Los privilegios de ser heterosexual o lo injusto de vivir en minoría

Confieso que no logró averiguar autoría, pero imagino que es obra de algún grupo LBGT estadounidense*. The Heterosexual Privilege Chacklist es una lista creada para que los heterosexuales tomemos conciencia (¿lo intentamos?) de lo que implica no serlo en un mundo donde somos aplastante mayoría. ¿A qué se refieren cuando hablan de privilegio? Básicamente, a la presunción social de que todas las personas son heteros, al refuerzo positivo que recibe el comportamiento heterosexual frente al comportamiento que no lo es y a los derechos civiles básicos y privilegios sociales que una persona heterosexual recibe automáticamente, pero que se les niega sistemáticamente a las personas lesbianas, bisexuales, gays o transgénero (=LBGT) simplemente por serlo.

Creo que es importante que quienes formamos parte de la mayoría nos demos cuenta de lo difícil que es ser diferente a la masa y seguir con tu vida. Hace algunos años, viajando por Asia, llegué a una aldea donde un crío de poco más de un año huyo despavorido al verme. Aquello fue revelador. Vivo cómodamente instalada en mi verdad, ¿cómo será ser blanca en un país de gente no blanca, por ejemplo? ¿Cómo sería vivir en un mundo donde alrededor del 90 por ciento de las personas fuera homosexual y todo estuviera concebido a la medida de sus necesidades, no las mías? Ponte en sus zapatos. En fin, la lista dice así (la he traducido lo mejor que he podido, admito correcciones):

“En un día cualquiera, como persona hetero (en inglés, dice straight = recto/correcto/serio, en contraposición a quienes se salen de la línea)…

1. Puedo estar bastante seguro de que mi compañero de cuarto, de residencia (en referencia a los colegios mayores) y compañeros de clase se sientan cómodos con mi orientación sexual. (Aclaración: tener en cuenta que en inglés, la redacción no distingue femenino/masculino, dice: “I can be pretty sure” e incluye ambas posibilidades.)
2. Si cojo una revista, veo la televisión o reproduzco música, puedo estar seguro de que mi orientación sexual estará representada.
3. Cuando hablo de mi heterosexualidad (bromeando o refiriéndome a mis relaciones), no seré acusado de imponer/promocionar (el verbo utilizado es “to push” que puede traducirse de distintas formas) mi orientación sexual a otras personas.
4. No tengo que temer que si mi familia o amigos averiguan mi orientación sexual tenga consecuencias económicas, emocionales, físicas o psicológicas.
5. No crecí con juegos que atacan mi orientación sexual. Por ejemplo, la etiqueta de maricón o “smear the queer” (difamar al homosexual. Supongo que se refiere a esos juegos en que los críos se insultan/ningunean acusándose de ser gays. Ojo, he traducido literalmente la expresión, pero si alguien puede añadir luz, adelante.**)
6. No soy acusado de haber sido abusado, de ser un pervertido o estar confuso psicológicamente a causa de mi orientación sexual.
7. Puedo volver a casa de la mayoría de las reuniones, clases y conversaciones sin haberme sentido excluido, asustado, atacado, aislado, superado en número, no escuchado, dejado de lado, estereotipado o temido por mi orientación sexual.
8. Nunca se me pide que hable en nombre de todo aquel que es heterosexual.

9. Puedo estar seguro de que mis clases incluirán materiales curriculares que testimonian/reflejan la existencia de personas con mi orientación sexual.
10. Nadie me pregunta por qué elegí mi orientación sexual.
11. Nadie me pregunta por qué decidí hacer pública mi orientación sexual.
12. No tengo miedo a revelar mi orientación sexual a mis amigos y familiares. Se asume.
13. Mi orientación sexual no se ha asociado nunca con un armario.
14. La gente de mi género, no trata de convencerme de que cambie mi orientación sexual.
15. No tengo que defender mi heterosexualidad.
16. Puedo encontrar fácilmente una comunidad religiosa que no me excluya por ser heterosexual.
17. Puedo contar con encontrar a un terapeuta o un médico dispuesto y capaz de hablar de mi sexualidad.
18. Existen garantías de que encontraré textos de educación sexual para parejas con mi orientación sexual.
19. No tengo que preocuparme de que la gente me vaya a acosar debido a mi orientación sexual.
20. No tengo necesidad de calificar/matizar (la palabra usada es “qualify”) mi identidad heterosexual (nuevamente usan la palabra “straight”).
21. Mi masculinidad/feminidad no es cuestionada a causa de mi orientación sexual.
22. No se me identifica por mi orientación sexual.
23. Puedo estar seguro de que si necesito ayuda legal o médica, mi orientación sexual no me perjudicará.
24. Si mi día, semana o año va mal, no necesito plantearme si cada episodio o situación negativa tiene algo que ver con mi orientación sexual.
25. Independientemente de si voy a un teatro, alquilo un vídeo o voy al cine (literalmente dice: “I go to a theater, Blockbuster, an EFS or TOFS movie”), puedo estar seguro de que no tendré dificultad en encontrar representada mi orientación sexual.
26. Estoy seguro de que en mi lugar de trabajo hay personas con mi orientación sexual.
27. Puedo caminar en público con mi pareja sin tener que soportar la mirada clavada o reacciones por parte de la gente.
28. Puedo optar por no pensar políticamente sobre mi orientación sexual.
29. No tengo que preocuparme de comunicarle a mi compañero de piso mi sexualidad. Se asume que soy heterosexual.
30. Puedo permanecer ajeno/a a la lengua y la cultura LGBT, sin padecer sanción alguna por tal olvido.
31. Puedo pasar meses sin ser llamado hetero (nuevamente “straight” en inglés).
32. No se me agrupa a causa de mi orientación sexual.
33. Mi comportamiento individual no repercute en las personas que se identifican como heterosexuales.
34. En la conversación cotidiana, el lenguaje que generalmente usamos mis amigos y yo asume mi orientación sexual. Por ejemplo, cuando (inadecuadamente) decimos sexo solo nos referimos al sexo heterosexual o cuando decimos familia nos referimos solo a parejas heterosexuales con niños.
35. La gente no asume que tengo una gran experiencia en el sexo (¡o incluso que la tengo!) por el mero hecho de mi orientación sexual.
36. Puedo besar a una persona del sexo opuesto en el centro o en la cafetería sin que se fijen en mi o sin sentir que me observan o me clavan la mirada.
37. Nadie me llama hetero con malicia.
38. Las personas pueden usar términos que describan mi orientación sexual y que éstas signifiquen cosas positivas (es decir “recto/straight como una flecha”, “de pie con la espalda recta/straight” o “enderezar”) en lugar de términos humillantes (por ejemplo, “uf eso es gay” o “maricón”).
39. No se me pide que me plantee por qué soy heterosexual.
40 Puedo ser abierto acerca de mi orientación sexual sin preocuparme por mi puesto de trabajo.”

Acaba así, aunque creo que convendrás que esta lista se queda corta. Piénsalo.
Tolerancia. Respeto. Mejor algo más: ¡normalidad!

* Se inspira en una lista anterior creada por Peggy McIntosh, una feminista estadounidense y directora adjunta de la Welesley College Center for Research for Women, que ennumeró los privilegios de los blancos.

** Rafa Sánchez Freyre, pedagogo y educador sexual, me advierte que “el juego ‘Smear the queer’ consiste en ‘dar collejas al raro’. Acostumbra a jugarlo chicos. Supongo que entre niños ‘the queer’ (‘el raro’) es fácil que sea elegido el gay o el amanerado”.

No dejes de visitar la web de We Give a Damn Campaign, que se centra en la lucha por la igualdad de gays lesbianas, bisexuales y transgéneros, apelando sobre todo a la comunidad hetero. En sus vídeos (muy buenos) han participado personajes como Elton John, Whoopi Goldberg, Cynthia Nixon, Cyndi Lauper, Sharon and Kelly Osbourne, Judith Light, Kim Kardashian, Clay Aiken…

48 respuestas a “Los privilegios de ser heterosexual o lo injusto de vivir en minoría”

  1. MarX dice:

    Acabo de leer el post y se me han saltado las lágrimas, ojalá no tuviera que sufrir más. Aunque odio las etiquetas diré que soy homosexual (soy chico). Leyendo el post me he emocionado, pues todos esos puntos los respiro con sólo salir a la calle.

    Recuerdo que cuando trabajaba en mi primer empleo me quería morir, tenía 20 años y estaba rodeado de heterosexuales hablándome de chicas todo el tiempo, enseguida me di cuenta que de entre una veintena de tíos me encontraba completamente solo. Me preguntaban que para cuándo la novia, mi jefe mujeriego vicioso me atosigaba para que me fuera con él de putas, no le importaba estar casado y con hijos, se iba igualmente. Yo soy muy fiel a mis sentimientos y a todos les decía que NO, pues yo me enamoro de hombres, no sé por qué porque realmente son unos capullos sin corazón, pero me enamoro de ellos. En muchas ocasiones el miedo me paralizaba y escuchar detrás de las puertas “se pone nervioso cuando le hablo de hembras”, ellos me decían que era muy desconfiado. Llegaba a mi casa y ¡A llorar!

    Todo ese día a día insufrible, toda la asquerosa homofobia que se vive en la calle, en los comentarios de la gente heterosexual que se cree más normal que ningún otro, que se creen que eres uno más de ellos, puede conmigo y me hace mella, trato de ser bueno con la mayoría.

    Nunca entenderé qué ven los heteros de malo que a mí, siendo hombre, me resulte precioso otro hombre y ese sentimiento me mate de ternura y ganas de protegerle. ¿Eso es tan malo? ¿Por eso nos privan de derechos? ¿que no somos humanos? ¿Qué coño somos? ¿extraterrestres enamorándonos de insectos palo?

    Hoy tengo 28 años, desde los 24 mis padres, hermanos y mis amigos más valiosos saben cuál es mi verdadera orientación sexual. A veces cuando algún hermano se pelea conmigo me llama “maricón comepollas” pero soy consciente de que eso pasaría así. Aunque solo cuando nos matabos vivos, normalmente son muy buenos conmigo y no les importa mi sexualidad. Pese a toda la evolución de salidas de armario y demases, me sigo sintiendo sólo, sobre todo cuando estoy rodeado por grupos de chicos y cómo no, siempre sale el temita de la homosexualidad y todos a despotricar a gusto.

    A veces pienso ¿y si hubiese sido heterosexual? mi respuesta es “nada habrías tenido que sufrir, ningún miedo hubieras sentido a lo largo de tu vida, podrías hablar de sexo con todo el mundo sin que te miren mal, podrías ligar en cualquier lugar”. Porque claro en el trabajo era normal hablar de putas, eso sí es mu’ normal… normalísisimo…

    Espero que ningún hetero se sienta molesto pero a veces necesito soltar toda la mierda de dentro. Saludos y gracias por esas muestras de apoyo.

  2. Miguel Angel dice:

    Todos tenemos derecho a ser lo que somos, es un post que la gente lo entendería pero algunos por su mentalidad accidental, tal vez no sea por su culpa o por desinformación, no aceptan lo que no sea hetero, ante todo respeto a las lesbianas, gays, etc…., nadie nos dió a elegir nuestra orientación sexual, lo veo pura naturaleza, un cordial saludo. :))

  3. LP dice:

    Recibido no tuve tiempo a re- contestar jejeje 😉

  4. dacoca dice:

    Eyyyy, sí, sí que me llegó el mail. Te lo he contestado, pero no me aparece en la bandeja de enviados, o sea que lo mismo la informática continúa con sus malas pasadas. Dime si lo has recibido, ¿vale?

    Besote.

    1. LP dice:

      JAJAJAJAJAJA…. me parto la primera y la segunda no funcionan, espero que a la 3ª vaya la vencida, te envié un mail a ver si es verdad y funciona… Ahora no tengo mucho tiempo pero contestaré a lo de arriba de los roles, jejeje. Besotes

      PD: sino llega el mail que te envié avisa y te paso el mail, jajaja

  5. dacoca dice:

    Los problemas de la informática: no sé que ocurre con mi dirección de mail que he dejado, estoy averiguando qué pasa.

    LP, si quieres puedes dejar la tuya.

    Sorry, jej jej jej.

  6. dacoca dice:

    Respecto los roles, os puedo decir que en mi caso depende mucho de la situación y del chico con quién me encuentre. No todos los chicos me inspiran realizar las mismas cosas, y esto depende de diversos factores, a bote pronto estos dos: el físico (cara y cuerpo) y lo “buena gente-cariñosos” que sean.

    Si me atraen físicamente la relación puede llegar a ser más “carnal”, si son buena gente pasa a ser más emotiva, más dulce. La relación más carnal es la última que prefiero, puesto que no disfruto tanto, el “aquí te pillo, aquí te mato”, en general, no me va demasiado, prefiero la mezcla. Puedo pasarlo muy bien solamente con las caricias, miradas, complicidad, abrazos, etc. Y si bien me gusta “terminar”, éste no tiene por que ser el objetivo que busque.

    Creo que la edad es un factor importante en esto: los jovenes van más al “lío”, a correrse, siendo explícitos, vamos; por otro lado, creo que los pre-maduretes (JES JES JES) vamos ya por otros derroteros. ¿Soy el único que piensa esto, o lo ha vivido así?

    Dentro de mi versatilidad, soy más pasivo que activo, pero, tal y como os he dicho antes, según el chico y lo que se dé durante los momentos que estamos juntos, me gusta ser activo también. No es que antes de empezar decida adoptar un papel u otro, sinó que simplemente dejo que vayan ocurriendo los acontecimientos. Por tanto, estoy bastante de acuerdo con tu amiga, LP: los roles cambian; mejor dicho, los roles se van “dando”, van apareciendo…

    Respecto a esto último, prefiero estar con gente que no tenga un esquema mental de lo que hay que hacer; entiendo que el otro tiene unas preferencias o deseos que quiere satisfacer, pero me agobia encontrarme con gente que no sepa dejarse hacer, que lo primero que digan sea “¿Te gusta tal cosa?” o que te “inviten” a hacerles lo que sea. A éstos últimos, la mayoría de las veces, los dejo allí plantados JOS JOS JOS.

    Caray, me estoy dando cuenta que casi que soy el único que es tan explícito explicando sus cosas.

    Ey, os dejo, que por ahora estoy bastante pasivo en mi curro y tengo que empezar a ser un poco activo, que son las 9:52 de la mañana.

    Aquí está mi mail: davidcorca@yahoo.com

    1. dacoca dice:

      Eyyy, me confundí de mail: davidcorcan@yahoo.com

    2. sylvia dice:

      Jajaja… cada uno tiene su tema. ¿No te parece? Buena semana!

      1. dacoca dice:

        Bua, si es que cuando me pongo… 🙂

        Pués sí, cada uno/a tiene su mochililla (llena de cosas buenas y no tan buenas).

        Un saludote.

  7. dacoca dice:

    En lo que se refiere a lo otro: versatil, ¿y tu? JOS JOS ¿Quieres alguna información más? JES JES

    Caray, no conocía el estado de los USA, pero me alegro le hayan dado un giro al asunto.

    Una amiga mía es bisexual, y lo lleva la mar de bien, la verdad. Ahora sale con un chico, vaya un señor que casi le dobla la edad, desde hará más o menos un par o tres de años, sinó más. Está enamoradísima y quiere a su chico un montón, vaya, los dos se quieren mucho. Y yo diría que para nada piensa en estar en estos momentos con una chica. Si bien es cierto que me ha comentado alguna vez que, estando con una chica encontraba a faltar el miembro viril. Ella, ya os digo que lo lleva bien.

    Cuando voy de “picos pardos” me he encontrado a bastantes chicos, supuestamente heteros o bien bisexuales, y les he preguntado cómo lo llevan. Me contestan que bien “Mientras no se entere mi mujer o novia”.

    Total, que creo que esto de llevarlo bien o mal es simplemente cuestión de la persona. Si ya de por si es de comerse el coco y tal, pues en ese ámbito de su vida podría ser que también le diera vueltas al asunto. No sé, lo mismo Raquel nos pudiera dar su visión en tanto que psicóloga.

    Yo ya os digo que, mucho me temo, no lo llevaría demasiado bien eso de ser bisexual, aunque bueno, nunca se puede saber.

    A mi me hace mucha gracia cuando en los chats de la televisión aparecen anuncios del tipo “Hetero x hetero”-“Hetero x gay”. ¿Qué les pasa a estos chicos/hombres? ¿Les da miedo reconocerse como bisexuales, y de ese modo perder su “hombría”? Se me ocurre que lo mismo ligan más con ese tipo de anuncios. Lo que sea, pero yo cada vez que veo esos avisos me parto de la risa y me pregunto dónde les queda su autoconocimiento y autoreconocimiento.

    Ala, que tengáis un buen lunes!!

    1. LP dice:

      Hablaba de tú actividad en la web, jajajja… pero bueno si quieres como información adicional me valdría el mail, jajajaja… respecto a roles tengo una amiga que opina que se cambian y no tienen que ser fijos ¿qué opinas al respecto David?

      Respecto a la bisexualidad, opinaba de forma general, no sé, tengo la sensación de que les cuesta más, mucho más, reconocer su heteroflexibilidad (“como me gusta esta palabra al igual que la de homoflexible, palabra que leí en está página”) … a mí también, personalmente me encantaría ser homoflexible, menudo placer eso de poder escoger cualquier tipo de sexo, me parece la caña, pero va a ser que no, jajajaja…

      Feliz lunes… a currar DACOTA!!! Que aquí mi lunes esta bastante … pasivo. jajajaja

  8. dacoca dice:

    Hola de nuevo,

    Lo ideal sería que no fuera noticia que tal jugador de fútbol o tal chica tenista sale del armario, pero mirándolo de forma positiva, es una manera de “normalizar” la cuestión homosexual. Yo deseo fervorosamente que en algún momento el Día del Orgullo homosexual, transexual, bisexual, etc. deje de existir, ¡¡¡será indicativo de que tod@s tenemos los mismos derechos y no estamos discriminados por nada ni por nadie!!!

    Raquel, entiendo perfectamente que quisieras añadir más información sobre tu identidad añadiendo tu profesión a tu nick, lo que no me pareció correcto, fué que lincaras tu web. De todos modos, y tal y como he dicho en mi anterior comentario, a LP le ha servido para poder conocer más cosas sobre la homosexualidad en un estudio que tienes allí colgado.

    Os dejo un ejemplo de alguna de mis salidas del armario:

    Un día en una clase de step la profesora daba el nombre de “mariconada” a un paso que teniamos que hacer, simplemente se trataba de saltar encima del step y luego bajar. Y ella venga a decir “!Mariconada!” y ale de nuevo “Mariconada”, total, que a mi se me estaban inflando lo que llevo dentro de una bolsa, las pelotas vamos, y terminé por acercarme a ella y decirle “¿Puedes dejar de decir mariconada?”, le cambió la cara de golpe y me pidió por dos veces disculpas; durante esa clase (y espero que en ninguna más ni en ningún otro ámbito de su vida) dejó de decir “mariconada” y utilizó “salto” para describir lo que ciertamente había que hacer. Esto fué hará unos 3 años, aproximadamente, yo tenía 36 y ya estaba un poco más curtidillo con esto de la normalización y salida del armario.

    Alaaaaaa, a comeeeeeer!!!! Más besotes!!!!!

    1. Gracias LP por tu interés en el estudio (espero que te guste) y gracias también a Dacoca por entender antes incluso de mi mensaje .. Por cierto LP tienes razón en proponer que en familia se hable de más naturalidad, el problema radica en que un tercio de los secretos familiares son sobre el sexo (adulterios, orientaciones) y claro está de los secretos no se habla.. además, por desgracia cada familia que espera un nuevo miembro le confiere casi de forma automática el sesgo de ser hetero. La verdad es que igual que hasta los 3,4 meses de embarazo no sabes el sexo físico/genital podríamos entender que hasta unos años después no sabremos hacia donde irá su atracción sexual, no os parece? Por cierto, fantástico, esperada y necesaria la abolición del dont ask don’t tell del ejército americano.

      1. LP dice:

        Hola Raquel, no recuerdo cuando fue el día en el que caí en la cuenta de lo que me gustaba, atraía y deseaba, fue bastante joven, creo que NACI, jejeje; aquello de naces o te haces, pues en mi caso, nací, nunca tuve atracción física por el sexo contrario.

        Y sí es habitual que los PADRES, creo que con excepción de aquellos que tienen un caso cercano y aceptado, que nunca piensen en que se hij@ pueda ser homosexual hasta que de repente un día te dicen “papa-mama soy gay-lesbiana” y ahí cada uno tiene sus tiempos que hay que respetar e intentar ayudar (NEGACION-ASIMILACION-ACEPTACION).

        Y me alegra mucho que los militares EE.UU consiguiesen lo que les pertenecía por NATURALEZA. Ahora solo espero que en ESPAÑA no perdamos lo que conseguimos hasta ahora… habrá que verlo para la siguiente etapa política que se presenta.

        Un saludo y un placer Raquel. “Dacoca es un tío en enrollado, activo… en lo que a la web se refiere, jejejeje”

        PD: Tengo la sensación que los bisexuales… lo llevan aun peor que nosotros ahora mismo, y no sé el por qué?

  9. dacoca dice:

    Holas a tod@s,

    Por supuesto!!! Yo puedo hablar con naturalidad de sexo con los amigos/as heteros; lo que sí es cierto es que quizás no sea ese un tema habitual de conversación, pero cuando sale, pués la charla es muy enriquecedora para amb@s. Es cierto que con algun@ la conversación es más distendida que con otr@s, y los temas que aparecen con cada un@ de ell@s es diferente: algunas veces preguntan más sobre el tema del cruising (¿Cómo notas/sabes que un tío en los lavabos quiere rollo?¿No haceis ruido? etc…) otras veces es más del palo… “prueba a hacerle esto o lo otro”, o bien, “quisiera pedirle hacer un trío a mi pareja pero no me atrevo a planteárselo”

    Respecto la publicidad del web de Raquel: pués sí, en un principio me pareció mal que aprovechara el blog de Sylvia para anunciar su consulta, pero, me retraigo de mi opinión y la cambio al ver que a ti, LP, te ha servido para recibir información nueva. O sea que… perfecto. Yo no estoy muy acostumbrado a escribir en blogs y desconozco las “costumbres” hay en estos ámbitos, pero si la cosa es ampliar conocimientos… pués bienvienidos, vengan por la vía que vengan!!

    Lo de las asignaturas de Sexualidad y Tolerancia: ¡un 10, oye! Ahora que las familias ya pueden ser también monoparentales, heteros u homosexuales, creo que sería un buen momento para dar a conocer a los chavalines y chavalinas esta otra realidad. Ell@s no tienen ninguna clase de prejuicios al respecto y no pasaría por ningún tipo de filtro la información que recibieran. Tendría que ser un trabajo basado en el tàndem escuela-familia.

    Lo malo, los prejuicios de algunos padres: ¡quizás lo primero sería educar a las personas adultas (que no todas son maduras)! ¡Que corre por ahí cada un@ que no veas!

    Ey, que tengais un buen martes!! Besotes a tod@s!!

    1. hola Dacoca, estoy de acuerdo en que la información de los medios audiovisuales no favorece en absoluto la información veraz y creo que fomenta la discriminación cuando creo que tod@s somos iguales.

      Creo que si a nadie le tiene que importar con quién se acuesta otr@ (obviamente mientras no sea menor y sea consentido), no veo por qué tiene que ser noticia quién sale del armario.

      Mis disculpas a tod@s l@s que hayan entendido que poniendo mi profesión lo que pretendia era hacerme publicidad, simplemente lo escribí porque es parte de mi identidad.

      Feliz semana a tod@s

  10. Hola a tod@s, en primer lugar, quiero felicitar a Sylvia por favorecer con sus post que la gente hable con naturalidad de todo lo relacionado con el sexo. Me parece fantástico que facilite el intercambio de ideas y de sentimientos en torno a un tema que aún no sé por qué sigue siendo tabú. El sexo es natural y milenario, así que ¿alguien me explica quién sigue poniendo trabas para que hablemos de sexo, atracción y amor únicamente circunscrito a matrimonio y parejas heterosexuales?

    1. dacoca dice:

      Quizás seamos nosotros mismos los que, en parte, pongamos trabas. También es cierto que no hace mucho viviamos en una represión, cosa que hace que aún vayamos dando coletazos en ese sentido.

      La televisión podría ayudar a quitar esos impedimentos, pero los magníficos programas que hacen a media tarde en según qué cadenas colaboran poco, muy poco, en conseguir la “normalidad”

      Para terminar: Raquel, me parece muy mal que aproveches la página de Sylvia para hacer publicidad de tu consulta.

      Que vaya bien el lunes.

    2. LP dice:

      Hola Raquel, creo que el problema simplemente reside en la educación.

      En familia se debería tratar con más naturalidad y si esto fallase, que falla creo que más de lo que pensamos, una asignatura en el colegio de SEXUALIDAD y TOLERANCIA, no vendría nada mal (“obligatoria”).

      Es como todo, cuanto más amplios de miras … mejor para todo no?

      Un saludote, lete

      PD: Ya vi que tienes un estudio acerca de la homosexualidad en tu web… lo leeré.

  11. Elos dice:

    y continuo porque se me escapó.. jejej os hablaba de mi amigo

    tb es simpático, alegre y muy aseado pero lo que más aprecio de él es su madurez y sensatez. Y esto viene dado por sus luchas internas y externas causa de su excepcionalidad. Alguna ventaja tenía que tener esto de ser “distinto”…. creo que superar miedos hace mejores personas

    Respecto a la pregunta de DACOCA yo diría que la diferencia entre hablar de sexo con un hetero o un gay, es que cuando hablo de sexo con un gay no está frente a mí un hetero que considera que su principal función es ejercer de “macho” , es decir cuando hablo de sexo con un gay sólo vamos a hablar y eso libera ambas partes y en el otro caso alguna de las partes puede pretender acabar practicando…. y eso a veces corta el rollo. Aquí hay otra minoría, los pocos hombres que hablan con normalidad de sexo con una mujer y supongo que a la inversa, yo lo veo desde mi lado.

    Lo dicho: RESPETO a todos y

    1. dacoca dice:

      Gracias por la respuesta Elos!

      No había caido en lo que comentas, en esto de que alguna de las dos partes puede pensar en que al final de la conversación va a haber sexo. De todos modos… ¿alguna vez se tiene que dar que un chico y una chica heteros hablen de sexo sin el objetivo de terminar en la cama? digo yo. ¿Tan difícil es que un amigo y una amiga, heteros los dos, se expliquen cosas sobre sus parejas, le pregunten al otro/a cómo piensan sobre el sexo, que les pidan consejos, o tipologías de pràcticas para innovar, por ejemplo?

      En un principio, estoy bastante de acuerdo contigo en que las personas que pertenecemos a una minoría, sea cual sea, somos más amplios de miras, resultado de nuestras luchas, efectivamente. Pero, creo que la cosa va un poco más allá, pienso que también intervine la educación y el respeto a uno mismo, puesto que no todo el mundo que es amplio de miras pertenece a un colectivo restringido. Creo que, ante todo, lo importante es poseer la capacidad, o ganas de respetar a la gente, ser consciente de que de lo que quiere y no quiere para si y extrapolarlo para el resto de gente: si no yo quiero que me hieran, entonces no voy a herir al resto.

      Un último comentario a tu escrito, Elos: ¿no será un tópico generalizado lo que dices sobre el papel de “macho” que el hetero cree que tiene que ejercer? Lo mismo nosotros también debemos superar ciertos prejuicios (me iuncluyo yo también, eh)

      Que guay estas conversaciones!!!!

      Buen lunes lunero cascabelero!!!

      1. Elos dice:

        Me considero amplia de miras, soy una mujer heterosexual y hablo con total normalidad de sexo y he encontrado algunos hombres con los que podido hablar con naturalidad y sin ningún otra pretensión por ambas partes.
        Son: hombres heteros que cuando se encuentran con una mujer que le sigue la charla, se sorprenden y estan encantados de hacerlos pero normalmente no va a pretender nada más porque les asusta , hombres homosexuales con los que se habla de sexo dependiendo de lo que ocupa o preocupa y con amigos puedo hablar de sexo porque yo me tengo prohibido mantener relaciones sexuales con mis amigos.
        Esta es mi opinión, nada más y como tú bien dices todo se trata de respetar a tus semejantes e inculcárselo a nuestros descendientes predicando con el ejemplo para que en un futuro no existan minorías sino diversidades.
        un gusto esta charlita, hasta la próxima¡¡

    2. LP dice:

      Buenos días Elos y Dacoca:

      Carai Elos!!! si tú amigo leyese tu comentario, estaría encantado. La verdad es que estoy totalmente de acuerdo contigo pero para perder el miedo (“sobre todo al principio”) es muy necesario sentirse apoyado y para eso los amig@s ejercéis un gran papel.

      Respecto a la pregunta que nos hace DACOCA, opino lo mismo que tú ELOS, tengo bastantes amig@s heteros, y… no es fácil hablar de sexo con naturalidad con ellos, más bien, casi imposible, sin que a más de uno se le revolucione la NEURONA. Con las chicas puedes hablar plenamente de sexo sin sentir que se empiezan a revolver en la silla o sofá, sin ver que esas pupilas se dilaten o que los ojos se le pongan como platos, jajajajaja. Dacota, no me queda muy claro si tú puedes o no hablar de sexo con naturalidad con los tíos heterosexuales, “lo de machos” debe ser para darle énfasis, la testosterona les delata, jajaja. A resumidas cuentas no que no me parece un tópico generalizado.

      Muy buenos lunes David y Elos, un placer escuchar, leer, y opinar.

      PD: Dacoca, lo de la publicidad no creo que sea publicidad, simplemente que cada uno pone su página web, su blog, etc…. como en el caso de está psicóloga… creo que es una característica de está página, si eso se lo preguntamos a Sylvia.

  12. Elos dice:

    Con un punto de vista realista hemos de tener en cuenta que siempre lo minoritario o lo excepcional puede resultar chocante, sorprendente o atípico, lo injusto llega cuando la mayoría privilegiada no respeta esa excepcionalidad pero lo habéis expresado muy bien en anteriores comentarios, se trata de educación, de respeto y tolerancia.
    El miedo es muy respetable pero si los afectados se avergüenzan de su condición no llegaremos muy lejos en esto de la normalización
    Mi mejor amigo es homosexual y no soporto que lo presentan con coletilla y tampoco a las petardas que le adjudican a todo gay que conocen. Tiene buen gusto, es cariñoso

  13. dacoca dice:

    Iepaaaaa, Leeeeete!!!

    Ah! Entonces si también eres cariñoso es que eres “un verdadero gay” JES JES JES. Me había asustado un poco, ufffff.

    JUAS JUAS JUAS a mi lo de que me pidan las chicas expresamente que las acompañe de compras para aconsejarlas como chico gay, no me ha ocurrido; simplemente por el hecho de ser amigos y hacer una actividad más, como cualquier otra que pudieramos hacer, pués sí. A mi, me piden consejo cuando vamos a bailar balboa para ver qué ropa se ponen, zapatos, pendientes a juego, etc. JUAS JUAS JUAS ¡¡¡De ahí salen conversaciones y coñas muy divertidas!!!!

    Y yo al revés, que para ir de compras prefiero ir solo para no pegarle el rollo a la/al acompañante: que si ahora voy para esa tienda, pués alá, que si ahora para aquella, pos venga… Aunque reconozco que también está bien ir con gente, así te animan a cambiar un poco el estilo, a innovar…

    Otro tópico, que también me dijo una chica a la que aprecio mucho: “Pués a mi, no me importaria que mi hermano fuera gay”. Lo decía de buen rollo, pero aún así denota un poco el tema de que ser gay es algo “raro”, “anormal”, “fuera de lo corriente”, etc. Caray, que “zomoh perzonah con nuehtro corasongsito”!!

    Y más: con nosotros se puede hablar más abiertamente de sentimientos, o más claramente de sexo. Y sigo comentando lo mismo dejando abierta esta pregunta para que la gente responda: ¿los chicos heteros no hablan de ello con otras chicas?

    Alens, que vaya bien el curro Lete, yo plego ahora, como un poco y a casitaaaa!!!! Buen finde!!!!

  14. Dulcegustosw dice:

    Aprovecho, y visto que hay algunos profes, he encontrado esto:

    http://www.edualter.org/material/cineiddssrr/cama.htm

    No sé si se podría introducir, no sé el nivel de Educación Sexual en el aula dónde está. En mi época era casi nula.

    Saludos!!

    1. dacoca dice:

      He entrado en el enlace de la peli, la info que hay de ella parece muy interesante incluso sin haber llegado a ver-la. La imprimo y le doy un vistazo.

      Gracias por el ink!

  15. Dulcegustosw dice:

    Quisiera añadir algo a favor de los heterosexuales, es cierto que ellos aún no tienen del todo asumido (hablo en grandes rasgos, aunque no me gusta nada generalizar).
    Recuerdo con frecuencia la frase que dice en la película “El otro lado de la cama” (“no tiene pinta de lesbiana, ya sabes, con pelo corto, camisa a cuadros y gafas”).

    Esa frase me hizo reflexionar y observar lo siguiente, cuando mi pareja y yo vamos a algún pub o local de ambiente, siento esas mismas miradas de “vosotros no sois de los nuestros” Seguramente no todo el mundo es así, de la misma forma que todos los heteros no son homófogos. Me gustaría saber si alguien ha sentido lo mismo que yo.

    Saludos!!

  16. dacoca dice:

    Raul y Alejandra,

    Teneis toda la razón pero es nuestra tarea darle la vuelta a eso cuando sintamos ese miedo, rechazo, etc… cuando nos encontremos delante de algo diferente.

    Añado que a lo largo de la vida de la humanidad muchas veces ese miedo ha servido para que el ser humano haya sobrevivido a ciertos peligros. Pero no quiero que esta frase sirva para justificar según que actos irracionales de la gente.

    ¡A seguir bien!

  17. Alejandra dice:

    Es que yo creo que lo desconocido genera miedo, y el miedo se disfraza de rechazo y el rechazo de alguna manera nos hace sentir ( equivocadamente) seguros.

  18. Raul dice:

    Siempre se tiene miedo a lo que es diferente de lo que uno cree que es lo normal, pero si todo y cuando digo todo es todo, lo mirásemos desde la tolerancia y el respeto, nada más que miraríamos a la persona y no al gay, africano, chino, etc, y todo nos iría mucho mejor.

  19. dacoca dice:

    Hola,
    Me gustan todos los comentarios anteriores, quisiera añadir alguno propio:
    En el trabajo, soy funcionario en una Universidad pública, tomé la decisión de hablar sobre mi tendencia, gustos, o cómo queráis llamarle sin temor a ser criticado sobre mi homosexualidad. Las compañeras y compañeros sentían curiosidad por lo que les explicaba sobre el cruising en al aire libre y los lavabos de ciertos centros comerciales. Llegó el punto que incluso aconsejaba a los chicos que se dejasen hacer por sus parejas ciertas prácticas que yo les explicaba, ellos se “aterrorizaban” un poco y yo les comentaba que anatómicamente tanto un chico heterosexual como gay eran iguales y por ello el placer no dependía de la tendencia sexual. No sé si siguieron alguno de mis consejos JES JES JES.

    Uno de ellos me comentó que le gustó la naturalidad con que me expresaba y cómo desde un buen principio normalicé en nuestro entorno de los desayunos y comidas el “hecho” homosexual. Supongo que no todo el mundo se encuentra viviendo en una mediana o gran ciudad, cosa que permite expresarse, más o menos, de forma natural al respecto, pero las chicas y chicos, señoras y señores, ancianas y ancianos que viven en un pequeño pueblo lo tienen más difícil. Creo que también tenemos que tenerlo en consideración y pensar que hay aún nos queda mucho trabajo por hacer. ¡¡¡¡Adelante!!!!

    1. LP :p dice:

      Hola Dacota, me alegra leer que has sido aceptado con total naturalidad por tú orientación sexual, pero de eso se trata de que has tenido que decidirte a hablar, y un poco es lo que creo que quiere hacernos ver este post de Sylvia, las personas con una tendencia sexual hétero no tienen que demostrarlo o explicarlo, va implícito por naturaleza, cosa que tú y yo al contrario, tuvimos que explicar, decir, transmitir a las personas que queríamos que nos entendiesen.

      Yo personalmente hay una cosa que al principio no me molestaba en absoluto, es mi compañero de clase… es gay, es mi amigo… es gay, y así la coletilla como algo que me magnifica; parecido a cuando presentas amig@s y parece que tenemos que dar su curriculum o vida laboral, no sé si me explico. Ahora quizá me moleste cuando me presentan como el GAY, aunque tampoco es algo que irrite, simplemente ya no me hace gracia, y aun soy jovencito, jejeje.

      Respeto a vivir en una ciudad; bueno yo soy un chico de pueblo, orgulloso y feliz de vivir donde vivo, también es verdad que la ciudad la tengo cerquita, y si, la ciudad abre otras puertas como locales de ambiente para tomar unas copas, etc etc… aunque yo personalmente no tengo ningún tipo de problema por ser como soy, hago mi vida y sé que comentarios habrá, seguro, pero creo que tanto aquí como en la ciudad, lo único que al ser más personas es más difícil enterarse.

      Dacota me recalco en la alegría que me provoca leer estos comentarios de PROBLEMAS CERO o CASI NINGUNO, me ayudan mucho, aunque lo mejor sería que no tuviesemos que contarlo porque así sería algo natural. 😉 saludotes

      1. dacoca dice:

        Buenas LP:p!!

        Quisiera hacer una apreciación: no es que con las compañeras y compañeros del curro hubiera tenido que decidirme a hablar sobre mi orientación, como si fuera el resultado de un análisis previo, la cosa fué más simple pués simplemente hablé de mis gustos. Supongo que también lo hice para “ir educando” la gente que me rodea, para ir “normalizando” el hecho homosexual.

        Comparto contigo diversas cosas que comentas:

        1.- A mi, al pricipio, también me hacía gracia que dijeran “Mira, este es David” y a veces pusieran la misma coletilla de… “y es homosexual”. A mi servía para no tener “miedo” delante de la gente, era como si esa frase me ayudara a reafirmarme en lo que soy. Pero luego, ya me empezó a fastidiar la coletilla por que esa reafirmación ya no la necesito 🙂 y entonces creo que está de más ponerla.

        2.- Efectivamente, los heterosexuales no tienen por qué “justificarse” delante de nadie sobre sus tendencias, aunque nosotros tampoco estamos obligados a hacerlo.

        Añado un comentario sobre las etiquetas que nos ponen l@s heteros, como por ejemplo el hecho de “nuestra delicadeza”, o “pulcritud” (sí, tal como suena): me lo dijo una amiga de la carrera a la que aprecio mucho. Yo creo que estas generalizaciones están fuera de lugar, al igual que cualquier otra generalización. A mi, pués claro que me gusta asearme, sin llegar a extremismos; y sobre ser delicado, pués caray, porque soy dulce, cariñoso y me gusta dar abrazos, ¡no te digo! Pero si soy todo esto no es por ser homosexual. ¡¡A ver si ahora un chico hetero a quien le guste también esto mismo va a ser gay, y el pobre no lo va a saber!! JIS JIS JIS

        Alens, un besote y “palante”

        1. LP ;p dice:

          Hola de nuevo David!!! Con lo que dices acabo de caer en la cuenta de lo de la coletilla jeje … he perdido el miedo!!!! Por eso no la necesito. Como se suele decir nunca te acostaras sin saber una cosa mas. 😉
          Buenas noches y un besote Lete 😉

          PD: yo soy muy limpio jajaja

          1. dacoca dice:

            Eyyyyy, ¿descansaste bien después de saber que has perdido ese miedo? ¡¡¡Me alegro que lo hallas descubierto!!! Es otro gran avance.

            Eso, eso, limpio, aseado y perfumadete, siempre, que no sabe uno lo que le va a deparar el día JES JES JES.

            Más comentarios que hacen, en general, algunos heteros y que a mi ya me ha pasado algunas veces: “Ostras, David, te tengo que presentar a un amigo (o compañero de curro…) que también es gay”. Por un lado me parece bien eso de conocer gente nueva y tal, pués conocer otros puntos de vista sobre las cosas, la vida, o simplemente hacer unas risas (¡que también es muy importante!) etc… es superenriquecedor, pero presentarme a gente por el simple hecho de que seamos homosexuales… ¿a qué viene? ¡¿verdad que no me van a presentar a sus amigos/as heteros?!

            Por un lado agradezco a la gente con esta buena intención que se acuerden de mi, es buena señal JES JES JES.

            Creo que antes tendrían que plantearse la cosa de otro modo, del estilo… “Voy a preguntarle a David si le apetece conocer a mi amigo/a gay” y no dando por supuesto que ya, de entrada, voy/vamos a acceder a ello. Pero bueno, está en mi mano, también, escoger el decir “No” a su propuesta.

            Ala, me voy a poner a trabajar.

            Muchos muacs de buen fin de semana!!!

          2. dacoca dice:

            Y cariñoso?

          3. LP ;P dice:

            Re – holasssssssssss a los buenos díasssssss!!! Típico ofrecimiento de amigos, intentar rejuntarnos, jajajaja… con lo que nos cuesta a nosotros socializar!!!.. Siempre suele ser así, por poner un ejemplo: una amiga te presenta a otra amiga suy@, esta casi lo primero que te dice es que le caes genial y que tiene un amigo gay… que bueno!!! El chico es un encanto de niño y que lo tienes que conocer!!! Jajajajajaja.

            Y añadiría una más!! Cuando vienes conmigo de compras??? Es que tienes un gusto por la ropa, jajajajajaja.

            A lo de descansar David… perfecta y relajadamente, un miedo menos, jajajajaja.

            Venga yo también voy a seguir currando. Muy buen finde y Muakas, Lete.

            PD: Cariñoso?? Yo??? jajajja… siempre.

  20. Fati dice:

    El post es genial Sylvia! Bien es cierto que cuando una persona es homosexual ha de sentarse con su familia a “confesar” su orientación sexual, mientras que una persona hetero no tiene que dar explicaciones. Me parece fatal que una persona ha de dar explicaciones de algo que sólo le incumbe a él/ ella, para prevenir a la familia, o algo así.

    Muchos opinan que el Día del Orgullo Gay es ya nada más que un carnaval. No es cierto, he aquí esta gran lista para corroborar que aún falta mucho por dar visibilidad a todas las sexualidades. Aún queda mucho por hacer.

    Gracias por el post! Ya lo he difundido en las redes sociales.

  21. Isabel dice:

    Ya lo dije en una ocasión, no me gusta encasillar a nadie. No me importa ni cambia mi actitud de una persona que vista, actúe o sea de manera diferente. Pues me da igual con quien se acueste o hacia quien se sienta atraído. La gente considerada por muchos como “diferente” o del tipo, clase, cultura… desconocidos por mi, no las rechazo, más bien siento curiosidad por aprender o conocer su vida, qué piensa, sus inquietudes… cualquier cosa. Negro, blanco, oriental, persona mayor, niños… De tod@s se puede aprender, te pueden aportar cosas … ¿Porqué miran con rechazo/cautela/prudencia al diferente? Todos tenemos nuestra historia y corazoncito con derecho a respetarla.

    Me gusta mucho la actitud (aunque sea un personaje fingido, cosa que no sé) del Follonero, a todos pregunta con cara de sorpresa, una sonrisa y queriendo saber lo que para él es desconocido. Además de pesao e insistente, cosa que quizá, es porque lo requiere el personaje.

    :*

  22. LP :P dice:

    Desde un punto de vista gracioso ahí va nuestra lista:

    The Homosexuals Privilege Checklist

    1. Puedo permitirme hablar de sexo con total naturalidad y libertad, sin ofender a nadie “esa es nuestra vida!!!, unos promiscuos”.
    2. Puedo permitirme explicarles a mi familia mi orientación sexual.
    3. Pueden preguntarme lo que deseen, sexo, amor, gustos, rol y placer, mejor no negarse.
    4. Puedo acceder a locales donde encontrar personas con mis mismos gustos.
    5. Tengo herramientas de búsqueda de personas que buscan los mismo que yo, ejemplos (bakala, Grindr, Bender… y un largo etc) para facilitarme encuentros.
    6. Me permiten ir a despedidas de bodas hetero, tanto a la de hombres como de mujeres.
    7. Por el hecho de ser homosexual “no mariquita”, bisexual “No vicioso”, Lesbiana “no machorra”, o transexual “No desviado”… pueden pedirme opinión sobre la sexualidad o problemas en pareja, con toda la naturalidad, como si yo fuese un experto!!!, basado todo ello en las muchísimas experiencias sexuales que por mi cartel tengo asignadas, es decir, implícito ser promiscuo y tengo que saber de todo.
    8. Como homosexual tengo que estar sumamente contento y satisfecho cuando los heterosexuales, me soban, me tocan el culo, me rozan con su miembro, y todo lo que se le antoje, ya que como soy un depravado pueden hacer lo que le dé la gana, y lo peor es que no tengo derecho a réplica “debo estar receptivo y agradecido”, igualmente para las demás minorías. (“que porque te sobe no vayas a pensar que puedes hacer lo mismo!!!”)
    9. Por naturaleza yo ME DEJO, sino soy un calientapollas.
    10. Soy sensible, cariñoso, afectuoso, simpático, gracioso y tengo que “dejar que me den mucho por el culo”.
    11. Tengo que ir al Gimnasio, es imprescindible!!! Casi obligatorio, y me dejan ducharme con los demás de mi sexo.
    12. Tengo que depilarme.
    13. Tengo que preocuparme de mi aspecto físico.
    14. Debo evitar marcas de ropa barata (ejemplo: Zara, y conste que tiene trapitos monos y asequibles), todo tiene que ser de marca y conjuntado. “Si no tendré un mal día”.
    15. No puedo ser Introvertido.
    16. No puedo ser sexualmente no activo, porque si no tendría un problema psicológico.
    17. Puedo mantener relaciones sexuales gratuitas!!!! Mediante cruising, cuartos oscuros, etc.
    18. Beber alcohol, fumar, no me está permitido, va en contra de mi religión.
    19. Tengo dinero en mi cuenta (solo soy yo para gastar!!! Ahhh solo gano un sueldo)
    20. Y alguna más que no recuerdo….

    Y ahora en serio , leyendo el post de los privilegios sexuales de una persona heterosexual, me doy cuenta de su verdad: se hace duro ser minoría, tener que estar explicando mi orientación sexual (uno no la escoge, y en mi caso no escogí, desde que tengo uso de razón siempre me sentí atraído por personas del mismo sexo), yo no escogí llevar un cartel colgado, no escogí ser el amigo gay, no escogí ser el hijo gay (“y menos mal que ahora dentro de lo que cabe se podría decir que está de moda, algo que facilita bastante los pasos”).

    Espero y deseo que algún día nadie tenga que salir del armario, que nadie tenga que sentir que lo abre de vez en cuando para ventilar, o lo que es peor, que ninguna persona tenga que quedarse ahí metida por el que dirán o el miedo al rechazo, cosa que me parece totalmente licita, cada cual con lo que estime oportuno, como dice una muy buena amiga mía, CADA UNO TIENE SUS TIEMPOS Y ESO HAY QUE RESPETARLO.

    Pero lo peor es el tiempo, lo peor es ver cómo van pasando los días, los años y uno no encuentra una persona dentro de esa minoría!!! Porque si de privilegios hablamos, es todo un privilegio que no recuerdo en esa lista, que es ser pareja hombre-mujer, y que en un principio sin otros defectos debería encajar a la perfección, y me explico, dentro de las minorías de las personas como yo, y al estar dentro, uno se da cuenta que existen más mini-minorías… gracioso verdad?… pero dentro de cada uno de nosotros existen los roles, activo, pasivo, o versátil. Imaginemos lo difícil que es ligar por la noche (“no me parece un buen sitio y menos un local de ambiente”), si el caso es que hay feeling después viene lo peor, saber de que va!!!, que tipo de rol práctica y ver si encaja. De que vale que te guste alguien si al final el rol no casa!!!. Sí lo sé, los roles se pueden cambian, pero eso depende de cada uno, pero si ya empezamos dándonos de golpes contra una piedra, mejor no empezar y seguir buscando entre la minoría o minis-minorías y esperar que algún día aparezca ese chic@ perfect@.

    A resumidas cuentas, no voy a decir que esto es jauja, para algunas cosas será más fácil, sexo por sexo, aunque no todos somos iguales, asique el hetero que lea esto que me haga el favor de no tratarnos a todos por el mismo patrón o rasero, evidentemente, sí y síiii los heterosexuales tenéis unos privilegios adquiridos que nosotros no tenemos, tenemos que luchar desde pequeños en contra de lo que supuestamente no es NORMAL, primero la NEGACION, después la ASIMILACIÓN y por último, el que puede la ACEPTACIÓN. Asique no nos queda otra que luchar por lo que nos hace felices y por reconocer que son unos privilegios no significa que tengamos envidia de los heterosexuales… y sí a día de hoy en parte sigo luchando por mis privilegios.

    VIVIR EN MINORÍA NO ES FÁCIL … PERO NO IMPOSIBLE.

  23. Lia dice:

    BRA-VO. Cuando los heteros te dicen que ya no puedes quejarte de nada porque no existe ningún tipo de discriminación… Claro, porque no viven todas estas cosas cotidianas (y no son conscientes de muchas otras discriminaciones por su parte).

  24. Bihotz dice:

    Ya que el hilo inicial del post comienza con tu aventura en Asia, comentaré mi experiencia personal. Por causas de trabajo, me desplacé varios meses a un país donde el 98% de la población era negra. Yo no tuve problemas pero en más de una ocasión veía que la gente me miraba (mal) por ser blanca. Y llegué a sentir un racismo hacia mi, por mi color de piel. Fue una de las peores sensaciones que he tenido nunca…

    Por eso decidí que nunca (quizás es difícil decir nunca, pero no proponérselo), miraría así (por cualquier motivo) a nadie por ser “diferente” (= salirse de las “normas” del montón). Eso, por supuesto, lo he llevado especialmente al ámbito de la condición sexual.

    Odio la palabra maricón (¡ojo! en los casos donde se usa despectivamente. no siempre es así). La ODIO. Me parece una intransigencia desorbitada. Intento cuidar muy mucho mi vocabulario (siempre pregunto: ¿tienes pareja? en vez de tienes novio (si es mujer) o novia (si es hombre)). Pero la gente ve totalmente normal (y lo que es peor, ¡lo permite!) comentarios despectivos y excluyentes.

    Por favor, necesitamos (me incluyo) una educación sexual de calidad y ¡urgentemente! En ésto, como en otras muchas cosas, la educación lo es TODO.

    1. LP ;P dice:

      Hola Bihotz, estaba leyendo tu comentario y me hizo gracia la parte donde unas la palabra pareja en vez de novio o novia… pues si, yo personalmente me escude y en parte, depende con quién, cuando me preguntan: ¿tienes novia? siempre respondo… No, de momento no tengo pareja (“y me quedo superancho!!! jajajaja).

      Y sí!!! más educación sexual y civismo, tolerancia etc.

Responder a Alejandra Cancelar respuesta

Los campos obligatorios están marcados con