¿Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos?

© Aldara Martos Palomeque, psicóloga y especialista en sexualidad y pareja.*

En las encuestas las mujeres hablan de que les gustan los hombres sensibles, cariñosos, detallistas, amorosos… Sin embargo ellos se quejan -los que son así- de que al final nosotras nos vamos con los malos. He perdido la cuenta de las veces que he escuchado de boca del hombre “sensible” aquello de “es que a ellas lo que les gusta es que les den caña”. ¿Qué nos pasa?

Pensemos un momento en aquél chico malo de clase que siempre la liaba y que tenía detrás una cuadrilla de seguidores que le admiraban y querían ser como él, pensemos también en el típico protagonista masculino de películas o series dirigidas a jóvenes que se han convertido/son ídolos eróticos para las chicas; sirvan de ejemplo la clásica “Melrose place” (para quienes ya tengan unos añitos) o el hombre lobo y el vampiro de la saga “Crepúsculo”. Hay un cambio generacional, pero a pesar de ello ¿qué tienen en común? ¿Qué hace que tengan ese éxito con las féminas? Las claves son, sobre todo, la seguridad que transmiten, el halo de misterio y la rebeldía.

Pero dejemos la ficción. A todos nos viene a la cabeza aquél chico del instituto que no paraba de armarla en clase haciendo que todos se rieran constantemente de su ingenioso sentido del humor sobre todo en contra del sistema. Fuera del aula no dejaba el papel y salía a toda velocidad del recinto en su moto, consciente de que era el centro de las miradas de sus seguidores –y como no, seguidoras- mientras se fumaba un cigarrillo con un estilo único mientras seguramente pensaba: “Me está sentando fatal, pero es lo que me pide mi público”. Y es que el triunfador juvenil necesita de la admiración, cuando no temor, de ellos y ellas. Ellos y ellas que, al igual que en la ficción, al menos durante la juventud, se sienten fascinados por ese carácter impulsivo, arriesgado, carente de normas y envuelto en seguridad.

Esto se ve aún más claro en el caso de las mujeres. Nos encanta un hombre fuerte, seguro y rebelde más que a un tonto un lápiz. Y no es que lo diga yo, lo dicen muchísimas féminas –no sólo adolescentes enamoradas del malo de su clase- a las que de alguna manera, sin saber racionalmente por qué -cuando lo piensan les parece una locura sentirse atraídas por esa “clase” de tipos-  les llama la atención por no decir que les seduce este tipo de varón. Hay que admitir que también sentimos atracción por aquellos hombres que siempre están rodeados de mujeres que intentan conquistarlo, esto nos parece tremendamente excitante ya que al subidón que produce el conquistar a alguien con el que sueñan tantas –competencia entre nosotras- se le une la gran erótica del poder (un potente afrodisíaco que actúa como un imán). Dicho de otra manera, aunque el hombre en cuestión no sea muy agraciado físicamente –por decirlo de una forma sutil- nos parece atractivo por el hecho de ocupar una buena posición social o simplemente tener fama, como es evidente en el caso de muchos actores y cantantes que de no ejercer esas profesiones pasarían totalmente inadvertidos.

Podríamos creer que esto es un mal de juventud y que se pasa con los años. Pero la realidad es que ese gusto por el malo se sigue dando en muchas mujeres mucho más allá de la adolescencia. ¿Cómo puede ser, si sabemos de sobra que no nos conviene? Pues… es un hecho que esa “falsa seguridad” en sí mismos que transmiten nos engancha a cualquier edad. ¿Tiene algo que ver con esa “búsqueda de un hombre que me proteja”? Vemos que es un tipo duro, un auténtico espécimen de esos que no quedan –muy machos, vamos- y, claro, ¿quién me va a proteger mejor? Lo que se nos olvida es el grado de violencia que puede acompañar en muchos casos al mencionado caballero. Habéis leído bien, arriba he dicho “falsa seguridad” porque esta misma violencia de la que hablamos es una forma de protegerse ante sus propias carencias, ya sean intelectuales, físicas o de otra índole. Lo cierto es que se puede ser masculino sin ser violento, macarra o un rebelde sin causa a lo James Dean, siendo la realidad que muchas mujeres lo confundimos y lo interpretamos como algo irresistible. Es más, pensamos que esa forma de ser les lleva a ser más respetados cuando en realidad no es respeto lo que le tienen, sino miedo. Cuando elegimos a alguien fuerte que nos proteja no caemos en la cuenta de que de quien realmente necesitamos cuidarnos es de ese mismo tipo de hombre.

Tampoco nos podemos quitar de encima esa vena “maternal” que nos persigue y que nos dice desde lo más profundo de nuestras entrañas que queremos cuidar de ese chico, cambiarlo para que sea una buena persona. No seamos tan ingenuas, ni él va a cambiar por nosotras ni vamos a formar una familia con semejante joyita, puede que los chicos formales y responsables no nos resulten tan interesantes a nivel sexual, sin embargo una de las cosas que implica la dichosa madurez y la experiencia es el darse cuenta de que al final son los que mejor calidad de relación pueden ofrecernos, sobre todo cuando nuestro objetivo es no complicarnos la vida con relaciones tortuosas.

* Si quieres contactar con Aldara Martos, encontrarás su dirección en la sección de Recursos.

65 respuestas a “¿Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos?”

  1. Muhahaha dice:

    Así es VeoVeo. La manipulación a través del sexo es tan antiguo como la vida misma.

  2. VeoVeo dice:

    Por eso se casan con el bueno, le cortar el grifo para asi manipularlo y mientras se folla a todo malote que le guste.

  3. Javier dice:

    Yo soy del prototipo: bueno-aburrido como le llaman ustedes, dejense de joder buscando esos patanes q las tratan mal, para que sufrir de esa manera ?, ustedes se ilusionan q en algun momento los van a convertir en buenas personas, pues lamento informarles q eso jamas sucedera: el que nacio asi, asi sera, las engañaran, fornicaran con cuantas hembras pueda, olvidense de la fidelidad y sepan y esto es muy importante: esos tipos son muy propensos al enojo y a la agresividad, cuiadado aca y puede ser una de las razones de la violencia de genero, OJO, piensenlo 2 veces antes de seguir estropeandose la vida por elegir a un imbecil de esos a los q ustedes llaman: “Macho”, yo a pesar del mote de bueno, soy el doble de hombre q esos y doy muy buen sexo, no caigan en lo cliches respecto de q los buenos somos: tontos y aburridos porque no es asi.

  4. Anubia dice:

    También creo que una forma de evitarlo sería conociéndonos a nosotras mismas no sólo sexualmente, sino cómo somos , qué queremos y qué no queremos, qué necesitamos y qué no, pero de verdad. ¿Quién necesita un hombre qué la proteja? necesitará un hombre que le de afecto, (o mujer), necesitará un hombre que tenga seguridad porque eso le dará confianza en esa persona, Quién necesita o busca un hombre por la que todas están locas?, necesitará un hombre al que desee, es qué su deseo dependerá del deseo de otras hacia el sujeto de su deseo?, una cosa es ser rebelde y otra me lo paso todo por el ojete., hablo del colegio…yo creo que eso son algunas personas y sinceramente me parece muy tópico el post en ese sentido Sylvia. Lo de confundir seguridad con una falsa personalidad eso si nos ha pasado a muchas, pero porque nosotras mismas carecíamos de ella y nos vendieron el tópico: macho, guapo, arrogante, me lo se todo y me rio de todo=hombre fuerte futuro padre de tus hijos. De novela, vamos. Ay el romanticismo qué tragedia!

    1. OjoVertical dice:

      Chapeau Anubia. Te veo muy rebelde este finde, jajaja!!

      1. anubia dice:

        Soy muy rebelde;)

    2. Pepitogrillo dice:

      Anubia, los dos últimos posts tuyos que he leído me gustan mucho, porque reflejan la madurez que implica el autonoconocimiento. Si nos conocemos, sabremos lo que queremos. Si nos desconocemos, iremos en una búsqueda errática de lo que los otros nos quieran vender en cada momento, por desgracia, la pauta más habitual en la actualidad.

      Es bastante patético observar lo poco que se suele luchar por lo que realmente nos hará felices y cuánta energía de despilfarra en seguir los moldes interesados de otros.

      Y no es que yo me haya inventado la polvora, sino que este principio ya existía desde los albores de la civilización, sea la helénica o la oriental (buda, confucio)

      1. anubia dice:

        Si no luchamos por lo que realmente nos hace felices es porque no tenemos tan claro qué es, o no lo deseamos lo suficiente. Tomar conciencia de esos “moldes” , no estoy tan segura que sea ese el problema , aunque sea importante, tomar conciencia del otr@, más bien los nuestros propios adquiridos por la educación recibida, la costumbre , el conformismo , el miedo y nuestra propia ignorancia sobre nosotr@s mism@s en todos los sentidos, no sólo sexual.
        Pero tranquilo, que igual simplemente estoy desvariando.

  5. Olga dice:

    Hola! Es el primer comentario que escribo aquí y me he animado a hacerlo porque me he quedado atónita con algunos comentarios que se han escrito aquí por parte de las chicas.
    Me parece una gran falta de madurez emocional que les gusten “los chicos malos”. Creo que es producto de haber recibido una educación machista, donde al hombre-cafre se le tilda de macho y por lo tanto liga más, pero eso son solo estereotipos totalmente equivocados.
    Recuerdo en mi adolescencia cómo se dejaban putear algunas por estos impresentables y lo que sufrían por ellos, ¡¡ ay, qué tontas!!. Lo grave del asunto, es que ya de adulta conozco muchos casos en los que las mujeres sólo tienen interés en la relación si el tipo en cuestión las trata mal. Por desgracia, para muchas este comportamiento no acaba en la adolescencia.
    Este es un tema que a mí siempre me ha dejado perpleja porque no puedo entender que a una mujer le guste un hombre que es un impresentable, mal educado, gañán, que te trate mal…
    Yo nunca salí con ningún tipo así, pero he de decir desde mi experiencia, que sí salí con alguno que se las daba de bueno, que luego era todo mentira, gañanes encubiertos, que de esos también hay.
    Desde luego cada uno/a tiene sus gustos, pero si yo fuera una de esas que se van con un cerdo me lo miraría, haría instrospección de por qué me gustan esa clase de hombres, en fin. Saludos.

    1. OjoVertical dice:

      Chapeau Olga

    2. Nina dice:

      Otro chapeau Olga!

  6. Ojo vertical dice:

    Gracias Quijote. Lo has dicho conciso y clarito. Fundamental tener en cuenta eso que nos recuerdas. Clave para el éxito de la pareja. Puede parecer de perogrullo, pero la realidad nos muestra que no lo hacemos demasiado bien.

  7. Quijote dice:

    Hola, soy hombre… y esta interesante este tema.
    Me parece que la mejor persona (hombre o mujer) es esa que se sabe llevar los equilibrios bien puestos.. No es muy malo pero tampoco tan bueno, si es muy malo, termina haciendo otra clase de daño, si es muy bueno no entendera como dejar espacio a su pareja… lo mejor es entender el estado de animo de tu pareja, estudiarlo y actuar dependiendo de como ella o el esté…

  8. Alex dice:

    Ya es muy triste que tengamos que hacernos los chicos malos para poder ligar !!!. En mi opinion , las mujeres no saben lo q quieren, cuando tienen el malo, quieren el bueno y viceversa. Hoy esta todo bien, mañana todo mal. Lo q rechina es tener q pensar q vas a decir por si dices algo malo y la cagas y no se siente mal. Porque como seas sincero estas perdido, como la digas te quiero estas perdido, y claro ella a ti te puede hablar de su ex, pero como saques tu el tema , estas jodidisimo.

  9. dan dice:

    creo que al paso que va no va a quedar ni un sulo hmbre bueno en la tierra por lo de la selecccion natural ya que en el futuro los chicos buenos no van a esperar 20 años a que las mujeres los escojan….

  10. Marcelo de La Plata, Argentina. dice:

    ¡Hola Sylvia!

    Te encontré buscando en Internet esto de ‘las mujeres buscan un macho que las proteja’, ¡Qué plomo que es escuchar eso!

    Encontré este blog…
    http://www.sylviadebejar.com/%C2%BFpor-que-a-las-mujeres-les-gustan-los-chicos-malos/

    Te comento que me he dedicado hace algunos años a la temática de seducción, es por eso que voy descubriendo estas cosas, más vinculadas a las fantasías noveleras que a la realidad.

    Me siento identificado con el artículo: me considero un chico lindo, sexy y atractivo.
    Trabajador en la casa, y aplicado en la escuela y en el colegio. Ahora tengo 28 años.
    Hice un ciclo básico en Ciencias Económicas. El estudio y la investigación me son muy útiles y productivos, además de entretenidos.

    Me sentí rechazado y humillado muchas veces por las chicas al invitarlas a bailar, y recibir gestos contestaciones del tipo ‘no sos lo suficientemente macho para mí’.

    De hecho, mis comienzos en seducción empiezan cuando me pongo a investigar por Internet que quieren las mujeres. Con el tiempo me fui dando cuenta de que muchas no saben lo que quieren, viven en la fantasía hedonista del macho ultraviril que ‘las rescate’, muchas están echas unas presumidas, y otras están resentidas, ya que, en búsqueda de ese macho ultraviril, se encontraron con un chico que solamente ‘les hecho un polvo’, y ha resultado un plomo. A medida que fui leyendo los blogs y foros de seducción para los chicos, mi mentalidad mejoró y empecé a obtener resultados satisfactorios en las discotecas. Por ese entonces tenía entre 22 y 23 años. Después hice clases de salsa… el baile… la seducción… La pasé muy bien…. Fin 2010.

    A comienzos del 2011 empecé una campaña de difusión de seducción a nivel local, y después me encontré con irregularidades en los boliches, que, a mi entender, perjudican un proceso gratificante de seducción.

    Te he enviado mis informes que fui distribuyendo, y con los cuales estoy logrando resultados interesantes.

    Seguimos en contacto.

    Saludos, Marcelo.

    Pd: fiel a mi estilo, me resultas muy sexy y atractiva, y cuando quieras bailamos al ritmo de la salsa!

  11. jackcarver dice:

    Hola.
    Por los comentarios que leo, las mujeres sois masoquistas y facilmente engañables.

  12. Bolson dice:

    La verdad, pena me da leer la gran mayoría de comentarios. Rechazais e incluso os mofais del buen chico para alabar al malote de turno… ese que sólo pensará en taladraros el ojete como si no hubiera un mañana, sin reparar en vuestras necesidades reales.

    Algunas poneis la excusa de la edad… que listas que sois… mientras que sois jóvenes (o jóvenas como diria la inculta de la Bibi) y teneis cada cosa en su sitio vais por ahi creyendoos Divas. Jugais con los sentimientos del buen chico para reiros, aprovecharos, ridiculizarlo, engañarlo (con el malote de turno obviamente… ese que acabas de conocer a las 4AM en la discoteca y q a los 10 min de charla insustancial te ha metido el cacharro en la boca en los servicios justificandote tu al dia siguiente con algo como “es que iba muy borracha jijijijiji”) o simplemente rechazarlo de la peor forma posible pero cuando vais “cuesta abajo” y lo que estaba pegaito al cuello esta más cerca del ombligo que del sitio original todo son lamentos y buscamos a ese del que nos reiamos años atras. Obviamente cuanto más tiempo pasa, más difícil os resulta encontrarlo. ¿Por qué será? ¬¬

    Cuanto daño ha hecho Disney… principe azul???… es curioso… que esas que buscan el principe azul, no son princesas rosas y no desaprovechan para calzarse a todas las ranas de gym que se van cruzando en el camino.

    ¿Y luego os llevais las manos a la cabeza?… la cuestión es ser víctimas siempre… hasta de vuestras propias decisiones. Obviamente luego viene las lamentaciones de siempre…. “es que todos son iguales”, “es que nada mas que me quieren para foll*r” y un largo bla bla bla autoengañandoos de que la unica que se ha equivocado habeis sido vosotras mismas al elegir…. una y otra vez. Pero es que al final… “todas son unas put*s menos yo” (entiendase la frase hecha)… nada nuevo bajo el sol.

    A parte hay un problema añadido… un gran número de chicos que inicialmente eran chicos buenos, se convierten con el tiempo en chicos malos al tragar y tragar durante años con todo lo malo por vuestra parte mientras veia que el malote de turno os daba mandanga… con el tiempo se convierte en otro más… vosotras creais a un gran porcentaje de malotes…. ¿de que os vais a quejar despues?… las pescadilla que se muerde la cola.

    Y no quiero entrar en el tema de los maltratos porque hay de todo y este no deja de ser un factor más (importante eso si, pero al igual hay factores como el maltrato psicologico por parte de la mujer, alienacion parental, ganas de conseguir sueldo nescafé, etc etc) pero al igual que no se justifica a un hombre con el tema “venimos de los animales” (ni con ningún otro) para minimizar el daño producido por su presunta violencia, no se deberia de justificar a la mujer con el “venimos de los animales” (ni con ningun otro) para minimizar sus constantes “paradojas” mentales con este (y otros) tema. Si somos humanos y se supone que podemos razonar, lo normal es hacerlo y no dejarse llevar por el choch*…. si al final resulta que los hombres no somos los únicos que pensamos con la entrepierna por mucho que otras digan lo contrario….. y recordad que la mujer foll* cuando quiere el hombre cuando lo eligen por lo que puestos a pensar en responsabilidad, sois vosotras las que (ya que se os llena la boca tanto en contra del varón) nos dierais lecciones a nosotros y visto lo visto, la mujer, a dia de hoy, es mucho peor que el hombre.

    Podría extenderme más pero no creo que le importe a mucha gente amén de que el tocho expuesto es suficiente… al menos he dado mi opinión.

    Saludos.

  13. Anonima = C... dice:

    Hola sabeis yo a mis 16 años ya estuve en una situacion de elegir entre chico malo y chico bueno. Al que primero que conoci es al bueno, nada mas ver sus ojos color miel me enamore, desde ese momento no hicimos muy amigos. El me enseñaba cosas maravillosas y sabia tocar cualquier instrumento, me enamoraba siempre que se colaba por mi bacon cada noche con ayuda de una cuerda, y aunque no eramos novios yo me pasaba la noche hablando con el, cuando yo tenia frio inesplicablemente el se quitaba la camiseta y me abrazaba, su piel era calida como el fuego, abrazada a su torso me quedaba dormida, a la mañana siguiente al despertar el ya no estaba, siempre era asi. Luego en clase de canto conoci a el chico malo, siempre llamaba la atencion, lo que mas me sorprendio es que conocia a el bueno y venian de la misma ciuda y lo mejor es que parecian gemelos la unica diferencia era: color del pelo, ojos y forma de ser.
    Era increible, yo me juntaba con los dos uno cariñoso y otro muy lanzado.
    y no sabia a quien elegir. Los dos eran unos grandes deportistas y musicos, eran guapos y todas las chicas se rendian ante ellos, pero tenia que elegir, no podia verme con los dos pues desde pequeños por una discusion de familias se llebaban mal. Sentia por los dos lo mismo pero me atraia mas el chico bueno, y lo elegi a el. A lo diecisiete cuando me quedaban nada mas que 2 horas para no recordar nada ni de el ni de nadie deje de ser virgen al igual que el, eso si la sensacion que tuve nunca la olvidare: senti como si estuviera en el cielo, cada vez el rozaba su cuerpo con el mio se me ponian los pelos de punta, fue como (nacer otra vez) despues de 2 horas.
    La historia es muy larga y seguiria contandola pero me tengo que ir, si quereis saber mas sobre ella solo encontrarme. Es facil soy una chica diferente a las demas yo creo que soy una de las pocas personas que os puede contar lo que se siente a estar casi muerta. Un beso a todos y adios.

    Posdata: el correo que he puesto es de una amiga.

  14. Elías dice:

    Me ha encantado el artículo. Yo no soy mujer, pero soy gay y me pareció muy sorprendente que yo sintiera exactamente las cosas que describes allí. Cuando me autoanalizaba llegué a esa concluisón:

    1- Busco a un hombre fuerte que me proteja
    2- Tengo una vena de “enfermera” de querer cuidarlo y “encaminarlo” (no lo veía en plan maternal XD)

    En fin, muy buen artículo.

  15. Jesus dice:

    Guauuu, gracias Susana, muyyyy interesante !!!!! de verás

  16. Chicos malos?? ni hablar!! mala hierba nunca muere!!

    No entiendo eso que dicen las mujeres, algunas amigas también… es tan antiguo eso??
    Esta claro: inseguridad, dependencia… QUE LOCURA!! si te encuentras así mejor no busques pareja, es el principio de la debilidad!!

    Si para quererse y cuidarse uno mismo hay que estar seguro y fuerte, imaginense cuan de necesario es cuando nos compartimos y queremos que se compartan con nosotros. El saco (cerebro) ha de tener un fondo lleno y firme (sino es un saco roto).

    Desde mis 14 años he sido fuertemente seducida por hombres guapos, feos, malos y buenos (era bastante ligona). Y me he liado (=besos, magreos por encima de la ropa, y calentón para el macho) con todo aquel que me apetecía, pero mi lógica aplastante siempre me dijo que a los malos, chulitos y rompedores tenía que pararles antes; y a los buenos y sensibles que me encontré dejarles disfrutar tanto como esa seguridad y confianza me diera, y yo con ellos.

    Mi madurez obligada y temprana (ya que mi madre murió a mis 8 años de edad), me hizo diferenciar extremadamente bien a un hombre bueno de uno malo (tuve 3 en casa a los que cuidar: padre y 2 hermanos, e iban de medio -malo, a confundido y a bueno. Pero igual de egoistas y malcriados los 3). Así que no me quedó otra que pensar que de estas aguas bebería, por no decir NUNCA BEBERÉ!! pero orinaría hasta la última gota!!

    En fin, que como mujer inteligente, segura y madura que me considero, a mis 31 años de ahora, sé que HE SABIDO encontrar hombres buenos en mi vida y siempre me rodeé de belleza inteligente, madura y cacahonda, después de apartarme de los inseguros y críos (con los que también me dí algún que otro lote, pero a los que tube que separar, parar y gritar NO! en varias ocasione)s.
    Eso me ha servido para gozar de las 2 grandes relaciones que he tenido, pudiendo disfrutar de un sexo maduro, libre y completo y encima tener a un HOMBRE de verdad. Vamos que, antes de convertirlo en parte de mi vida, me aseguro que sepa lo que significa la suya propia y lo que quiere, ya que para niños ya crié bastantes a mis hermanos y mi padre (siendo yo bastante menor que ellos)

    A esas mujeres que desean hombres malos, les diría que existen unos cursos de inteligencia emocional y desarrollo personal, que están super bien y que ayudan mucho a quitarnos “viejas telarañas” de encima.

    Como dice Dani Martín: “los valientes son los que saben llorar con la cara descubierta”

    Para mi un hombre fuerte es aquel que: le importa un pimiento gustar y ser el centro de atención de los demás, se viste como le da la gana, si le gusta una tia se va en busca de ella sin preguntar primero a los amigotes para tener la confirmación de “sí, adelante, está buena”, no necesita ir borracho para ligar, pasa de drogas y tabaco, porque sabe pasárselo bien, si le gusta el rosa o el lila se compra de esos colores lo que le dá la gana, llora y rie, se “moja” y da su opinión, escucha y exige ser atendido, trabaja en lo que le apetece y gana lo que considera justo para su bolsillo (sin pensar en tener para dos, pero pensando en tener para sus hijos e hijas(ya que son de su responsabilidad), disfruta y cuida de su hogar como cualquiera (la limpia como puede, cocina como puede, se plancha su ropa, pide consejo cuando no sabe, no va a casa de su mami a que se lo haga todo)… Vamos lo que yo considero un HOMBRE.

    y OS ASEGURO QUE EXISTEN!! YO YA VOY POR EL SEGUNDO!! YUPIIII!!!

    Y por cierto, de traidores nada, que sacan su genio y orgullo cuando hace falta y tienen un par de “cojones” para defender su terreno. Vamos que, aunque no tengan unos brazos “cachas” cuando te abrazan te llenan hasta la última esquinita de tu corazón! Y os aseguro que yo tengo una muy profunda (por mi madre) y estos 2 hombres de mi vida han sabido llenar huecos con grandes cicatrices.

    Esos hombres que habéis descrito algunas mujeres “sensible y después traidores” no son sensibles de verdad… son lobos en piel de cordero (juegan un papel pero tarde o temprano pierden su guión).

    ¡¡Hay que saber indagar un poco más adentro!! ya somos grandes!!

    Animos!! el hombre FUERTE:

    Focaliza su atención en ti y cuida de sí mismo
    Utiliza la palabra y los gestos como via de comunicación.
    Es sensato: se enfrenta cuando sabe que puede, y huye cuando es imposible. Es humano.
    Razona, es inteligente y aprende de sus errores
    Te quiere y respeta
    Espera lo mismo de tí. No le gustan las mujeres dependientes ni inseguras.

    1. Pepitogrillo dice:

      Subscribo 100% tu post: hace falta todavía mucha introspección para ser capaces de escoger a alguien que ya debieramos saber que nos acabará hará daño o como mínimo, nos dejará un mal sabor de boca. ¿Para que entrar en una relación inmadura habiendo miles de otras personas que sabrán estar a nuestra altura?

      En el fondo, sucumbir reiteradamente a la tentación de estar con un/a chico/a malo/a no es sino muestra del poco respeto que nos tenemos.

    2. Anubia dice:

      A mi lo que me admira es que seas tan joven y lo veas tan claro. :)

  17. Lucas dice:

    Tres cosas rápidas.
    Uno. Los abusones, chulitos y machetes me caen históricamente como el culo. Me encantaba romperles la fachada de transgresores románticos y dejarles con su cobardía, inseguridad y generalmente poco seso al aire. Pero daba igual, siempre había algo más allá de la lógica que hacía que las “chicas” justificaran todo esto. Desde hace mucho tiempo no intento entenderlo.
    Dos. Las versiones LOQUESEA.loquesea (incluida coletilla Beta) aplicadas más allá de los programas de software me producen nauseas y un profundo descojono del snob/guay que las usa.
    Tres. Y si el título del post lo cambiamos, o creamos uno nuevo, por: ¿Por qué a los hombres les gustan las chicas fáciles? Yo creo que las respuestas serían parecidas pero cambiando los sexos….

    Nota: Si, serán un tópico y generalísmo pero ciertos como la vida misma y reales.

  18. Jesus dice:

    Una vez más caemos en los estereotipos impuestos y en las conductas fruto de educaciones sesgadas para convivir en sociedad pero con la hipocresia impuesta por delante. Quiero decir que se mezclan churros con meninas y se proyecta una supuesta actitud sexual por la forma de ser (o aparentar ser) en la vida cotidiana. Y esto desde luego me parece la más infantil de las mentiras, y gordas todas, que nos hacemos a nosotros mismos. Y es que el mayor de los gamberros en la cama no tiene porque serlo durante el resto del día. Lo mismo para las mujeres. Así que chicas y chicos: apuntaros el cuento y asociaros al club 3.0. Al menos esta es mi opinión, claro. Quizás sea porque una de las cosas que menos soporto en la gente (hombres o mujeres por igual) es la chuleria, la fanfarroneria, o sea, fantasmas y vacilones de postín.

    BES@S a TOD@S PARROQUIAN@S

    1. Angelica dice:

      Maravilloso, totalmente deacuerdo.

  19. Javier de Culleredo,A Coruña. dice:

    Parece una pregunta al alcance de cualquiera, de cualquiera que se pase por los tradicionales lugares de ligoteo, o simplemente siendo observadores. Como bien dice el maestro Millás la realidad tiene muchas capas, como las cebollas….
    Pelemos entonces……. .ehhhhhhhhhhhhhh………… la cebolla mal pensados……

    En la primera capa está lo que esos sesudos estudios nos señalan, las seducen los cachas, los brutos, los enterados de la vida. Los que también mantienen un cierto marchamo de posibilidades económicas. Si nos quedamos ahí, la realidad es desoladora (por lo menos para mi).

    Es cierto (ya estoy pelando…………la otra capa de la cebolleta) que sufrí la falta de ese carisma que en mis tiempos y latitudes era llevar la ropa de marca que no me podía permitir ni la musculatura que la naturaleza me negaba. A mi se me concedieron huesos largos, manos fuertes en unos brazos delgados y largos. El flequillo anunciaba una futura calvicie (acertó de pleno). Otra cosa que daba glamour eran unas nociones de ingles. Se me daba mal también. El caso es que mi adolescencia fue solitaria por mi situación geográfica (vivía en el campo) y frustrante en cuanto a mis acercamientos en busca de cariño con las chicas. Quiso el destino que trabajara en un hotel, ahí ellas venían por vacaciones y conocer chicos, algo mejor se me empezó a dar. Siempre me quedó algún resquemor de esos rechazos que te duelen por ser los primeros y por ponerle tanto entusiasmo para nada.

    Es cierto que ciertas características te hacen apetecible, también lo es que hay situaciones y lugares te ponen en un escaparate y ahí surgen historias.

    Volviendo a la primera capa, las crisis económicas y la lógica de las conquistas de nuestros nunca bien ponderados tíos malos, han hecho de ellos y sus respectivas, historias personales mas bien poco edificantes, no me recreaba pero intuía en sus caras el panorama que se habían dado, el cachas ya no era tal, ellas tampoco llevaban bien el paso del tiempo y la prole los tenía sin aliento. Un camino tan respetable como el de los que pusimos pies en polvorosa.

    Ya chequeamos a los ligones y sus entregadas fans, ya descubrimos que estar en el lugar adecuado en el momento justo te hace atractivo o por lo menos interesante. Sin embargo te sigues sintiendo mal, no pertenecías a ninguna de esas tribus, no era envidia tampoco, si alguna vez funcionaste como el macho alfa te pareció que ese traje tampoco te iba bien.

    Un día vas al cine, a un ciclo de cine español(por ahí adelante hay ciclos con ese nombre, donde las películas que se hacen aquí se valoran bien, donde no se escapa detalle de lo que se dice y hace por estos santos lugares). Son muchas películas, no tienes otra cosa que hacer que verlas, quizás te sirvan para enfrentarte a lo que te espera. Es el destino de tu billete de avión lo que ves.Un tema no menor es sacar la entrada.Siempre está la misma chica. Es lista, le preguntas por la peli que vas a ver, conoce a los actores y sino se lo inventa con mucha gracia. Entonces cobra más interés volver al cine, pensar como la vas a enredar con tus preguntas absurdas. Pasan las películas, conoces su nombre, su profesión que es la psicología (eso es definitivo, fuiste años al psicoanalista, hay mucha tela que cortar con ese tema). Se termina el ciclo, en la última película te juegas el todo por el todo y la invitas a lo que ella quiera, café o cenar, o ir al cine (al cine mejor no, sería como invitar a un cartero a caminar el día que libra). Se suceden las citas, conoces a su flia, sus alegrías y sus tristezas.Te gusta todo de ella.

    Llega el día del viaje, hace tantos años que deseabas marcharte, que todo te salía mal, que no conocías esa chica que rompiera tus esquemas, que nada te puede detener. Te despides. Ella está triste. Tu estás triste y eufórico a la vez porque vas a subirte a ese avión con el que llevas años y años soñando.
    Ya en el destino todo se te revuelve, buscarte la vida, conocer chicas que no te gustan mas alguna carta con un reproche que sienta mal, y la relación con mayúsculas se muere.

    Cuando te crees vacunado de desengaños te visita esa chica tan guapa que se llevó el tío malo de turno en tus narices. Vives exaltado un mes con ella, “como amigos”. Ella sigue su viaje….

    Después de unas cuantas relaciones cortas en el Finisterrae comprendes los códigos de la manada que lo habita. Te sientes solo y te enrollas, ella tampoco es muy feliz en la manada pero tampoco se atreve a soltar amarras. Pasan los años y un buen día se acabó lo que se daba.

    Entonces estás solo otra vez (aunque ya te sentías así acompañado). Te haces amigo en la red de una chica de mirada sincera, dulce y seductora. Le cuentas cosas de tu vida, ella de la suya. Descubres filias y fobias parecidas, te va tocando las fibras mas intimas sin querer, te hace recordar pasajes de la infancia que nunca habían surgido.Te cuenta las cosas que le hacen feliz, te cuenta sus dudas y temores. Siempre está presente aunque nunca la viste en persona.

    Hoy, buscando un argumento para comprender a las chicas que suspiran por el chico malo entiendes todo, solo dos mujeres eran compatibles con tu manera de ser y de sentir. Nunca me interesaron las que suspiran por los chicos malos, solo hoy entiendo que ellas están ahí para mi, para que entienda a las que no suspiran por él, para buscarlas y suspirar yo por ellas, esas mujeres imprescindibles que me gustan a mi…

    Hoy en día estamos en la frontera de una nueva forma de relacionarse. Ya no valen los mismos códigos.¡Por suerte!

  20. dave dice:

    Pues la cuestión es que el gustar los “chicos malos” solo es una vuelta a esos primeros años de pubertad y descubrimiento de nuevas sensaciones. Cuando ese “chico malo” está “domesticado” es cuestión de fijarse en otros “chicos malos” y seguimos la ronda…

  21. Felix Olmos dice:

    Mmmm.. veamos una cosa, ¿en serio pensais que los chicos malos son frenéticos con libertad sexual y los buenos no? jajajaja
    Chicas, eso está en vuestras cabezas. Sí es cierto que tiene que ver el como te hayan educado, y desde luego que tiene que ver, y mucho que con la persona que estas tenga esa preparación como para daros o darnos rienda suelta.
    Rienda suelta a la imaginación, que al fín y al cabo es de lo que va esto, y de no poner tabúes, porque eso es lo que nos colapsa a todos. En una palabra, para ese tipo de chicas/os se logra tomando un “roll”, ellas siendo unas “perras” y ellos siendo unos “cerdos” y dando rienda suelta a esa aptitud.
    Personalmente he tenido relaciones con ambas aptitudes en una mujer.
    Chicas buenas, a las que he hecho pasar por chicas malas, logrando mis objetivos (ver una dulzura comportarse como la mas “frenética de las perras”) y chicas malas (ver como una salidorra que roza la ninfomanía) comportarse como una dulce, tierna, recatada pero ardiente hembra cuando se la provoca y se la instiga.
    Los chicos malos no saben ser otra cosa y además no siempre bién, los chicos buenos podría decirse que un tanto de lo mismo.
    La version Hombre 3.0 trae esos extras en un solo formato. Ja ja ja ja…
    El hombre 3.0 sabrá trataros como lo requiera la ocasión, porque dialogará, descubrirá vuestros gustos, no tendrá reparos en preguntar lo que necesite saber para sus propósitos (que serán haceros vibrar), porque sabrá liberarse mentalmente y también que lo hagais vosotras.
    Por favor, no etiquetéis un tipo de chico o chica con una aptitud sexual, creo que la aptitud sexual es individual, y que se encuentra lo que se busca cuando hay comunicación.

    Un saludo Aldara. Podrías tu dar tu opinión al respecto? Un beso.

    1. Felix Olmos dice:

      Lo que ocurre es que las que deseais una aptitud de chico malo, no necesitais dialogar, ni decirselo, porque ya lo encontrais directamente sin mediar palabra, y lo mismo con el chico bueno.
      Lo que quiero decir es que si una chica/o busca una aptitud de chica/o, malo o bueno, se limita a buscar el prototipo del mismo, y así no necesita mediar palabra.
      Es una opción, claro está. Pero existen otras.

    2. Sirena dice:

      Felix, porque he visto que vives en Logroño.. que sino te decía de quedar y que me mostrases lo que es un hombre 3.0… ;)
      Totalmente de acuerdo en que un chico bueno puede ser igual o mas sexual que uno malo… pero para nosotras (o al menos yo..) si veo que el chico es malo eso me da pie a ser mala sin frenarme el que pensará de mi (volvemos a nuestra maldita educación)… si estoy con un chico bueno que no empieza el juego me reprimiré… y ahí te acepto que es mi culpa el no saber lanzarme…
      conclusión: que si! que tienes toda la razón! pero aquí estamos explicando nuestros motivos por los cuales nos atraen los chicos malos… dejando de lado si estos son lógicos o si tenemos razón… gracias por darnos esa pista de que se está engendrando una nueva versión de hombre 3.0! nos será útil! ;) por cierto, te habrá gustado el comentario de Lau… ;)

      1. Felix Olmos dice:

        Soy de Logroño, pero vivo en Alacuas. :D jajajajajajaja
        pero eso seguro que ya lo sabias reina. ;-)

  22. Fran dice:

    Pues sí, recuerdo en mi juventud a los típicos macarras, fumando, escupiendo, dispensando tacos a diestro y siniestro, acomodándose los testículos… y a las chicas suspirando por ellos y cayendo en sus brazos (y en otras zonas de su cuerpo). Mientras, por allí estaban (mos) otros más sofisticados, sensibles y rebosantes de buenas intenciones y poesía… viéndolas venir. No sé si es cuestión -como parecen decir otros comentarios- de razones atávicas, instintivas, en fin, de los tiempos de la caverna, pero sé y afirmo que ya tenemos todos edad, contexto social, información, libertad… para elaborar nuestros propios gustos sin someternos a las llamadas de la jungla. Así, por ejemplo, que las mujeres no vayan buscando un macho-padre para sus hijos, sino un buen compañero y un buen amante; del mismo modo, los hombres tampoco vamos por ahí despatarrando o queriendo despatarrar a toda hembra deambulante, sino que es mucho más divertido caminar con una dama inteligente, sofisticada y, por supuesto, sexualmente más golfa que nosotros mismos. Lo otro, a medio plazo, no da buen resultado.

  23. Sirena dice:

    Hola a todos! Publicamente, me declaro una adicta a los chicos malos!! ;)

    Admito que alguien difícil de lograr me atrae! lo misterioso, tener que descifrar su modo de conducta… eso me encanta! Cuando tengo a un chico des del primer momento, pierdo el interés. Pero hay algo que quiero comentar que creo que aun no se ha dicho en ningún comentario… para mi, cuando estas con un chico malo, tu también puedes ser mala y eso te da una libertad sexual brutal! con un buen chico tienes que estar a su altura y, como te han educado, ser una buena niña. El malote te da pie a desinhibirte y lanzarte a hacer locuras… y eso, no nos engañemos, nos encanta a todas!! ;)

    Mi último affaire ha sido un auténtico chico malo. Lo fue des del primer momento. Una aventura en secreto por varios motivos y en el fondo sabia que el me acabaría haciendo daño.. pero de verdad que lo volvería a hacer… Chicas, ha despertado en mi un instinto sexual, una pasión, una locura, un descontrol, un deseo… que han merecido la pena!! Aunque admito que quizás simplemente tengo que aprender a ver el lado salvaje de los chicos buenos… Supongo que aprenderé con los años! aún me queda tiempo por aprender! ;)

    Un besazo!

    1. Lau... dice:

      Hola a tod@s i en especial a ti Sirena;

      Creo que tienes razón pero mi experiencia me dice que muchos de los chicos buenos y modosos en la forma de ser y actuar suelen destaparse y desinhibirse en el sexo.

      Como bien dices hay que aprender a descifrarlos eso se aprende y no hacen falta años sino práctica.

      Como consejo personal te diría que no les cierres la puerta a los que no suponen un reto al principio. Quizás te sorprenden.

      Besos

      1. Sirena dice:

        Gracias Lau…!! seguiré tu consejo… y la práctica, sin duda, es básica para seguir avanzando, la experiencia son muuuuuuuchos grados!!
        como tu dijiste un día, hay que dejarse querer!! ;)
        un beso!

        1. Jorge dice:

          Hola Sirena, la verdad nose q edad tengas, pero veo que estuviste o quizás todavía estas equivocada, yo me considero un “chico bueno”, aunque fui muy popular en el colegio ya q si soy atractivo, sin embargo a pesar de ser un chico bueno se mezclar las cosas de un chico malo, y tener un equilibrio entre ambos, saber en q momentos cambiar de actitud e intercalarla, saber cuando tratarlas como princesitas y cuando como p..titas, y les gusta ese juego, y no es por creerme pero con las mujeres que he estado todas han coincidido y me lo han dicho q soy muy bueno en la cama y con algunas de mis parejas hemos llegado a hacer cosas que ni ellas mismas habían pensado nunca hacer y q ahora les excita mucho todas las ideas que les doy para hacer y q hagan, jugamos mucho, y hacemos muchas fantasías, creo q eso del “chico bueno” no tienen nada que ver con el aspecto sexual, ya q en mi caso muchas me han dicho han logrado sentir cosas que antes no han sentido, y no es por creerme, por q seguramente en muchos “chicos buenos” encontraras eso, pero claro como no les das la oportunidad nunca lo sabras, y con respecto a las mujeres, hay dos cosas ciertas nos gustan las mujeres timidas de su casa, con valores, si buscamos una chica para tomarla en serio, para algo formal, y la convertimos en una p… en la cama, este es el refran, una mujer debe ser una dama en la calle y una p… en la cama” pero por mi parte prefiero yo convertirlas en eso, q aprendan conmigo, por q si saben mas q yo veo q seria una chica recorrida, y ese tipos de chicas también buscamos pero para pasar el rato y divertirnos, esa es la realidad en todos los hombres buenos y malos…. la diferencia en q los hombre buenos, sabemos tratar a una mujer justo según el momento y no nos la pasamos de vagos o fumones, yo prefiero terminar la Universidad ser el mejor y ganar mucho dinero q no da la felicidad, pero ayuda bastante a muchas cosas, incluso a fantasias, y lujos q a hombres y mujeres les gustan, en cambio esos vagos q te van a dar, se estan formando acaso un buen futuro, muchos de ellos no, es la realidad, pero las mujeres no analizan eso y tampoco le dan la oportunidad a hombres buenos…

  24. Maria dice:

    Estoy de acuerdo con Noelia, con lo de que estos hombres son, o suelen ser, encantadores de serpientes… Yo también tuve una relación con uno de ellos y sentía una especie de “enganche” emocional, hasta que un buen día leí que lo “natural” es apartarse de todo aquello que nos hace daño, y que lo contrario es antinatural, y recapacité y pensé que merecía algo mejor. Pero es muuuuuy difícil salir de una relación así, es adictiva porque todo lo difícil nos hace sentir importantes, creo.

  25. LP dice:

    Tengo la sensación que no es un problema de educación, de juventud, ni nada de eso… simplemente que son metas que un@ se pone y cuanto menos consigue más se intenta y busca.

    No tienen que ser simplemente chulitos, con ser complicado y poco transparente es suficiente; lo que provoca pensar más y más en él/ella, qué pasará por su cabeza, ¿porqué hace esto y lo otro?, etc.

    Cuanto más amable, cariñoso y divertido es uno, en definitiva TRANSPARENTE, menos oportunidades… aunque visto lo visto, TENDRÉ SUERTE CUANDO SEA MAYORCISIMO!!!! Jajajajaja… será mi época dorada.

  26. Erosplorer dice:

    Me gusta que hayas sacado este tema, normalmente se quita responsabilidad a las mujeres en aras de un feminismo, para mí, mal entendido.
    Sería también interesante tratar el tema de aquellos hombres que han transformado su masculinidad hacia un modelo más tierno, responsable, cooperador e igualitario, y se han encontrado con el rechazo de su pareja.
    Creo que eso es consecuencia también de poner en el varón toda la responsabilidad del cambio hacia la pareja igualitaria. Un grave error.

  27. Erosplorer dice:

    La educación que reciben muchas mujeres durante la infancia las hace vulnerable a este tipo de personas. Parece inocular un deseo por el desprecio y la falta de autoestima bastante notable. Y ese deseo lo complacen los malotes, los insensibles, los egoistas y los c…
    Por otro lado se inculca en las féminas un ansia por “transformar” a los hombres indomables. Esto influye de manera determinante en la elección de uno de estos tipos, porque permite cumplir esa misión.
    El antídoto, creo yo, está en el pensamiento crítico. En buscar las causas últimas para desenmascarar el engaño.

  28. Aries dice:

    Hola, yo soy un hombre mexicano, aquí se tiene la muy pobre tradición de ser “machos”, aunque sabemos que esto nos vino de la Madre Patria. Esa característica, de ser machos, es tan solo un signo de inseguridad, yo prefiero ser cortés, que esto no quita lo valiente, a mí me queda mejor el ser auténtico, sé que las mujeres son mucho más inteligentes que nosotros (también emocionalmente), por ello confío en que al final ellas, las que valen la pena, se quedarán con lo que deja huella y perdura. Me gusta más la idea de ser alguien con quienes ellas quieran caminar por la vida juntos, como pareja (al parejo, entre iguales), pero una buena cantidad de “guarrería”en la cama siempre será divertido, ¿no?
    Equilibrio y autenticidad, ese es el secreto.

  29. Felix Olmos dice:

    Entonces está claro, ya existe la versión 3.0 del hombre. Se trata del chico bueno mezclado con chico malo. Es una versión del hombre que en sus etapas de la vida ha sabido adquirir lo que la mujer necesita de las dos partes. ¡Es la evolución chicas! Habéis creado al perfecto prototipo de hombre metrosexual dulce y cariñoso a la vez que malo y rebelde. Sabiendo complacer y satisfacer vuestras necesidades. Lo que ocurre es que en sus mejores versiones mejoradas se encuentran con una edad media. Ya no tanto en versiones de veinteañeros.

    1. Felix Olmos dice:

      Muchas disfrutan ya de su versión “Hombre 3.0″ no seais las ultimas… las existencias son limitadas (devido a la falta de cursillos especializados de preparación)
      Pero no os apureis, seguro que llegará el “boom” y empezarán a salir como champiñones por todas partes. Después podreis elegir entre el amplio surtido.
      De momento solo estamos los menos agraciados. jajajajajajaja

  30. cristina dice:

    Que queréis que os diga. A mi me pusieron en su día de jovencita, me ponen ahora y creo que me seguirán poniendo los chicos malos. Lo de la erótica del poder es un imán que me engancha una barbaridad.
    En cambio en casa tenga un chico bueno. De vez en cuando le pido cambiar de rol y nos lo pasamos más bien….

  31. Begoña dice:

    Yo me pregunto si a los chicos también les atraen las chicas malas o si por el contrario, se sienten apabullados ante este perfil de mujer. Bueno, en realidad estamos generalizando un poco ¿no? tiramos mucho de estereotipos, pero vale, en general puede coincidir con la realidad…

    1. Fran dice:

      No puedo hablar por todos, pero por lo que he tanteado en mi entorno, las chicasfatal sólo interesan para un rato, no para tener una relación, porque a los hombres, por norma general, no nos gusta competir con las miradas lascivas del resto. Es un continuo desafío y si para colmo ella es ligerita, pero que peor.

      Fijaros en vuestras amistades, en vuestro entorno, y decirme qué parejas salen para adelante y cuáles no. Me apuesto que entre las primeras ni hay malotes ni hay chicasfatal.

      Saludos.

  32. Escorpio dice:

    Tengo que decir que Raul tiene algo de razón. Pero eso, a mi entender, desde mi experiencia suele ser una reacción de las personas más bien jóvenes( rebeldes por que les toca). Con la edad y con la experiencia empiezas a valorar otras cosas.

  33. Dulcegustosw dice:

    Nadie hablo de House? A mi me vuelve loca :D Debes ser un horror tener una pareja como ese personaje. Yo casi prefiero una persona así de brusca y que te viene de frente al sensible que no sabes por dónde te puede salir.
    Aunque lo perfecto es la pareja de Quelita, equilibrio.

  34. Jose Miguel Martinez Manzanera dice:

    No puedo estar más de acuerdo contigo, Aldara. De hecho, no siempre, pero en la mayoría de los casos, el “gritar” más es una manera de suplir la falta de argumentos. Es un paralelismo, pero que, para el caso, creo que sirve y es bastante gráfico.
    Habría que diferenciar entre el rebelde con el sistema, que no comulga con las decisiones del rebaño y está condenado a salirse de él, simplemente por incompatibilidad ideológica, y el rebelde sin causa, o con la causa de querer esconder carencias, supliéndolas con agresividad, tal y como tú has dicho.
    Es un fenónemo que no sólo está presente en el tema de pareja, sino en muchos ámbitos. Yo me lo encuentro a diario en el trabajo, por ejemplo.

  35. Raul dice:

    Lanzo una pregunta, y no puede ser que la mujer sienta una atraccion hacia algo que sabe que es parecido a prohibido y que seguramente la familia no lo veria con buenos ojos y eso mismo sea lo que le atrae

  36. Noelia dice:

    Me acabo de sentir totalmente identificada con el blog de hoy. Estuve 7 años con un hombre así y os puedo asegurar que me ha dejado marcada para toda la vida. Son encantadores de serpientes, te mienten, te engañan una y otra vez, te suplican que los perdones, que no lo volverán a hacer y en realidad no tienen ninguna intención de dejar de ser como son. Me costó mucho desengancharme a este indeseable pero afortunadamente para mi salud mental, hace un año apareció otro hombre, esta vez de “los buenos” y qué queréis que os diga, estoy más feliz que una perdiz. Me siento amada, deseada, me trata bien, no me miente y he recuperado la paz y tranquilidad que había perdido hacía muchos años. Podría contaros folios y folios de todas las cabronadas que son capaces de hacer. Pero en fin, mejor no recordar.

    1. Anonima dice:

      Tienes razon yo estuve con uno de los malos, pero no le quieria, estaba obsesionado conmigo, yo amaba a otro chico pero el no me dejaba acercarme a el ni un milimetro. Una vez el que me gusta me mando un mensaje que decia:
      Hola, me gustaria hablar contigo. Te espero donde siempre a la anochezer.

      Me veia con el a escondidas el sabia lo que me pasaba pero por desgracia no podia hacer nada hasta que no llegase el “momento” nunca supe que significaba eso.(hasta que lo descubri)
      En total, el “malo” vio el mensaje antes de ir a mi cita, me cogio y me ato con una cuerda en la cama, me violo y me latigo. Yo lloraba y lloraba y el seguia, aun tengo las marcas de los latigazos en la espalda. Me dijo que si se lo decia a alguien me mataria a mi y al chico que me gusta.
      No dije nada, temia a que me hiciera daño, intente que mi madre no viera las marcas.
      Despues de una semana se presento en mi casa “el bueno” en mi habitacion se lo conte todo. Se puso hecho una furia, se levanto y se fue.
      Ya no volvi a ver jamas “al malo” pronto descubri la razon (que no dire).
      Yo soy haora la novia del “bueno” y desdeluego las marcas van desapareciendo, el me trata mejor y para ser un chico bueno en la cama es un fiera.
      Y esa es la historia de con solo 15 años pude sentir como moria por dentro pero un angel me salvo, y haora con 18 vivo feliz. Gracias por escucharme.

  37. Noelia González dice:

    A mi me atraen los valientes, que sean buenas personas y tengan las cosas bastante claras. Pero valientes y fuertes, no tanto físicamente, que también, como psíquicamente.

    Con una persona valiente y fuerte todo es más fácil. Bueno, también me considero así, y si estoy con una persona que no tiene esas características, acabo tirando de los dos, y eso me separa de mi pareja.

  38. Zeta dice:

    Sí, me gustan los chicos malos. No lo quiero remediar. Porque si algo me ha demostrado esta vida es que con ellos sabes a qué juegas y hasta dónde. En cambio, los sensibles “gatitos” son dulces, cariñosos y atentos mientras todo va bien, y se convierten en auténticos felinos comedores de “ratitas” cuando algo se tuerce. Me gusta la sensibilidad, pero sensible ya soy yo. Lo que quiero de verdad, ahora que me acerco peligrosamente a los 50, es un tipo que me apriete fuerte y me haga temblar. De placer, no de miedo. Que me baje del pedestal de la intelectualidad y me trate como a una mujer a la que se desea, se corteja, se protege y se hace “suya” sin cortarle las alas. Algo que algunos chicos sensibles, cultos y amorosos suelen hacer siempre con sus mujeres, porque son “tan perfectos” que nosotras mismas nos devaluamos, subiéndolos al pedestal. Hoy quiero un hombre frente a mi en el sexo y a mi lado en la vida. Aunque no tienen porqué ser el mismo.

    1. diana dice:

      De acuerdísimo. Me encanto, basta una diferencia para q esas tiernas ovejitas se conviertan en lobos y quedes con cara de what? No hay como conocerlos tal cual son y tener pleno conocimiento de donde te estás metiendo!!

    2. Fran dice:

      Creo que te equivocas. El sexo no tiene nada que ver con ser un malote. Puedes ser una persona correcta socialmente, y ser un depravado sexual. No sé cómo te sentaría dar con un tipo que te chulea, que te deja plantada cada dos por tres después de estar dos horas arreglándote, que te miente, que está con otras y te lo oculta a pesar de que sospechas, que se ríe de ti a la espalda y en toda tu cara, que niega tu existencia entre sus colegas, que sólo se acuerda de ti cuando le pica y no tiene otro plan… A eso nos referimos por malote, y la verdad, no tiene nada que ver con que seas o no bueno en la cama.

      Si de verdad eso te pone, confirmarías lo que aquí se escribe.

      1. Nahuel dice:

        Toda la razon del mundo!

  39. Escorpio dice:

    No puedo estar de acuerdo, al menos actualmente. Ya tuve mi experiencia con un “chico gamberro” Ese que destacaba cuando entraba por cualquier sitio. Sobretodo con los de su barrio, él era el que pagaba las rondas. Hoy me acompaña cada dia un chico totalmente contrario. Sensible, Cariñoso y Atento conmigo y con los mios. El tambien destaca. Es querido por todos los que le conoce. Pero por su Simpatia y Empatia con todos los que le rodean. Hoy soy Feliz.

    1. Angelica dice:

      Que lindo. Estoy deacuerdo contigo.A veces me doy cuenta de que algunas mujeres les encanta el chico malo machista y desprecia al mas sensible o con empatia. Parece que premiáramos la violencia. Lugo nos tratan estos mal, y claro como una maestra me dijo y tiene razón: nos tratan como nos dejamos tratar.

  40. Quelita dice:

    Es cierto, a mi también me atraen los “gamberros” pero sólo para el sexo, si hablamos de una relación estable (ahora a mis 36 años) me encantan los hombres con los que és fácil vivir, sensibles, atentos … Y mira por dónde al final, en mi caso, resultó que mi relación estable , sensible, atento….ha resultado ser un gamberro en el sexo…. ;)

  41. LETICIA dice:

    No puede tener algo que ver con nuestro instinto? cuando la mujer necesitaba ser protegida por el hombre, de animales, etc. ? si nosotras estábamos embarazadas, pariendo o con un bebé necesitábamos alguien lo suficientemente agresivo y malo para ser fuerte y que nos protegiera y no alguien sensible. no puede quedar algo de todo eso?

  42. MªJosé Camps dice:

    no se porque será, solo se que solo pensar en los James Dean de esta vida me pone lo suficiente como para estar con los ¿normalitos?

Deja un comentario

Los campos necesarios están marcados