¿Qué hacer después de hacer el amor?

© Rebeca Lajos Rañó, psicóloga y sexóloga.*

Quizás la respuesta tópica y típica que se nos viene a la mente sea: “fumarse un pitillo”… y es posible que, como dice el chiste, entre “polvo y polvo” alguno/a saturará sus pulmones con varios cartones. No es por romper la magia del instante humeante, pero en ese momento “post-coitum” (o post-relación no necesariamente coital), con los pulmones abiertos y el sistema circulatorio a pleno rendimiento, la salubridad de este acto es más que cuestionable. Existen otras posibilidades más sanas, analicemos algunas:

· Dormir. Algunas mujeres se quejan de esta actitud tan masculina, sintiéndose desatendidas o poco apegadas, pero no tiene nada que ver con el desinterés (al menos, no a priori): el orgasmo, además de placentero, hace que nuestro sistema nervioso se riegue de endorfinas, hormonas que, entre otras lindezas, nos calman, relajan y dan sopor. Si a esto le unimos el cansancio físico propio de la actividad, tenemos un cóctel maravilloso para caer en brazos de Morfeo.

· Hablar. Si el estereotipo masculino va acompañado de ronquidos, el femenino lo hace de la mano de la “lengua”. Abrazarse y hablar después de es un comportamiento que suele atribuirse a las mujeres, porque el acto sexual generalmente favorece la intimidad, el sentimiento de vínculo, de acercamiento y de conexión con el otro/a, y por lo tanto,  la comunicación. Ello, unido al factor de relajación y placer de la relación, nos dan un momento perfecto para la interacción verbal… ¡siempre y cuando la pareja no se haya dormido!

· Tener una nueva relación sexual. Tranquilos/as, no se trata de una peli porno o de emular a “famosotes”. Nuestra “cultura” sexual (todavía muy influenciada por estereotipos genitalizados y machistas, por más que nos pese) nos enseña que la verdadera relación sexual (“completa”, se suele decir) implica el coito, pero esto es una gran falacia. Una relación sexual incluye desde un beso, una caricia, un abrazo, hasta el coito, pasando por la masturbación, el sexo oral y todo aquello que se nos pueda ocurrir que tenga como misión ser fuente de placer. Con todo este abanico de posibilidades, ¿por qué no hacer el amor una y otra vez?

· Ducha o baño.El sexo, además de placentero, nos empapa de fluidos, por ello, el aseo puede ser una gran alternativa, además de prolongar ese momento íntimo y de comunicación… ¡y, tal vez, excitarse de nuevo!

· Recuperar fuerzas. El desgaste físico es importante, así que es buen momento para reponer energías. Una ensalada, una macedonia y/o unos zumos naturales son los mejores reconstituyentes. Además de frescos y ligeros, nos ayudan a reponer las sales minerales, líquidos y azúcares consumidos, y si les damos un toque de “erotismo” nos pueden servir como estimulantes de cara a un nuevo encuentro… Mmm.

· Leer. La lectura puede ser una alternativa para las personas que “cuando terminan de hacer el amor no saben qué decir, se ponen nerviosos y tienen que encender un cigarro”, explica el profesor de la Universidad de Sevilla José Carlos Carmona, que ha publicado un libro titulado “Cuentos para después de hacer el amor”.

· Tacto y maneras.Tan importante como saber qué hacer, es saber qué no hacer. Hasta en los rollos de una noche, debemos de cuidar las formas. Algunas cosillas a tener en cuenta:

– No comparar relaciones. Esto no es un “ranking” del mejor polvo o el mejor amante, ni un examen. caer en ese juego suele tener consecuencias desfavorables.

– Darle la espalda. Vale que sintamos somnolencia y nos apetezca dormir, pero esta actitud suele interpretarse como un rechazo. Mantener el contacto corporal suele ser agradable, aunque sea para dormir.

– Levantarnos e irnos rápidamente. Algunos/as lo hacen para asearse enseguida y otros/as como huida. E ambos casos, la percepción de el/la que se queda en la cama no suele ser demasiado positiva: ¿qué pasa?, ¿le doy asco?, ¿ya ha cumplido y se va?… Si queremos quedar bien, una breve explicación de a dónde vamos o una notita puede ser un recurso muy socorrido, incluso cuando la idea sea no volver a repetir.

Está claro: hay un montón de posibilidades interesantes. Es cuestión de echarle ganas e imaginación. ¿Alguien quiere compartir alguna experiencia personal sobre lo que le pasó después de? ¿Alguna despedida original para un lío de una noche? ¿Alguna pareja que os haya sorprendido?

* Rebeca Lajos ejerce en el centro Aidé Psicología Sexología de Sevilla. Para más información ver la sección de Recursos.

63 respuestas a “¿Qué hacer después de hacer el amor?”

  1. jorge dice:

    Rebeca que buen post
    a mi me fascina mi esposa, me exita de una manera maginifica, lo hacemos y los dos teminamos ella a veces hasta tres veces seguidas yo una. miconsulta es esta:
    despues de terminar siempre e querido volver a hacerlo varias veces, como hago para que me vuelvan a dar ganas

  2. Mirian dice:

    Bueno, aqui se ignora totalmente el sexo entre chicas. Menos mal que de vez en cuando aparezco para representarlo.
    En mi caso, tengo la mania de el ultimo polvo, con todas mis parejas, tenerlo en la ducha. Me resulta diferente o como si me renovara. Ademas, contamis con la ayuda de la ducha para hacer un trio, chica-ducha-chica.
    Tiene tambien la ventaja que terminamos las dos limpitas, para salir, para dormir o para ir al trabajo.
    Si es en casa de otra chica o en un hotel, procuro hacer lo mismo.

  3. Marilu dice:

    Mmm veo que hay hombres con tacto, que bueno saberlo,…mi caso es q con mi novio nos queremos mucho, la pasamos super bien, hay mucha quimica, pasion,…el asunto es q el apenas terminamos, se quedara menos de 1 minuto despues de acabar y se va al baño,…bueno siempre tengo el habito de terminar yo porque me cuesta mucho llegar al orgasmo, (nunca lo tuve con ningun hombre aun), pero si llego a picos,… (lo importante es el antes y el durante para mi),… pero no me gusta mucho que haga eso, me gustaria que se quede conmigo mas tiempo,…es es muy cariñoso y demostrativo pero despues de estar se vuelve desapegado y ya a otra cosa,.. 🙁 y noto que se esfuerza un poco para estar conmigo, pero es mas fuerte que el..:(

  4. sergio dice:

    Una pregunta? A mi me pasa álgo raro soy hombre y despues de que termino debhacer el amor con una chica que me gusta muchisimo , despues de acabar el acto sexual me deja de gustar por unos 15 minutos y no me gusta que me abrase ni nada y me dan ganas de irme o decirle a la chica que se vaya ,, pero pir respeto me quedo o no me voy pero despues de pasado los 15 minutos me vuelve a dar ganas y me vuelve a gustar pero muchas veces eso es desagradable y no me gusta sentir esa sensacion ,, que podra ser eso se podra cambiar

  5. Lu dice:

    Después de… depende de la situación, me gusta abrazar o que me abracen, acariciar o hablar.

    La verdad es que cuando tienes niños, se pierden muchas cosas, aunque también es cierto que aprendes a valorar otras muchas, debido a la escasez de ellas.

    Ahora, si tuviese algún día sin niños y un compañero con diferentes características, y no me refiero a físicas, sería un no parar. Echo de menos el tacto, la sensibilidad, la iniciativa, la imaginación…

  6. amiquemeaprendan dice:

    Caraiiiiiii voy a felicitar a la autora del post!! Que menudo existo el de REBECA, y como no a ARO, una ilustración artísticamente chulaaaaaaa!!! cada día me gustan más!!!

    Y anécdota, voy a contar la de una amiga… creo que será divertida. A través de una página de contactos quedó para hacerse un apaño a la salida del trabajo y una vez que lo recogió en coche se trasladaron al motel. El tío por lo visto era tan brasas, que ella se empezó a poner un pelín nerviosa… al final cuando el tío le entró al trapo pero pretendía entrar tan de lleno en el asunto, que finalizo el asunto antes de empezarlo con una frase muy intuitiva ¡¡¡YO PARA ESTO GUAPO NO ME BAJO LAS BRAGAS!!! … Y tan digna de si misma se vistió… el tío que no entendía de preliminares se quedo a cuadros se disculpó por activa y pasiva, y por último lo mejor… tuvo que trasladarlo a donde le había recogido, pero esta amiga con toda la mala leche!!! Le calco un tramito en coche que a día de hoy el chico no debe subirse en coches de desconocidas… jajajaja

  7. Bertha Parra dice:

    Me encanta que el otro, mi pareja, se deje acariciar y besar, con eso descansa un poco, luego le animo para que me acaricie, nos besemos, empecemos de nuevo… Pero no necesariamente tiene que ser la penetración, puedo darle placer, él a mi. Compartir más caricias, besos, placer…..

    Si alguno de los dos entra a la ducha, a mi me encanta llegarle de sorpresa… si soy yo la q entra a la ducha, invitarle a que se meta en ella, besarnos mientras nos quitamos el agua de encima e intentamos sobrevivir al chorro de la ducha…. Y volver a la cama para seguir dándonos placer.

    No me gusta encender la tele, le tengo mania. Pero es por épocas… antes no me importaba, hasta me quedaba dormida del cansancio y el aburrimiento…. Ahora me gusta más pasar más tiempo con mi pareja. Yo creo que tiene que ver la época, las ganas y la pareja con la que estés.

  8. Después de hacerlo… anotarlo en la agenda. Los acontecimientos esporádicos bien merece la pena recordarlos.

  9. ¡Buen tema para propiciar historias Sylvia! me encantó tu post.

    Para mi, después de un buen polvo me anoto con la intimidad máxima mediante abrazos, caricias dulces, un poco de conversación (pero no INMEDIATAMENTE después, porque el silencio sirve para recuperar el aliento).

    Entiendo perfectamente cuando mi pareja se queda dormido, en ocasiones, luego de la acción, pero lo hermoso es que él lucha por estar despierto lo más posible porque también disfruta mucho de la ternura post-coito.

    En todo caso, para mi lo más terrible es que tu pareja se de la vuelta de una y caiga rendido sin ni siquiera dar las buenas noches o ¡peor aun! que se pare y se vaya.

    Saludos desde Caracas,

    LuisaE

  10. Si a tu pareja le gustan las emociones fuertes, para recuperar fuerzas no hay como unas buenas tostadas de aceite, ajo y pimentón murciano, acompañadas de un buen vino o espumoso (no haré publicidad), todo ésto ‘después’ del primero, se las llevas a la cama y a reponer fuerzas !

    1. jajajaja!!! Eso si… abstenerse de besos a partir de ese momento!!!

  11. Mar dice:

    Con el frío sólo me apetece que nos acurruquemos y nos demos mimos, sin casi hablar hasta que nos quedamos dormidos. En verano es otra historia, playita, la salitre en la piel, el calor, apetece más una duchita!

  12. escorpio dice:

    Aún no me podía mover muy bien debido a un pinzamiento. Hacía tiempo q no le daba una sorpresa. Así que, como pude, me fui a la habitación, me puse mi atuendo de “pitufina”, mis zapatos de tacón y aparezco delante de él, que estaba leyendo una novela. Casi me escoño, pero lo supere con cierta dignidad. Le entusiasmo e hicimos el amor en el mismo sofá. Al terminar cual fue mi sorpresa que se giró y siguió leiendo la novela. No supe que decir. Mi hernia empezó a dolerme como una cosa mala. No sabía como reaccionar! Nunca me había pasado! Me tomé 2 orfidales y me fui a la cama a dormir.

    Aquello si que no lo supe

    1. PAPILOCO dice:

      Te lo pasaste bien, lo paso bien el?
      Si es sí, que tiene de malo una continuación diferente?

      1. escorpio dice:

        Papiloco, me parecio una continuación muy fría, teniendo en cuenta mi estado y esfuerzo. Y no quiero decir con ello q yo no lo deseara. Estaba pendiente de una operacion bastante importante y no sabia como iva a acabar. Por aquellos dias yo estaba sumergida entre la incertidumbre, miedo, movilidad redivisa y dolor.

  13. Savoir-vivre dice:

    Yo, despues de un orgasmo – o varios – estoy eufórica, con ganas de charlar… y tengo una verborrea en esos momentos… y mi marido, abrazaditos los dos, me acaricia, me escucha e intenta seguir la conversación, pero se le van entornando los ojos, y el pobre va decayendo, decayendo, y al final le gana su naturaleza masculina, y se duerme con un ronquido pequeñín, y a mi me da la risa. Chicas, que son hombres y vienen así de fábrica! No hagamos un drama si se duermen después de eyacular, es su naturaleza. La mayoría se esfuerzan mucho, y se agradece… qué más queremos??? No esperemos al príncipe azul, que al lado tenemos a uno que sin ser príncipe, cuando se le pase la modorra post-coito, nos acompañará a cenar, nos dará buena conversación, nos mimará, o nos proporcionará nuevos orgasmos!

    1. Jesus dice:

      Mmm, Gracias Savoir Vivre, tu comprension y apoyo son muy bienvenidos. Viva la empatía. Un besote

      1. Savoir-vivre dice:

        Gracias a ti guapo!!! Os manda la testosterona, pero a mi esa hormona me encanta!!!

  14. Sinpelosenlalengua dice:

    Mirar lo que me llego hace tiempo por correo electrónico. Tras hacerlo hay momentos de todo tipo. Como el…
    Momento mexicano: “¡Te juro que es mi primera vez!!!”
    Momento secreto: “¡Júrame que no se lo vas a decir a nadie!”
    Momento optimista: “¿Me llamarás mañana?”
    Momento adolescente: “¡Vístete, que vienen mis papás!”
    Momento hotelero: “Nunca lo había venido en un lugar de estos”
    Momento viajero: “¿Cuando llega tu mujer?”
    Momento oficina: “Entonces, ¿me va a dar el aumento?”
    Momento higiénico: “Pásame un kleenex, por favor”
    Momento duda: “¿Te veniste adentro?”
    Momento asombro: “¿Otra vez?”
    Momento social: “Y tú, ¿cómo te llamas?”
    Momento de negocios: “¿Cuánto te debo?”
    Momento de credibilidad: “Ahora sí creo que eras virgen”
    Momento “Guiness”: “Y yo que creía que los burros la tenían grande”.

    Espero que os haya gustado. Un beso de la Sinpelos!

    Nota de Sylvia para Sinpelosenlalengua: ya está bien colocadito.

    1. Ana dice:

      Para quien no sabía qué decir, ahí van unas cuantas! Muy buenas!

  15. MGR dice:

    Me temo que no te puedo ayudar mucho, Bihotz, porque mis relaciones también han sido siempre en pareja. Aunque creo que en estas cosas lo mejor es no pensarlo demasiado; muchas veces nos imaginamos tanto un momento, que cuando llega nos quedamos paralizados de la ansiedad y no podemos reaccionar. Lo único que te puedo decir es lo obvio: que seas natural, y también que estés atenta a cómo se comporta la otra persona para ver cuál puede ser la mejor opción. Seguro que Sylvia o los otros “parroquianos” te pueden ayudar.

    Sobre el tema del post, que me encanta: nosotros nos solemos quedar abrazados un rato; normalmente hablamos de cómo nos hemos encontrado, qué hemos hecho que nos ha gustado (y también si ha habido algo que no, aunque ya nos conocemos muy bien) Y como yo tengo tantos problemas, también solemos comentar cómo me he sentido yo y cómo me ha notado él respecto a otras ocasiones. He de decir que estoy mejorando bastante 🙂
    Lo que más me gusta es ducharnos después los dos juntos. Sobre todo si no se finaliza en la penetración, la cosa es un poco “cochinota”, y apetece limpiarse. Además de que entre el relax del momento y el de la ducha, me quedo como una reina.

  16. Bihotz dice:

    ¡Este post me viene que ni pintado! Después de una etapa de sequía (en pareja, sexualmente hablando), he decidido volver a la carga, llenar el bolso de fichas para “camelar”, e intentarlo a diestro y siniestro!

    Una de las dudas que me ido planteando, es justo “el momento de después”. La mayoría de encuentros sexuales que he tenido han sido en pareja (estable, se entiende), y no en encuentros esporádicos. Así que no sé muy bien cómo actuar.

    ¿Me ayudáis? He leído los comentarios, y lo de dormir…como que no lo veo. Lo de hablar…¿de qué?…Sé que depende del momento, de la persona…y hay que dejarse llevar. Pero me siento algo “nerviosa” por ese momento.

    ¡Gracias!

    1. PAPILOCO dice:

      Podrías probar, a simplemente ser tu misma?
      Eso ayuda mucho

    2. Siguiendo a Papiloco… Dejate llevar! Quizas te sorprenda lo creativa que puedes llegara a ser…

    3. Maria GD dice:

      Biotz yo he llegado a la conclusión que para mí tener un par de citas antes va mas conmigo,primero porque hago crecer el deseo y segundo porque me doy cuenta si es realmente lo que me gustaría hacer además intento en esas citas previas indagar acerca de gustos y limitaciones en el sexo,no se, se convierte en un juego y llegado el momento se a lo que atenerme y a mi me funciona.

  17. María GD dice:

    Bueno ahí va la mía… Pasamos 3 días en un hotel, pero él se quedaba y yo tenía que marcharme. El último día hicimos el amor a las 7 de la mañana pues mi tren salia a las 9, tenia el tiempo justo, pero nos dio tiempo hasta de una ducha rápida… entre prisas aproveché el vaho del baño para ponerle en el cristal “Te quiero no lo olvides”, después le pasé el secador para que no se viese… nos fuimos a toda prisa… esa noche cuando volvió al hotel se volvió a duchar y fue cuando salió mi mensaje, me llamó por tlf para decirme que se había emocionado mucho y que no lo olvidaría. Esta relación ha durado 10 meses, pero como todo lo clandestino no podía durar mucho…!!

    1. PAPILOCO dice:

      PRECIOSO DETALLE!

    2. Seguro que mas de uno o una te copiara la idea!! GENIAL!!

  18. MCC dice:

    A mí el post que más me gusta es el de retozar durante un rato embadurnado pero más que ese momento lo que me vuelve loco es el del despertar juntos y si hace frío como ahora y nosotros calentitos bajo el edredón, ya es la bomba… aunque no haya besos en la boca

    1. Maria dice:

      Interesante lo que añades de “aunque no haya besos en la boca”…

  19. Raúl dice:

    Hola, es la primera vez que participo, acabo de descubrir el blog, muy interesante todo. Siguiendo con el hilo, para mí lo ideal es tener mucho tiempo por delante, por ejemplo una tarde de domingo, y que el fin de la primera vez no sea el fin sino parte del camino, y comer algo con mucha hambre, a deshoras, y seguir, y un baño, y seguir, y dormir, y seguir. Pero bueno, esto es la situación ideal porque muchas veces o no hay tiempo o estoy muerto y me entra un sueño tremendo. Así que me suelo curar en salud y como dice un amigo, “yo uno, pero bien echao“, y después ya veremos.

  20. Yulunga dice:

    Mis felicidades a Aro! Está que se sale!
    Y yo me apunto a lo que dice Papiloco con una buena peli, toqueteo, pause, revolcón, play, toqueteo, pause….

    1. PAPILOCO dice:

      Y lo divertido que es comentar la peli, sin mas mientras te recuperas.

  21. Hugo dice:

    Jo, chiquilla, Sylvia, no sé como das para tanto tecleo. De hecho estaba perezoso para comentar, pero con tu insistencia me has convencido y te voy a narrar un sucedido. Quedé con una amiga del chat de muy lejos en una ciudad intermedia, a la que yo había acudido durante unos días a un congreso. Quedamos, simplemente, a comer, pero al final ella me propuso y le dije que sí, comernos todo lo que pudiéramos. Disfrutamos de unas cuantas horas, hasta que terminamos y miramos el reloj…tuvimos que salir corriendo, hacia la ducha y darnos una ducha en la que no tardaríamos más de dos minutos, vestirnos y salir corriendo hacia la parada de taxi. A pesar de la ducha decía ella: olemos a sexo! y creo que así era. El taxi se vio en medio de un atasco y llegó a la parada de autobús seis minutos antes de que se saliera el último autobús que había para su pueblo. La cola para sacar billete era larga, al fin lo sacó y volamos por las escaleras mecánicas, hasta llegar al autobús veinte segundos antes de que saliera. Nos dijimos adiós y allí sentado en el banco de la estación de autobuses y viendo como se alejaba tuve mi postcoito.

  22. Bea dice:

    Rollo de tierno a rompe y razga!!

    Tuve un rollo muy intenso que duró como dos meses, estuvimos previamente como un mes a base de mensajitos candentes al móvil hasta que me invito a su casa, aquÍ el Pre estuvo estupendo, me preparó el mismo unas costillas de cordero con purÉ de manzana, descorchó un vino excelente y me coqueteó y mimó durante toda la cena, fue tierno, muy dulce!!!
    Más tarde el sofá dio buena cuenta del razga, casi lo rompemos , estábamos medio desnudos, me sonrió, me cargó sin esfuerzo alguno, yo rodee su cintura con mis piernas y nos fuimos a su cama de 2 x 2 (el chico mide casi dos metros) a seguir la batalla. me arrancó lo que me quedaba de roma, el se quito lo que quedaba, y cuando vi el tamaño de su pene casi me desmayo!!! (big big y en verdad que lo tenia “bonito”)
    Vi todos los ángulos de su habitación, estuve en todos los lados de la cama, y aunque era invierno y no tenía calefacción su piso, nuestros cuerpos acabaron sudorosos como cuando se está en una sauna.
    Fue una noche completa, loca loca, combinación perfecta de chico guapo, tierno en el pre, tremendamente vehemente en el durante, y en el pos ambos nos quedamos pegaditos, dormidos y exhaustos!!!

    1. Patricia dice:

      Yo quiero el teléfono de este!!! no quedan así muchos…ji,ji

      1. Bea dice:

        jjajajajj te lo daría encantada, pero duró lo que duró y hace mil años que le perdí la pista, 😉

    2. Telmo dice:

      ¿ que carajo tiene que ver lo que contás, con el tema que se trata aquí ?
      se nota que sos la tipica divorciada que la pone 1 vez por año.

  23. PAPILOCO dice:

    A la actual, me iré por lo mas clásico y patético, tal vez.
    Pero a día de hoy me encanta ver una buena peli… después de y a la espera de un nuevo capitulo, mientras simplemente le acaricias y le ofreces todo tipo de complementos.
    Conste q a ella también le gusta.

  24. Ana dice:

    En alguna ocasión, una buena forma de acabar y relajarte del todo, es compartir con la pareja de cama unos buenos bombones rojos de Lindor!!! Sexo y chocolate, y te quedas como una reina!!

  25. sylvia dice:

    A “Después de”:
    Danos su nº de móvil ya!
    Es broma, pero realmente… ¡es frase de cincelar en mármol! Una que se cuelga de las palabras.
    A alex- No me enfado, lo que quiero es conservar cada centario… Buena idea esa del protector!
    A Chamaco, de “cuatacha”… Eso va con guacamole? Si es así, me apunto. Y estoy contigo: sexo, salir a cenar o que te traigan la cena (=recuperar energías) y más sexo. Si la compañía lo merece, ¿por qué no?

  26. chamaco dice:

    … Normalmente dormimos (sí, en plural) abrazados… es una buena manera de recuperar fuerzas para ‘el siguiente’… Aunque recordando una buena anécdota fué cuando en aquel hotel… después de hacerlo de manera estupenda… llámamos al servicio de habitaciones… y nos comimos unas enmoladas con con crema y queso… mhhhh BUENÍSIMAS… Eso estuvo… Genial!…

  27. alex- dice:

    Pues a Rebeca el nuevo fichaje, bienvenida.
    Recuerdo un día que mi mujer y yo salimos a por diferentes útiles de limpieza a fin de que el colchón no se manchase después de una sesión larga.
    Para la siguiente compramos un protector de colchón.
    Ya ves Sylvia, cada persona es un mundo.
    Y no te enfades.;)

    1. Gracias!! Encantada de participar en este foro!
      Por cierto, en los sexshops venden unas sabanas plasticas la mar de apañadas para sesiones sexuales a prueba de Mr Propper! Puedes embadurnarte en aceites, chocolates y demas familia sin que tu ropa de cama sufra agravio alguno… y ademas son deslizantes!!… Si en alguna ocasion has pensado en una lucha de barro… esto es lo mas parecido de uso domestico.. jejeje!!!

  28. "Después de" 4 años dice:

    Sylvia,
    Después de dejarlo con mi pareja de hacía casi 4 años, descubrí lo precioso que es que te mimen “después de” con un rollo de una noche improvisado y un poco alocado. Sorprendida de las caricias, los mimos y la delicadeza de su actitud le pregunté si estaba empezando el segundo… me miró, sonrió y dijo: “No, estoy acabando el primero”.
    En ese momento casi me enamoro perdidamente de él!!! La cosa duró unos cuantos encuentros más que me descubrieron muchas cosas preciosas que por desgracia (o no) en esos 4 años no había sabido descubrir…

    1. Cristina dice:

      Ainnns, qué bonito eso de “estoy acabando el primero”. me encanta!!

    2. Si que es bonito! Un 10 para este amante!
      Y un 10 para ti, por darte la oportunidad de descubrir…

    3. Patricia dice:

      Muy bueno ese comentario!!! es saber terminar una frase…

  29. Saturn Mai dice:

    … mi anécdota es que la mayoría de las veces, después de hacer el amor por dos veces seguidas (comparto al cien por cien lo que dice la psicóloga Rebeca), acabo susurrándole a mi pareja mis sentimientos, mientras no dejo de acariciarla … y cuando en mi susurro sale un comentario para compartir, descubro que mi pareja lleva rato dormida y me entra la risa, por la situación… pero es maravilloso verla dormida en mis brazos, sabiendo que el placer la ha llevado a ese estado y que no hay instante más tierno y lleno de confianza y de paz, que ese para las dos… y lo mejor de todo, que yo he sido la causa de todo lo ocurrido.

    1. Bien por ti! No desistas en tus practicas postamatorias! Quizas en alguna ocasion se haga la dormida… pero realmente este disfrutando de esas confesiones!

  30. sylvia dice:

    Desesperadita estoy: ¿Por qué me colgáis comentarios a los posts en Facebook y Twitter en vez de aquí? Ah!!! ¿Qué puedo hacer para convenceros de que lo hagáis en su sitio lógico que no es otro sino éste? Esta web la hacemos entre todos y los comentarios son lo que más me gusta, para mi es lo mejor, ¡a ver si nos enteramos!
    Un ejemplo. A mi tweet “¿Qué haces después de hacerlo? Te duermes, hablas por los codos, te escapas como puedes? Comparte tu historia en tal enlace”, me llega una respuesta en forma de tweet: “Pagar. Jajaja” Anda que no daría para comentar aquí!

    Y a Sinpelosenlalengua… No querías herirle, no seré yo quien te critique. De hecho, si fuera el chico, te estaría eternamente agradecido, porque la forma y el tamaño… ¡te toca lo que te toca! La verdad: pienso como tú, prefiero pasar por chalada a decirle “mira chaval, tu pene no me convence”. Otra cuestión sería que fuese un manazas… o algo que se pudiera corregir, mejorar… Con tacto, eso sí-

    1. PAPILOCO dice:

      Haberrrrrrrr, repetimos idea??
      Botellita cava dedicada (que con el poco sexo de este país las cajas de 12 caducan) y a ver si así por el interés………..
      jijijii

      Aviso de Sylvia: Papiloco vive en España. Lo digo por lo de ese comentario sobre el escaso sexo de “este país”.

    2. Mariano dice:

      Mmmmm.
      Un poco cruel…

      1. Mariano dice:

        Queria decir sobre el comentario de sinpelosenlalengua.
        (Que me he colao, vaya)
        🙂

        1. PAPILOCO dice:

          Sylvita, nos vamos por las ramas???
          El tema del hilo (Botellita), sigue sin respuesta??

  31. Maria dice:

    Una noche, en mi casa, con un “rollete” habitual que tenía, nada más “terminar” se quiso pirar con la original excusa de que olvidó desconectar un despertador que según él se ponía muy pero que muy alto de volumen!!!!! (y qué cosas, va y se acuerda en ese momento…) y claro, prefirió no despertar a los vecinos que quedarse conmigo “después”. ¿Poca verguenza o que, como dicen, la confianza da asco? Sólo se que fue la última vez que estuvimos juntos…

  32. Sinpelosenlalengua dice:

    Tengo una anécdota, pero no del después de, pero como la psicóloga dice que hay que tener tacto y maneras, la cuento, porque no sé si hice lo correcto. Era un chico que me gustaba mucho, gran conversador, educado, inteligente. Llevábamos tiempo con la tontería y me llevo a su casa. Empezamos a tocarnos, a desnudarnos, pero no acababa de excitarme. Cuando vi su pene, se me fueron las ganas. Lo siento mucho. Sé que es feo decir esto, pero la forma y el tamaño no me gustaban. Sabía que aquello no iba a funcionar y no sabía qué hacer para parar el tema sin ofenderle… Acabé llorando de los nervios. Le confesé -mentira- que seguía enamorada de mi novio previo y le rogué que me perdonara pero no podía seguir. Preferí hacer de histérica y calientabraguetas a hacerle un feo. ¿Qué otra cosa podía hacer?

    1. Diana dice:

      Esta historia me suena bastante conocida… 🙂

    2. PAPILOCO dice:

      La verdad duele!
      Pero duele mas la mentira, jijji

    3. Patricia dice:

      Me parece genial!!!

    4. Dulcegustosw dice:

      Ante esa situación, me limitaría con toda la naturalidad del mundo y sin centrarme en otra cosa que hacerle disfrutar todo lo que sea capaz. Pensar en que fíjate que cosa más… (adjetivo que quieras) sólo te hace poner tensión, ansiedad y no sólo no disfrutas sino que se nota… él lo nota.
      Pienso, y lo tengo muy claro, que el tamaño NO importa. Pues como dije en alguna ocasión, y según un estudio que leí, los hombres que no son agraciados con los genitales, son increíblemente buenos con las manos, la boca y tienen una sensibilidad que muchos quisieran. Exactamente igual que los que están bien dotados, como no tienen que hacer ese esfuerzo… simplemente ahí lo tienes, sírvete.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con