Malas amantes: ¿en qué fallan las mujeres en la cama?

“Cuando hablan de sexo, las mujeres se ceban con nosotros y en ocasiones tienen razón, pero me he encontrado con cada papeleta: falta de iniciativa, poco entusiasmo, incomodidad, cero comunicación… Si no les interesa, ¿por qué lo hacen?”

Uf, escuece. Pero, claro, el caballero está mosqueado y, la verdad, no me extraña, si lo que se encuentra es eso, cómo no lo va a estar. No nos engañemos, puede que los hombres babeen por nosotras (bueno, babean los heteros y también, por supuesto, las lesbis), pero eso no quita que también les saquemos de quicio (a unos y a otras, no por ser mujeres nos perdonan los pecados) y por muchas razones…

– “No hace nada. Me lo curro todo yo… de principio a fin.”
– “Nunca inicia y cuando lo intento, me rechaza casi siempre. Una patada en los huevos… y dice que me quiere. Pues no me jodas… Rectifico: jódeme, pero bien.” (Hay tíos que me encantan, sobre todo cuando sufren injustamente y lo expresan con tanta gracia. Dan ganas de… Dan ganas y punto.)
– “Para mi esposa, el sexo es como el caviar… ¿Probaste el caviar? Pues yo tampoco.” (Otro que me robó el corazón a carcajadas.)
– “¿Sexo oral? Una o dos veces al año y como quien te hace un favor.”
– “No le gusta probar nada nuevo y tampoco es que le pida la luna… Te hablo de vendarle los ojos, contarnos alguna fantasía…”
– “Ahora no, cuando se duerman los niños; ahora no, que tengo que poner la lavadora, ahora no que… siempre tiene excusas.”
– “Siempre hemos de hacerlo a oscuras o en penumbra. Con lo rico que es mirar.”
– “Siempre me habla de su celulitis, pero si está buenísima. Esa inseguridad me molesta, porque estoy seguro de que si se soltará sería la ostia.” (Estoy con él: quien esconde su cuerpo, no se comparte con soltura.)
– “Cuando no quiere probar algo, me dice que eso es de guarras. Si soy su marido, ¿cómo va a ser una guarra? Pero no la saco de ahí.”
– “Siempre hay que hacer el amor. A veces, aunque yo también sea mujer, quiero follar ¡qué pa’ santas las del Vaticano!”
– “Sus pijamas.”

Y eso es solo un ejemplo. De hecho, espero que los damnificados (ellos y ellas) se animen a explicarnos lo que no soportan, les duele, les corta, les desespera… En definitiva, lo que no les gusta de nosotras en la cama y por qué. O sea que, por favor, no se corten, escúdense en el anonimato y espoleen cuanto quieran… a ser posible, sin demasiada mala baba, aunque solo sea para que no nos cerremos en banda. Como mujer, voy a leer y pienso reflexionar. Es más, no pienso atacar para defenderme (me parece una debilidad y feo), como mucho, si es que hago algo, intentaré explicarme. Y espero que las demás parroquianas hagan lo propio. La semana que viene tendremos oportunidad de leerles la cartilla a ellos, aunque me temo que… bueno, ya veremos.

(Este es el primer post que dedico a alguien, pero como me lo inspiro y me encanta su claridad al expresarse… A Paseante.)

114 respuestas a “Malas amantes: ¿en qué fallan las mujeres en la cama?”

  1. tulipannegro dice:

    Hola, bueno casi leo mas de la mitad de las opiniones y creo que cada persona tiene sus propias caracteristicas que lo hace diferente a los demas, pero tambien tenemos caracteristicas generales y en esa idea dire lo siguiente: Fui un mujeriego, tuve muchas amantes, incluso llegue a vivir con dos mujeres al mismo tiempo, pero un dia, me encontre a la que hoy es mi esposa, hemos tenido sexo casi todos los dias desde que nos conocimos y ya llevamos 12 años de casados, son muchas cosas que me gusta de ella desde que siempre esta bañadita, se pone ropa sexy, la penetro por todos lados, me dejo hacer lo que ella quiere y yo hago con ella lo que quiero y no por eso nos sentimos utilizados, hacemos ejercicio y nos mantenemos en forma, le cumpli su fantasia de tener una relacion bisexual, si no queremos tener sexo lo respetamos. Y confieso que he tenido deseos de acostarme con otra mujer, solo por que si, voy a los bares, coqueteo, ligo y luego me arrepiento, ya no me siento bien con ninguna si no es con mi esposa, mi amiga, mi amante. Luego recuerdo algunas chicas muy bellas y tontas, la que me dijo que no le gustaba hacer sexo oral, la que me dijo que no queria que yo le hiciera sexo oral, la que me decia que ya terminara, la que me dijo que en esa posicion no la follara, la que me dijo que con la luz prendida le daba pena, la que lloraba cada vez que se la daba por el culo (esa me excitaba mas, pero no era muy agradable forzarla todas las veces), la que no se arreglaba para salir conmigo, la que no tenia sentido del humos a la hora de coger, la que solo queria coger una sola vez y ya, la que me queria cobrar, en resumen, miedos y prejuicios tontos. Definitivamente, mi esposa es inteligente y por eso seguire con ella hasta el final.

  2. Eduardo dice:

    COSAS QUE LOS HOMBRES DEBERÍAN OIR DE UNA MUJER

    1. Estaciónate por aquí, que quiero que hagamos el amor.

    2. Toma más, me encanta verte bien borracho.

    3 Hoy invito yo.

    4. Mi casa está sola, ¿te molestaría si vamos?

    5. ¿Qué tal si tenemos sexo toda la tarde y por la noche sales con tus amigos?

    6. De verdad mi vida, no me gusta hablar después de hacer el amor.

    7. Seguro que quiero tener sexo contigo y la vecina juntos.

    8. Espero que no te importe, pero no llevo ropa interior.

    9. ¡Una plancha para mi cumpleaños… qué lindo!.

    10. Tienes barriguita de cantinero… realmente me encanta

    11. ¡Ya terminé de lavar tu carro!

    12. Perdóname, me equivoqué. Tú tienes la razón otra vez.

    13. Eructas como un verdadero león… te adoro mi Simba.

    14. Te veo tenso mi amor…deberías tomar un viaje al caribe sin mí.

    15. Que suerte mi vida que tengas una secretaria tan linda.

    16. ¿Más ropa?… no mi amor gracias… tengo lo suficiente.

    17. No mi amor, si todavía esta buenos los zapatos que me regalaste hace 3 años..

    18. ¡¡¡Claro que puedes sacar a bailar a mi amiga la modelo!!!

    19. Esos pedos tuyos tan varoniles… te adoro.

    20. Mi vida que lindos son los pelitos que dejas en el jabón.

    21. Mi hermana está loca, dice que la estabas mirando mucho cuando se quitaba el bikini para meterse a bañar.

    22. Mi cielo deberías llamar a tu ex…no seas ingrato.

    23. Mi amor, cuando estés con otra por favor ponte condón, CUÍDAME.

    24. Por favor cuando regreses del bar me despiertas para calentarte la comidita.

    25. No te preocupes amor…. si se te hace tarde ven mañana a dormir.

    26. Mi cielo no te bajes por favor…yo cambio la llanta.

    27. Mi amor, terminaste de comer? corre a dormir tu siesta yo recojo todo…

    1. sylvia dice:

      Eduardo… ¡te van a dar! Como alguna se crea que lo piensas de verdad… te excomulga.

      1. Eduardo dice:

        Jajaja, hay que bromear de vez en cuando, pero me apunto a las nº 1, 3, 4, 5, 7, 8, 14, 15, 18, 23 y 25, y quizá de vez en cuando a alguna otra.

        1. Koshka dice:

          Bueno, excepto la 14, creo que cumplo con el pedido resumido de Eduardo y alguna que no ha pedido. Hay que cuidar y dejar que te cuiden por igual, porque digo yo que son cosas válidas a dos bandas ;-P

          1. Eduardo dice:

            ¿Lo de la 14 lo dices por lo del Caribe o por lo “sin mí”? 🙂

    2. Belén dice:

      Jajaja! Eduardo qué grande, ahí estuviste fino. Y Koshka también que cumple todas menos la 14. Estoy pensando que de toda la lista yo sería la primera por la que empezaría, le pago un viaje al Caribe y con escala en el Quinto Pino para que me traiga tabaco.

  3. Casimiro dice:

    Bueno Clara el sexo es salud siempre y cuando no sea una obsesión.
    Yo tambien suscribo que tu chico tiene mucha suerte. Pero eso solo es porque no conozco más que lo que tú has contado, habría que ver que aportaría él…. en su defensa.
    Desde luego a mi chica nunca se le ocurriría decir lo que tu cuentas pero eso es distinto, somos personas distintas y cada una tenemos nuestros ritmos.
    Sylvia lo explica y muy bien en su libro Deseo. Quizás si no lo has leído te convendría leerlo y tratar de que tu chico y tú encontréis ese punto intermedio en el cual encontréis la satisfacción los dos y ninguno se sienta coaccionado, ni regañado por “no cumplir”. Pues eso, a mi parecer no hará más que empeorar las cosas.
    Y si no, siempre quedan las otras soluciones. El sexo dá para mucho, el autosexo o el sexo compartido con más personas, alguna vez tendríamos que ir aprendiendo que una pareja no vive solo del sexo, ni tampoco tienen porque vivir solos el sexo.

  4. Ulises dice:

    Pues qué suerte la de tu chico, Clara. Y qué suerte la tuya por ser así, en estos tiempos tan ajetreados. Yo ya me he cansado de “tirar” de mi mujer y me adapto a lo que hay. ¿Y qué hay? Una mujer encantadora para quien el sexo nunca ha sido la prioridad, lleva con normalidad el poco sexo. Así que si esta tarde o esta noche me convoca, que puede ser, acudiré disciplinado a complacerla, pero sin esforzarme demasiado… y hasta la próxima.

  5. clara dice:

    Como mi chico no va contar aquí (ni en ningún sitio) lo que le molesta os voy a relatar las frases que él suele decirme:

    Eres demasiado intensa en el sexo.

    Quieres sexo demasiadas veces. Estás dispuesta continuamente.

    Avasallas queriendo contacto, besos, sexo.

    Insistes cuando ya te he dicho que hoy no.

    Me resulta difícil llevarte al orgasmo, al final eres tu quien te lo proporcionas.

    Con estas frases creo que es suficiente por hoy. Por mi parte intento suavizar mis impulsos
    porque sino ni lo pruebo.

    1. Eduardo dice:

      Caramba, qué suerte tiene tu chico, pienso que quizá necesite algunas vitaminas, porque realmente no puedo creer que en plenas facultades pueda decir esas cosas. Mi pregunta sería: ¿Siempre fue así?

      1. clara dice:

        Sí siempre fue así. Si por siempre te refieres a los dos años que llevamos de relación.

        ¿Se lo podrías decir a él? Lo de que tiene suerte.

        Quizás si me encontrara con alguien que sea muy fogoso y quiera sexo con más frecuencia, sería yo la que me quejara de lo mismo que se queja él.

        Es mi duda.

        1. Jauro dice:

          Hola Clara. Todo esto es muy relativo ya que cada persona tiene diferentes necesidades, pero creo que debe de haber unos mínimos y unos máximos. A mi me apetece todos los días, a mi mujer… joder, no lo se, pero si alcanzamos una frecuencia de 1 a la semana me puedo dar por satisfecho, que lo normal es que ni lleguemos a esa cifra.

          Lo peor de todo es que ella antes no era así… pero bueno, intentamos mejorar.

          Yo creo que de 2 a 4 veces a la semana ya puede estar bien, pero como he dicho, es algo relativo.

        2. Eduardo dice:

          Bueno Clara, claro que podría decírselo, pero no lo conozco, jajaja

  6. Sonmar dice:

    No creo que hayan sido tantos los comentarios a la defensiva ni negativos… simplemente si es verdad que igual se podrían haber reservado para el post siguiente de “en qué fallan los hombres”, lo reconozco que cada uno tiene su objetivo. Mi post no tenía esa intención y agradezco muchísimo los comentarios tan constructivos que han expuesto los parroquianos y las aportaciones de Sylvia tan acertadas como siempre. Estamos aquí para aprender, reflexionar e intentar mejorar y creo que se está consiguiendo con total respeto.

    En el post que toque igual me explayaré más pero solo decir que para una mujer, el no sentirse deseada por su pareja simplemente es devastador para su autoestima. No digo que el hombre no sufra cuando se siente rechazado o ignorado sexualmente, por supuesto que también pero es como si lo pudiera encajar mejor porque se supone que “nosotras no necesitamos tanto sexo como ellos”. Por eso comprender si escuece a veces leer según qué generalidades porque la realidad es que ha cambiado muuuucho el tema.

    Reconozco que mi punto débil es mi inseguridad y sí, influye y bastante la sociedad, los medios de comunicación, modas, etc. pero hay que intentar relativizar y pensar que esos cánones de belleza en realidad son ficticios ya que pasan el filtro del photoshop y de pasar mucha hambre! ese aprendizaje, adquirir esa fortaleza es trabajo nuestro individual desde luego. Intento dejarme llevar y poco a poco lo consigo con ayuda de mi pareja. No hay mejor chispa que encienda mi líbido que sentir que me ve única, hermosa y deseada.

    Un abrazo y gracias a todos y a Sylvia, estas reflexiones son tremendamente importantes.

  7. ojovertical dice:

    Yo, solo yo y nadie mas que yo :-):

    ¿Has leído “Deseo”?

    1. Yo, solo yo y nadie mas que yo :-) dice:

      No, aún no… ojovertical, en ello vamos… cogiendo nuevamente viejas rutinas (entre ellas la lectura).
      Un abrazo. 🙂

      1. ojovertical dice:

        Creo que te va a resultar de mucha ayuda. No lo dejes pasar. La sabia Sylvia derrocha enseñanzas y consejos.
        Ya nos contaras….

  8. Mireya dice:

    Una más que se suma al aplauso a Imperfecta cabreada. Cuando pinché para dejar mi comentario, antes de leer los que habían dejado antes que yo, iba a escribir que de la lista de “fallos” reconocía como propio esa inseguridad sobre tu cuerpo que te hace caer en todas las reacciones que ya conocemos y se han comentado. Y aunque reconocía que me pasaba eso, no por ello lo aceptaba como mi culpa. Imperfecta cabreada lo ha expresado perfectamente.

    Que conste que ahora mismo no me puedo quejar, mi actual pareja me dijo hace cuatro días que tengo el culito de una niña y el cuerpo de una jovencita (tengo 52 años), pero otros hombres antes que él me han dejado un poso que no se disuelve tan fácilmente.

    Contestando a Chamaco, le diré que, efectivamente, en el momento preciso la mayoría de los hombres no se fijan en el michelín, pero antes de llegar a ese momento muchos otros ni siquiera han considerado llegar a ese punto, porque cuando te conocieron (en el trabajo, en una fiesta o en casa de un amigo) te hicieron un scaner completo y te desecharon inmediatamente. Está claro que los que llegan a tener a la vista el michelín no suelen preocuparse por ello pero la queja es contra los que no llegan a ver el michelín ni de lejos, porque huyen antes.

  9. ojovertical dice:

    Sylvia nos ha recordado más arriba :
    “El propósito de este post es que ELLOS puedan expresar libremente lo que sienten a fin de ponernos en sus zapatos, si eso es posible, porque a veces me da la impresión de que la excusa de la guerra de sexos y otras cuestiones nos sirven para no escuchar… ¡y no avanzar!

    Cuando le sugiero que sea y se ponga más sensual, me mira como a un marciano tratando de descifrar mis palabras. Trato de ponerle ejemplos, de explicarle la gran diferencia que hay cuando una mujer nos agrada con sus formas y se muestra cariñosa. Que eso es el quiz de la cuestión para subirnos la líbido. Pasan dos días se olvida completamente de ello. Vuelta a empezar otra vez, como de cero.

  10. Carola Mola dice:

    Una aportación a los caballeros: si se dan cuenta de que un orgasmo es fingido, díganlo, pónganlo sobre la mesa, o la cama, protesten,,,

    1. ojovertical dice:

      Muy buen consejo

  11. Yo, solo yo y nadie mas que yo :-) dice:

    Wow!!!!!!!!!!!!me he quedado con la boca abierta…( y cuando vi el número de gente que había posteado).
    Y muy contenta de los perfectisimos caballeros, sensibles y directos que he leído en el blog, obvio esta agradecer a Silvia por su invitación a tod@s .
    Personalmente creo como mucho de los parroquianos que lo primordial es la “COMUNICACIÓN” para lo bueno y lo malo, lo que te gusta y que no, que si arriba o abajo, etc.
    Definitivamente los canones con los que hemos sido educado han hecho mucha mella a la hora no solo de ser personas (Hombre – Mujer), también desgraciadamente en lo que respecta a nuestra sexualidad y lo que al sexo se refiera…Recuerdo de mis primeros pasos en el descubrimiento de tener una relación sexual lo mal que me sentía sicologicamente ( el que va a pensar “El”, que eso no esta bien (la santa iglesia lo dice), me va hacer daño, me va a ver desnuda, y un montón más) hasta que llega el día señalado…uffff que nervios!! así que iniciamos la faena y cuando el eyacula….¡Ya esta! ¡Vaya mierda que es el sexo! ¿O seré lesbiana? jajajajajaja ( que recuerdos)…
    Después de seguir intentándolo con otros novietes (casi con la misma respuesta, cuando ellos “terminaban”) se cruzó en mi camino el padre de mis hijos…Simplemente genial, atento, darme placer, caricias, besos, abrazos (y lo que cuenta Chamaco: simplemente desnudarnos para dormir abrazados) descubrí el sexo, mi sexualidad (ahora si bien definida, jejeje) y descubrir al sexo opuesto “Hombre”…
    Lamentablemente nuestra vida sexual ha desfallecido en el transcurso del tiempo (empezamos a conocernos mas como personas, la familia política, la poca vida social y una listilla mas amplia, que no es necesario contarla), aún así estoy muy agradecida de conocerlo el tiempo que tuvimos…me ayudo muchísimo a reforzar mi autoestima como mujer y lo digo claramente ¡El Sexo me gusta, me encanta!, pero penosamente no tengo hoy (para mi importante) nadie con quien disfrutarlo, así que creo también tomaré los consejos de Malva, que me han hecho pensar mucho…
    Amig@s vamos a disfrutar de nuestro derecho que es ser Feliz y de la mejor manera posible…eso si sin hacer daño…
    Un Abrazozote…

  12. Anubia dice:

    Me ha gustado mucho tu mensaje Malva, está lleno de ternura. Un ingrediente también muy motivador de confianza y por lo tanto, posibilitador tanto como una buena fantasía para tener buen sexo.

    Me gusta mucho leer vuestros comentarios, vamos que desde que entro en este blog, me siento mucho mejor conmigo misma. Me cuesta mucho dar mi opinión o contar mis experiencias, porque creo que han sido bastante malas en general, yo me quejaría como hacen los chicos aquí, pero a la inversa, siento que no he tenido hombres con verdaderas ganas de tener sexo a mi lado, bueno, ganas si, pero lo que a ellos les convenía. Quizás yo no supe pedir, mi error, aunque no siempre fue así…sinceramente, creo que a los hombres también les falta mucho (y generalizo, luego hay casos y casos), por saber acerca de ellos mismos en el terreno sexual y de nosotras todo un mundo, y tener las ganas de hacer el esfuerzo….tal vez se me note un poco resentida, pero es que tan mal he elegido todas las veces que he tenido relaciones con hombres distintos?…alguna vez lo he pedido. Vamos no es que no haya disfrutado nunca, no es cierto, pero si que la mayoría de las veces..ellos sota,caballo y rey. Aiiss que al final me he atrevido.

  13. ojovertical dice:

    Bravo Malva, hay que atreverse, eso es todo. “el deseo vence al miedo” (Mateo Alemán)

    1. ojovertical dice:

      Bravo Rocío, esa actitud de acercar posturas, abrir canales de encuentro y conocimiento mutuo es la unica formula posible para avanzar y luchar contra las diferencias que nos separan
      Un beso y gracias!!

  14. Rocío dice:

    Buenas a tod@s, este post me obliga a comentar por primera vez después de leer tooooodo el blog. Gracias a tod@s por vuestras experiencias y enseñanzas.

    Yo, igual que Adele he pasado por cometer TODOS los fallos y más aún (como pasar años teniendo relaciones con hombres sin correrme y no hacer nada para “solucionarlo”, conformarme con que el sexo es así). Sin embargo poco a poco voy superando algunos de ellos, entiendo que nunca estaré libre de fallos (sería perfecta, lo que es imposible), sobre todo porque para mi (no puedo hablar por el resto de las mujeres, ni por los hombres) el sexo es diferente en función del día, del estado de ánimo, de quién tengas enfrente, de las preocupaciones, del estado general de la relación… Así que seguiré fallando, como humana, aunque espero que los fallos vayan variando en función de…

    No voy a hablar de las posibles causas socioculturales e históricos de que esto sea así, ni de porqué no nos hemos liberado de ese bagaje represor, ni siquiera voy a hablar de los fallos de ellos (ya habrá tiempo la semana que viene, jujujuju), aunque es muy difícil, me está costando muchísimo. La atribución causal externa es mucho más fácil que asumir que la culpa (parte) la tiene un@ mism@, pero de eso se trata, ¿no maestra Sylvia? De mirarnos el ombligo, rajarlo, sacar todo fuera, y una vez visto y analizado, ponerlo todo en su sitio (en su verdadero sitio). Espero que se entienda la metáfora.

    Entiendo que no se puede hablar de cada individuo o persona, por eso generalizamos, pero quiero pensar que tod@s los que andamos por aquí, estamos en ello, en eliminar fallos, en intentar comprendernos, enseñarnos y aprehendernos, en establecer canales de comunicación en materia sexual y afectiva, en suplir la ausente educación sexual. Por eso, no me ofende cuando hablais, generalizando, de como somos las mujeres en el sexo, porque no me identifico con ellas.

    Gracias a todos por servirnos de espejo en el que vernos. Gracias Malva por compartir tu secretillo, envidio esa oportunidad natural y placentera!!

    Por último aclarar (por si alguien no lo tiene claro) que cuando hablo de eliminar fallos, mejorar, explorar…. NO se trata de hacerles felices a ellos, de contentar su seuxalidad, de cumplir sus fantasías…. Se trata simplemente de que nosotras aprendamos, como ellos, a disfrutar de nuestra sexualidad, del sexo, como algo natural y precioso que es, que dejemos los complejos, la represión, la culpa, las películas y las movidas mentales todo lo aparte que cada una pueda.

    Un abrazo, y perdonad el tochazo…

  15. Malva dice:

    Yo también me he sentido muchas veces como se describen muchas de las mujeres que han escrito. Os cuento mi experiencia por si a alguien le sirve.
    Yo, supongo que como todas, empecé a explorar la sexualidad llena de complejos y sentimientos negativos que no me dejaban disfrutar plenamente de ello (digo plenamente porque algo de aquello ya me gustaba, y además tenía la certeza de que en solitario era capaz de disfrutar de lo lindo, de modo que en pareja también debía ser así- solía ser mi reflexión).
    A mí también me bombardearon con películas en las que las mujeres siempre están listas y mojadas para que las embistan hombretones. Yo también he sentido que si no iba sexi, depilada y con la ropa interior conjuntada, no podía “pillar” esa noche. Pero ¡YO NO ME QUIERO SENTIR ASÍ!
    Con el tiempo y una pareja maravillosa estoy aprendiendo a revelarme.
    Me gusta el sexo y disfruto muchísimo de él, hay días en los que siento que es lo único bueno que he hecho en todo el día (eso es porque mi curro es una mierda, pero ese es otro tema) y no voy a permitir de ninguna manera ensuciarlo con falsos complejos que sólo están en mi cabeza.
    ¿Sabéis qué truco utilizo yo en esos días en los que no me siento muy allá? Intento mirarme en sus ojos, verme como él me ve. Me funciona ver cómo se excita lamiendo mis pechos (para mí en muchas ocasiones demasiado pequeños, pero ahora suficientes), que me muerda el culo sin ver siquiera la celulitis….Sentir que le pongo tanto como él a mí en ese momento me recuerda que él también tiene fallitos que ¡yo adoro! Me encanta su tripita, por ejemplo, o sus sienes cada vez más plateadas. También hay cosas que no me gustan (por ejemplo, las piernas blanquísimas que tiene), pero, es que ni las miro cuando estamos a lo que estamos!
    Con esto quiero decir, que si relativizamos un poco y nosotras también aflojamos la cuerda deberíamos ser capaces de ver que si un hombre (o una mujer) está intentando llevarnos al huerto, es porque para él/ella, en ese momento, somos PERFECTAS y no va a ver braga-faja que le dé bajón si nosotras también le ponemos ganas.
    Y un secretillo: hace poco y de una manera muy natural tuve relaciones con dos hombres a la vez. Os juro que es una de las fantasías que mejores resultados me ha dado siempre en mi mente. Al hacerse realidad fue distinto porque en mi fantasía el rollo era algo más salvaje y bruto (así son las fantasías). En la realidad fue una experiencia increíblemente dulce y placentera! Ellos estuvieron todo el rato tan pendientes de mí, fueron tan dulces y me dieron tantos besos que a la mañana siguiente la autoestima me brotaba por los poros. De verdad chicas, algo de lo más recomendable. Me sentí tan sexi, tan contenta conmigo misma por haber sido capaz de disfrutar tanto. Y ahora, cada vez que miro esos anuncios de chicas imposibles, me rio, contenta con mi hazaña y pensando “no necesito NADA de lo que intentáis venderme para sentirme sexi y disfrutar de mi cuerpo y mi sexualidad”

  16. chamaco dice:

    Se nos invita aquí a hablar libremente de lo que sentimos, de lo que necesitamos, de lo que queremos, de lo que deseamos… Paseante lo ha expresado bien… ¿podemos hablar sin tabúes de nuestros sentimientos?… porque el deseo sexual finalmente, ademas de cubrir impulsos meramente animales… se convierte tambien en sentimiento, en sentirse cómodo, en compartir cuerpos, besos, roces, penes, vaginas… Yo estoy convencido que el sexo con amor es maravilloso… que hacer el amor es grandioso!… Pero muchas veces el solo hecho de follar… SE AGRADECE UNA BARBARIDAD…. y lo gozamos tanto nosotgros como vosotras!… Hablar aqui de lo que ‘yo quiero’, o de lo que ‘yo deseo’ es fácil y seguro que cada un@ podría hacer una lista larga… Pero el sexo no solo es acostarte con una persona (o varias, a cada quien sus gustos)… o no lo es del todo, el instinto básico se puede satisfacer bastante bien… una buena paja en un momento lo es… Pero de lo que hablamos aqui, creo… es de intentar decir en que fallamos para ayudarnos a ser mejores amantes… Me alegra saber que mcuhos hombres son sinceros y dicen (decimos) lo que nos pasa… no cada día, pero pasa… y lo exponemos aqui para ayudarnos a comprender y tener mejor sexo, y mejor vida en pareja… nada más… No se trata de ser mejores que ellas, o señalarlas con el dedo y decirles… Ustedes no nos desean como queremos… ni de soltar quejas (mejor es separarse, leía a alguna chica por allí)… simplemente es colocar la baraja extendida sobre la mesa y pasar de ser los eternos mártires incomprendidos, las eternas mujeres abnegadas que deben abrirse de piernas porque asi ‘dicen’ debe ser el sexo… Con Sylvia hemos aprendido que el SEXO es mucho mas que todo esto… y en esas andamos, liberando demonios y colocando posibles soluciones encima de la mesa… Y si no es así, es que no hemos entendido nada de nada… Yo todo esto que hablamos aqui lo hablo con mi esposa, y unas veces estamos más de acuerdo que otras… pero HABLAR nos ha servido para tener mejores y mas placenteras experiencias sexuales… tener sexo oral mutúo y excitante… toqueteos en el punto P masculino sin complejos de nada, direferentes y novedosas posiciones, lencería sugerente, una buena cena, fotos… y a veces, mira tu que simples que somos, desnudarnos, abrazarnos y dormir juntos… no sexo, solo un gran abrazo y buenas noches mi amor, te amo… Asi de simple… Y que a veces no me apetece (muy raro, pero vale lo acepto), y que a veces viene el gatillazo (para eso hay vibradores, dedos, boca, lengua), y que a veces ella no quiere… eso desde mi punto de vista FORMA PARTE DE LA COTIDIANIDAD… ni mas, ni menos…

    Apapachos varios!

  17. ojovertical dice:

    faltaban los aplausos: plas plas plas plas plas plas plas Plas plas plas plas plas
    Ovación !!

  18. ojovertical dice:

    Olvidaba añadir : Por supuesto cada cual es libre libérrimo de expresar lo que buenamente le apetezca, faltaría más. Respet siempre por delante
    Sylvia:

  19. ojovertical dice:

    Vaya!! Paseante, es la primera vez que no estoy muy de acuerdo contigo. Ya era hora!!! jajaja. Al principio algunas mujeres opinaron criticando a los hombres, sus defectos como causa y razón del comportamiento sexual femenino. Otras buscaban las razones de sus males en la presion mediática y social. Sospecho que todo ello provocó la reacción de Sylvia para poner los puntos sobre las ies y tratar de que los parroquianos nos centraramos en la temática propuesta por ella: autocrítica femenina. Dicho muy esquemáticamente. Porque su intervención me ha parecido antológica y maravillosa

  20. ojovertical dice:

    Muchisimas gracias a todos los parroquianos que han querido aportar en positivo. Las que lo hicieron a la defensiva o contraofensiva parecen no haber entendido el planteamiento de Sylvia. Al principio dije que este post prometía y ceo que va camino de colocarse en el Numero Uno de esta web dese su creación. Una vez más, Sylvia me deja boquiabierto. Esta mujer parece haber comprendido el quiz de la cuestión, de nuestras diferencias y de lo que cada uno de los sexos deberíamos hacer para avanzar, compenetrarnos un poco más y por tanto ser más felices y sufrir menos por nuestros desencuentros. Desde luego no es mi rención espolear a Sylvia, o halagarla por que sí sin más. Pero al igual que durante este último año no me he callado nada y he compartido aquí todas mis impresiones, para lo bueno y para lo malo, pues tampoco me viy a callar ahora que lo que me pide el cuerpo es hacer justicia a esta mujer tan justa. Propongo a Sylvia para beatificarla en esta nuestra parroquia por los siglos de los siglos para seguir sus sabios consejos y nunca más poner en duda sus ansias de mejorarnos. Sylvia: ERES MUU GRANDE ( sé que no te gusta nada que te halaguemos así de esta manera pero es que no me voy a poder ir hoy a dormir tranquilo si no lo hago.
    Ojalá sigan surgiendo muchos parroquianos y parroquianas en positivo en este post, porque estoy aprendiendo mucho de vuestros pareceres. Los en negativo, abstenerse por favor, de eso hay ya Muchísimo en otros lugares de la red, este no es el sitio.
    Besos a tod@s

    1. Paseante dice:

      Todas las aportaciones son positivas mientras no insulten a nadie ni denigren ni se nieguen a leer lo que piensan otros. A través de lo que cada uno expresa se ve cuál es el estado real de la cuestión. Quod erat demostrandum.

  21. Paseante dice:

    Recogiendo la invitación de Sylvia y para darle un poco más de cera al mono, aquí van unas cuantas quejas/peticiones/consejos masculinos:

    ¿Crees que los senos no tienen más objeto que el de dar de mamar? ¿y ninguno si no tienes hijos? Pues no, los senos son durante toda la vida una preciosa parte del cuerpo y uno de los atractivos sexuales más deseables y deseados. Llevarlos toda la vida colgando para que sólo sirvan unos meses de lechera, no sé, me parece un desperdicio.

    ¿La vagina sólo sirve para parir hijos o para evacuar orina, sangre y otros fluidos caprichosos? Muchas mujeres se comportan como si tal fuera el caso pero los hombres lo perciben como un paraíso lleno y rodeado de deliciosos parajes. Si no has penetrado ni chupado una vagina, haz caso a quienes lo hacen.

    Y si cada cual tenemos un interés sexual, para nosotros mismos y para otros, ¿no te parece absurdo compartirlo solamente con quien igual ni lo merece ni lo aprecia ni lo desea? ¿Te gusta Serrat? Pues “no dosifiques los placeres, si puedes derróchalos” Y lo mejor de lo mejor: asociar o implicar a tu pareja a ese derroche.

    Cuando en el sexo te limitas a los servicios mínimos o a cumplir, estás dando la razón a todas las religiones opresoras y a todos los machismos y a todos los valores mostrencos de nuestra sociedad, rebélate, hazte sujeto no objeto sexual.

    Atrévete, experimenta, toma la iniciativa, haz del sexo un ingrediente de tu plato preferido. Verás cómo disfrutas, cómo sorprendes, cómo gustas y cómo te valoran.

    Hay muchas prácticas sexuales, pruébalas y frecuéntalas. Cuando no puedas o quieras hacer una cosa, haz otra, ya habrá tiempo para la primera, pero no dejes ninguna de las dos.

    Se puede vivir sin sexo y sin libertad y sin familia y sin trabajo y sin amigos. Sí, se puede, pero no es tan bonito como tenerlo.

    El orgasmo debería culminar toda buena relación sexual, pero hay varias maneras de conseguirlo y todas son buenas.

    A los hombres nos gusta la Lolita: frescura, atrevimiento, descaro, sensualidad a flor de piel, sexo fácil, travesuras, morbo, ligereza, iniciativa… lo que no nos gusta es la gravedad, la frialdad, los trabajos forzados, ser siempre los actores, que se nos abran de piernas sin ganas, que parezcan pasivas o indiferentes, que nos exijan capacidad adivinatoria, que no tengan sentido lúdico, ni aprecien el morbo.

    Finalmente, un secreto: cuando hay un problema, aunque tengamos razón y no nos la queráis dar, darnos sexo (una buena mamada, una sorpresa sexual atrevida, violarnos, ofrecernos sexo anal, un trío…) Eso es poder, nosotros no lo tenemos. Diréis que esto es un poco vil, vale, pero es.

    1. Casimiro dice:

      Paseante… lo has vuelto a clavar…. con el texto escrito digo, aunque puedan parecer machistas estos pensamientos a mi parecer y en lo que conozco en mi entorno social, es la pura verdad. Somos así y que le vamos ha hacer,
      entendámonos y disfrutemos de las diferencias existentes entro generos.

    2. MRF dice:

      Muy bueno, genial. Suscribo. 🙂

  22. Tintoretti dice:

    Y digo yo ¿Quien no falla todos los dias? y digo falla con “A” jejeje
    En serio todos fallamos y nos equivocamos todos los dias asi que ningun problema chicas, vosotras mas que nadie teneis todo el derecho del mundo a fallar y nosotros tenemos la obligacion de perdonaros porque sois lo mas grande.
    Lo siento me he equivocado y no volvera a ocurrir mas, jajaja ¿Os suena?

  23. Eduardo dice:

    Como ejercicio práctico: ¿Qué os parece (hombres y mujeres) el caso de una mujer que se pasa años haciéndole felaciones a su pareja (incluso en situaciones no muy recomendables por peligrosas) y un buen día suelta en una reunión de amigos donde también está su pareja, que a ella no le gusta nada eso de las mamadas? Naturalmente al parejo se le quedó la cara a cuadros y nunca más quiso que ella le hiciera tal cosa.

    Mirad, los hombres no somos tan “prosaicos” en materia sexual como los estereotipos dicen. Una gran parte de nuestro placer estriba en el placer de la otra parte y nuestra excitación puede multiplicarse mucho o desinflarse totalmente en función de lo que pensemos que está disfrutando nuestra pareja. El ejemplo anterior es claro, si mi pareja me está haciendo una felación y yo pienso que le gusta, mi excitación será mayor, pero si sé que no le gusta, con toda seguridad hasta la erección se irá abajo. Bueno, es mi caso, a lo mejor no todos son iguales.

    El caso más flagrante de estas cosas es el de las mujeres que fingen el orgasmo. Más vale que lo hagan bien, porque si su pareja se da cuenta se acabó todo.

    1. Casimiro dice:

      Muy de acuerdo mi placer pasa por observar que a mi pareja le está siendo placentero el momento sino mal vamos….

    2. Paseante dice:

      Eduardo, estoy contigo, digamos lo que pensamos: no sólo no es cierto que no seamos los más prosaicos, es que somos claramente más sofisticados en materia sexual. Una persona que no desea particularmente sexo o que se conforma con dejarse follar cuando toca o según apetezca al usuario que el santo sacramento le haya autorizado, no diríamos que es una persona sexualmente sofisticada. De quien desea hacerlo a menudo con su pareja, con su compañera de trabajo, con la amiga, con la amiga de la amiga, con la vecina de arriba, con la mujer del amigo, con el amigo, y que desea, además, hablar de ello, hacerlo en todas partes, por todos los agujeros, que le hagan de todo, añadir el juego a la sexualidad, añadir morbo, probar otras prácticas… ¿cómo lo llamaríamos, sofisticación o obsesión? Pues sí, esta sociedad pacata y machista lo llamaría obsesión, pero no, la verdad es que también pensamos en trabajar, en ir con los amigos, en ser buenos padres, amigos, compañeros, maridos, cuñados, en hacer deporte, en fin quiero decir que tenemos vidas normales, que no sólo estamos follando todo el día. Así pues somos sofisticados sexualmente si nos comparamos con ellas.

      Ellas son en esto del sexo muy “profashionals”, que viene a significar algo así como que lo hacen cuando es obligado y con resignación y, además, la parte que les atrae es más la “fashion”, sentirse guapas, atractivas, comprarse ropa, vestirse, ir por ahí cuidando la fachada. Y nada más.

      Por supuesto aquí se generaliza mucho, conozco algunas excepciones entre ellas y entre ellos. Aquí trata uno de decir lo que ve globalmente en nuestra cultura.

      1. MRF dice:

        Bueno paseante, veo que ya dices que generalizas, pero es que lo haces mucho. Es probable que yo me considere más “sofisticada” sexualmente que la mayor parte de los hombres que he conocido.
        Me parece tan injusto que digais que nosotras somos así como las mujeres que dicen que vosotros vais a lo fácil y no os parais lo suficiente.
        Mi experiencia vital me dice que hay de todo, lo ideal es encontrar lo que se adapta a ti.

        1. Paseante dice:

          MRF: no es que me hayas descubierto generalizando o confesando que aquí o allí he generalizado, no. Aquí se trataba de expresar eso que uno/a observa a su alrededor en hombres y/o mujeres. Yo no he hablado de mí mismo, ni de un amigo o amiga que es no sé cómo de singular, sino de lo que se dice mayoritariamente por los hombres y las mujeres con las que me relaciono directa o indirectamente. El estado de la situación no lo representa una minoría ni un caso específico sino y fundamentalmente lo que le suceda a la mayoría, aunque también sea necesario para completar el cuadro incluir a las minorías. Por supuesto.

          1. MFR dice:

            Cuando alguien cuenta algo de su vida sexual en público, suelo pensar cuanto hay de verdad en ello.
            🙂

      2. Bes dice:

        Paseante, llevo un par de días leyendo este blog (felicidades, Sylvia, aunque te conocía a ti, no así a tu blog, y es estupendo) y me había llamado la antención la ecuanimidad de tus comentarios, lo acertados que me parecían.

        Sin embargo, en éste noto un tono demasiado generalizante y desencantado. A ver, a veces generalizar es imprescindible cuando no se habla de uno mismo y/o de sus circunstancias personales. Pero, aun así, el penúltimo párrafo me parece muy revelador.

        Yo, hasta ahora, no he escrito nada ni he querido opinar porque (soy chica) soy consciente de que quizás no sea muy representativa. Soy de ésas (quizás las menos?) a las que siempre (bueeeeno, casi siempre) les apetece, de las que guardan cantidades ingentes de morbo, y de las que les pone un montón que su chico “las pille” encima de la encimera de la cocina por detrás mientras está haciendo otra cosa. Sí, quizás (bueno, casi seguro, jajaja) en esa acometida yo no lo logre un objetivo concreto, salvo el de verlo disfrutar a él, pero no es poco, verdad?

        Pero, en fin, que me disperso… No creo que sea justo generalizar de esa manera y acusarnos de “profesionales” u “obligadas”, y hablando, además de “resignación” (qué fuerte!!!), cuando no se ajusta para nada a la realidad!

        Yo reconozco, soy consciente (ya digo que, aunque yo no me ajuste mucho al parámetro, tengo amigas) que quizás las mujeres llevamos más peso (trabajo, hijos, baños, cenas -lo siento, pero en un gran número de casos sigue siendo así-), por lo que, a lo mejor, terminamos más cansadas, y la líbido la tenemos más por los suelos o, a lo mejor, es así de serie… Pero de ahí a decir que follamos por “obligación” o que sólo pensamos en trapitos y similares va un abismo!

  24. Eduardo dice:

    Lo primero que cabe preguntarse es, ¿tiene sentido una pareja sin sexo? Si la respuesta es sí, podríamos crear parejas de hermanos, amigos, padres con hijos, etc Lo que quiero decir es que si dos seres humanos que antes no se conocían de nada se deciden a vivir juntos o a ser pareja, aunque cada uno viva en su casa, es por el componente sexual. Imaginaros por un momento que el sexo desaparece, que no existe, ¿la gente seguiría formando parejas? Lo que yo pienso es que todavía está muy extendido en la conciencia de las mujeres que hay que casarse o formar pareja para tener una seguridad o también para tener hijos, quién sabe con qué interés subconsciente. Estas mujeres siempre colocarán el sexo en una posición secundaria, cuando no en una simple obligación. Se dicen: Quiero seguridad, quiero estabilidad, quiero proteger a mis hijos, así que estoy obligada a darle sexo a mi pareja, e incluso a hacerle cosas que no me gustan. Y claro, ya se sabe que las obligaciones acaban pasando factura, porque la desgana se acaba notando y contagiando a la otra parte. Sinceramente creo que es bastante difícil encontrar mujeres a las que les guste el sexo por sí mismo y no como un medio, y siempre que llego a este punto en mi pensamiento me pregunto ¿quienes son las prostitutas?, ¿las que gustan del sexo por si mismo o las que lo utilizan como un medio para conseguir otras cosas? Juzguen ustedes mismos.

  25. Ana dice:

    Sigo preguntándome qué es lo que falla cuando el sexo no se convierte en comunicación pura.

    Hace más de un año que tonteo con un chico, que me encanta y me pone a cien. He estado evitando el sexo porque no me creía capaz de acostarme con él (fallo mío: no cumple con el canon masculino que tengo prefijado en mi mente perversa). Finalmente, después de mucha paciencia por su parte y algunos calentones por parte de los dos, le invité una noche a casa y pasó lo que los dos deseábamos, sin más. Estuvo bien, me gustó y me sorprendí en mitad de la acción dándome cuenta de que sí era capaz de acostarme con él! 🙂

    La segunda vez no estuvo tan bien y la tercera no conseguí llegar a ese nivel de comunicación que requiere el sexo. Quizás estaba distraída, quizás esperaba otra cosa, quizás me faltaba una cerveza, quizás ya estaba dándole demasiadas vueltas a todo? Me daba vergüenza ahora que él ya lo había visto todo??? No me sentía a la altura? Qué me pasaba? Era sólo problema mío?

    En resumen, ¿por qué a veces funciona y a veces no?

    Quizás algún chico pueda darme su opinión…

    1. manu-pontevedra dice:

      quizá la respuesta ya la das tu misma,¿demasiadas vueltas a todo?pero tambien puede haber otras,a veces no se logra una comunicación plena incluso con personas con las que habitualmente se logra.Tambien puede ser que no alcances el feeling suficiente con ese chico,esto ocurre algunas veces,o simplemente prueba a tomarte las cosas de un modo mas natural,es recomendable desdramatizar y no ser tan autoexigente.Nadie nace aprendido,tod@s hemos tenido experiencias mas o menos fallidas y de estas se aprende para el futuro.
      Un saludo

    2. Carola Mola dice:

      Aunque chica te voy a dar mi opinión: puede que esa sensación de que no podias acostarte con él te estuviera dando pistas,,,a veces las ganas de que algo funcione son más grandes que la realidad. Escuchar al cuerpo es bueno.

  26. Juanje Ojeda dice:

    Hace mucho que no escribo por aquí, pero me ha interesado esta entrada del blog. Sobre todo porque (como bien sabe Sylvia) creo que no se suele tratar el cómo afecta el sexismo a los hombres.

    Es decir, la educación sexista, la publicidad, el cine, etc, ha hecho (y hace) mucho daño a las mujeres y su vida sexual, pero también a la de los hombres. Posiblemente las más perjudicadas sean ellas, pero nosotros también y de eso no se suele hablar. Y me parece importante hablar del problema en conjunto porque lo que afecta a unos les afecta a las otras y viceversa.

    Siento que algunas parroquianas se hayan puesto a la defensiva porque creo que la intención de este post era bastante interesante y que ayudará a quien lea sin juzgar y con ganas de aprender. Ya los ha habido para que nosotros aprendamos y ya Sylvia prometió algún otro para la semana que viene. No se trata de acusar, sino de compartir y aprender.

    Dichos esto, comento una cosa que creo que aún no se ha dicho y que me he encontrado más de una vez en mis relaciones sexuales (aunque no sólo suele pasar en el plano sexual). Evidentemente esto no tiene que reflejar a todas las mujeres, pero creo que se suele dar más de lo que debería:

    * No sabemos leer el pensamiento:

    Por mucho que lo deseemos o lo deseen ustedes, por mucho que crean que si existe la intimidad y conexión suficiente es posible, no, no lo es.
    Si les apetece algo, si no les apetece, si les gusta o o lo odian, si quieren que hagamos algo, díganlo, insinúenlo, háganos un croquis, lo que prefieran, pero ayúdenos a saber qué quieren y poder hacerlo.
    Normalmente no hacemos aquello que les gusta o no dejamos de hacer lo que no les gusta simplemente porque no lo sabemos. Ni hemos nacido sabiendo, ni leemos la mente, denos la oportunidad de aprender y de conocerlas mejor.
    Sé que muchas veces cuesta. ¡A mí me cuesta! pero tenemos que hacer todos el esfuerzo, de eso se trata, de conocernos, de aprender, de comunicarnos, ¿no?

    Un saludo y gracias Sylvia por tus posts y tus comentarios 🙂

    1. Belén dice:

      Gracias por tu comentario Juanje Ojeda. Me está haciendo reflexionar muchísimo, y lo apunto en mi cabeza porque estoy segura de que me va a servir de gran ayuda.
      Totalmente de acuerdo en que con este post se nos está brindando una oportunidad de conoceros que no deberíamos desaprovechar, aunque no nos guste lo que leamos, que bastante difíciles son las relaciones humanas como para ponernos a discutir sobre si son galgos o podencos.(Menos mal que en el titular se ruega tranquilidad en letras bien grandes “Chicas, tranquilas, ya nos tocará”, menos mal…)

  27. Casimiro dice:

    Por cierto me identifico totalmente con lo expresado por Paseante, Mi vida…. en lo concerniente a sexualidad y pareja va muy paralela a lo descrito por él.

  28. Casimiro dice:

    Gracias Sylvia… nosotros si que aprendemos de tí.
    Al menos personalmente tus opiniones me han servido en multitud de ocasiones para comprender, valorar, y poder apoyar a mi pareja en esos momentos tan bajos de autoestima en los cuales como decía ha entrado en multitud de ocasiones.
    Gracias digo a muchos de tus comentarios… Ellas es una fiel seguidora de tu cortíiisimo espacio radiofónico, (el ordenador… se le resiste, no tiene paciencia para esto del internet), gracias a tus consejos te digo, Ella ha mejorado y mucho. Lo cual es motivo para mí, más que suficiente para seguir aportándote cuantos pensamientos afloren a mi “masa gris” y que crea puedan servir para cualquier persona que con aprovechamiento los pueda leer.

  29. Javier de Culleredo, A Coruña. dice:

    Supongo que se puede establecer un patrón en el comportamiento de las personas, y cada sexo tiene unas características donde destacan en algo y en otras cosas no. Pero todo eso no tendría que tener sentido cuando dos personas, sea de la tendencia que sea, tienen una relación. Hay un principio de acción y reacción. Hay que conmover y conmoverse. Hay que desear al otro, hay que pensar en el otro, hay que darse un tiempo si las cosas no funcionan y marcharse si el tiempo no aporta nada. Hay que ser generosos. Hay que ponerse en la piel del otro. Si todo eso es una carga imposible de sobrellevar mejor vivir solo e intentar pasar momentos puntuales bien. Si no se ve como una carga hay que pelear por que salga bien. son tiempos en los que nos miramos mucho al ombligo, calculamos cosas bastante mezquinas. Somos individualistas a niveles enfermizos. No medir las relaciones humanas en términos de rentabilidad ayudaría. Descubriríamos moralejas, porque solo el tiempo de las cosas nos proporciona la perspectiva. Prioridades. ¿Cuanto tiempo le dediqué al trabajo y a la manutención y cuanto al amor y /o al sexo? Ahí está. Reordenar las prioridades. Ser honesto aunque parezca una desventaja. No compadecerse si te cruzas con una calienta braguetas o con una que se quiere ahorrar el alquiler (si, se han cruzado en mi vida dos así, y una detrás de la otra). El mundo está lleno de cosas hermosas, de mujeres hermosas que están esperando que alguien las mire y las trate con respeto y cariño. Con desapego por lo que nos envilece. Un gesto, una caricia, un beso, un abrazo, un orgasmo valen tanto que no se inventó la moneda convertible que les ponga un precio. Seguiremos intentando, observando y burlándonos de nosotros mismos y un poquito de los demás también. Sean felices.

  30. sylvia dice:

    Gracias a todos los hombres que se están animando a decir la suya y a las mujeres dispuestas a escuchar…

    En cuanto a las generalizaciones, los comentarios que he subido como ejemplo en el post son comentarios personales, no generales. Son palabras de hombres concretos con quejas concretas en torno a su relación. Si una se ve reflejada, perfecto, si no, pues pasando… Y ESE ERA EL OBJETIVO. El propósito de este post es que ELLOS puedan expresar libremente lo que sienten a fin de ponernos en sus zapatos, si eso es posible, porque a veces me da la impresión de que la excusa de la guerra de sexos y otras cuestiones nos sirven para no escuchar… ¡y no avanzar! Mi objetivo no es enfrentarme, sino leer -con la mente abierta y sin juzgar- y ver qué entiendo, aprendo, comprendo… Y agradezco a los hombres que como Paseante, Pero para el sol, Jauro, Ojo vertical, Chamaco, Casimiro… se molestan en contestarme, aunque alguno me de coces, y agradezco, sobre todo, que no tengan miedo a espolearme. Ya me defenderé si lo creo necesario, PERO NO QUIERO QUE SE CALLEN. Quiero entender cómo ven el mundo de las relaciones de pareja y sexuales… y tender puentes. De hecho, antes de subir este post plantee esta pregunta en casa para aplicármela a mi misma… y paro de leer. Por cierto, creo que todas deberíamos hacerla y estar dispuestas a escuchar. Por supuesto, ellos tb.

    Sé que la sociedad es dura con las mujeres, lo soy y por lo tanto lo sufro, pero también lo es con los hombres y me niego a ir de víctima, porque no me lleva a ninguna parte y me coloca exactamente donde me quieren los que practican esa doble moral y creen que soy débil, insegura, inferior… llamarlo como queráis. Cuando tengo un problema, una carencia, lo que sea, me esfuerzo en cuidar de mi misma para afrontarla… A muchas mujeres que siguen este blog les parezco muy dura, pero soy tan mujer como ellas ¡y muy muy muy sensible! (lo que me cuesta a veces bregar con las cosas que se escriben) y si puedo cuidar de mi misma creo que todas podemos. No soy mejor que nadie, ni una privilegiada emocionalmente… eso sí, me lo curro a diario. Que existe una doble moral, que me exigen una belleza equis, que me piden ser sexualmente tigresa, pues… Me paso la doble moral por el forro, con valor y sufriendo, porque cuesta lo suyo… ¡pero me la paso y a mucha honra! En cuanto a la belleza, no compro revistas de chicas (ni las miro en la pelu) a la par que aplico mi espíritu crítico a todo el que me vende ese ideal y me levanto como sea cuando me siento fea… de hecho, busco mi gracia en lo que tengo y todas la tenemos. Eso sí, me encantan las tías buenas y muchas veces cuelgo sus fotos en mi Twitter… y si eso es contradictorio, lo asumo, porque lo soy… como todo el mundo. Para acabar, dejo lo de sexualmente tigresa: espero que me entendáis, hace tiempo que tengo muy claro que no tengo que serlo por o para ningún hombre. De serlo, quiero serlo por y para mi. Si tengo un cuerpo y un sexo es para disfrutarlo… y si no lo disfruto porque me faltan conocimientos, valor para hacer o decir, me siento fea, lo que sea… busco la forma de acceder a mi deseo, de coger las riendas, pero JAMÁS tiro la toalla, porque ES MI DERECHO. A eso le llamo empoderamiento.

    Y, por supuesto, pienso quejarme de los hombres cuanto y cuando me dé la real gana (=que se lo permito a ellos respecto a mi/nosotras). Es más, de su forma de encajar mis quejas o críticas o comentarios, incluso los groseros o con mala baba… juzgaré si me valen la pena. Y como lo creo una virtud, me refiero a saber encajar las críticas, acepto lo que me dicen y reflexiono… No les culpo, son tan humanos y carentes como yo.

    Y basta, porque mi intención era callarme y no pude. Sigo leyendo y aprendiendo.

    1. CHAMACO dice:

      EN TU BOCA

      Quisiera hoy
      Regalarte la mejor de mis sonrisas
      Poderla guardar de alguna forma
      Así, cuando te haga falta, la desenvuelvas y la mires para alegrarte el día

      Quisiera hoy
      Regalarte entera la paz, pero no la de ultratumba /no/
      Si no aquella que te reconforta cuando la llevas a mano
      En el bolsillo, y la palpas y te sientes aliviado

      Quisiera hoy
      Regalarte toda entera mi utopía
      Utopía que eres tú y que invento de mirarte
      Utopía que se cree a pies juntillas mis medias mentiras
      Utopía que nace a veces derrotada de crecer entre mis versos
      / Utopía /
      Que sale de mí
      Que nace de ti
      Y que se busca en tu boca

    2. manu-pontevedra dice:

      ole,ole y ole Silvia¡¡¡me ha encantado tu comentario,es realmente acertado y muy interesante.Apropiandome de un piropo que he leido aqui……”una mujer que habla asi es el error que me gustaría cometer”,dicho sea con todo respeto.Un saludo

    3. montsenr dice:

      Sylvia, hablas claro, concreto y conciso…

    4. Dulcedehiel dice:

      Yo pienso, respecto al título del post, que la palabra “fallan” no es la adecuada. En el sexo (del de verdad) no se falla, porque no es un examen. La invocación al resto de “chicas” tampoco nos suena bien a algunos. Yo crecí en rodeado de mujeres (cinco en mi casa) aunque me eduqué en un mundo masculino (la escuela, que entonces separaba) y hasta machista (años setenta, casposos a más no poder).
      Conozco bien a las mujeres de mi familia y a mis amigas, y personalmente estoy hasta los huevos del “chicos” y “chicas”, este Barça-Madrid de la sociología de dominical que tanto daño hace. Estoy harto de los chistes de género, del cruce de acusaciones, de acudir a cenas en las que los hombres y las mujeres hacen corrillos a ambos extremos de las mesas, sin mezclarse realmente. Harto de mujeres/madre y maridos/hijo.
      Un hombre y una mujer no son, por lo general, más diferentes entre si que dos hombres o mujeres cualesquiera.
      Cuando hablo en contra de las generalizaciones lo hago con conocimiento de causa. Las mujeres que yo he conocido no son LA MUJER ni la representan, sino tan solo ellas mismas. Tampoco yo me siento una imagen del HOMBRE.
      Todos utilizamos estas generalizaciones para pensar, nuestro cerebro trabaja así, vale. Pero de ahí a creérselas…

  31. Peor para el sol dice:

    Adele, como hombre casado desde hace bastantes años, creo que fallas en menos cosas de las que tú crees.

    1. Eso es estupendo.
    2. Eso también es estupendo. Mejor que sobre y no que falte. Síntoma de salud, de lozanía y de madurez, lo cual es un encanto añadido.
    3. Es como debe de ser.
    4. Eso sí que es un error. Mejor callada, dejándote llevar. Como mucho,” sigue, sigue”, “más, más” o “no pares”.
    5. Error gordo. Y no digamos sacar temas o problemas ajenos a la faena.
    6. Las películas son algo ficticio, no reflejan la vida real. Un complemento y nada más.
    7. Eso añade bastante morbo si es sólo un ingrediente más.
    8. La regla sí que es un fastidio, pero cuando ya no la tengas verás cómo disfrutas más del sexo, y además tampoco habrá anticonceptivos de ningún tipo.
    9. Eso es genial, maravilloso, un puntazo.
    10. No te obsesiones. Seguro que tu pareja te adora.

  32. Casimiro dice:

    Pienso que no todas las mujeres fallan en lo mismo. Al igual que no todos los hombres lo llevamos igual.
    Las generalidades creo que ya se han puesto muy de manifiesto, por tanto iré algo más, a lo personal.
    En mi caso pienso que mi chica falla mucho en la autoestima, intento ayudarla en ello, pero no siempre se acierta, creo, pienso que Ella no pone tampoco todo lo que debiera de su parte.
    Las iniciativas son otra nota a la cual no llega, durante más de 25 años la he llevado “de la mano” con paciencia y dedicación pero ya creo va siendo hora que o se pone a caminar solita….. o se perderá a mi parecer muchas buenas cosas de la vida. A mí ya se me va acabando el repertorio, pero bueno habrá que autoanimarse y a seguir en la lucha al menos eso sí, cuando se le anima responde. Es como un explosivo pero sin espoleta.
    Pero los “modelos” de espoleta se agotan. Otra cosa sería que Ella tambien tomase parte activa inventándose alguna que otra espoleta para continuar en la actividad creativa.

  33. Adele dice:

    ¿En qué fallan las mujeres? Voy a decir en qué fallo yo y si hay alguna que coincida, que levante la mano.

    1. Sí, lo siento. Lo admito. Mea culpa. Soy de las que (a veces, sólo a veces) dice “no” cuando quiere decir sííííí !!.
    2. Soy de las que si me siento gorda ese día, no quiero ni que me toquen.
    3. Soy de las que espera que él SIEMPRE dé el primer paso.
    4. Soy de las que se pone parlanchina en el peor momento, cuando debería estar por la labor.
    5. Soy (y éste está relacionado con el anterior) de las metepatas que hace un comentario del tipo “sabes a alcohol” por matar el silencio y torpedea la líbido masculina.
    6. Soy de las torpes. De las que quiere hacerlo todo bien (vistas muchas pelis, demasiado porno para hombres) y acaba siendo una caricatura.
    7. Soy de las que se compara con otras (reales, ficticias, ex…)
    8. Soy de a las que la regla les quita las ganas.
    9. Soy de las que o chilla demasiado o enmudece en el orgasmo.
    10: Y soy de las que hace balance del revolcón y listas del tipo ¿En qué fallan las mujeres?

    PD: No os vayáis a pensar ¿eh? que alguna cosa buena también tengo. Aunque no sé si llegan a compensar tal desaguisado erótico.

    1. maría angustias dice:

      Bufff, pobre. Y digo yo, pero ¿tienes intención de ser de otra manera o te gusta como eres?

      1. Ana dice:

        Muy buena pregunta! 😉

        1. maría angustias dice:

          A ver si tenemos respuesta 🙂

          1. Adele dice:

            Hey, chicas, ¡de pobre nada eh!
            ¡Pues claro que me gusto!. Al menos la mayoría de las veces.Como todos, supongo. Y claro que tengo que cambiar cosas que no me gustan de mí. ¿acaso somos perfectos? pero eso es lo divertido, de eso se trata ¿no? de ir evolucionado. Yo no dejo de aprender cada día y cada uno de esos días intento echarme unas risas y no tomarme demasiado en serio. Así que tampoco me toméis demasiado en serio vosotras. Compartamos información y experiencias y eso nos hará un poquito más felices. E insisto, de pobre y víctima nada. Un saludo a todos y gracias a los chicos por decirnos las verdades a la cara.

    2. ojovertical dice:

      Pues el que te lances aquí a compartir con los parroquianos dice mucho y muyyyy bueno de tí. Ojalá se animasen muchas más!!!
      Así que estoy seguro de que tienes más virtudes que defectos.
      Bravo Adele.
      Un besito

  34. manu pontevedra dice:

    si partimos de que hombres y mujeres vivimos el sexo de diferente manera,creo que siempre existiran los reproches mutuos.Si nos pusieramos mas a menudo en la piel de otr@ quizá aceptariamos como algo natural,hasta cierto punto interesante,la distinta manera de actuar ante el sexo.Este es mas un tema de personas que de géneros,hay tantos modos de vivir el sexo como de seres humanos,la clave quizá esté en acoplarse mutuamente(y no me refiero en sentido fisico,jeje,que tambien).Me considero afortunado y tambien agradecido por haber tenido parejas con las que he logrado un buen entendimiento a todos los niveles,pero como se trata de “quejarse” ahí va mi aportación.¿por qué se da por hecho que un chico debe saber lo que le gusta a cada mujer?acaso no sería mas fácil dar algunas pistas,no hace falta que sean explícitas,pero quein mejor que la propia interesada para saber que le apetece en un momento determinado.Implicaros mas en vuestro propio placer,tomar iniciativas,esto si me gusta o esto no,etc y sobre todo no intentar ser superwomens que mucho me temo resulta agotador y deja pocas energías para gozar cuerpo a cuerpo.Si muchos hombres llevaramos el ritmo de vida de una mujer actual,creo que a la mayoria no nos quedarían ganas ni de “intentarlo”,jeje.
    Un saludo a tod@s

  35. Peor para el sol dice:

    Yo también llevo bastantes años con mi mujer (más de 25) y nunca le he sido infiel aunque he tenido ocasiones propicias. Pero sí admiro y miro a otras mujeres que me atraen, lo he hecho, lo hago y lo haré. Vestidas o desnudas, en cualquier momento y lugar, y dejo volar la imaginación.

    Con mi mujer puede pasar una semana o más sin sexo, lo llevo como puedo pero sé que es porque está cansada. Cuando lo hacemos, es mejor que cuando éramos más jóvenes, y nunca repetimos.

  36. Paseante dice:

    Como este post va de lo que va, gracias, Sylvia, por dedicármelo. Me voy a tener que considerar como esa lencería lujuriosa, Agent Provocateur. ¡Qué placer! Y ahora perdón por la retahíla que sigue.

    Entremos un poco en harina. Hay, efectivamente, hombres que carecen de interés por el sexo (Sylvia dice en Deseo que el porcentaje podría estar próximo al 30%), pero creo que ese defecto de deseo es tan anómalo como el exceso de deseo en las mujeres. Con similar lógica, es probable que la causa del desinterés masculino por el sexo sea en parte debida a las malas experiencias con mujeres, así como el desinterés femenino le debe seguramente algo a la torpeza de sus parejas masculinas. Hasta aquí hablo de “minorías”. Si hablo de mayorías, me van a acusar de generalizar, pero seguramente explican mejor la realidad e incluyen la mayor parte de los casos, ergo interesan a más gente.

    Cuando los hombres no tienen una pareja sexual motivadora, viven con una frustración inmensa y a veces se buscan amantes o se van de putas (por cierto, España es el país del mundo con mayor ratio de prestaciones sexuales pagadas por habitante, lo cual no sólo es indicativo de marginación, explotación, abusos y delitos, digo esto para contentar a talibanes feministas); cuando son las mujeres quienes se aburren con el sexo casero, algunas se buscan un amante y la inmensa mayoría lo llevan con resignación cristiana y bastante placidez. Ni se van de putos ni se matan a pajas ni van por ahí con sus amigas lamentándose del poco sexo que tienen. Lo asumen con una naturalidad desesperante.

    Aunque los argumentos exigirían muchos más párrafos, hay que concluir. Las excepciones no cambian la aplastante realidad: no sólo somos diferentes en la cantidad y la calidad de sexo que queremos hombres y mujeres, sino que, además, unos lo quieren de todas las formas posibles (en frasquitos pequeños, a granel, con su pareja, con la vecina, con las dos juntas, con la mujer del amigo, con el amigo y su mujer, con el amigo…) y otras lo quieren con su pareja, probablemente, tal vez, según y cómo. Al principio de las relaciones ellas se parecen más a ellos pero la locura sexual les dura lo que dos peces de hielo en un whisky on the roks, que diría Sabina. Así, quienes dicen que lo que hay que hacer es cambiar de pareja porque la vida es corta, no hacen sino repetir el círculo vicioso, pero no resuelven el problema.

    Porque el problema es que ese hombre y esa mujer que un día se amaron y se humedecieron de tan sólo pensar en sexo con el otro, no encuentran cómo renovarse, crecer, evolucionar, experimentar, jugar, sorprenderse, inventar. Sólo encuentras impedimentos, horas tardías, momentos inadecuados, formas aburridas, prácticas monótonas, búsquedas contradictorias… Así como en su día sólo les guiaba el deseo, lo que les hacía ignorar o superar todos los obstáculos, ahora no hay más que obstáculos y no queda apenas sitio para el deseo.

    Dicho esto, hago constar que tengo más deseos ahora con mi pareja que hace treinta años (los que llevamos juntos). Mi pareja también, aunque todavía pervive una distancia “sexual” entre nuestros respectivos deseos.

  37. maría angustias dice:

    A ver, yo he leído un poco por encima los comentarios. No se puede sufrir tanto en la vida. Si la relación es un eterno esperar, si el sexo cuesta más esfuerzo que subir un ochomil, si nunca hay predisposición, si siempre hay rutina, si no se desinhiben porque no pueden ni tienen ganas de poder, si son egoístas, si no les gusta el sexo en general… Coño, cambiad de pareja, divorciaros, romped los papeles, que la vida es muy corta y si lo que es gratis y satisfactorio cuesta tanto esfuerzo y da poca rentabilidad es que hay algo que no cuadra en ese binomio.

    1. Peor para el sol dice:

      En general estoy de acuerdo contigo, pero hay casos de mujeres para quienes el sexo no es lo más importante de la vida y pueden vivir sin él o casi sin él. Si lo hay, bien y sin no, no se acaba el mundo. Yo casi siempre tengo que “tirar” de mi mujer y nunca hay sexo oral ni anal ni nada que se salga de lo normal, pero lo pasamos bien. Que aguanto menos de lo que quisiera, a veces pasa. Que no llego a eyacular y ella se cansa de tanto meneo, pues no pasa nada. Que estamos en un probador y yo estoy a 200 por hora y ella no se atreve, pues qué le vamos a hacer. La observo cómo se ajusta los vaqueros, o la blusa, o cómo se viste y se desviste. Y veo que cuantos más años pasan, mejor está. Superados los 45, tiene por ejemplo más y mejores tetas que antes.

      1. maría angustias dice:

        Eso es estupendo, si eres feliz no hay problema. Lo que pasa es que a estas situaciones se acostumbra uno y entonces no hay queja. A ver si me explico: si ella es así, si tu así la quieres, no te quejarás, verdad?. El lío radica en estar eternamente quejándose de que las mujeres no quieren o no necesitan sexo. Antes de formar pareja debemos tener en cuenta los gustos y las necesidades de cada uno, no sólo en el sexo, si no en todo. Si somos demasiado diferentes es complicado ser feliz. Vamos, digo yo.

    2. ojovertical dice:

      Jajajaja. Genial maríai angustias. Así d claro. Que razón tienes. Cuando no lo hacemos así, dejarla, cambiar ee pareja, será por algo que sí tiene esa mujer y que hemos olvidado tras las críticas.

      1. maría angustias dice:

        A ver que estoy espesa y no te he entendido…

      2. maría angustias dice:

        Vale, ya, me he enterado. Cierto, si no cambiáis de pareja será por algo. Evidentemente la mujer es mucho más que sexo, por supuesto. Pero coño, entonces dejad de quejaros!

        1. ojovertical dice:

          mujer…. dejanos un poquito ¿n0? de eso se trata aquí.
          En realidad la propuesta de este post es que vosotras hagais autocrítica sobre sexualidad y relaciones ….
          jejeje . Aun estais a tiempo. En pocos días Sylvia publica el de los hombres. Y me reitero en lo que ya he dicho muchas veces. Somo más directos y honestos. Apuesto que nosotros participaremos más en ese post y reconoceremos nuestras faltas
          un besito

  38. Jauro dice:

    Vaya tema este que has sacado querida Sylvia. Muy interesante y tengo muchas ganas de que nos toque a los hombres. Quiero saber que hago mal.

    Referente a los comentarios algunas han contraatacado, como ha dicho Sylvia, ya nos tocará.

    ¿Hay que generalizar? Pués si, aquí estamos para eso, no se puede individualizar en un blog.

    Te acercas… la coges por detrás después de invitarla a cenar y te dice… NO TE MOTIVES TANTO QUE HOY NO TOCA !!!

    “Llamas” a la puerta cuando te vas a dormir… respuesta… Hasta mañana… Un día, otro…

  39. Crego de Comesaña dice:

    Sexo oral, ella no pero yo a ella sí. No demasiado tiempo porque espera la penetración. Toda la faena para mí porque lo de ponerse encima es excepcional y no aguanta demasiado. Mejor por detrás y ahí sigo con todo el desgaste en exclusiva. Y rezando para no escuchar el consabido “¿ya?” si es que llevo varios días sin eyacular.

    Clásica a tope pero lo lleva bien. Nunca he conseguido calzármela en un probador, o en unos servicios de señoras, o en una playa, o salir por ahí con ella sin que lleve ropa interior. Pero no me rindo. Soy un sufridor silencioso.

    1. Dulcedehiel dice:

      ¿Has probado complementar el asunto con un vibrador/consolador? Es divertido, les proporciona orgasmos muy intensos y te descargas de esa obsesión por controlar la eyaculación. Los ritmos de la excitación y el orgasmo son muy diferentes en hombres y mujeres, y la postura del perrito es de las más chungas para controlar. La cuestión es romper ese círculo vicioso.

      1. Crego de Comesaña dice:

        Ya, pero es la postura que ella prefiere como pasiva que es, y a mí me gusta por la sensación de dominio y posesión. Es más difícil controlar la eyaculación pero si no he pasado demasiados días sin eyacular, se lleva bien. Hablas de obsesión, pero es que es muy jodido tener que calcular siempre el momento cumbre sin saber si ella ya ha llegado.
        Problema que no tenéis vosotras. ¿Un vibrador para qué?

  40. montsenr dice:

    En mi opinión, creo que se comete un gran error al generalizar, porque cada persona y no cada género es un mundo y además las personas que tienen varias relaciones se comportan de manera diferente… Intento explicarme y hay varias cuestiones.
    Por mi trabajo -prostituta- escucho mucho a los hombres y suelen tener estas quejas de sus parejas. Ante la pregunta de si han hablado con ellas , algunos me dicen que sí pero que no hay manera de dialogar y llegar a un acuerdo. Al final recurren a nosotras porque no quieren molestar…¿qué está pasando en las parejas? Obviamente hay una falta de comunicación clara y transparente.
    La otra cuestión que considero que se ha de tener en cuenta es que los gustos, la intensidad, en definitiva, la manera en la que nos expresamos provoca reacciones diferentes en cada persona. Por lo que en cada persona se ha de hacer un esfuerzo en ir tanteando el terreno y para rematar la dificultad en las mismas personas también influye el dia que tenemos.
    ¿Mi consejo?, mostrarnos tal y como nos sentimos en cada momento, con respeto, no dar absolutamente nada por obvio, no crrer que porque a una persona le gusta una cosa concreta a otra le tiene que gustar etc.
    ¿La conclusión? Hay que trabajar la relación

    1. pam dice:

      estoy de acuerdo contigo montsenr. Cada pareja es ùnica e irrepetible por lo tanto tambien apunto al diàlogo, si no hablamos tanto sea de un lado o del otro la disconformidad o el descontento, hay que plantearlo y listo. ya no somos las mujeres de hace 2 siglos en que todo se lo soportabas al esposo por “diferentes razones” a los esposos, eso se acabò!!!
      Ante todo somos seres humanos que sienten, aman, luchan, trabajan,etc, cada dìa; sòlo què a veces ” NO TENEMOS, un buen dìa y a respetar amorosamente se ha dicho.
      En el supuesto caso què con el diàlogo no se entiendan… Pues a buscar ayuda terapèutica!!!!!

  41. Belén dice:

    Vaya repaso nos has dado, y bien merececido que lo tenemos. A veces somos muy puñeteras, y vale que puede haber detrás complejos, roles de género, y demás creencias estúpidas que habitan nuestra cabeza, pero es que muchas veces lo hacemos solo por llevar la contraria. Me reconozco en alguna de esas situaciones, incluso mi chico me dijo una vez que únicamente me lavara con champú, a ver si se me quitaba el encrespamiento y quedaba más suave y manejable…
    En mis experiencias con mujeres, también lo he sufrido. No sabes cuando estas metiendo la pata, y lo peor de todo, no sabes las razones que dan lugar a un comportamiento esquivo.
    Supongo que eso es algo que va con cada persona, pero sí que me lo encontré más en mujeres que en hombres, gente que debería tener tatuado en la frente “Frágil, manejar con cuidado” porque son como pura nitroglicerina!!!

  42. chamaco dice:

    De entrada digo que vivo en pareja desde hace 15 años, y mi vida sexual sigue siendo intensa y pasionante… de lo que me puedo quejar ‘si acaso’ es de la falta de frecuencia… la cual no entiendo porque, cuando tenemos encuentros sexuales son tan placenteros y extenuantes que, cuando en ese momento pregunto… ¿por qué te marchas lejos tanto tiempo, si nos lo pasamos súper?… la respuesta siempre es la misma… NO LO SÉ!…

    Salvo esto (que aparentemente es la queja común entre los hombres), yo puedo afirmar que a lo largo del tiempo hemos ido madurando mucho juntos, nos encanta hacer el amor, tener sexo, follar y coger!… no le hacemos ascos a nada… con el tiempo nos hemos deshinibido de muchos tabúes y le damos ‘vuelo a la hilacha’ (como dicen en mi pueblo) de una manera brutal…

    Si puedo aportar algo al respecto de este tema, solo puedo decir que HABLAR, HABLAR y HABLAR… es siempre lo mejor y va estupendamente… contarnos ciertas fantasías (aunque no se lleven a cabo) nos pone un subidón… y como siempre pienso que creer que el sexo ‘solo se dá en la alcoba’ ES UN GRAN, GRAN ERROR… quizas este ‘estira y afloja’ entre lo que fallámos nosotros y fallan ellos… viene de esta falta de vo9luntad de hablar y poner las cosas en orden… los polvos rápidos solo valen los primeros tiempos… pero con el tiempo los polvos se vuelven más y más intensos…

    Hablando con mi esposa me ha pedido que la seduzca siempre… que si consigo el ambiente idóneo y el momento adecuado… ella ‘promete’ caer en mis redes!… Y yo lo intentó… pero siempre esta el día en que me sale lo ‘hombre-primate’ que solo quiere follar… y es cuando digo que las chicas creen estar en medio de una peli porno… y les entra una flojera!…

    Somos diferentes sin duda, pero también esta en nuestras manos poner de nuestra parte y vivir una sexualidad plena… y creánme chicas si les digo que a nosotros el sexo no pone siempre a 100… no miramos ni celulitis, ni michelines, ni nada de eso… el la peli de Julia Roberts con Bardem (no recuerdo el nombre) hay una escena en que Julia Roberts, hablando con una amiga le dice cuando esta, quiere dejar de comer pizza para ‘no engordar’… tu has visto algún hombre que cuando te ve desnuda y solo para él… te haya mirado el michelín?… él cree que ha triunfado y te puede poseer… mas o menos era algo así… quiero decir, que muchas veces vale la pena ‘DEJARSE IR’ y disfrutar a tope del sexo…

    Después tendremos tiempo de lamentaciones!…

    Apapachos… y perdón por extenderme… ojala me haya explicado bien!

    1. Chamaco, igual también es hora de que los hombres vayáis diciendo la verdad NO siempre tenéis ganas. Y eso es ASÍ.

      1. chamaco dice:

        Mujeres imperfectas…

        Si quieres que me rinda a tus palabras LO HAGO Y PUNTO… es cierto a veces yo no tengo ganas, a veces ella tampoc tiene ganas… ESTO NO ES UNA GUERRA DE SEXOS… se trata de hablar de nuestra cotidianidad… y la mía ya la he explicado!

  43. Mira, Sylvia, estoy harta. Sí, estoy harta de que siempre seamos nosotras las estrechas, las frígidas, las desganadas, las sosas, las santas, las aburridas, las… ¿Y por qué? Porque conozco un montón (pero un montón, ¿eh?) de parejas en las que ocurre justo al revés: Son ellos los que no quieren, no les apetece, no se les levanta, etc, etc, etc… ¡Ya está bien de tópicos! Cada vez son más los hombres que se sienten intimidados por las mujeres sexualmente activas y desinhibidas y menos los del tema del post. Que no digo que no haya, ¿eh? Pero ya las cosas no son como en la época de nuestros padre. NI hablar…

    1. Diana jardín dice:

      De eso hablaba yo. Totalmente de acurdo…

    2. Sonmar dice:

      Sin duda, muchas de las cosas que se les achaca a las mujeres también se le podría hacer a los hombres como la falta de iniciativa y seducción, ser egoísta, desinterés en aprender cosas nuevas, etc.

      Pero es verdad que nosotras nos sentimos más presionadas por nuestro físico, en mucha parte por esta sociedad. Y también parece que tengamos más necesidad de hacer el amor y que no todo sea puro sexo. Yo tengo pareja estable y me gusta “conectar” con él aunque sea de vez en cuando!

  44. miculogordo dice:

    Te tiene seguro y te tiene muy visto y usado. ¿A caso te ilusiona coger tu coche viejo igual que el día que lo estrenaste? Solución: Convierte ese viejo coche en un clásico con todas las prestaciones. Quiereté más a ti mismo, arréglate, huye de la rutina y la monotonía, muéstrate “indiferente” hacia ella y reinvéntate sin dejar de ser tu mismo. Si no despiertas su interes con los cambios y la haces reaccionar, pasa completamente de ella y búscate a otra por que en ese caso no está (ella) compartiendo su vida con su pareja, marido, amante… Te has converteido en algo parecido a un hermano o a una amiga pesada con la que convive por costumbre. Solo se vive una vez.

  45. Erosplorer dice:

    En un libro de estos que eseñan a ligar encotré un término potencialmente útil a la hora de estudiar este tema. Se trata del “Complejo de fulana”.
    A grandes rasgos el Complejo de fulana es un conjunto de valores y sentimientos que impele a las mujeres a evitar todos aquellos comportamientos considerados (por ella o por su entorno) propios de prostitutas.
    Como vivimos en una sociedad donde el comportamiento eróticamente explícito en las mujeres, aunque tolerado parcialmente, aún está estigmatizado, sobre todo en determinados ambientes, pues el Complejo de fulana campa por sus respetos.
    No es resposbilidad única de las mujeres. Todos colaboramos a su difusion y mantenimiento. Por ejemplo admitiendo la diferencia entre puras y putas. No es infrecuente criticar en este sentido el comportamiento de tal o cual fémina llamándola guarra o ligera de cascos. Si eso lo hacemos delante de nuestra pareja o de nuestras amigas ¿Cómo os creeis que se van a sentir cuando les demandemos precisamente eso?

    1. MRF dice:

      Un apunte muy interesante tu último párrafo.

  46. Dulcedehiel dice:

    Me cuesta mucho opinar sobre la mayoría de temas que se abordan aquí, porque después de darle vueltas suelo tener más preguntas que certezas y, además, veo que la mayoría de asuntos tienen explicaciones muy complejas.
    Respecto a éste en concreto…tal vez sea la falta de iniciativa lo que más he echado en falta, el denominador común, si es que hay alguno, de las mujeres que he conocido. Pero no me siento con el derecho de reprocharles nada, hablando seriamente. Donde yo veo falta de iniciativa tal vez haya otras cosas que se me escapan:
    -desigualdades en otros aspectos (pienso sobre todo en el trabajo doméstico y otras obligaciones de las que nos escaqueamos).
    -nuestra cultura nos ofrece unos roles diferentes, premiando la timidez o la pasividad en la mujer y fomentando la iniciativa y la hipersexualidad en el varón, cuando lo cierto es que ni ellas son tan castas ni nosotros unos tigres en la cama (más bien unos cerditos en el sofá, como dice el chiste).
    -falta de comunicación, de complicidad real, de alegría.

    Se ha dicho mil veces y es cierto, que el cine, la literatura infantil y la publicidad nos bombardean con unos clichés según los cuales la mujer “debe ser” un objeto de adoración (o decoración), un delicioso tarro de miel y encantos sexuales que sólo serán ofrecidos a ese macho que sepa dar con la clave de su misterio. Crecemos rodeados de esta basura cultural, y eso se paga en la cama.
    La verdadera aventura de una pareja no consiste en someterse con mejor o peor fortuna a esas exigencias teóricas, sino en ser capaz de dar con lo que de verdad les gusta, y al resto que le den.
    Y como siempre, una pregunta. ¿De verdad hay que seguir hablando de hombres y mujeres, a sabiendas de que hay tantas diferencias individuales? ¿Rompemos tópicos o creamos unos nuevos?

    1. Imperfecta cabreada dice:

      Te agradezco muchísimo esta opinión. Me ayuda a no ponerme a llorar dspués de leer este post.
      Yo soy una mujer de casi 34 años que lamentablemente cumple con casi toda la lista de “fallos” señalados 🙂 Y aunque antes me ponía triste al leer estas cosas, ahora me cabreo. Y me explico:
      Es cierto que las mujeres como yo somos un coñazo en la cama pero las cosas ocurren por algo. Estoy harta, muy cansada, de sufrir una doble exigencia desde que recuerdo. POr una parte me bombardean por todas partes con mensajes de perfección, sensualidad, sumisión y dulzura. La tele, la publicidad y los tíos (sí, los mismos tíos que después protestan) me escupen en la cara el mensaje de que no soy sufcientemente guapa, ni esbelta, ni dulce ni femenina.
      Y por otro lado, se me exige que a pesar de sentirme tan sumamente inferior y monstruosa después de ese bombardeo, sea una tigresa en la cama, me desnude libremente y con la luz encendida. Tenga iniciativa, esté de buen humor y confiada y cumpla las fantasías de quien tenga a bien contármelas.

      Pues no puedo.
      Yo no soy tan fuerte. Una parte de mi autoestima se encuentra tocada por varias razones que ya explica muy bien Dulcedehiel y lo que me faltaba es que alguien me hiciera sentir culpable por no ser capaz de superar esas emociones a golpe de varita mágica y para que un chico se quede satisfecho con mi actuación en la cama.
      Encima de perro, apaleado. Bastante tenemos las personas como yo con el trabajo que cuesta reprogramarse el cerebro, inmnizarse ante la exigencia de una femineidad imposible, ignorar los mensajes de la Iglesia (que sigue funcionando en nuestras cabecitas, no seáis ingenuos/as) y sobrevivir a según qué encuentro sexuales con hombres a los que además de no saber nada, no les interesa aprender.

      Estoy totalmente de acuerdo también con la necesidad de dejar de hablar de hombres y mujeres como dos cosas enfrentadas. Y además, el sexo es comunicación, y si falla, parte de responsabilidad tendrán las dos partes.

      Siento si parezco un poco borde 🙂 Es que me cabrean imensamente la doble moral y la doble exigencia y el callejón sin salida en el que estamos muchas personas (hombres y mujeres) en el tema del sexo.
      Un fuerte abrazo!

      1. Anubia dice:

        Esto es hablar claro, y creo que lo que cuentas le sucede a mucha mujeres, muchísimas, bueno yo soy una de ellas, entiendo perfectamente lo que expones.

        Creo que no he tenido la oportunidad, gracias Silvia por este blog tan estupendo.

      2. Ana dice:

        Totalmente de acuerdo contigo aunque me parece una lástima no ser capaz de dejar todos esos prejuicios sobre mí misma a la hora de acostarme con alguien, me hace sentirme mal por no estar a la altura, no sólo con él sino sobre todo conmigo misma.

        Confío plenamente en que lo superaré. Hay hombres con los que no he sentido ni pudor ni vergüenza en la cama y otros con los que me ha resultado casi imposible disfrutar. ¿Es siempre culpa nuestra?

      3. !!!TOTALMENTE de acuerdo contigo!!

      4. Carola Mola dice:

        Me encantaria haberlo dicho yo. Bravo.

      5. Desilusionada dice:

        Totalmente deacuerdo contigo. Yo hace unos meses que estoy sin pareja y no me atrevo a quedar con nadie para no tener que desnudarme porque me costó coger confianza con mis anteriores parejas y ahora solo veo que me salen citas para “sexo ocasional”. Y en esas citas, por lo que he oido, como que no se lo curran mucho y van a lo suyo. Qué difícil es estar soltera hoy en dia!!!

        1. Paseante dice:

          Permíteme una pregunta: esos hombres que dices van a lo suyo en lo sexual y por eso no te atrae intentar el sexo con ellos, ¿no será que te dejas hacer, les dejas llevar la iniciativa, dirigir las operaciones, marcar la pauta, el menú? Digo esto porque si te echas al monte y pasas a la acción y marcas tú el ritmo y el contenido de las operaciones y dices tú lo que se va a hacer y cómo, igual los resultados son otros. Es un suponer, una sugerencia. ¿Qué piensas?

        2. Esther dice:

          Yo también estuve mucho tiempo con la misma pareja y desde hace unos meses estoy soltera y he de decir que pensaba exactamente lo mismo que tú (otra vez desnudarme frente a alguien, que le guste o no, que sólo me quiera para un día o que me deje a medias porque no me atrevo a decirle lo que quiero, etc.) ¿Qué pasó? Que estuve meses sin hacerlo con nadie por miedos e inseguridades.

          Pero, finalmente, encontré a alguien que puso fin a mi “sequía” y varias veces. 😉
          En fín, lo que quiero decir es que yo también pensaba que las citas de “sexo esporádico” no eran para mí, que yo era mujer de un sólo hombre y para toda la vida. Pero la vida cambia y, con ella, los hombres. Yo dejé de buscar un hombre para mí sola y de pensar en “Le gustaré, no le gustaré, patatín, patatán…” y me centré en lo que yo quería en ese momento.

          Volviendo al hilo del asunto:
          Al fin y al cabo, hay que dejarse llevar y, si te apetece hacer una cosa, ¿por qué no la vas a hacer? ¿Sólo porque los complejos no te dejan hacerla? Hay que olvidarse de los complejos en la cama (ésto me lo digo a mí misma también, que yo soy de las que prefiere una luz tenue para que se vea lo justo).

          Y en cuanto a lo que dices de que no se lo curran y van a lo suyo, pues a veces sí y otras no. Pero lo que no se puede hacer es esperar a ver si él/ella hace o deja de hacer y hacer tú mismo lo que te venga en gana. Lo que es casi seguro es que el que no da, no recibe.

          Así que todas a poner su granito de arena.

          Sylvia, ya estoy deseando que pongas el post de los hombres, que ya tengo varias ideas y estoy deseando decirlas.

  47. Diana jardín dice:

    Sí pero, cuando una se pone guapa y sexy para su pareja y en el momento de ir a la cama él dice que no tiene ganas, y habla de sus inseguridades ¿Qué sugerís que se puede hacer?

    1. Dulcedehiel dice:

      Pues hablar con él, qué otra cosa.

      1. Diana jardín dice:

        Gracias, esa es también lo que dice mi lógica, pero mi experiencia en este caso es que este método fracasa, al menos de momento.

        1. Misogata dice:

          Será una cursilada, pero me he ganado a muchos hombres con un buen abrazo a tiempo.
          Todos tenemos problemas y algo que no nos gusta de nosotros y nos atosiga. El hecho de compartirlo con nuestra pareja, que nos escuche y nos comprenda… es vital.

        2. Dejarlo y buscarte a otro. Así de claro.
          O eso o echarte un amante, Diana.

    2. Peor para el sol dice:

      Mal asunto, Diana jardín. Seguro que te pones irresistible pero no hay nada que hacer. O es de la otra acera, o tiene a otra, o es un egoísta que no sabe valorar lo que tiene en casa. Por ahí van los tiros, casi seguro. Hablar no te servirá de nada. Prueba a pasar de él, si es preciso buscando una aventura, a ver lo que aguanta.

  48. Beatriz dice:

    En qué fallamos las mujeres? Bueno, a mi me han comentado alguna vez que somos demasiado directas, incluso agresivas,…creo que en el fondo, a ellos les gusta seguir conquistando, comenzar ellos primero y tal, hasta ahí, de acuerdo, pero a que es bonito que ellos crean que en realidad son ellos los que conquistan cuando les ponemos todo tipo de facilidades para ello? Esa es la historia: arreglarse, mirar, insinuar, provocar y que al final, crean que han sido ellos los que nos han conquistado a nosotras, jejeje

  49. ojovertical dice:

    Pues mira, no se me ocurrió contarlo antes. Un ejemplito como muestra para quien quiera captar la idea. Anoche mo chica se arregló para cenar conmigo, estaba super guapa y sexy, no sólo fisicamente, también con su actitud y ganas de agradarme. Como es lógico la cosa funcionó se maravilla, fue una noche deliciosa y completa. Y hoy aún sigo excitándome cada vez que lo recuerdo o miro una foto suya de anoche. ¿Somos realmente muy básicos los hombres? No lo creo, pero aun siendo así, creo que ponemos las cartas boca arriba. Nos gusta el sexo, nos encantan las mujeres, y nos pierde que estas sean sensuales y eróticas. Ser sensual y erótica es algo fácil si se quiere, teneis muchas armas o herramientas o maneras para conseguirlo. Todo es cuestión de querer y de entendernos

  50. ojovertical dice:

    Pero que encanto de mujer!! Sylvia eres increible. Ojalá todas y todos tuviesemos tu capacidad autocrítica y amplitud de miras. Sigo aprendiendo contigo cada día.
    Esto promete, besos a tod@s parroquian@s

    1. raul dice:

      comentario sobre el AMOR, es tan dificil hacer perjuicio certero y concreto ,en razon de que nadie se parece a otra persona,somos seres creados únicos, a veces coincidimos con la mujer que le gustan las mismas cosas que a mi. EUREKA !! por ejemplo: aunque parezca una guasada, a mi me gusta el sexo oral, y también darle el gusto a ella, pero mi mujer no quiere, y pienso… si ella tuviera un amante, estoy seguro que se la mama, entonces SOMOS HIPÓCRITAS. comprendes? tiene que ver, tamaño, espacio, tiempo de eyaculación y lograr orgasmo de ella. en fin.muchas cosas .-

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con