del primer grupo -las que hicieron algo más emocionante o que suponía un desafío- experimentaron los mayores niveles de satisfacción marital durante las diez semanas que duró la investigación.

No contento con esto, cogió a otros dos grupos de parejas y, tras medir su grado de felicidad, les asignó una misión. A unas, les hizo realizar actividades mundanas, fáciles, cómodas de encarar; a las restantes, las ató por uno de sus costados (tobillos y muñecas) y les hizo gatear, arrastrarse y subirse a obstáculos mientras empujaban cilindros de espuma con sus cabezas. Sólo de pensarlo me estoy riendo y ya lo creo que me apuntaría. Si lograban completar la tarea en un tiempo determinado se llevaban un premio. Tras las pruebas, ambos grupos fueron nuevamente evaluados en sus niveles de satisfacción y, como era de esperar, las parejas más desafiadas mostraron más amor y un mayor nivel de satisfacción en la relación, incluso ambos factores habían aumentado.

Sólo le quedaba aplicar lo aprendido a largo plazo para ver qué pasaba. Para ello, eligió a 123 matrimonios y los siguió durante varios años. Los entrevistó en el año siete (ese que siempre se califica de peligroso) y en el 16. Y en ambos casos volvió a comprobar que la satisfacción marital tenía mucho que ver con el grado o no de aburrimiento de la vida en común.

Todo ello (y, como comprenderás, he simplificado mucho, porque el espacio es el que es) llevo a Aron y a su equipo a concluir que para ser felices en su relación, las parejas necesitan plantearse regularmente desafíos comunes. Desafíos positivos, divertidos, que recreen/provoquen esa auto-expansión que al principio de la relación lograban sin esfuerzo alguno.

¿Vamos con la moraleja (= lo que podemos aplicar desde ya)? Si vivimos en pareja, hemos de plantearnos qué hacemos a dúo, cómo nos divertimos juntos, y no conformarnos con considerar tiempo compartido de calidad ir a comer juntos o al cine. Son actividades demasiado facilonas. Hay que evitar lo fácil y buscar retos “excitantes y novedosos”, que nos permitan auto-expandirnos, porque si una relación no te permite sentir que creces personalmente, difícilmente te satisfacerá.

Insisto: está bien jugar a cartas o dar un paseo, pero si nos acomodamos y nuestra relación no tiene nada de excitante, ni un reto que superar, algo que nos saque de nuestra zona de confort, ¿qué crees que puede pasar? Pues si ya lo sabes…

¿Vuelo sin motor? ¿Karaoke? ¿Aprender salsa? ¿Campeonato de strip-poker? Habrá que ir pensando.

¿Te atreves a hacer un cuestionario para medir tu grado de auto-expansión en pareja? ¿Aprobarás? Lo encuentras en “Parejas: divertirse… ¿o morir?”

Entra en estos enlaces para informarte sobre mi trabajo como coach sexual y mis cursos de sexualidad y talleres.

 

40 respuestas a “Parejas: divertirse o… ¿morir? (I)”

  1. inais dice:

    Divertirse o morir; no me cabe la menor duda, innovar,buscar cosas nuevas, todo con tal de salir de la rutina…
    Aquí, porque solo se plantea con el sexo, pero sirve en las relaciones con los hijos(de vez en cuando, soltarse la melena e invitarles a desayunar en la playa);con los padres..fuera de tanta reunión familiar..en el trabajo, echar carcajadas bajo una cerveza y no los folios, etc..etc..
    Sin duda, los mejores compañeros se encuentran cuando comparten y experimientan..

  2. Heráclito dice:

    Por ejemplo, este verano playero mi paraeja y yo hemos realizado un salto adelante. De pasar a la rutina de baño en playa todos los días y en el mismo sitio , decidimos una ir a una playa nudista. Eso fue un buen comienzo, todo bonito y perfecto. Un dia estando desnudos en la orilla del mar la pues entre mis piernas, cogí arena mojada y empezé a darle masajes y enarenarla por todo el cuerpo . La sensación fue genial.Después me lo hizo a mi. Descubrimos una manera de estar bien en la playa y hacer por nuestra salud física y sensorial.

  3. Rafael dice:

    Pues mi mujer y yo hemos empezado a estudiar y practicar Tantra…

  4. Namorada dice:

    Totalmente de acuerdo.
    Con mi pareja anterior estuve 8 años y a la mitad de la relación nos volvimos independientes a la hora de practicar aficiones, cada uno tenía las suyas y con suerte compartíamos alguna como ver pelis, senderismo y poco más. Resultado nos fuimos alejando más y más, y cuando quise darme cuenta ya no sabía el camino de regreso. Y me fui para seguir buscando a mi mejor compañero de viaje.
    Hace un año que lo encontré, y la verdad, tardas poco en reconocerlo, no tienes que convencerte racionalmente de que es el adecuado. Simplemente lo sabes y lo sientes así.
    Puedes hacer cualquier actividad con esa persona, desde disfrutar de una noche de luna llena, hasta una carrera por el monte con obstáculos.
    Sé que al principio es lo fácil, estamos en la luna de miel de la relación, pero también creo firmemente que si continuamos poniendo de nuestra parte, procurando ofrecer la mejor versión de nosotros mismos y llevando de bandera el respeto, la confianza, el amor y el deseo,… esto seguirá siendo la experiencia más increíble y maravillosa de nuestras vidas. 🙂

  5. Perfecto! Muy buen articulo 🙂

  6. Jesus dice:

    Sylvia, propongo reeditar este post en breve en tu web. Para resucitarlo en el tiempo y que sigan opinando los que durante las fechas que lo publicaste no anduvieron por aquí.
    Seguro que hay mucha gente con cosas que aportar

  7. Pati Gregor dice:

    Simplemente Genial!!! Yo llevo 13 años con mi pareja y hace 2 tuvimos una especie de crisis, la verdad es que íbamos cada uno por nuestro lado y no hacíamos nada juntos y todo ésto influía por supuesto en nuestra vida sexual. Decidimos que ésto tenía que cambiar y ahora intentamos hacer mas cosas juntos y sobre todo DIFERENTES porque en relaciones duraderas eso de hacer cosas cotidianas no es que aporte la famosa CHISPA que haga que disfrutemos de la relación al máximo. Eso si también creo que son necearias eh? que de vez en cuando un salida al cine o a pasear.. también se agradecen. Bueno que me enrollo… lo que os quería comentar de mi experiencia personal es que como bien comenta Sylvia hay que alimentar las relaciones con PASION, ENERGIA, ADRENALINA y mucho SENTIMIENTO ,mejorará vuestra convivencia y vuestra vida sexual en común. Un besico para tod@s

  8. Carmen Ruano dice:

    Tiempo??? Pero… queremos tenerlo??? A veces es una cuestión de querer tenerlo. Invertimos mucho tiempo en… cada uno y cada una en lo que más le guste… por ejemplo, en esto del FB?… No tendremos a la semana tiempos para dedicarle a nuestra pareja?… Pues vaya!!!

  9. ojovertical dice:

    También hay unos cuántos que siguen mi mejor consejo y se leen Deseo de Syvia.
    Y todos quedan agradecidos.
    Así que aquí aprovecho para deciros que si sois seguidores de esta web, lo primero que tendríais que hacer es conseguir el libro y leerlo.

  10. Fernando Rodriguez Martín dice:

    TIEMPO.
    Para todo lo que emprendamos necesitaremos tiempo.
    Es lo que más penaliza y castiga a las personas hoy en día, la falta de tiempo.
    Una de las cosas que más necesitaremos si queremos reflotar nuestra convivencia dentro de nuestro entorno social, pareja, hijos, familia, amigos etc, eso es… Tiempo, diálogo, preparación de nuestras actividades.
    Yo observo desde mi camino ya recorrido que muchas parejas hoy día entre colegios, actividades de los hijos, horario incompatibles de trabajo, necesidades de… “ir de compras”, ¡Necesitamos tantas cosas!.
    Y se quedan como telón de fondo… a la espera de tener Tiempo… muchos y muy importantes temas de nuestra convivencia.
    La convivencia no es solamente… media hora… (he puesto mucho), de sexo un par de veces… a la semana, ¿al mes?.
    La convivencia es relación, comunicación verbal, conversaciones, preparación de lo que más tarde o mañana habremos de hacer.
    Inclusive una “enzarzada” batalla, o partida del… hundir la flota.
    Por supuesto previamente habremos de hacer uso del mejor botón que tiene la “caja tonta” ése que en inglés se denomina (off).
    No conozco mucho más el inglés pero…

    1. ojovertical dice:

      jajaja, llevo tiempo defendiendo esta idea en conversaciones de amigos o trabajo. Pero parece que la gente esta de antemano predispuesta a poner mil y una excusas para decir que eso es imposible. Creo que estamos inmersos en una trampa y que además nos cegamos para poder recular y coger perspectiva de nuestra situación. A quien le digo que hay que hacer esfuerzos para planificarse y buscar tiempo para uno mismo o para la pareja siempre me salta sin pensar ni medio segundo que eso es muy fácil de decir pero que la realidad es otra y no puede ser. ¿Habrá algo de miedo al cambio? ¿Habrá algo de estar acomodados en nuestra situación, mismo si esta no es buena (Virgencita que me quede como estoy)
      Pues yo creo que sí, que hay mucho de esto y otro tanto de que a la gente le fastidia mucho las “correcciones” o “críticas” sobre su vida, y mucho más si se hacen delante de otras personas, aunque haya confianza. En definitiva, faltan muchísimas dosis de modestia y auto crítica sin vergüenza .
      Y esto último es algo que cada vez llevo peor en los demás (mea culpa – auto crítica). Demasiado orgullo de bajo perfil eah.
      Ya me quedé más a gusto.
      Disculpad por mis críticas, jejeje.

  11. Paseante dice:

    Si he dado la impresión de justificar la prostitución, me disculpo. La prostitución tiene muchas causas. Incluso la incapacidad de muchos hombres para relacionarse de igual a igual con una mujer o para mantener relaciones sexuales con el grado de entrega e intercambio que, en principio, son deseables en ellas.

    También sé que muchas mujeres están aburridas de unos compañeros torpes, brutos, indeseables, egoístas… Podrían buscarse otros compañeros, fugaces o permanentes, buscar sexo de otras maneras… pero ellas renuncian demasiado fácilmente al sexo. En tiempos de paz y en tiempos de guerra. Esto me parece que no debería suceder. Pero, en fin, será objeto de otro debate.

    1. Fati dice:

      Con ese razonamiento me gustas más, Paseante. De hecho yo soy de las que piensa que muchas mujeres renuncian al sexo demasiado pronto por la educación que se ha recibido al respecto, ya sabes, lo que puse en el otro comentario. Si nos educaran más abiertamente, de manera que vivamos nuestra sexualidad libremente, no habría tanto trauma con el tema, ni tantos miedos, renuncias, etc. Todos y todas tenemos una sexualidad en potencia por explotar y ser explorada, la pena es que mucha gente no lo ha hecho y ni se le pasa por la cabeza. Este país en concreto necesita mucha educación sexual desde la infancia, cosa que no nos dejan hacer y hasta lo ven con ojos inquisidores.

  12. sylvia dice:

    PROPUESTAS DE ACTIVIDADES “EXCITANTES Y NOVEDOSAS” NO SEXUALES para hacer en pareja. Algunas ideas me han llegado por Twitter y Facebook, otras por email y alguna es mía.
    – Meterse en una atracción de terror o subirse a una montaña rusa.
    – Una guerra de pístolas de agua o, mejor aun, de pasteles.
    – Aprender a patinar.
    – Pintar un cuadro a dos manos ¡y que quede bien!
    – Ir al Bernabeu a ver un partido del Real Madrid (esta idea es de un twitter merengue, pero cada uno que se la adapte a su equipo si lo tiene. Tiene un pequeño defecto… si el equipo de uno siempre pierde, ¿qué pasa?)
    – Un curso de cocina japonesa (Idea compartida por No más dudas)
    – Descubrir cosas de vuestra ciudad que ambos desconozcáis (Se puede convertir en un juego en el que gana quien encuentre lo más original, curioso, divertido. El premio es cosa vuestra.)
    – Iniciar una colección.
    – Compartir voluntariado.
    – Kick boxing, puenting, similares.
    – Meterte en una web low-cost y comprar el billete más barato… del vuelo que salga en menos de cinco horas.
    – Lo mismo pero en una estacion de tren (en este cqaso, ha de ser el primero que se dirija a un lugar a no menos de 30 kilómetros.)
    – En FB, un hombre explica que su pareja y él les encanta jugar en red al Age of Empires, “una manera muy sana de atacarnos y sentir el placer de la victoria y la humillación de la derrota. Frente a frente, cada uno con su portátil. Muy emocionante!!!”

    Algunas me encantan. ¿Más propuestas?

  13. Fernando Rodriguez Martín dice:

    Bueno… mi Pareja y yo, llevamos tratándo de inventarnos algo así a cada semana…, o al menos de cuando en cuando, día sí, día no.
    Hoy ya con la hora que es me temo que andar escribiendo me va a acarrear perderme el momento dulce del día. Pero os quiero dejar mi parecer…
    Os puedo asegurar que Sylvia acierta de pleno cuando nos dá estos consejos. Algo más de treinta años de pareja así me lo avalan.
    Por tanto lo recomiendo encarecidamente… imaginación… imaginación y despues más imaginación, adobada con fuertes dotes de atrevimiento.
    En multitud de ocasiones nos hemos aventurado en plena Naturaleza… por estas tierras abundan zonas muy especiales, nos gusta mucho el montañismo y en ese aspecto… Por ejemplo el Torcal en Antequera tiene unas especiales condiciones.
    Atrévanse con un día de marcha en el “Bosque de Piedra”.
    Y porque nó… atrévanse aún más si cabe, en una noche de Luna llena.
    Llevense a su pareja a una de las cenas más románticas que puedan imaginar… Elijan una buena “mesa” y sin más luz que la de la Luna y las estrellas… entrénle a un apetitoso menú preparado con el más exquisito de los deseos.
    Y después pueden llegar… ¡¡¡¡¡los postres!!!
    ¿Porque no unir la novedad del especial sitio elegido para la cena con una muy especial forma de rematar la velada a la luz de la Luna?.

  14. Paseante dice:

    Vamos a calentar el ambiente. Después de muchos años juntas, las parejas se aburren. Mientras que los hombres sueñan (o buscan montárselo) con una más joven y desenvuelta, las mujeres simplemente tienen cerrado el chiringuito y no les importa mayormente. Sí les importa, por el contrario, que el hombre se busque la vida por ahí. El perro del hortelano. ¿Tendrá esto algo que ver con que los españoles sean lo mayores consumidores de prostitución (mujeres que se ofrecen, que buscan sexo, que lo hacen fácil, que se prestan a transgredir)? ¿Y por qué no se puede tener con la pareja ese sexo fácil y transgresor? Porque nuestra pacata moral prefiere la muerte por aburrimiento que el pecado del vicio. ¿Cuántas parejas sin fuelle conocemos? ¿Y cuántas desatadas? Y todo esto sin tener en cuenta todos los otros beneficios del sexo que Sylvia tan ricamente detalla. Señoras : aplíquense el cuento.

    1. Fati dice:

      Perdona Paseante. Los señores también deben aplicárselo si de lo que tratas es de generalizar. Me parece bastante mal que con tu comentario culpes a las mujeres de que los hombres consuman prostitución.
      Hay parejas que no se han descubierto por muchos años que lleven juntas, que no se han explorado, y esto les pasa a muchas mujeres, que cierran el chiringuito -como dices tú-, porque no ha habido comunicación y sí mucha vergüenza y miedos, frutos de la sociedad y de la religión que hoy día siguen viendo al sexo como algo sucio. Muchos estereotipos que fastidian a hombres y mujeres por igual. En consecuencia muchas no saben lo que es el placer, ni un orgasmo, y viven el sexo como algo pasivo, y eso cansa porque no gusta. Aquí ambas partes tienen su parte de culpa. La generalización que haces tú es fría, inexacta y sexista.

      1. Alejandra dice:

        🙂 tal cual Fati,..hay cada “señor” que es como para cerrar el chiringuito…

    2. ojovertical dice:

      Voilá, chappeau, se puede hablar largo y tendido de esto, pero si queremos conclusiones esquematicas, aquí diste en el clavo.

      1. sylvia dice:

        Fatima, tú eres de mi gremio: no nos gusta pensar mal de nadie, no nos gusta juzgar en negativo y somos un par de soñadoras (y yo, muchas veces, hasta ingenua) y, para colmo, como tenemos el tema sexo bastante claro, no entendemos que haya señoras como las que describe Paseante… y exasperan a tantos hombres. Pero -reconozcámoslo- haberlas haylas.
        Por cierto, a Paseante hay que irle cogiendo la onda… Le gusta dar caña y la verdad es que se lo agradezco, porque lo polticamente correcto (y ya se lo he dicho) impide crecer.

        (Paréntesis: Por cierto, a quien lea esto, insisto en algo que ya he escrito en más de una ocasión: cuando leemos los emails les damos una entonación que es la que le suponemos, pero que no tiene que ser la que le da quien lo ha escrito. Por ejemplo, algo que nos suena a ataque, puede ser ironía o ganas de provocar y aún así, en este último caso, cabría preguntarse ¿con o sin maldad? Esto tiene su peligro y al leer los posts de los demás andamos, muchas veces, sobre el filo de una navaja.)

        Es verdad que muchas renuncian al sexo porque no disfrutan, por mala educación, por malas relaciones con la pareja, pero tb las hay que renuncian por motivos que no justifican (y siento decirlo así, pero es como me sale en este momento) que un hombre DEBA entender su negativa a disfrutar carnalmente como algo lógico, aceptable, asumible para él.
        Tampoco estoy de acuerdo en que sea la principal razón por la que ellos acuden a una prostituta, hay tantas, pero que es una de las razones, ¡no lo dudo! Si no me dan lo que necesito, me lo busco en otra parte…
        Ojalá Monste Neira nos dé su opinión al respecto.

  15. Alejandra dice:

    Algo así me suponía yo, cuando me estrujaba las neuronas pensando en cómo activar lo lúdico en mi pareja de ya 30 años de convivencia. Es como si me hubieras leído el pensamiento! Yo tengo muy poco espíritu aventurero, y lo más arriesgado que me puedo plantear es una excursión en 4 x 4! no me mola el globo, el parapente, el paracaídas… asi que bajando un escalón de riesgo, me quedaría con alguna excursíon de senderismo, un fin de semana haciendo algo fuera de lo común, o un curso de algo que suponga salir, investigar,reír y probar.

    Pero realmente confirmo que sí se reactiva la ilusión aunque sea con algo que no tiene mucho de aventurero pero sí de lúdico. Hace unas semanas estuvimos una semana en la casa de un hijo mío ayudándolo a montar muebles para su nueva casita, ayudándolo a pintar, a cuidar de su hijita, etc.
    Y ver a mi marido, con tanto amor e ilusión, montar muebles ayudado por mi, mientras los chicos hacían otras cosas, verlo reír, verlo moverse como si estuviera organizando su propio hogar, me inundó de amor, de complicidad, de intimidad…

    No tiene casi nada que ver con la propuesta, pero ,a medida que leía el artículo, se me presentó ese recuerdo al momento.

    1. Jesus dice:

      Yo creo que sí tiene mucho que ver, las cosas que se hacen juntos son infinitas y variadas , no todo tiene que ser ocio – aventura de catálogo.

  16. Daniel de Culla dice:

    Mantener la llama del Amor…, difícil tarea. Imposible, cuando ya no queda aceite y ni una cerilla en el culo te hace brincar.
    Ah, y el texto, Sylvia, muy exquisito.

  17. Mamade5 dice:

    mmmmmmm, está muy bien, y me lo creo a pies juntillas… pero hay un pequeño escollo para algunos….. ¿quién se queda con los 5 hijos, 3 de ellos demasiado pequeños?, porque hacer cosas juntos es genial, pero es que hay que “colocar la carga”, eso en determinadas situaciones extremas ¡¡es tela de complicado!!.
    Podemos llegar al cine una tarde o algo así, pero situaciones más amplias y que requieran mucho más tiempo… complicado lo tenemos algunos.
    Tenemos que aguantar el tirón hasta que sean lo suficientemente mayores para que unos se cuiden a otros o que alguien se quiera quedar con todos sin que le de un pasmo.
    Dicho esto… estoy totalmente de acuerdo 😉

    1. sylvia dice:

      Alguna vez he propuesto que además de los abuelos existen los amigos… Claro que en tu caso, la cosa está complicada, porque cinco son muchos hijos, y si los trillizos son peques… ¡Uau! Gracias a dios que los amamos con locura.
      Pero no tiraría la toalla: el tiempo de un cine, ¿no da para otra cosa? Son unas dos horas, ¿qué podemos hacer diferente y nos haga ilusión? Aunque algo me dice que lograr ese momento cine debe ser tan difícil que eso ya lo convierte en un momento extraordinario y de lo más gratificante… En realidad, cada uno ha de medir la variable “excitante y novedoso” en función de sus propias circunstancias.

      ¿Y algo aventurero en familia? Los peques se quedan con alguien y nos llevamos a los grandes a hacer algo que implique un reto, una aventura, algo diferente y que a los papis tb les divierta.
      ¿Por qué no planteas el tema en tu blog (he visto la red de personas/blogs que os ocupáis del reto de criar a los hijos)? Me juego algo que como mínimo sale una buena idea.

      Y ya lo dices bien, crecerán. Lo importante es no sentir que nos perdemos por ellos.

  18. LP dice:

    Pues yo estoy pensando en ir a pescar truchas ^^ …. Jajaja
    muy bueno el post. Esto tenía que ser publicado en todos los medios de comunicación e igual se salvaba mas de un matrimonio.

    1. sylvia dice:

      Tu ríete, que a mi me encantó. Tuve una experiencia trucha el verano pasado y me cautivo. Parece la cosa más relajante del mundo, pero la espera, verlos nadar cerca tuyo y que no pican, el momento en que muerden el anzuelo y se entabla la batalla… y se liberan… o los pescas… Eso sí, todo vuelve al agua. Me encanto. Reconozco que cuando picaban sufría hasta verlos en el agua nuevamente, pero me encantaría repetir experiencia.
      Y por si las moscas… no pienso contestar a ningún comentario de vegetarianos, ligas protectoras de animales o parecidos.

      1. LP dice:

        Me rió por el guiño, que veo que los has pillado al vuelo!!! Jajajaja… pero a demás como bien te puedes imaginar la frase tiene doble sentido para mí!!! Tu guiño y mi guiño.

        De todas formas se me ocurre o más bien estoy recordando el día que penqué caballas… ni te imaginas lo que tiran esos bichos de la caña!!! Jajajajajaj.. y me rió porque se le podría dar un doble sentido a la frase y no, no!!! Lo estoy diciendo muy enserio. Que bien me lo pasé aquella tarde, en el barco y pescando aquellos peces de 30 cm. ¡¡¡ es una pasada!!! … y para parejas, totalmente válido que al tirar tanto por la caña siempre tienen que echarte una mano, que sumado al roce y a que uno va en bañador!! Pues sería una buena práctica para compartir…. Pensaré en más. ;p (por cierto la mayoría pican y se van, jajajaja)

        1. Jesus dice:

          Un par de dias en velero, a mí tambien me cautivó

  19. jesus dice:

    Hay que elaborar una lista practica: aportad cada uno una (como mínimo) sugerencia:

    Aquí van tres que ya hice y aconsejo fervientemente:
    – Un bautizo en submarinismo, y si gusta, continuar ….
    – Ir en pareja a darse un masaje sensitivo tántrico, oriental… etc. Es una delicia para los sentidos.
    – Un vuelo en globo. Si estáis por España, os aconsejo el que conozco y sin duda repetiría: el de la travesía de los Pirineos. PRECIOSO

    Sé que a muchas personas les puede parecer un tanto lujosos y caros. Pero paraos a pensar detenidamente: son cosas únicas que todos deberíamos probar, y no dejarlas para “más adelante”. La vida pasa y nosotros siempre encontramos excusas para posponer el disfrutarlas para un futuro. Cuando realmente el futuro no existe. Sólo el presente es de verdad. ¿Me explico?. Quiero decir que nos pasamos la vida entera haciendo planes de futuro y aplazándolo todo así para mañana.

    Más sugerencias por favor??

  20. Paseante dice:

    Post interesante. Me sumo a la incitación a echarle un poco de aventura, imaginación y atrevimiento para hacer juntos actividades que impliquen un cierto riesgo, exposición, osadía, etc. También son convenientes actividades de perfil más bajo, como ir a un restaurante o al cine, entre otras cosas porque la altura de los perfiles depende de cada cual y también porque unos buenos protagonistas pueden sacarle partido a casi todo, unos malos no se lo sacarían ni a una noche en casa de Drácula.
    Es difícil encontrar un menú de actividades que apetezcan a los dos, creo que este es el problema segundo. El primero, lógicamente, es querer hacer ese tipo de cosas con la pareja. A cada pareja corresponde encontrar su menú. Creo que el menú puede incluir cine, restaurantes, puenting, teatro, sexo en otros contextos y con terceros…
    Creo que hay muchas parejas que carecen de interés por hacer cosas juntos, otras quieren hacerlas pero no las mismas.
    En fin, tan difícil como mantener el espíritu intrépido me lo parece encontrar una panoplia de cosas estimulantes para los dos. Entre otras cosas porque el interés por las cosas es, a menudo, el interés por la persona que acompaña y si el interés decrece, mengua lo otro, etc.
    Otra cosa: entre los riesgos que pueden suceder por ir por el mundo enfrentándose a retos, creo que es un riesgo más cierto el de ir consumiéndose como un cigarrillo si no se hace algo para cambiar las cosas, a veces la revolución incluso.

  21. sylvia dice:

    Como ya me parecía haber escrito demasiado, me dejé algunas cosas en el tintero que me gustaría compartir.
    El propio Aron explica que una vez a la semana, su esposa y él tratan de una “hacer algo que nunca hayamos hecho antes o no hayamos hecho en mucho tiempo. Eso es novedoso, desafiante y excitante para los dos”. De hecho, aconseja sentarse juntos, hacer una lista y plantearse algo tan simple como esto: “Si siempre van a la ópera, entonces ¿por qué no ir a las carreras de caballos? Si van a las carreras de caballos todo el tiempo piensen en ir a la ópera. Busquen algo muy diferente que sea factible y háganlo”.
    Y concluye: “Lo que mantiene el sentido del amor y la pasión y la emoción y la conexión es que cada uno sienta que la relación y su pareja le están haciendo crecer y trae emoción a su vida”.

  22. Cotas dice:

    Pues si, estoy totalmente de acuerdo y me gustaría añadir algo…. y es que deberíamos intentar poner risas a las situaciones más tontas del día a día, esa complicidad que nace cuando reímos juntos es muy atractiva… y engancha…

  23. Sinpelosenlalengua dice:

    Tienes razón Sylvia, habrá que ir pensando.
    A mi se me ocurre retarle a una partida de paint-ball, pero cómo nos salga la mala leche igual es peor. También me giustaría tirarme en paracáidas, pero dudo que se apunte.
    Me gustarían ideas.
    ¿Qué puedo hacer que se salga de lo típico? El psicólogo debería prestarnos a todos esa lista de actividades.

  24. Me parece muy interesante y pienso que cierto.
    Habrá que ponerlo en practica.

  25. Diana dice:

    Me gusta mucho el tema que planteas Sylvia, es muy importante disfrutar con tu pareja de las cosas cotidianas de la vida, y sobre todo, hacer cosas nuevas cada cierto tiempo para no caer en lo rutinario. Disfrutar del otro hace aumentar las ganas de estar con el y compartir, buenos consejos, muchas gracias y un saludo!

  26. Ema71 dice:

    Me ha encantado el post, sale totalmente de lo esperado…expandirnos más allá de lo sexual para reactivar a la pareja … ( sin olvidar el sexo, obviamente ) .Aunque a veces sea difícil arrastrar a tu pareja a actividades no usuales ( ej. yo adoro bailar, mi pareja no), es ahí donde está la clave….en aventurarse !!!

  27. Erosplorer dice:

    Me ha gustado mucho ese enfoque de la diversión hacia el reto y no hacia lo comunmente admitido como tal.
    Muchas parejas creen que se divierten porque van al cine o van juntos de viaje. Es muy importante buscar una actividad común. Lo he podido observar, las parejas que hacen eso duran más. Conozco una que hace veinte años que interpretan papeles en obras de teatro amateur, por ejemplo, y yo los veo muy bien.
    Digo las veo muy bien, porque en cuestión de parejas lo que se ve desde fuera no tiene porqué coincidir con lo que sucede dentro.

  28. Dora dice:

    Un post muy importante que voy a tener en mente a partir de hoy.

  29. Nos ha encantado el artículo y es completamente cierto lo que indicas Sylvia. No hay nada más gratificante que emprender nuevos retos y actividades que contribuyan con la autorrealización, y por supuesto que si es en pareja, muchísimo mejor! Un saludo y estaremos muy pendientes de la encuesta!!

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con