El Confesionario (XIX)

1. Soy una mujer, heterosexual, que disfruta muchísimo el sexo desde siempre… y aun más desde que cumplí los 40. Acabo de hacer los 53 y estoy en plena menopausia, que ha pasado por mi sin que me haya dado cuenta o casi.

2. Mis primeras sensaciones sexuales las viví como a los 6 o 7 años, cuando jugando tirada en el suelo, rocé, por casualidad, una protuberancia del escalón que dividía el comedor de la sala. Recuerdo el placer que sentí y como, sin entender porque, volvía a restregarme cuantas veces podía. Poco después, me di cuenta que podía conseguir el mismo placer, al acostarme boca abajo y frotarme sobre mis manos cruzadas. Desde entonces, es mi mejor manera de llegar a un orgasmo rápido, seguro y fuerte, cuando me masturbo.

3. A los 9 años, con una vecinita, jugábamos a hacer el amor y nos acariciábamos en la cama, cuando dormíamos juntas. Me encantaba que se pusiera sobre mí y frotara su sexo contra el mío. Esa fue mi única relación con alguien de mi mismo sexo. De esa época recuerdo haber empezado a introducirme toda clase de objetos en la vagina y haber sentido mucho placer al hacerlo.

4. A los 11, tuve mi primer novio, mi primer beso y a los pocos meses, mis primeras relaciones sexuales. El tenia 14 y pienso que no teníamos ni idea de lo que realmente hacíamos, pero si lo disfrutábamos montones. Yo todavía no tenía la regla, que me vino a los meses de tener sexo. Tuve muchísima suerte de no quedar embarazada. Como al año, nos fuimos a vivir a otro país y ahí terminó todo.

5. No volví a tener relaciones hasta los 15 años. Entonces, empecé a cambiar seguido de novio, viviéndolo a la vez bien y mal, sobre todo porque me decían puta y yo no sentía que lo era. Tuve mucho sexo sin protección, hasta que un día creí estar embarazada y con mis ahorros fui al ginecólogo que me recetó la píldora. Creo que entre los 15 y los 19, tuve relaciones con unos 10 muchachos.

6. En la Universidad, me hice novia de un chico 3 años mayor que yo, con él descubrí lo que realmente era tener buen sexo y tuve mis primeros orgasmos extremadamente fuertes. Me inició en las mamadas y a la sodomía, que me encantaron. Cuando terminamos, tuve varios amantes, pero con ninguno alcancé el mismo nivel de placer que con él. Llegué a pensar que lo nuestro era único. Sí tenia placer y fácilmente, pero no tan intenso.

7. Me casé, con un hombre perdidamente enamorado de mí, con quien experimenté mucho. Nuestra sexualidad era muy libre, pero con él nunca logré sentirme totalmente satisfecha. A menudo, me masturbaba después de que hubiéramos hecho el amor, para tranquilizarme. Le fui a menudo infiel, inclusive nuestra primera hija no es de él. Se lo contaba todo, porque él lo quería así, sabiendo que lo hice sufrir muchísimo. Y terminamos por divorciarnos después de ocho años de matrimonio.

8. Llevo 18 años sin tener vida de pareja, pero sí muchos amantes. La verdad, ya no llevo la cuenta. Yo diría que más de 100. Fueron algunos de ellos, experimentados, quienes me dijeron que yo gozaba mucho más intensamente que la mayoría de las mujeres.

9. Soy multiorgásmica. Tengo orgasmos repetidas veces, muy fácilmente y a menudo tan intensamente que todo mi cuerpo tiembla y me castañean los dientes: parece casi una crisis de epilepsia. Más de uno se ha asustado y ahora lo que hago es avisar antes. En esos casos, ya no soporto ningún contacto y me recojo en posición fetal. Cuando tengo ciertos orgasmos, mi vagina se contrae tan fuertemente que expulso el sexo de mi amante y hay que esperar unos minutos para que pueda tocarme y volver a penetrar. Tengo orgasmos clitoridianos, vaginales, anales (quizás los más fuertes). He tenido orgasmos solo con mamar. Y con algunos de mis amantes, he vuelto a tener un gran placer sexual, como con mi novio de estudiante. No son la mayoría, pero no sé lo que es no tener placer. Siempre tengo orgasmos, pero menos numerosos y con menos intensidad.

10. He tenido dos periodos en mi vida, sin ninguna relación, que duraron cada vez como 3 años. Fueron momentos de reflexión, maduración y reconstrucción interior. En esos momentos, me masturbaba, pero muy poco.

11. Uno de mis mejores recuerdos sexuales es de cuando tenía 40. Fui a dar una charla en una universidad donde daba clases un colega. Yo sabia que él quería algo conmigo, pero a mi él no me atraía. Durante la comida, uno de sus estudiantes, guapísimo, un chico como de 25 años, empezó como a agredirme verbalmente. Yo sentí que era solo para llamar la atención. Después de la charla, fuimos a un bar con mi colega y al poco rato llegó el chico. En un momento en que mi colega se ausentó, el chico empezó a besarme. Terminamos los tres en mi habitación en la Universidad y fue una noche deliciosa. Los dos eran bisexuales y verlos juntos me excitó increíblemente. Desde entonces he podido volver a vivir tríos, los últimos en una sauna, pero con hombres heterosexuales. Sueño volver a vivirlo con bisexuales. Lo que si he experimentado y que me encanta, es coger a un hombre con un strap-on. Me encantan los vibradores que uso sola o con mis amantes o en ellos.

12. Otro recuerdo maravilloso es haber vuelto a hacer el amor con un amante después de diez años sin vernos. Nos desnudamos y empezó a recorrer mi cuerpo de los pechos hacia mi sexo, muy despacio con besos y caricias. Cuando llegó abajo, me dio un placer tan grande con su boca, que tuve 17 veces. ¡Las contó!

13. Desde hace unos años Internet me permite encontrar amantes fácilmente y para mí es una maravilla. La mayoría son solo para una vez. Pero así conocí a un hombre de mi edad del cual estuve perdidamente enamorada durante 3 años. He tenido sexo cibernético y por teléfono, pero ahora no me llama tanto la atención y apenas lo hago. He conocido a hombres mucho más jóvenes que yo, pero con ninguno de ellos tuve un encuentro sexual realmente satisfactorio; con muchos mayores que yo, tampoco. Siento que desean dominarme o son de cierta manera agresivos, porque se sienten impresionados. Sin contar las veces que no se les “levanta” y lo viven mal. Prefiero a los hombres de cuarenta. Estos encuentros virtuales o reales me han permitido conocer bastante bien la sexualidad masculina y varias perversiones que ni me imaginaba. He jugado con algunas de ellas, vía cam y he vivido otras.

14. Sé que no me gusta dominar, ni ser dominada. Durante mucho tiempo me encantaba y excitaba que me hablaran fuerte, me dijeran puta y cosas así. Ahora prefiero la dulzura, las palabras tiernas, hacer realmente el amor en todos los sentidos de la palabra. Aunque alguna que otra palabra cruda, sobre todo si la digo yo, nunca me desagrada, al contrario.

15. Recientemente, he tenido sexo con mujeres, en dos ocasiones. En realidad, la idea inicial era el trío y estuvo presente la pareja de la mujer. Pero, cada vez, estuvo de sobra el hombre. No tuve ganas de estar con él. Me encantó acariciar una mujer, sentir que podía darle placer y verla, sentirla, tener orgasmos con mis caricias. Viví inclusive algo increíble con una de ellas: la estaba acariciando, metí un dedo, dos, tres, cuatro y, poco a poco, toda mi mano. Le di mucho placer así una vez y luego lo volvimos a hacer mientras su pareja la cogía analmente. No puedo explicar lo que sentí, pero fue una sensación increíble. Ahora miro las mujeres de manera diferente y deseo hacerlo sola con una mujer. Eso si, siento que lo que me agrada es darle placer. En ninguno de los dos encuentros ellas me dieron mucho placer, ni tuve tuve orgasmos fuertes como los tengo con un hombre.

16. La verdad, me siento muy feliz con mi vida. Soy independiente, viajo mucho (sola) y nadie me dice lo que tengo que hacer. Amo mi cuerpo, que me da tanto placer, y cada día disfruto más del sexo. Me considero libre y sin tabúes. Durante mucho tiempo, curiosamente, me sentí sin ningún atractivo particular y gorda, pero no fea. Sigo teniendo unos kilitos de sobra, pero hoy me sé atractiva y juego con mi poder de seducción, no tan solo con los hombres, pero en la vida en general. He adquirido una gran seguridad en mi misma que me sirve en muchas ocasiones tanto personales como profesionales.

17. Mi conocimiento de la sexualidad y mi vida profesional, han hecho que tomara la decisión de iniciar estudios de sexoterapia, con un reconocido terapeuta, con la finalidad de tener mi propia consulta.

“Multiorgásmica” es el alias con el que la autora comentará su post.

Para saber más sobre cómo funciona esta sección entra en “¿Quieres compartir tu historia sexual?” En la pestaña El Confesionario, encontrarás las entregas anteriores. Si quieres compartir tus vivencias sexuales escribe a detodosaprendemos@gmail.com

61 respuestas a “El Confesionario (XIX)”

  1. Claro dice:

    Esttoy de acuerdo contigo en que no es muy común encontrar a demasiadas mujeres que hablen de una forma clara y natural de su sexualidad, tanto consigo misma como la compartida. Creo y por eso te he dicho que me has proporcionado mucha ayuda, que es muy importante la comunicación clara de todo lo relacionado con la sexualidad. Por otro lado el ser multiorgásmica no es mas que una muy buena suerte para ti y para los/las que tienen la suerte de estar contigo. Ojala algún día, en algún momento te apetezca estar conmigo, mientras ten la seguridad que al menos yo si me acuerdo de como vives la sexualidad y en mas de una ocasión, sin conocerte, eres mi fantasia, mi sexo con naturalidad y por fin poder ver alejarse las sombras. Sigo reiterando que aunque el estar con una mujer a la que pagas no supone nada asqueroso si que es cierto que a mi que me encanta besar muchísimo, me supone un enorme handicap en cuanto a poder realizar con plena satisfacción mi relación. Lo de la edad no me supone problema ya que aunque es un poco raro suelo despertarme todas las noches excitado y me encanta acariciarme. Aunque reitero que se positivamente, porque creo haberte conocido a través de lo que expresas, que no me vas a escribir, quizás algún día pienses en mí y con muchísssima suerte me toque la loteria y puedo estar contigo, ojalá. Por lo menos no me digas que no, el futuro, aunque la expresión pueda ser cursi, está ahí.
    Un beso
    Angel

  2. José dice:

    Esta historia es más comun de lo que creen, he conversado con muchas mujeres de edades similares, y la mayoría (sino todas), han pasado por estas etapas, y yo creo que nosotros los hombres, muchas veces no queremos entender estas cosas. La mujer necesita cierto espacio, y vivir (y quemar) sus respectivas etapas.

    Celebro este relato/confesión.

    1. multiorgasmica dice:

      Hola. No sé que tiene de común mi historia: la que viva plenamente mi sexualidad a más de 50? En este caso si … Por lo demás, no me reconozco cuando hablo con muchas mujeres o con lo que me dicen los hombres sobre ellas. Sé que muchas mujeres empiezan a vivir plenamente su sexualidad pasados los 40. Aunque, no te niego, que me parece que en las nuevas generaciones, quizá haya más mujeres independientes y con sexualidad bien asumida. Por prueba tengo ciertos confesonarios. Por que el hecho es que vivo libremente mi sexualidad desde siempre o casi y que lo de multiorgasmica también ha siso así. Nada más fueron mis amantes que me lo han hecho ver. El único cambio ha sido que ahora lo digo alto y claro.
      No es que quiera dármelas de única, pero si siento que tan común no soy … A prueba que mis amistades me dicen que debería escribir mis andanzas sexuales en un libro y que eso va en camino 🙂

  3. Claro dice:

    Me imagino que a estas alturas ya no leerás los comentarios de tu confesión pero yo, pesadito que pesadito quiero confesarte algo. Desde que leí tu comentario me acuerdo en mas de una ocasión de ti, cuantas veces me acuerdo acabo acariciándome pensando en tu forma de entender el sexo. Yo voy, como dicen ahora, podría mejorar. Como me imagino que no me podrás contestar ya que me consta que tus obligaciones te dejan muy poco tiempo quisiera al menos sincerarme y decirte que desde ese día que leí tu confesión, te deseo muchísimo, que me encantaría estar dentro de tu cuerpo, en lo más profundo de él, que me gustaría sentir en mi cara la humedad de tu cuerpo, de tu vagina. Que me gustaría estar contigo y con otro hombre o mujer pese a ser hetero. Que me gustaría penetrarte y sentir tus convulsiones y poderte hacer disfrutar como lo mereces. Porque eres una mujer preciosa y lo demuestras hablando claro y porque quería decirte muchas cosas que me apetecían y que no te podía decir directamente. Te deseo mucho. Espero que Sylvia me disculpe si considera que no es el lugar apropiado para expresar lo dicho pero yo necesitaba decírtelo y que lo supieses.

    1. multiorgasmica dice:

      Hoy contesto, con casi un mes de atraso. Como es feriado y tenia tiempo, me dio curiosidad ver si alguien más había escrito un comentario. Me encanta leer lo que has escrito. Me gusta saber que hombres (y quizá mujeres) fantasean con mi vida sexual. Ojalá que mi testimonio pueda hacer que más de uno viva plenamente su sexualidad. Gracias por escribirme de manera tan sincera lo que sientes. Un abrazo.

      1. Claro dice:

        A mí si que me ha encantado que contestaras. Todo lo que he expresado es totalmente cierto. Ahora que, dado que Sylvia se nos vuela lo único que puedo añadir es que he aprendido a disfrutar con tranquilidad y sin sentimiento de culpa mi sexualidad. Aunque se limita a acariciarme y en algunas ocasiones a disfrutarlo, aunque no me gusta del todo, mediante el pago, he de decirte que algo es algo. Estoy convencido que te repelerá lo del pago pero yo cuando estoy con ellas busco las caricias e intento que sea parecido, aunque es muy dificil, algo parecido a una relación distinta. Mi timidez y mi edad me impiden otra cosa. Siempre he intentado respetar a todos, sea mi pareja, sea una profesional, sea quien sea. Tú, aunque no lo creas me has ayudado sin saberlo a ver con normalidad muchas cosas. Si en alguna ocasión te apetece me remites un correo aunque ya me consta que no te gusta pero simplemente te lo digo por si te apeteciese algún día.
        Un precioso beso para tí
        Angel

        1. multiorgasmica dice:

          Hola! Siento que este es un lugar apropiado para compartir y conversar, porque de todos aprendemos. Lo qué me dices que te he ayudado a ver con normalidad ciertas cosas, me encanta. De esto se trata, al publicar y comentar aquí.
          Par seguir en eso, te diré que pagar por sexo no me parece vergonzoso: muchos de mis amantes me han dicho haberlo hecho en algún momento de su vida.
          Otra cosa, no creo que la timidez y la edad sean un impedimento a nada. Es cuestión de encuentros, muchas veces. Sé que le he cambiado la vida a más de uno de mis amantes de los sitios de encuentro de Internet, hasta de algunos con los que solo he conversado.
          Mientras hay vida, hay esperanza. Un gran abrazo!

  4. Helenna dice:

    Te leí ayer y no sé ni como expresar lo mucho que me ha gustado tu confesionario. Lo primero saber que durante y después de la menopausia sigue habiendo vida sexual, conozco muchas mujeres que se autoconvencen y nos intentan convencer al resto, de que la líbido cae en picado, de que te secas, en fin del adios definitivo al sexo. Y tu ni te has enterado, que maravilla!
    Tengo mucho en común contigo, de hecho ya hemos coincidido por aquí, pero lo que más me gusta es que como en mi caso, disfrutas muchísimo del sexo sin necesidad de tener pareja ni de estar enamorada. Que pasas por alto comentarios, tabúes y prejuicios, que vives tu vida.
    Y que hayas decidido estudiar para poder dedicarte a algo que tanto te gusta es a tu edad, un ejemplo a seguir. Mi enhorabuena !

    1. multi dice:

      Gracias por tu comentario. Lo de la menopausia, lo puse al último momento, justamente después de una conversación donde una amiga se quejaba de baja libido, de resequedad vaginal, de mal genio … Me pregunto si no es porque justamente tengo una vida sexual activa que no he tenido ninguno de esos síntomas.
      Y definitivamente, me parece importante decir que se puede desligar el sexo del enamoramiento, aunque insisto en que siempre hago el amor.
      En cuanto a estudiar, no hay edad: a los 44 obtuve una nueva maestría necesaria para mi trabajo actual, entonces aquí estoy de nuevo a los 53, estudiando para cambiar de carrera. Sé que tengo una vida bellisima y mientras más pasan los años más la disfruto! Y todo esto me mantiene joven, porque cuando digo mi edad nadie se lo cree. Mejor que la cirugía: el sexo!

  5. MARY y PINO dice:

    Somos una pareja 50 el 47 ella llevamos 5 años juntos y nos conocimos en un local swingesr que sentimiento mas bonito enamorarte en medio un monton de SEXO y LUJURIA .Hemos frequentado locales swingers(intercambio) por 3 años antes de hacer sexo con otras parejas,y la verdad es muy bonito AMAR una persona y con ELLA experimentar todo,y por cierto las parejas mas ENAMORADAS y UNIDAS las conocimos en este ambiente.Todos tendrian que hablar mas libremente del sexo y es verdad a partir de los 40 es cuando mas lo disfrutas.

    1. multi dice:

      Bellisimo testimonio. Hay que tener una gran complicidad para compartir y experimentar de todo. Una gran confianza en el otro y en si mismo.

  6. Atrevida dice:

    Multiosrgasmica, tu confesión me ha encantado….m identifico mucho con el punto 2, me masturbo desde muy pequeña y no he dejado de hacerlo en ninguna etapa de mi vida.
    Los mejores recuerdos de mi infancia son jugando a «médicos» a «mamás y papas» etc….. con mis amiguitas…..
    El punto 15….estoy en ello!!! Algún día os contaré….
    Te deseo muchísimos éxitos tanto en tu vida personal como profesional!!!! Enhorabuena!!!

    1. multi dice:

      Gracias atrevida, mi vida profesional es igual de variada que mi vida sexual. Nunca he dudado en cambiar de trabajo, de carrera e inclusive de país donde vivir.
      Te deseo logres conocer el placer con una mujer: es hermoso, diferente.
      Realmente, todo lo que me habéis escrito las mujeres y la mayoría de los hombres, me ha hecho aún más feliz y convencida que tengo una vida maravillosa.
      Ha sido hermoso compartir con todo/as. Espero que mi testimonio sea útil a mucho/as, que les permita tener una vida sexual desinhibida y placentera.

      1. Atrevida dice:

        Ya he conocido el placer con una mujer……pero es todo tan reciente e intenso que no encuentro el modo de hablar de ello, ese «estoy en ello» es que estoy entregada a ella….
        Gracias otra vez!!!

  7. Belén dice:

    Yo admiro a las mujeres como tú. Considero que eres un ejemplo para nosotras, independientemente del número de personas con las que te hayas acostado o del tipo de sexo que practiques, esa es la actitud a seguir, te quieres mucho a ti misma y eso te da una seguridad y una autoestima que ayuda a enfrentar todos los retos que la vida te plantea. Ojalá lean muchos este confesionario y les haga reflexionar, porque supongo que no seré la única a la cual le influyen estos testimonios. Pienso lo mismo que cuando veo a alguna artista que me gusta, me encantaría ser como tú, si no me gustara tanto ser yo misma claro, aunque no te voy a negar que eso de tener cien orgasmos por minuto —y disculpa mis formas hiperbólicas— es algo que vendería mi alma por sentirlo. Gracias por transmitir esa alegría y libertad, son muy necesarias estas inyecciones de vitalidad.

    1. multi dice:

      Gracias a ti: comentarios como el tuyo, como la gran mayoría, son la prueba que «confesarse» es alentador y ayuda a los demás.
      Estoy muy agradecida con la vida de conocer esta capacidad a tener tantos orgasmos cada vez que hago el amor. Tener 3 o 4, es inusual y para mi, extraño … Tener alrededor de 10 o más es lo normal No todos iguales: algunos aislados y violentos, otros en cadena, de misma intensidad o crescendo, otros llegan por oleadas: 3 fuertes, 2 leves, 4 fuertes, 1 leve, como una música …
      He leído más de una vez que esta capacidad está en toda mujer. Pienso que yo lo vivo, porque logró desconectarme de todo, como cuando estoy en meditación. Vivo el instante presente con intensidad y me suelto totalmente, concentrándome únicamente en mi placer y en el de mi amante, en nuestras sensaciones. Cambio de posiciones, busco mi ritmo y el de mi pareja, le indico de ir rápido, lento, etc… Reacciono a lo que siento en el momento.
      Quizá esto ayude para que puedas vivir lo maravilloso que es tener tantos orgasmos.

  8. Eneia dice:

    Gracias Multiorgásmica. Me ha encantado tu comentario del 4-1, Nina.

  9. chamaco dice:

    Una vida sexual plena y llena de energía, amor, deseo… Follar y Hacer el amor al mismo tiempo es realmente EXITANTE. Solo puedo felicitarte por compartir-te incluso líricamente con nosotros. Espero aprender de ti y llevarlo a cabo con mi esposa!

    La ilustración fantástica una vez más!

    Gracias por compartir y dejar la red plena y excitada!

    Abrazos fraternos!

    1. multiorgasmica dice:

      Gracias a ti por leerme: follar y hacer el amor, es maravilloso. No hay un/a amante, uno solo del cual no me acuerde. De una manera u otra he querido a cada uno/ de ellos/as.

  10. Angel dice:

    En el confesionario VIII y anteriores y sobre todo posteriores, inclulsive el mío, que adivinaras seguro cual es ya que soy muy pardillo, podrás, si te interesa, leer lo que es mi vida sexual y mis pensamientos. A mí me interesa tu opinión mucho y es por ello que te pido por favor que cuando puedas te los leas y me contestes si te apetece. Como soy muy transparente igual hasta te sirve en tu aprendizaje teórico que indicas estás realizando. Por cierto, lo de tu hija no es bajo ningún reproche, aunque estoy convencido que te la traerá al pairo la opinión de los demás, a mi me la traería floja, es más, demuestras ser una mujer preciosa por el hecho de manifestar de una manera clara que lo que te preocupaba era tu hija y no tú. Estes una mujer preciosa, un encanto y no lo digo por decirlo. Quizás la opinión de otros/as no sea la misma pero la mía es la que te he expresado. Tus parejas habrán sabido apreciar lo que compartian porque no lo poseian sino lo compartian y por lo general a los machitos nos gusta mucho poseer. A mí me encanta poseer, poseerme, ser poseido, y sobre todo compartir muchas caricias hasta quedar exhausto, aunque soy flojito, que le vamos a hacer. A ver si tú si te acuerdas de mí.
    Otro beso
    Angel

    1. multiorgasmica dice:

      Angel, he leído cada uno de los confesonarios, desde le principio. Pero ahora ando con muchas cosas que hacer, mucho trabajo, como para dedicarme a lo que me pides. Lo siento mucho.

      1. Angel dice:

        Estoy muy convencido que estás muy ocupada. El mero hecho de contestarme es de agradecer. Si algún día quieres y puedes me contestas pero no creo, verdad.
        Y

        1. multiorgasmica dice:

          Como te lo dije: en el momento que me lo preguntaste, andaba fuera, con mucho que hacer, por el trabajo. Ya regresé a casa y esta mañana me tomé el tiempo para volver a leer tu confesionario. Lo que si no hice, es leer tus comentarios en los otros, lo que me tomaría mucho tiempo. Lo que me parece trascender de todo lo que dices son dos aspectos: lo que vives, piensas, sientas, deseo es normal? y Cômo vivirlo? Primero, nada de lo que has escrito sobre tus deseos, y fantasías me pareció extraña, es más, todas me son conocidas. La del fetichismo de los pies y los zapatos, la viví con uno de mis amantes. Gracias a él, ahora me pongo muy a menudo zapatos de tacón, sexys y juego con el efecto sé puedo tener así sobre la mayoría de los hombres. Con ese hombre, aprendí a acariciarlo con los pies (descalzos, con medias o con zapatos) y llevarlo a correrse sobre ellos. Te puedo decir que fue algo muy excitante. En cuanto a la atracción que puedas tener hacia ciertos hombres, no hace de ti un bi. Por ejemplo, yo no me considero bi porque he estado con mujeres: estoy muy clara, quienes me dan placer sexual fuerte son los hombres, pero me encantó (y sé que lo volveré a vivir) estar con una mujer. Pienso que todos tenemos tendencias posibles hacia alguien de otro sexo. Mi hija de 23, que se ha declarado lesbiana hace poco, me dijo algo maravilloso: «si te atrae una persona, te atrae por ser quien es, no por tener coño o verga». Digna hija de su madre !!!!
          En cuanto a realizar tus fantasías, existen sitios en la web donde puedes encontrar personas que las comparten, con quien vivirlas. También están los clubes, los saunas. Son esferas donde todo es posible y aceptado.
          Un gran abrazo Angel

          1. Angel dice:

            Gracias por contestarme.
            Un beso
            Angel

    2. OjoVertical dice:

      Toma Angel, un regalito de Reyes. Espero que aun no lo hayas leído y que te guste mucho:
      http://www.jotdown.es/2012/08/pies-para-que-os-quiero/

      Un abrazo.

      1. Angel dice:

        Muchas gracias por tu regalo, para mí lo es. El mero hecho de comentar nuestros gustos e intentar ayudarnos es muy positivo y además a todo el mundo nos gusta que se acuerden de nosotros. Mi opinión personal del motivo por el cual pueden gustar los pies de las mujeres difiere muy mucho de la opinión de Freud. Creo que suelen gustar a personas por lo general tímidas desde la niñez, creo que la timidez se manifiesta desde muy niño y es entonces cuando ante la incapacidad de relacionarse con el sexo femenino, por ejemplo jugando a medicos y enfermeras, papas y mamas y otros muchos juegos muchas veces comentados, es entonces cuando descubrimos en la desnudez del pie femenino una forma introvertida de satisfacer nuestra sexualudad. A mí no me importa en absoluto el decir que me gustan y mucho los pies BONITOS de una mujer. Esta idea que te he comentado la tengo desde que descubrí que a mi padre también le atraian los pies de las mujeres y tener muy claro que a mi me gustaban no por haberlo descubierto en alguna etapa de mi niñez ya que lo de mi padre lo descubrí siendo yo bastante crecidito. Por otro lado si reflexionamos un poco te darás cuenta que en muchas películas y no solo las realizadas por directores fetichistas en algunas escenas la desnudez del pie de la mujer es mas que frecuente. Si eres buen observador, en adelante verás que es muy cierto. Por otro lado si tan feos son los pies de las mujeres porqué siempre intentan llevarlos bien arreglados y si es posible lucirlos, podrían llevarlos tapados o es que acaso la mayoria de los hombres aún en verano por la ciudad no los llevamos tapados. Digo yo que algo tendrá que ver. Porqué en cualquier acto social, fiesta, boda, televisión, aún en invierno se usan sandalias con medias, quizás sea porqué un pie bonito de mujer no es tan feo y desagradable como muchos afirman. No creo que hayamos visto muchas escenas en el cine en las que una mujer bebe cava en un zapato de hombre. Si te fijas, a las mujeres les encanta jugar con sus zapatos aún siendo cerrados y sacarse el pie del zapato, cosa que a los que nos gustan los pies resulta muy femenino. Me has hecho un regalo fantástico, estoy convencido que mas de uno se estará riendo de esto pero a mi me la tre floja. ¿Es que es más bonita una vagina de mujer, estéticamente hablando que un pie de mujer? ¿Porqué se consideran ciertas manos de mujer como preciosas? ¿Alguién me quiere indicar la diferencia? Parece que esté recclutando a personas potencialmente admiradoras del pie de la mujer pero lo que quiero transmitiros es que para mí fué muy importante el comprender que no era nada asqueroso ni raro el que me gustara el pie de una mujer, es más a los sexologos ya estoy harto de decirles que deberian revisar ciertas catalogaciones o definiciones que solo constituyen por si mismas y su connotaciónpi un desprecio hacia las personas que nos gustan ciertas partes del cuerpo que a otros no les gusta. ¿Porqué me tiene que gustar a mí la mano de una mujer? En el siglo pasado era muy normal decir que una mujer tenía los tobillos bonitos y eso era porqué no era habitual ver el resto del cuerpo. ¿Era eso Fetichismo o podofilia (que palabra tan poco afortunada, inclusive también la de fetichista). Quizás después de lo que he escrito hasta yo comprenda un poco mejor todo. Sé que me he extendido mucho pero me apetecía hablar con alguién y poder transmitir, una vez más, mis gustos, además no tengo oportunidades de hablar con esta claridad y sencillez con otras personas.
        Muchas gracias y un besazo.
        Angel

  11. Angel dice:

    Gracias por ahaberme contestado. Como te dije, me he acordado de tí hace muy poquito rato y me he comenzado a acariciar pensando en tu vida sexual, vamos en tí y sinceramente me ha producido un trmendo placer. Ya me he leido libros, he realizado consultas y si lees en otras confesiones mis comentarios podrás analizarme rápidamente. De hecho uno de las confesiones me corresponde a mí y no es nada dificil adivinar cual es, de hecho una persona del blog lo adivino rápidamente. Si tienes tiempo, te agradecería que leyeras las diez, quince, últimas confesiones y quizás me puedas aconsejar. Te digo esto porque si comienzo a contarte aquí todo mi rollo igual piensas que quiero ser el gran protagonista y no es mi caso. A m me encantaría que mi mujer se acariciase, me encantaría que pudiesemos hacer un trio con una mujer y con un hombre, etc.. Solo el respeto a ella, que no comparte mis gustos, me lo impiden ya que pagando no es lo mismo y ligar, ligar lo que se dice ligar, soy un negado y siempre lo he sido. Por cierto disculpa pero me he dado cuenta que casi he generalizado a toddos al decir que muchos de mi generación no sabian casi nada de sexo, he de rectificar y rectifico, no es cierto, lo que si es verdad es que los menos espabilados hemos tenido mas perjuicios en realizar lo que en el fondo deseabanos. Yo tengo 60 o sea que tampoco soy tan viejo pero me darás la razón en que hemos sido educados en un ambiente nada propicio a la libertad sexual sino todo lo contrario, en este aspecto he de decir que estoy convencido de ello al cien por cien. También te quería preguntar ya que otras no me hacen caso (je), que opinión tienes respecto a mi opinión actual respecto a la bisexualidad ya que me he dado cuenta, por lo menos en mi caso, que me atraén ciertos cuerpos de hombre pero han de ser muy bonitos y estar completamente depilados. He llegado a masturbarme pensando en ciertos cuerpos de hombre y creo que podría llegar a estar con alguno que tuviese un cuerpo muy bonito. ¿No será que un porcentaje de hombres en el fondo somos bisexuales? Yo creo, es más me sincero, lo deseo, podría estar con uno, acariciarlo, besar su pene, cariciárselo lentamente como lo hago yo meterme su pene en mi boca y bueno, sinceramente, me estoy excitando lo que implica que me gustaría, sí o sí. He tenido inclusive la valentía de decírselo a mi mujer pero eso sí en medio de un polvo y no ha comentado nada o sea que no se lo cree. Yo me lo creí cuando en frio una vez ví una foto de un actor y me excité tanto que me masturbé muy muy a gusto. No me preocupa el ser bisexual, en absoluto, es más creo que más de uno lo será, al menos en potencia. Lo que si te tengo que decir es que a mí me encanta acariciarme y que empece mas o menos a tu edad y que al leer eso me he pegado una calentada que no veas, me encanta eso de que te frotes sobre tus manos, sobre una toalla, me excita muchísimo.
    Un beso

  12. Angel dice:

    Hola, buenas noches.
    Lo primero es decirte que esta mañana cuando he comenzado a leer tu relato me he excitado bastante, ya ves sincerito que es uno y en este terreno no me dá verguenza alguna el reconocerlo.
    Siento una enorme envidia de tí y sobre todo de las personas que han tenido la suerte de compartir placer, conversaciones, fantasias y reflexiones contigo, han sido muy afortunados. Ojala hubiese estado en la piel de algunos/as de ellos.
    No voy a ser tan falso como para decirte que me hubiera gustado estar en la piel de tu pareja en el momento en que le dijiste que vuestra hija no lo era de él, biologicamente hablando, hay muchos falsos liberales del sexo, bastantes de boquilla, estos últimos abundan.
    A mí me pone un montón que se acaricien las mujeres y los hombres, solos o juntos. Me encanta que hayas llevado a cabo todas tus fantasias con la naturalidad con que lo cuentas aunque creo, esa es mi opinión, que en algunos momentos no te habrá sido facil. Para mi la forma en que nos expresamos en estas páginas, la naturalidad empleada por casi todos, ha sido para mí desde que os descubrí, una auténtica alegría y una ilusión, ya ves que simple.
    Te lo podrás creer pero hasta que tuve cerca de 30 años ignoraba que las mujeres se masturbasen y si fueran sinceros más de uno y ………., dirian más de lo mismo y por cierto, nunca he sido muy espabilado pero a fecha de hoy bastantes mujeres de tu edad no se han acariciado en su vida y si lo han hecho no se lo han dicho ni a las más intimas. Yo mismo, ni hablando con mis amigos me atrevo a decirles en la cara lo queme encanta en estos temas y ellos a mí menos. Sabremos mucho de otros temas pero la verdad es que me siento un bicho raro en estos temas. Como ya he contado mi vida un montón de veces es estas páginas me limitaré simplemente a decirte que a mí me encantaría llevar a cabo bastantes de tus hechos que para mí siguen siendo simples fantasias y que estoy completamente seguro no voy a realizarlas.
    Siempre me ha parecido, no solo excitante, sino bonito el ver a dos mujeres acariciarse. Aunque esto es la fantasía por excelencia que todos los hombres tenemos, a mí el mero hecho de ver dos cuerpos de mujer rozandose, acariciándose, humedecerse, me encanta.
    Lo del punto 11, no veas como me ha puesto, seguro que me acuerdo de tu relato, seguro.
    Disfruta y sé feliz, yo así te lo deseo.

    1. multiorgasmica dice:

      Gracias, gracias, gracias. Si, soy una mujer feliz, porque he decidido serlo. No niego que tengo mis momentos de tristeza, pero me siento profundamente feliz. Soy una eterna optimista, creo en la vida y en las personas. Más de un porrazo me he llevado, pero igual, sigo adelante con una gran sonrisa.
      En cuanto a mi hija, el rollo no ha sido tanto el de mi marido, quien lo ha sabido desde un principio y que lo ha aceptado. Ha sido la niña. Esperé que tuviera 16 años para decírselo. Pidió una prueba de ADN y la hicimos. El padre biológico no es un encuentro fortuito, sino mi gran amor de juventud y eso ayudó mucho para que lo aceptara. También me tocó buscarlo (no nos volvimos a ver en 17 años) y decírselo. El tuvo que conversado con su pareja. Una terapia en psicogenealogía ayudó mucho en el momento.
      En cuanto lo que dices de tu desconocimiento de muchos temas sobre sexualidad, hasta avanzada edad, creo que es el caso de muchos. Por eso es tan importante este blog, los libros de Sylvia (y otros buenos autores) y toda información sobre el tema. Mientras más sepamos, más entenderemos y mejor viviremos nuestra propia sexualidad.
      Y me alegro que te hayas puesto como te pusiste (y seguro que ha ocurrido a más de uno/a leyéndome): mi erotismo es contagioso (risas).

  13. Anubia dice:

    La verdad, este confesionario va mejorando con cada relato. Es una maravilla, una delicia, saber que una mujer puede disfrutar así. Me alegro mucho de leerte multiorgásmica.
    De mayor quiero ser tu avatar. jee.

    1. multiorgasmica dice:

      Me has hecho reír! Pues mira, que ya me han llamado santa (Paseante), entonces tener una santa de avatar no me parece nada mal.

      1. Anubia dice:

        jajjajaja ahora me rio yo, de santa ni el nombre, jajajajaa.

      2. Anubia dice:

        En serio, voy a ir a la catedral de Santiago, y ponerle una velita a nuestra señora del buen consejo, sabes que existe?…y le voy a pedir que me conceda hacer realidad varios de los puntos de tu relato…
        A saber: tener orgasmos tan intensos, tener tantos amantes buenos,
        que el punto once de tu confesión se convierta en realidad para mi 🙂
        en este año 2013, y que el punto 16 sea mi curriculum vitae a partir de ahora, jaja. Feliz año de eros!

  14. Pepitogrillo dice:

    ¡¡Vaya vida sexual tan intensa y movidita!! Diría, incluso que esos estudios de sexología que estas siguiendo, de bien poco, estoy convencido de ello, te van a servir.

    Me queda la duda, cuando leo un relato de vivencias como las tuyas, de si es posible vivir la propia sexualidad en una relación personal constructiva.

    Me da la impresión, tras leer algunas confesiones concretas aquí, que el peaje de llegar a vivir la propia sexualidad con la congruencia con que se explica, conllenva asumir tener que vivirla en una vida de independencia total y con encuentros esporádicos o de breve duración.

    Algunos ya me han tachado en este foro de meter demasiado mis prejuicios y mis valores en mis comentario, pero para mi, la sexualidad es una función biológica más, como pueda la del mecanismo del hambre. Querer exarcerbarla o concentrarse en ella solamente, me parece tan absurdo como recrearse en lo mucho y variado que se come o en los placeres que a uno le ha provocado, olvidando la función primordial que tiene el alimento en el organismo.

    Me parece, sin embargo más maduro y mucho más difícil -y veo que aquí se toca poco-, vivir e integrar la propia y la sexualidad del otro en una relación personal, más o menos continuada.

    El tener que desfogar la pulsión sexual con personas con las que sólo uno se relaciona para ello, me parece un enfoque muy limitado de las relaciones humanas.

    Por cierto, ¿Tuvo algo que ver con esto, tus dos períodos de abtinencia total?

    1. multiorgasmica dice:

      Pienso que cada quien es libre de vivir su vida y yo vivo la mía a mi manera. Te imaginarás que no eres el primero en opinar como opinas y a mi eso, ni fu, ni fa. Algunos deciden de vivir en pareja, yo he decidido vivir de manera independiente. Te diré también que la alternativa de la vida de pareja, es propia a nuestro tipo de sociedad, pero que hay otras y muchas, donde se enfoca la cosa de varias otras formas … No somos el centro del mundo, no debemos olvidarnos de ello (sonrisas). No tengo sexo de manera obsesiva y pienso que tener una pareja estable (pero no necesariamente exclusiva) en varias etapas de mi vida ha sido muy importante. Mis dos periodos de «abstinencia» no han sido a raíz de lo que mencionas, sino al contrario, después de dos rupturas amorosas fuertes. La primera, con mi marido. Cada vez, sentí la necesidad de cuestionarme. La decisión, después de cada periodo de reflexión fue: prefiero no tener vida de pareja.
      En cuanto a tu paralelo con el hambre, te diré que me gusta todo tipo de cocina. Disfruto igual de una pizza, que de una paella, de un foie-gras o de sushi … Será que no sé lo que quiero? Tengo que conformarme con comer siempre lo mismo?
      En cuanto a mis estudios para ser sexoterapeuta, pues justamente, me falta la parte de terapia, osea, voy a llevar también cursos de psicoterapia y eso es muy importante. No creo que a partir de mi vivencia sea capaz de entenderlo todo y ayudar a todos. Necesito una visión más amplia.

      1. Pepitogrillo dice:

        Gracias por tu respuesta, aunque veo que la has llevado a tu terreno.

        Me sorprende que digas que la vida de pareja es la alterativa propia de nuestra cultura, cuando en realidad es la norma. Y lo es transcultural y diacrónicamente. Incluso algunas especies de animales optan por esta vía.
        Por eso te pregunté las razones de por qué optaste por la vía de la independencia, cuando tu mismo has dicho que has tenido varias relaciones estables.

        Ya se que no somos el centro del universo: Disfruto con los hallazgos de la astrofísica y soy consciente de la insignificancia de nuestra vida en el planeta. También estoy familiarizado con la visión antropológica de la relatividad cultural, por ello ni me escandaliza ni me choca tu comportamiento ni tu decisión de vivir tu vida como te plazca.

        Tu misma has dicho que llegaste a la conclusión, tras dos rupturas de pareja, de que preferías no implicarte en ninguna más y este fue el motivo de mi intervención, que, por cierto, continúa sin respuesta.

        Mi interés no era cuestionar tu comportamiento, sino entender las causas de él. Como futura psicoterapeuta, supongo entenderás este planteamiento.

        1. multiorgasmica dice:

          He llevado mi respuesta a mi terreno, porque es el que conozco y se trata de mi experiencia. Entonces, normal, no? Lo de la antropología, es algo que conozco «bastante bien»: forma parte de mi educación universitaria (sonrisas) e insisto: nuestra norma no es la norma.
          No entiendo que es lo que te queda sin respuesta. Tampoco he de dar detalles del cómo y del porqué de mi manera de vivir. Puede ayudar a entender decir que he llevado 4 años de terapia (de todos modos indispensables para ser sexoterapeuta). Me han permitido entender y asumir (lo que no siempre ha sido ni es fácil en nuestra sociedad) mi forma de vivir.
          Para terminar, entiendo tu indagación a mi respecto, pero personalmente no necesito que se me entienda, más bien que se me acepte y que, de manera general, se acepte que no todos somos iguales. Cada uno es libre de vivir su sexualidad como mejor le conviene. Amen! (un guiño a Paseante)

          1. Pepitogrillo dice:

            Tu historia, al menos para mi, va teniendo un poco más de sentido.

            Repito, no cuestiono tu forma de vida; lo que no me encaja es se pretenda vender una historia como perfecta cuando por detrás hay una serie de problemas que, en tu caso, han requerido y creo siguen requiriendo, de un proceso de ayuda psicológica.

            Continuaría planteándote cosas que todavía no me cuadran de tu relato pero creo ya te he molestado bastante ni este es el lugar para debatirlo.

            Gracias por tus respuestas.

  15. Leonidas dice:

    Sigo los confesionarios desde el principio sin escribir. Estoy encantado de comprobar, cada semana, que hay mujeres que si disfrutan del sexo, por que no me toco a mi una?
    Multorgasmica, cómo logro que mi esposa sea como tu? Ella disfruta cuando lo hacemos, pero siempre soy yo el que va detras y nunca me ha dado sexo oral. Dime que tengo que hacer para conseguirlo. Estoy dispuesto a todo porque la quiero, es mi mujer, pero necesito mas. No quiero echar mano de la solucion profesional para cumplir mis deseos. le he propuesto ir a un especialista y no quiere. Que puedo hacer?

    1. multiorgasmica dice:

      Mira, que ya me pones en los pantalones de la sexoterapeuta! Consejos no tengo … Cada persona es única y su historia de vida influye en su forma de ser. Lo que si pienso es que no se puede obligar a nadie a hacer lo que no le gusta. Si te apoyo en tu deseo de que vaya a consultar a un/a especialista, si eso influye e interfiere en vuestra vida de pareja Lo ideal seria de ir juntos, no tan solo ella. Entonces, te «dejo la tarea» de convencer a tu esposa de ir los dos.

    2. Pepitogrillo dice:

      Eso te pasa por comparar tu mujer con otras. Como bien te ha dicho multiorgasmica, no se puede obligar a nadie a hacer algo que no quiere o que le disgusta.

      Si tu mujer no quiere ir a un psicoterapeuta, ya sabes cuál es su actitud.

      Tienes varias opciones; se me ocurren:

      *Aceptar la situación y cambiar tus expectativas sobre lo que te gustaría. Ya sabes lo que han dicho algunos pensadores: «Si no puedes tener lo que te gusta, que te guste lo que tienes».

      *Vivir tu fantasía. Por lo que se ve aqui, no es tan difícil encontrar alguien que te pueda dar sexualmente lo que buscas. A fin de cuentas, la infidelidad, de tanto en tanto, si no es confesada, y siempre que tenga función compensatoria, no es tan mala y da alegría al cuerpo.

      *Separación por motivos de incompatibilidad sexual

      *Amante ocasional.

      * …….

      1. multiorgasmica dice:

        Como no puedo responder a tu respuesta a mi comentario, lo hago aquí.
        Creo que TODOS en algún momento de nuestra vida necesitamos alguna ayuda psicológica y él que dice lo contrario, es que no se atreve a enfrentarse a ciertos aspectos de su vida. Prueba es que, para poder ser terapeuta, hay que hacer uno su análisis primero con un terapeuta.
        Y si para ti, algo no encaja, en mi manera de ver las cosas y de vivir mi vida, pues pregúntate a ti mismo cual será la razón, en vez que preguntármelo a mi. Como bien se dice: ¿ Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?

    3. voyeur dice:

      Lo tienes «chungo». Tu caso es muy parecido al mio. Algún día me decidiré a contarlo en El Confesionario. Mis gustos sexuales son, en su mayoría, incompatibles con los gustos sexuales de mi pareja. Lo peor que se puede hacer es intentar convencerla. Te lo digo por propia experiencia. Lo mejor hasta ahora, en mi caso, ha sido intentar adaptarme a sus practicas sexuales en todo lo posible, y luego, por mi cuenta, intentar disfrutar en lo posible de mis gustos sexuales. Es triste pero no hay otra. Por supuesto, tampoco quiere consejos de un especialista.

  16. Salitre dice:

    Gracias Multiorgasmica por compartir tus vivencias . Comparto contigo algunas cosas: yo
    también he empezado a disfrutar más de mi sexualidad a cumplir los cuarenta .Desde muy pequeña
    Sentir los primeros placeres , me acuerdo que me frotaba con algún muñeco y me gustaba , por
    lo tanto repetía .
    Espero algún día disfrutar del cuerpo de una mujer , como haces y también nina . Se lo he planteado a mi pareja
    pero dice que con dos somos bastantes. Que le vamos hacer.

    1. multiorgasmica dice:

      Qué le vas a hacer? Porqué no harías como Nina … Atrévete a vivir tu vida. Verás que bien te irá! Si comparto aquí, es también para poneros a pensar que hay muchas posibilidades en la vida que descartamos por temor. Esa ha sido mi respuesta al comentario de Paseante.

    2. sensual dice:

      yo también se lo he planteado a mi pareja, lo vive como una fantasía irrealizable, en ciertos momentos parece que quiere hacer un trío con otra mujer pero al final siempre desiste,pero ya he pasado los 40 y no quiero atar mis experiencias a sus miedos. Supongo que lo haré por mi cuenta y riesgo aunque no es lo que deseo

      1. voyeur dice:

        Si lo que en realidad te gusta es hacer un trio con tu pareja, la alternativa ante su negativa no puede ser hacerlo tu por tu cuenta con otra pareja, no es lo mismo, ni por asomo. o es sustituible el morbo que da ver a tu pareja gozar entre los brazos de otra persona, hombre o mujer, pero sobre todo mujer.
        Yo tuve la oportunidad de comprobar lo que te digo, en varias ocasiones hicimos trios mi pareja y yo, y ni mucho menos es tan placentero como cuando los he hecho sin mi pareja.
        Desgraciadamente esa etapa pasó y no he vuelto a experimentar el placer que se siente con ese tipo de prácticas sexuales. Cuando lo pruebas, si encima resulta placentero, cuesta trabajo no volver a practicarlo.

  17. Paseante dice:

    Aun a riesgo de aparecer por aquí más de la cuenta, quiero añadir otro comentario a la confesión de Multiorgásmica. Se trata del punto 2 («Mis primeras sensaciones sexuales las viví como a los 6 o 7 años…»). Porque tal vez es más importante de lo que creemos.

    Primero, porque eso le ocurrió a Multiorgásmica y a muchísimas otras niñas. Cualquiera que trate o trabaje con niños de esa edad puede decir que es normal, frecuente y abrumadoramente generalizado que niños y niñas se toquen (a sí mismos) porque sienten placer. No porque Dios las ilumine o porque quieran procrear o porque un tercero los excite o por ver sexo por aquí o por allá. No. Sólo por puro placer. Por placer y con carácter casi universal.

    Segundo, porque esa dimensión natural y real del sexo (el placer por el placer) es «domesticada», encapsulada, socializada, moralizada… y así llegamos a creernos que ciertas cosas sexuales «están bien» y otras «están mal», como muchas instituciones y muchos individuos postulan y nos quieren hacer creer (incluso en este foro), como si lo natural y lo humano fueran la fidelidad, el matrimonio, las prácticas no aberrantes, el sexo con amor, el sexo dentro de un orden y no sé cuántas majaderías más.

    Tercero, porque no es verdad que el sexo esté sobrevalorado o vivamos en la depravación generalizada, lo que está es lleno de telarañas, escombros y morralla (=moral, prejuicios, paternalismos, machismo, religión, timidez, frustración y un larguísimo etcétera) que hay que dejar de lado y luego vivirlo y tratarlo como lo hacíamos cuando todavía dábamos curso a nuestros deseos y no hacíamos daño a nadie con ello.

    Cuarto, lo que ha hecho Multiorgásmica ha sido vivir más coherentemente consigo misma y disfrutar más del sexo que la inmensa mayoría de los humanos, y no digamos de las mujeres, que son las mayores víctimas del «bienpensantismo» todavía dominante, aunque muchas no piensen sino que hacen exactamente lo que se les pone en las narices y que son muy dueñas de sí mismas. Tararí que te vi. No se me revolucionen, que yo sólo pasaba por aquí.

    1. multiorgasmica dice:

      Pues Paseante, te diré que lo que tiene la mayoría de la gente es miedo: miedo a plantearse desafíos, a cambiar de vida, a ensayar, a equivocarse, simplemente miedo a vivir!

    2. Anubia dice:

      Si escribes divino y no le falta un puntito a una i. 🙂

    3. Belén dice:

      ¡Chapeau Paseante! Suscribo cada una de las palabras que dices, qué bien has sintetizado el origen de nuestros males y el antídoto para solucionarlos. Y lo remata Multiorgásmica con el miedo que tiene la gente a ser libre. Así es, ratifico todo lo expuesto como una mártir más de toda esa mierda que nos metieron en la cabeza de pequeñas; en mi caso, tuve que estar dispuesta a desprenderme de la vida que había planeado, para poder tener la vida que estaba ahí esperándome.

      1. Ojovertical dice:

        Tres meses después, ando revisitando algunos blogs y leyendo cosas que se me pasaron en su día. Y aunque llegué algo tarde, no quiero dejar de suscribir a Paseante, pues me reconforta mucho ver que sí que hay almas gemelas (o muy allegadas por lo menos) y gente que piensa como tú. Y no sólo uno …. aquí hay más de una docena posteando con asiduidad, y sin distinción de géneros.

  18. Còsmica dice:

    Felicidades, ha sido un placer leer tu testimonio.

  19. Nina dice:

    Maravilloso confesionario y, desde luego, con tu experiencia y esa capacidad empática que se te intuye, seguro que serás una gran terapeuta. Además, ese vuelco vital, decidir estudiar algo nuevo a una edad en que mucha gente tira la toalla. Te admiro.

    Todo tu confesionario me ha encantado y creo que las mujeres podemos aprender mucho de él. Hay tanto para comentar, pero elijo el punto 15 porque me resulta inevitable… y no comento más allá para no acaparar espacio.

    Soy heterosexual, tengo pareja y, recientemente, la vida me ha dado un regalo en forma de mujer, hetero también ella. Amar su cuerpo, confieso que lo venero, me ha abierto a un mundo de nuevas sensaciones -más allá de las puramente carnales- que no soy capaz de describir. También para no extenderme, elegiré algo de lo mucho que diría sobre mi relación con ella.

    Observando su hermosura mi forma de mirarme a mi misma y de entender las relaciones ha dado un vuelco. Intentaré explicarlo, aunque no es fácil. No tiene el cuerpo de una niña de 20, aunque es mi niña, es una mujer con curvas, que probablemente no se ve maravillosa -pecado que cometemos la mayoría de las mujeres-, pero cuando la veo tendida, desnuda, totalmente entregada a mi pasión por ella (no sé por qué me recito mentalmente versos de Neruda cuando pienso en su cuerpo) me doy cuenta de lo absolutamente hermosa que es… y lo hermosas que son las mujeres independientemente de las medidas, el tamaño de sus pechos, o cualquiera de esas cosas que nos amargan la existencia por no cuadrar con el canón ideal.
    Es hermosa y punto. Ya me lo advirtió mi pareja, es decir, mi hombre: «Cuando tengas a una mujer en tus brazos me entenderás». Tenía razón.
    Cuando le explicaba a él, mi primer encuentro con ella, me emocioné al darme cuenta de cuánto tiempo de mi vida he perdido/sufrido pensando en si cuadraba o no con el canón, me dí cuenta de lo hermosa que soy yo también, que somos todas… Mujeres, somos preciosas y ojalá pudiéramos vernos desde los ojos del deseo para entenderlo y no cuestionarnos nunca más.
    Ahora entiendo la devoción con que algunos hombres miran, aman y desean a sus amadas… He entendido cómo se siente mi pareja cuando me mira y me acaricia, cuando desea cada milímetro de mi piel… él me lo dice así. Y eso me ha traído una felicidad indescriptible.
    Sé que Ojo y Paseante -que ya han comentado tu post- , tal vez alguien más, se acordarán de mi comentario respecto a esta mujer… Hace unos días explique que esperaba que algo ocurriera. Ocurrió y ocurre. Durante más de un año, ella ha urdido una red para atraparme y lo ha conseguido. He caído dulcemente en sus garras. Dice que es inocente, pero es pilla hasta cuando sonríe, pero no me asusta: pienso educarla. Estoy en ello y ella está encantada. Mi marido también. Se respetan y algún día se conocerán más allá de lo que ya se conocen y se gustan. La vida está de mi parte, me siento tan afortunada que temo despertarme. No me pellico para comprobar la veracidad de lo que ocurre, pero…
    En fin, no quiero cansar… nunca he entendido mejor a los hombres que ahora.

    1. multiorgasmica dice:

      Me reconozco en lo que escribes. Sobre todo en mi segundo encuentro. Teníamos cuerpos similares, era como verme en un espejo, pero sin ser igual. Fue realmente algo fuerte, que nos emocionó las dos. Hablamos mucho de nuestros cuerpos, de nuestros kilitos de sobra y de cuanto nos veíamos hermosas la una a la otra. Más allá de la experiencia sexual, fue una experiencia humana, de compartir entre mujeres, bellisima. Tengo una vida sexual muy activa. Lástima que su compañero se puso celoso y eso ha hecho que no la he vuelto a ver. Pero queda como un hermoso recuerdo.

      Aprovecho para decir que es posible que comente poco hoy, porque ando fuera de casa, de viaje por varios días. Pero voy a leer los comentarios cada vez que tenga un momento libre y contestaré poco a poco.

    2. Paseante dice:

      Aunque este es el post de multiorgásmica, no puedo dejar de comentar el comentario de Nina, porque ha realizado una confesión que me parece tan lujuriosa como ejemplar para cualquier persona y cualquier pareja (observad que he puesto «lujuriosa» y «ejemplar» como equivalentes, cuando estas palabras se han pasado toda la vida a la greña). En verdad eres afortunada, Nina. Sí. Estás experimentando la mezcla de fantasía y realidad que es vivir una nueva relación -supongo- amorosa y sexual, estás descubriendo (o encontrándote por fin con) una nueva dimensión del sexo, como es la bisexualidad, y todo ello con el conocimiento y la complicidad de tu pareja heterosexual, que sin duda querrá participar el futuro, cuando tú lo decidas, en un encuentro sexual a tres, el sueño de todo hombre, con lo cual todos disfrutaréis y os enriqueceréis como pareja, amigos, amantes y seres humanos. Después podrás plantearte una nueva proposición para tu pareja: un trío entre vosotros dos y otro hombre, con lo cual él podrá probar la bisexualidad, disfrutar del morbo de ver a su chica con ese hombre y a su chica le permitirá disfrutar la combinación sexualmente más equilibrada y jugosa para una mujer. ¿O tal vez eso ya lo has probado, pecadora? El 2013 (EROS en el espejo que se nos regaló en el primer post del año) ha empezado gloriosamente para ti. Enhorabuena.

      Un apunte más sobre el comentario de Nina: gracias por contar cómo nos sentimos los hombres respecto de las mujeres, cómo nuestro deseo está por encima de prejuicios, dificultades, irregularidades corporales y hasta riesgos, en definitiva, cómo vivimos y por qué el sexo. Y que no somos un club exclusivo, las mujeres también pueden entrar en él.

      Por cierto, multiorgásmica, vas a despertar la envidia de todas las mujeres y los hombres van a hacer leer tu post a todas sus mujeres/amigas/amantes como en otros tiempos se hacía leer las vidas ejemplares de determinadas santas. Santa Multiorgásmica que estás nosotros, venga a nosotros tu reino.

      1. multiorgasmica dice:

        Mira que bonito tu evangelio paseante … Y me vienes bien ya que para mi, en el sexo, hay algo cósmico, religioso. Y que hacer bien el amor es todo un arte. Muchos ven por ejemplo en el Kama Sutra solo un sin fin de posiciones, cuando es un libro sagrado sobre el arte de hacer el amor.
        Y en enhorabuena si mi «confesión» ayuda a más de uno/a, de eso se trata! Qué me lean, que lo comenten entre parejas, si no lo hace aquí, no importa. Es conocido que hay muchos más lectores que personas que comentan.
        También he de decir, porque más de uno se hará la pregunta, que por supuesto no tengo relaciones sin protección (siempre tengo mis propios condones porque soy alérgica al látex) y cada año me hago análisis de VIH y otras enfermedades sexualmente transmisibles.
        Y claro que por ahí he estado comentando, pero no muy a menudo …

    3. Belén dice:

      Totalmente de acuerdo con vosotros, estar con una mujer es una historia diferente, otro rollo, te abre unos horizontes que ni te imaginabas… Nina, lo describes muy bien, y no puedo evitar sonreír cuando dices que piensas educarla, a mi también quisieron educarme…

    4. sensual dice:

      Es muy bella tu forma de vivir la vida con libertat, dulzura y amor contigo misma.
      cuesta a veces de atreverse, unos lo hacen en sueños otros viven directamente sus sueños. Felicidades bonita!

  20. Paseante dice:

    Pensar que esta mujer de 52 años tal vez viene por aquí de vez en cuando y escribe comentarios discretamente, como si no se le moviera la ropa, cuando tiene un curriculum y un potencial sexuales verdaderamente sin parangón. ¡Bravo por vivirlo y bravo por contarlo! Ha sido un deleite leerte.

  21. Ojo vertical dice:

    Espectacular. Muchas Felicidades MUJER.
    Y muchas gracias por contárnoslo. Me parece un testimonio muy valioso. Un aplauso para tí.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con