¿Hasta qué punto le puedes negar el sexo (y qué clase de sexo) a tu pareja?

© Sylvia de Béjar
He recibido un email que he decidido compartir (con permiso de su autor) para que, quien lo desee -y espero que seáis muchos, porque el tema es clave- pueda aportar su punto de vista. Mi lema es “de todos aprendemos” y fíjate en la cita que abre este blog: “Cualquiera que haya experimentado algo es más experto en ello que los expertos“, o sea que anímate a dar tu opinión. Eso sí, con respeto; ya basta de comentarios sexistas y mala educación. El caballero expone lo siguiente (lo he editado para acortarlo):

“Cuando los especialistas en sexología habláis de los conceptos “normal/anormal” soléis explicar que “normal” es lo que cada uno considera como tal siempre y cuando haya respeto y consentimiento mutuo entre quienes participan en el encuentro sexual. Hasta ahí puedo estar básicamente de acuerdo. No obstante tengo la sensación de que cuando os referís a la categoría de lo que puede llegar a ser considerado como “anormal” no hacéis referencia al límite inferior, es decir, a la ausencia de sexualidad o una sexualidad con unos límites tan angostos que no permiten disfrutar de ella, sino más bien sufrir por ello.

Me explico. Viví una relación de pareja de varios años en la que uno de los problemas centrales era la sexualidad, pero no por exceso, sino por defecto. Desde el inicio de la convivencia, las condiciones que impuso mi pareja fueron tan estrictas que ni siquiera era posible hablar de sexo (era un tema tabú) y la frecuencia de los encuentros sexuales muy escasa (oscilaron entre una vez al mes y una vez al año, hasta desaparecer).

Aparte de la frecuencia, el resto de las condiciones tampoco fueron fáciles: posturas muy limitadas, silencio y luz apagada, imposibilidad de solicitar variaciones que salieran de la estricta rutina del coito más tradicional, etc. Sin embargo, para ella, esto era lo normal. Yo, en cambio, he sufrido y padecido hasta la saciedaf este concepto de normalidad sexual pues, para mi, ha venido impuesta durante muchos años, y no por exceso, sino por defecto.

En tu libro “Deseo”, en las páginas 256-257, dices que “si no existe coerción y te genera placer, no problem”. Efectivamente, tienes razón, pero es que en mi caso no ha existido coerción, sino restricción y prohibición y eso sí que me ha generado problemas, y a la larga ha acabado generando problemas insalvables a la pareja.

Si alguna vez tienes tiempo y ganas Sylvia, escribe algo sobre “lo anormal por defecto” que alguien seguro lo está padeciendo y se sentirá aliviado al saber que no es el único/a. Saludos y gracias”.

Mi respuesta: subiré mi comentario fijo, pero primero me gustaría que los usuarios de esta web opinen. Mi pretensión es hacerlo como una/o más. Para dar un empujoncito, propongo algunas cuestiones, pero sois libres de escribir de lo que os plazca:
– ¿Hasta qué punto le puedes negar el sexo a tu pareja?
– ¿Qué sexo se le puede negar? ¿Prácticas? ¿Límites?
– ¿Hasta que punto hemos de aceptar una negativa?

No me falléis, ni le falléis a este caballero, con el que seguro se han identificado bastantes usuarios ¡y no sólo hombres!

135 respuestas a “¿Hasta qué punto le puedes negar el sexo (y qué clase de sexo) a tu pareja?”

  1. Daniela dice:

    Hola escribí hace un tiempo mi situación.. tengo 25 años ,yo me había decidido a dejar a mi novio..nunca tenía ganas de estar conmigo.. no aguantaba más esa horrible situación.. me insistió tanto me pedía otra oportunidad que le dije que la única posibilidad era que fuese a un psicólogo y vea cual es su problema.. increíblemente lo hizo.. y después de un tiempo volvimos… casi que diría que es otra persona.. nunca mas me rechazo. . Yo les quiero decir que fue tan horrible lo que tuve que pasar que ya no quería estar mas con el.. si yo no me hubiese puesto firme el nunca se hubiese tomado en serio la situación.. realmente sintió que me perdía y cambio pero no saben lo que le costó.. por favor pónganse firmes nadie tiene por qué ser rechazado!!! Te arruina el autoestima.. y si no cambian será que no es la persona indicada.. la vida es una sola! ! Adelante piensen en ustedes !! Nadie vivirá por ustedes.. ni sus hijos !! Ellos luego harán su vida.. y que hay de ustedes ? Muchas fuerza. . les habla alguien que vivió este proceso que fue una tortura en su momento y por el cual JAMÁS volvería a pasar.. ni por el ni por nadie.

    1. Daniela dice:

      Otra cosa a las mujeres particularmente les recomiendo el libro ” mujeres que corren con los lobos” de pinkola estés. A mi ese libro me abrió una puerta enorme.. fue un antes y un después..

  2. Sandra dice:

    YO VIVI UN MATRIMONIO DE 13 AÑOS Y EL NUNCA QUERIA TENER SEXO Y CUANDO LE DECIA ALGO EXPLOTABA Y SE IBA … Y SIEMPRE ERA ESE EL PROBLEMA.. NUNCA QUERIA ESTAR CONMIGOY LAS POCAS VECES ERA MUY DOLOROSO.. Y JAMAS SENTI QUE ME DESEARA.. Y DE LAS 13 AÑOS SOLO TUVIMOS SEXO 15 VECES

    1. KIRE dice:

      Hola Sandra,
      Quizas puedas darme una idea ya q pasamos por el mismo desafio. Que hacias o haces para seguir con tu relacion, (13anos) a pesar q sentias incomoda, .. en realidad no se q hacer con mi esposa, eh i tentado todo y nada…y no quiero dejarla por q mi hija sufriria. Gracias por tu consejo. Cuidate

    2. manuel dice:

      No entiendo si uno elige mal a la pareja, yo voy a cumplir 4 años de casado, y cuando le digo a mi esposa que tengamos relaciones, siempre es lo mismo, que no tiene ganas, que otro dia, que esta cansada. Le he dicho que mi autoestima esta por el suelo, y cuando lo hacemos es como si fuera una muñeca o un saco de ropa, realmente no le quiero ser infiel, pero me hace daño el no sentirme deseado o atractivo, incluso me hace sentir que tiene asco de mi, ya no se que hacer pareciera que fueramos solo compañeros de habitacion. Es frustrante sentirme asi, no se que hacer.

  3. Anonimus dice:

    Tengo un amigo con el cual perdí la virginidad, hemos tenido encuentros casuales (él ha sido mi única pareja sexual) ambos sabemos que no podemos enamorarnos eso si lo hemos dejado claro los dos, últimamente he querido tener sexo con él e intentar cosas nuevas 🙁 pero siempre sale con algún tipo de excusa y eso me hace sentir terrible, no se si estoy muy intensa o simplemente se aburrió de mi… eres mi único amigo solo dímelo.

  4. Carlos dice:

    En mi caso luego de varias charlas que se dieron cada una después de ciertos intervalos sin sexo, cada una de las cuales tenía como respuesta una causa diferente, al final en la última hasta ahora ella dijo ser la causa del problema, dice que tiene problemas con su cuerpo, como que tiene complejos con algunas cicatrices y esas cosas, pero aun después de insistir le que lo hable con alguien para solucionarlo no hizo nada al respecto. Y así seguimos, después de un año y varios meses sin sexo tuvimos un par de encuentros y ahora ya hace unos 4 que volvimos a no tener sexo, en estos 4 meses es que se dio la charla. Yo ya estoy desesperado, me da angustia, bronca, a veces siento ansiedad, ya no se que hacer, ella acepta ser el problema, pero no intenta darle solución.

  5. Maca dice:

    Mi problema es que mi novio no quiere tener sexo conmigo lo he intentado todo TODO hasta ofrecerle conmigo y otra chica y nada de nada esto lleva así desde antes de hacer un año de pareja y ya llevo casi tres y no se que hacer si expresas decían que en la cama era una diosa y no entiendo la actitud de ni pareja no soy una persona que sea desagradable físicamente al contrario y he hecho de todo no entiendo que puede pasar. Necesito que alguien me ayude porque no puedo más esta situación ya afecta a mi estado psicológico.

    1. manuel dice:

      Hola buena noche, si solo son novios, ve pensandolo bien, antes de casarte, porque una vez asi, la falta de sexo afecta enormente la relacion, te lo digo por experiencia, yo antes jamas inmagine contestarle mal a mi esposa, pero desde que ella se niega y evade que tengamos relaciones, ya no es lo mismo, hace dias esta molesta, me dijo que si queria saber cual era el motivo, y le dije YA NO ME INTERESA SABER, la falta de sexo me ha hecho portarme asi, pues me hace sentir despreciado, mi autoestima de hombre anda por los suelos, se que fisicamente soy atractivo, pues antes de conocerla tuve otras experiencias que me hacen preguntar si hubiera sido otra mujer la que debia haber elegido, pero pues no puedo retroceder el tiempo, y ahora ya no me importa lo que venga, pues estoy decepcionado de mi vida sexual, como dijo un psicologo, un matrimonio puede subsistir con mal sexo pero no sin el, piensalo bien si es la vida que vas a querer vivir o elegir a alguien que realmente te ame. Pues que lo desprecien a uno no creo que lo haga alguien que dice que te ama. Yo estoy harto de esto.

  6. Canela dice:

    Mi caso es muy triste, pues me enamore de un hombre, que me bajaba la luna y las estrellas, al principio era muy lindo y siempre pense que el hecho de no pedirme tener sexo era porque me respetaba, siempre decía que sería después de casarnos, y lo acepte y lo entiende como una señal de amor hacia mi.
    Después que nos casamos, tuvimos sexo, pero fue una horrible experiencia, él fue muy egocéntrico, quería que lo besen lo abracen, pero el no hacía nada conmigo, un egoísta total. Las relaciones eran muy esporádicas, cada mes o cada dos meses, o tres, ya ni me acuerdo cuando fue la última vez que lo hicimos. Estoy a punto de separarme de él, es un egoísta, he hecho de todo, para tratar de solucionar esto, hasta logré que ingrese a un grupo religioso, a ver si Dios nos ayudaba, pero lamento contarles que no tiene ninguna voluntad, perdí la esperanza, y ahora quiero salir ya de esto!! ya no lo soporto!!

  7. liz dice:

    Al parecer no soy la unica con este problema llevo 13 años casada y toda mi matrimonio he sufrido de ganas y de sentir satisfaccion pero mi esposo me la niega he pensado aveses que es su edad el tiene 40 y yo 33 pero siempre asido asi cuando el quiere .si tengo ganas tengo que olvidarme pues yo se que me va arrechasar pense que era yo pues avia engordado he bajado de peso tanto que mis amigas dicen que me veo muy joven y nada el como sin nada nunca le he sido infiel pues soy de la antigua de ser fiel pero cadadia me desespero aveses ago fantacias en mi cabeza de como el me tocaria pero trato de apagarme pues el me rechaza he ablado con el muchas veses y me dice que no tiene nada aveses me siento mal pues en la calle o tienda in hombre me mira diferente megusta y yo se que esta mal y me da tristeza sentirme asi

  8. Unomas dice:

    Ufff…

    Después e leer miles comentarios, decir que básicamente cada persona es un mundo, y la intensidad sexual y/o de amor que se sienta hace que los límites inferiores o superiores difieran entre personas, además de otra variables, familia, comunicación, religión :).

    Para mi lo peor del sexo es la limitación que pueden las personas ponerse en sus relaciones limitando las de sus parejas.

    Yo tengo novia, tenemos sexo ahora a los 12 años de relación una vez a la semana y cuando ella lo decide, yo difícilmente tengo éxito cuando lo busco, tengo la sensación que ella viene cuando ya cree que toca para que yo no rechiste. Sexualmente ella tiene sus orgasmos, y disfrutamos pero no para mi no es suficiente ni intenso…

    Yo me considero muy liberal, no creo que el sexo en pareja sea bueno eternamente y menos en relaciones superiores a 5 años, 10 ó 20, si que disfrutas el sexo, pero no con el morbo que te daría probar una chica/o nuevo, o hacer intercambios, envido realmente la gente que no ve su pareja como una posesión, sino como amigos que después de un tiempo deben buscar otras experiencias…sin miedo a perderla, porque muchos de aquí según leo ya lo/a han perdido.

    Mi novia es de la teoría que las chicas hacen el sexo oral por nosotros, que a ellas no les gusta, y ni siquiera quiere que se lo haga yo, en ambos casos es temas de que saliva, higiene, etc…de las que como diría mi madre son muy asquerositas, jjejeje.

    Es jodido, quieres a un persona, te encanta su familia, pero estoy harto de decirle que no me gusta nada que solo follemos cuando ella quiera…, aunque en sexo tengo..no estoy tan mal como algunos de este foro..:), pero nunca imagine con lo que he sido que iba soportar el egoísmo de mi pareja de tener yo que adaptarme a su vida sexual…y menos con excusas de cansancio, o reglas, o mira que horas…

    Resumen, cada vez habrá más infieles. Cuando queráis organizamos una orgía y nos quitamos la espinita…

    1. Diana dice:

      Que curioso ver el punto de vista de cómo se sienten del otro lado. El problema radica básicamente es escoger personas diferentes a uno. En mi caso nunca me ha gustado el sexo. Cedí porque quería una familia y se que ningún hombre aceptaría mi condición. Hoy día tengo un esposo maravilloso y trato de complacerlo pero me siento miserable cada que lo hago. No me gusta que me toque ni nada que lo lle e a una e citación así que lo evito lo que más puedo. La diferencia con otros comentarios es que no siento deseo por nadie más, esa es mi naturaleza. Podría vivir sin relaciones sexuales porque mi cuerpo no me lo pide. Hasta que punto debemos tolerar el deseo del otro por encima de uno mismo?. Creo que el error fatal es dejar de ser quien eres. Eso anula el autoestimA

      1. Lala lupsy dice:

        Eee Diana, imagínate que soy igual que tu y por fin encuentro a alguien que se sienta igual ami respecto al sexo, eso no quiere decir que somos lesbianas, sólo que el sexo no es de nosotras, saludos.

    2. Luna dice:

      Jajajaja, me apunto a la orgia

      1. manuel dice:

        jajajaja, de que pais son ? mexico aca

      2. Gi dice:

        Yo también

  9. Isma dice:

    Sinceramente, creo que intentar encontrar respuesta a nuestras dudas sobre el sexo entre una pareja. Hay tantas visiones y gustos en el sexo como personas en el mundo y todas son diferentes. Después de estar sola toda mi vida, empecé a salir con un hombre, pasados los 40. El había estado solo con su ex y yo era virgen. La primera vez que nos acostamos, fui a su casa y me metí en su cama. Lógicamente, no hubo coito porque yo estaba intacta y muy nerviosa pero desde el primer segundo me entregué a el. Tuvimos sexo casi todos los días y sin inhibiciones de ningún tipo, claro está, paulatinamente. Después de dos años, seguimos deseándonos casi hasta mas que antes. A veces, tengo fantasías con el y otros hombres y mujeres pero no lo compartiría ni lo cambiaría nunca. Creo que todo lo que nos ocurre es normal, somos débiles y las tentaciones son muchas pero siempre que tengamos claro que amamos a nuestra pareja por encima de todo, es perfectamente válido todo. Un beso y mucho amor y respeto.

  10. Mirian dice:

    Yo contare mi experiencia, la cual podria ser util para alguna chica. Soy una chica lesbi muy activa. Necesito practicar sexo con bastante frecuencia. En los ultimos años, la mayoria de las chicas con las que tengo sexo, son casadas o con pareja, entre los 32 y 48 años de edad, mas o menos.
    La mayoria me comenta que el sexo con su pareja ha disminuido o casi desaparecido, precisamente a una edad en que nuestra sexualidad se encuentra en el punto algido. Al descubrir el sexo lesbico, parece como si volvieran a nacer sexualmente. Todas suelen repetir y la segunda vez que estas con ellas, las encuentras completamente diferentes. Alegres, mas activas y sonriendo a la vida. Algunas me dicen que ese estado mental ha hecho resurgir la relacion con su pareja. Por ciertos, algunas de las parejas son conocedoras de la nueva actividad de su chica y otras no.
    No soy sicologa y me limito a constatar la realidad que vivo, con mucha mas frecuencia de lo que se pudiera pensar.

  11. Gabo dice:

    Me parece que lo mio es distinto, tengo una mujer preciosa con la tengo una piel, que me encanta y después de 23 años de pareja yo le haría el amor todos los días, y ella no se resiste y lo disfruta y siento sus orgasmos, pero me incomoda q no me manifieste ella deseo, me he propuesto no buscarla por unos días para ver su reacción, pero termino cayendo en el deseo de amarla, soy un lindo tipo, deseable y se que ella lo siente así, pero no me satisface el hecho de que no me busque. Tengo muy claro que tenemos una secuencia mayor que la media, y siempre hemos tenido ese ritmo alto; no hemos tenido chicos, por decisión previa. Desde que le hicieron una histerioctomia y con menopausia y todo ella siempre a aceptado hacer el amor, pero me molesta que no exprese deseo, Obvio se lo he dicho a ella, y esto no es más que un poco de catarsis

  12. DANTE dice:

    Hola Soy Dante y quisiera compartir mi experiencia.
    Llevo ya casi 3 años con mi pareja y en el trayecto de toda la relación jamas hemos tenido una relación sexual por sus creencias religiosas que las respeto. Yo la amo, no le he sido infiel pero en ocasiones me siento frustrado cuando llego a ese punto de querer intimidad me niega, y me dice que es pecado que todavía no es tiempo!!, hasta el punto de evitar vernos muy seguido reprimiendo lo que realmente deseamos.

    1. Merolin dice:

      Hola, he leido tu comemtario y me sorprende grandemente que tu Esposa Te niegue el Sexo por motivos religioso. Yo soy una mujer 35 años doy mi Vida por el señor mi Dios Jesus. Pratico la religion arduamente y todavia no he visto ni oido decir ni a Dios ni a Los profetas mandar a que una pareja le niegue el Sexo a la otra. Si embargo la biblia dice en 1 Corintios 7:Acerca de lo que me habéis preguntado por escrito, digo: Bueno le sería al hombre no tocar mujer. 2 Sin embargo, por causa de las fornicaciones tenga cada uno su propia mujer, y tenga cada una su propio marido. 3 El marido debe cumplir con su mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con su marido. 4 La mujer no tiene dominio sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido dominio sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración. Luego volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

    2. Merolin dice:

      Proverbios 5: 18 (LBLA)
      “Sea bendita tu fuente, y regocíjate con la mujer de tu juventud,…”.

      Tu esposa debe ser una fuente de bendición para ti. La Biblia ordena que te alegres con la mujer de tu juventud, no con las mujeres.

      Tu mujer debe ser tu amante, los maridos tienen amantes porque nunca hacen a su mujer su amante ni su amiga. Debes buscar en tu esposa todo lo que necesitas, la razón por la que hay muchos divorcios es porque los maridos no han hecho a sus esposas sus amigas.

  13. Leia dice:

    Hola, tengo 32 años y mi pareja 33, y jamás pensé verme en esta situación, pero si, aquí estoy, en una relación de más de 5 años y con excasas relaciones sexuales (1 vez cada dos meses con suerte). El primer año todo era fantástico, nunca fue una máquina sexual, era de los de uno y a dormir, pero se prolongaba bastante en el tiempo y teniamos una conexión espectacular, así que no le daba importancia a la cantidad en aquel momento. Al pasar el primer año, fui al ginecólogo y me enteré que me había contagiado el papiloma, cosa que por cierto no me había dicho que tenía… A partir de ahí todo fue en declive, las relaciones se fueron espaciando en el tiempo h casi siempre lo buscaba yo. Me enteré que su ex se lo había contagiado y él se quedó con una especie de trauma que nunca ha superado. A esto podemos sumarle, el efecto del finasteride, tratamiento que tomaba para la caida del pelo y que en teoria provoca bajada brutal de libido, problemas de erección y otros muchos trastornos del sexo. En su momento, achaqué el problema a las pastillas, pero hace unos 8 meses que las dejó y el problema sigue igual sino peor… A día de hoy, tenemos relaciones solo si yo lo busco y el 90% de las veces me rechaza, no me pone ninguna excusa, solo se aparta o se levanta y se va. Noto que evita cualquier momento en el que pueda haber intimidad, nunca ha tenido erecciones espontaneas (despues de ese primer año) que es algo que me parce curioso…
    Le he pillado porno en el ordenador, y lo hemos hablado, me dice que todos los chicos ven porno y que es algo normal, a lo que yo respondí que me parecería normal si tuviera relaciones conmigo, pero no es así.
    He hecho de todo, comprar ropa y lencería sexy, insinuarme de todas las maneras posibles, proponerle hacerlo en todas partes… Todo el ridiculo que una mujer puede hacer mendigando por sexo y NADA ha funcionado. He optado por no perder más la dignidad e intentar no tomar la iniciativa, pero si no lo hago, no tendriamos relaciones NUNCA. Cuando las tenemos son muy muy buenas, y noto que él disfruta tanto como yo, es por eso que no entiendo esta situación. Lo he intentado hablar muchas veces, pero se niega, o me dice que no le pasa nada, que siempre estoy con lo mismo, o que no es el momento de hablar de eso. Por todo lo demás la relación es estupenda, nos llevamos genial y compartimos un montón de cosas, no me veo con nadie mejor que con él, pero esta situación me tiene angustiada y frustrada, lloro cada día y me levanto y me acuesto pensando en cual puede ser el problema. Estoy bastante desesperada y con muchos hombres diapuestos a darme lo que me falta, aunque no sería nunca capaz de ser infiel. Espero que alguien pueda echarme un cable, o una soga al cuello mejor! Jajajajajaja

    1. Jose M. dice:

      Hola Leia, queria comentarte que eso mismo me pasa a mi siempre con mis parejas, es horrible y estoy desesperado ya que pienso que nunca voy a ser feliz, y ellas no lo van a ser conmigo. He ido a psicólogos, psicoanalistas, etc… y nadie me sabe dar la solución.
      Cuando empiezo una relación, es todo fantastico, sexo a diario y espectacular, pero cuando pasa el tiempo esto poco a poco por mi parte se va enfriando hasta llegar el momento que no me apetece nunca, solo cuando hemos tomado drogas.
      No creas por esto que tu novio no te quiere, estoy seguro (por lo menos a mi me pasa) que el sufre esto a diario, comiendose la cabeza y pasandolo mal, per es tal la verguenza que da, que siempre se intenta evadir de estos temas de conversación.
      Incluso si alguna vez me ha apetecido, me ha dado mucha vergüenza tomar la iniciativa.
      Creeme cuando te digo que se que lo estarás pasando fatal, pero el que no te quepa duda que está igual que tu.
      Es una gran putada, pero ya te digo que he ido a varios especialistas y nadie me soluciona el problema.
      Ojalá se solucione lo vuestro.
      Un abrazo para los 2.

      1. laia_landia dice:

        Paso por la misma situación desde hace más de 6 años. Mi esposo no me desea, no me necesita, no me acaricia ni busca ningún tipo de contacto cariñoso. Al principio sí, exactamente como explicas. He pasado por todas las etapas de enfado, rabia, frustración, trsiteza, llanto…hasta casi tomar decisiones drásticas. Pero por otra parte me demuestra que me quiere a cada momento, con él me siento protegida, querida, acompañada, respetada, comprendida. Mantenemos una relación de familia en casa casi perfecta, una convivencia genial y eso lo valoro mucho pues paso de los 40, viví un matrimonio anterior y sé que lo que tenemos es muy difícil de encontrar. Vivimos con amor pero sin pasión, ni deseo…y soy una mujer sexual, necesito de contacto, necesito de abrazos y caricias. Es doloroso, pero he escuchado otras opiniones, de amistades o de sitios como este, y cambiar de cambiar no me asegura encontrar algo mejor, y tampoco quisiera perderlo…es terrible sentirse así, con el tiempo llegas a tolerarlo, a acostumbrarte y creo que es peor aún. Ya no lucho, solo lo dejo estar. Y yo siempre fui luchadora, batalladora, y sentir que es una batalla perdida me hace sentir peor, mucho peor. Pero otro rechazo sería una catástrofe, así que ya no lo busco.

  14. Cyndy dice:

    Hola, yo con mi pareja, llevo mas de 2 años, en realidad, sesualmente somos activos, y no tenemos ningun inconveniente ya que siempre la pasamos muy bien, somos muy descomplicados frente a todo y en realidad el me da gusto de lo que quiera o no quiera hacer, considero que el unico inconveniente es que el es mayor 12 años que yo, y tiene la costumbre de ver porno, ya lo hace a mis espaldas, y en realidad es como si es me pidiera que tenga el mundo que yo no he tenido, me he molestado, ya que el inconveniente no es que vea porno, la molestia es que no me lo diga y me lo oculte, la verdad pisa mi autoestima, y como mujer me siento muy poca ya que puedo decir abiertamente que sexualemente lo complasco en TODO, todo es todo, mi pregunta es que necesidad tienen los hombres con ver porno?, y mas cuando su pareja les llena?, si alguien me respondiera algo coherente quizas logre comprender un poco más, ya que es muy confuzo todo!

    1. Andrea dice:

      Hola Cindy. No solo los hombres ven porno. Y no tiene nada que ver con que estén satisfechos con su pareja o no. Es simplemente un impulso, un hábito díficil de controlar, si pudieramos ser más abiertas e intentáramos comprender más la mente del hombre, tendríamos una excelente relación.

      A ver, estoy en desacuerdo con que tu pareja no te diga que la ve. Aunque puedo entender cómo se siente él y porque no te lo quiere decir, pero sabes qué? Pensemos por un momento las veces que nos baja la menstruación y qué sentimos. Primero, nos sentimos calientes, aveces deseadas y con ganas de mirar porno o sino de tocarnos un poco. Imaginate si sintieramos eso todos los días. Sería exactamente lo mismo lo que le pasa a los hombres. Y es normal, masturbarse es normal, buscar contenido sexual es normal.

      Intenta sincerarte con tu pareja, expresarle tus temores, por ejemplo, los míos fueron:
      – Temo a ser insuficiente
      – Temo a que te vuelvas adicto a el
      – Temo a que te pueda llevar a ser infiel
      – Temo a que después no sientas ganas de tener relaciones sexuales conmigo.

      En fin, esos fueron los temores que le exprese a mi pareja, y él me aclaro cada uno. Y establecimos un lazo de confianza aún mayor al que teníamos.

      De hecho te contaré algo personal. Soy fan del actor porno Nacho Vidal. Se lo conté a el y ahora esta más dispuesto en variar y jugar conmigo.

      Y que el lo vea lo ayuda a desestresarse, a aprender y a querer experimentar más conmigo.

      Por favor no cierres el tema con tu novio. Hablenlo y exprésale tus temores.

      No pensemos que en alguna parte del mundo habrá un príncipe azul que solo te deseará a ti y solo te mirará a ti.

      Eso sí, buscar tentaciones en la vida real estoy en desacuerdo, y también estoy en desacuerdo en acosar a las mujeres con “piropos” en la calle.

      pero ver porno? Totalmente normal, siempre y cuando él tenga control de el.

      1. L dice:

        Hola, bueno he leído tu respuesta al problema del porno. Mi opinión es distinta a la tuya. Llevo 6 años con mi pareja, él es 8 años mayor que yo. Desde que estamos juntos jamás ha visto porno, de hecho yo se lo he propuesto y su respuesta es que está completamente satisfecho con lo que hacemos. Tenemos muchas relaciones sexuales y bastante frecuentes. He ofrecido que censos porno juntos para implementar nuestra vida sexual, le he ofrecido de todo (tríos, otras personas) en principio por mi propia inseguridad pero durante 6 años ha respondido lo mismo, incluso ahora dice que por nada del mundo me compartiría.

        Lo siento, me alejo del tema, lo que quiero decir es que si alguien está satisfecho con la vida sexual que tiene, no tendría por qué estar viendo porno a escondidas. Y si, hay hombres que no ven prono y solo te desean a ti y solo a ti.

        Lo que yo haría sería y hablarlo con él, ofrecerte a ver el porno con él (si lo haces puede que la mayor parte de las veces que os pongáis no acabéis viendo el porno).

    2. Sam dice:

      Te pido ne respondas esto para ayudarte mejor, tu pareja te ha propuesto nuevas posturas o experimentar algo nuevo y tu lo has aceptado o siempre lo has rechazado y el lo mismo te ha rechazo algunas cosas a ti. Hay que saber diferenciar que el hombre tiene mucho mas deseo sexual que las mujeres por eso es bien raro que una mujer voltee a ver el pene o el trasero al hombre en la calle. El porno no es malo en exceso si, solo que las mujeres disfrutan menos viendo a otros teniendo sexo, en todo caso trata que disminuya la adicción a eso si es exagerado sino la que estaria exagerando serias tu. Saludos.

      1. pandora dice:

        Eso de que los hombres tienen mas deseo sexual que las mujeres es incorrecto de hecho se han realizado pruebas que demuestran que los hombres y las mujeres tienen el mismo deseo sexual, quiza el “problema” sea que no lo necesitamos en el mismo momento que los hombres o que no nos llame la atencion las mismas cosas.

      2. Lena dice:

        Hola tengo 24 años mi pareja 32 tenemos casi 4 años de relación, somos muy activos sexualmente, pero el por sus experiencia legusta o esta más seguro y decidido en algunas cosas como: experimentar ya sea tener relaciones mientras otra pareja nos observa o masajes ….
        Yo sí quiero hacer muchas cosas (de las cuales ya hemos hecho algunas) pero no todo a la prisa y se lo he explicado pero se hace el que me entiende y luego de un tiempo(un mes) vuelven las búsquedas en Internet ya sean personas que se dediquen a dar masajes o que quieran mirar etc…
        La verdad que me siento precionada, pero ya de tanto explicarle tampoco quiero decirle que no o poniendo peros.

        Una de las cosas que me incomodan es que demuestra estar más interesado en pagarle a una pareja o coordinar cualquier tipo de encuentro de este tipo a pensar en tener unas vacaciones ya sea viajando a otro lugar o estar un fin de semana en algún hotel…. Lo digo porque estas cosas no son de gratis! Para ser más claros mi posición económica desde el principio de la relación ha sido más estable ya que él hace trabajos por cuenta propia ósea nada fijo. Al ahora de resolver cualquier problema económico nunca tiene nada ahorrado y ahí salgo yo a salvarlo, aparte de mis deudas… Mis vacaciones pasadas no pude hacer nada ya que por tal motivo no estábamos preparados, Estas próximas vacaciones van por el mismo camino! Y la vdd pensaba correr los gastos de los dos ya sea en un hotel, pero decidí que no, prefiero no hacer nada.
        También hemos tenido problemas ya que estudio y trabajo, luego al salir de mi trabajo tengo que llegar a mi casa, cambiarme e ir a verlo. Dicha rutina muchas vcs me agota bastante y lo último que deseo es tener sexo o que me despierten para lo mismo. Cuando digo que me siento cansada es que ya 7am estoy camino a estudiar, 3pm estoy en mi trabajo hasta 11p que salgo en lo que llegó a su casa 12:15 0 12:30am y regresar a la mía 4-5am… ( todavía capaz de exigir el mismo rendimiento que en un principio cuando aún no estudiaba)
        Para no hacer más larga la historia me incomoda que se pase buscando en la Internet para hacer y planear dichos encuentro que no son gratis y no preocuparse por otras Cosas que no sea solo sexo!

        Ah aún no vivimos juntos, ambos vivimos con nuestros padres ( por la razón de que siempre surge algún problema que atrase las cosas $$)

        Prefiere gastar $80 en dichos deseos en vez de pensar y decir no, mejor adelantamos esto!

        No digo que todo sea deudas, trabajo, vacaciones pero hay que tener prioridades.

        Todas esas cosas me desaniman (no sé si estoy en lo incorrecto)

    3. Rodrigo "El Cid" dice:

      Hola Cyndy, me atrevo a comentar ya que en mi relación tenemos un alto nivel de actividad séxual y de vez en cuando veo porno, la miro por dos razones, lo que busco en el porno es lo que me gustaría tener en mi relación con ella pero por cualquier situación no es frecuente, entendí que si tu pareja te pide algo y tú lo niegas o hay que pedir demasiado para conseguirlo la sed de esto se vuelve grande si eso fuera cotidiano tal vez no sería tan frecuente el deseo.
      La otra razón es el tiempo, si acostumbran ciertas actividades previas como masaje o inician con una posición que tal vez no propuso el es una buena razón para atender tu gusto instantáneo con un video y salir pleno para el evento más tarde jeje
      El humano es orgulloso por naturaleza eso podría ser también una razón de ver porno, y se me ocurren muchos ejemplos del orgullo que podrían orillarte a buscar alternativas de tu pareja.
      Espero te sirva de algo mi comentario, que tandas un lindo día

    4. Orense dice:

      Hola,

      tal vez podrías oír el siguiente programa de radio donde hablan de “Pornografía y tu marido”:

      http://www.marthadebayle.com/sitio/md/radio/pornografia-y-tu-marido/

      Saludos

  15. Daniel dice:

    Hola. He cumplido 51 años. Estoy casado y tengo dos hijos. Me casé al 100% de entrega e ilusión. Pero, desde la noche de bodas, experimenté que físicamente, ella y yo no encajábamos. Desde el principio fue imposible tener relaciones normales porque ella padecía vaginismo severo. Nunca he tenido la experiencia de una penetración, de una relación sexual completa con una mujer. Como era la única chica con la que había mantenido relaciones sexuales, los primeros meses de matrimonio fueron amargos y confusos. ¿Quién fallaba?. Era ella? Era yo? Era la combinación?. Dos años después terminamos en un quirófano para una himenectomía, con la mirada resignada del ginecólogo, que las pasaba canutas en las exploraciones. Tampoco se resolvió nada con la operación. Teníamos relaciones, si, pero parecía más una maniobra de amarre a puerto de un portaaviones que sexo placentero. Pasamos por la consulta de una sexóloga sin resultados. Y yo no comprendí entonces, que el único impulso que motivaba a mi mujer a buscar relaciones era culminar el “proyecto” de quedarse embarazada como fuera. Sucedió dos veces, con muchas dificultades, teniendo eyaculaciones en la “puerta” de la vagina, y sin aceptar nunca otras posibilidades de experiencia sexual … por “guarras”. Después de concebir a mi segundo hijo en estas condiciones, pues se acabó. Durante los últimos 10 años no ha vuelto a buscar una relación sexual, y cuando hemos tenido ocasión, a lo máximo a lo que llegamos es a una masturbación mutua rápida y a dormir, quizá en tres o cuatro ocasiones durante este tiempo. Su papel “sensual” y “erótico” en la relación siempre ha sido -10. Tanto en la ropa que usa como en el modo de usarla y quitársela, no hay nada que te ponga. Nunca le ínteresó el sexo. Nunca hemos sido amantes. Tuvimos el sexo que pudimos, con grandes dificultades cuando ella quiso quedarse embarazada. Después, cuando aceptó que el segundo era el último, selló esa parte de nuestra relación, la física, armando un discurso basado en la culpabilidad, (yo vivo ya muchos años en un cabreo oculto y explícito grandísimo y nuestro matrimonio es frío y distante). Sus convicciones religiosas, idénticas a las mías, refuerzan su posición. Supongo que el inmenso afecto que tengo por mis hijos, y el negro futuro económico que sucedería a nuestra separación son sus únicas anclas para retenerme. Tampoco hay que olvidar la fuerza con la que retiene un posible separación el ecosistema social al que pertenecemos, católicos, de excelentes amigos comunes, la familia, etc. Ella defiende su modelo de matrimonio y sufre por la soledad que padece, porque yo no la correspondo dentro de sus “reglas”, entre las cuales, no tener sexo es normal en todos los matrimonios. Pero no va a mover ficha a pesar de muchas conversaciones “fuertes”, propuestas de terapia de pareja que ella podría llegar a aceptar in extremis, pero con nula convicción por su parte. Yo estoy sufriendo muchísimo, porque he comprendido tarde que nuestra relación física está quebrada para siempre. He recurrido a tener una vida clandestina, donde tan sólo he llegado hasta frecuentar centros de masaje erótico con terminación manual, porque creo que no podría tener una penetración normal a estas alturas ni con viagra, y mis convicciones personales me lo impiden. Y vamos tirando para adelante, día tras día. Disculpad por lo extenso del post, pero he intentado ser los más sintético posible al describir mi experiencia, de la que me siento responsable, a partes iguales con ella, por no tener el valor ni la contundencia suficiente para poner remedio o fin a esta situación. En fin, gracias por vuestra atención, y ya sabéis … estas cosas pasan!

    1. Diana dice:

      A mi me pasa algo similar a tú esposa.. El gran problema es que estámos cómodas sin relaciones sexuales y ante la opción de mejorar buscando ayuda la respuesta es un no rotundo porque no existe el deseo. Créeme que no sólo es difícil para ustedes. Para nosotras también porque jamás van a comprender lo que nos pasa. En mi caso debo ceder porque mi esposo es u gran hombre y me siento mal de rechazarlo tan seguido pero al final me siento miserable. Es una situación muy compleja

  16. luigi gales dice:

    Hola mi nombre es Luigi y mi caso es parecido al de muchos y muchas que han escrito aquí, tengo 14 años con mi esposa y un hijo de 11 años, y el problema es de ella que no le apetece el sexo hemos estado hasta un año sin sexo y para mi es frustrante tanto que para ya no sufrir me paso convenciendo a mi mismo que esto ya no tiene solución y que lo mejor es resignarme y aceptarlo aunque hay momentos en los que exploto, fuimos a una especialista mi mujer prometio cambiar y al tiempo volvimos a la misma situación yo lo que he decidido es masturbarme todos los días, para mi esto ya no tiene solución , la quiero y nola quiero dejar pero uno de estos días se me van a mamar las agujas y voy a salirhuyendo de esta pesadilla .

  17. Ester dice:

    Hola a tod@s. He estado leyendo vuestros comentarios. Soy una chica de 33 años. Me considero una mujer muy sexual. Pero no todos los hombres me atraen de la misma manera. Hay hombres que despiertan un profundo deseo sexual en mí y otros que no. Si hay atracción sexual yo no puedo besar a un hombre que me atrae tanto sin tener sexo con el. Ahora estoy con un chico y es darle un beso y me pongo como una moto. Acabo teniendo sexo con el a todas horas. Jugamos, nos hacemos masajes y seguimos disfrutando de nuestros cuerpos y de sexo que es maravilloso. Unas velas, un poco de música, caricias… Y puedo decir que yo no aguanto ni una semana con un hombre que no me meta caña. Si me rechaza lo aparto. Porque yo valgo mucho como para vivir a medias. Es que ni me lo planteo. Corto por lo sano y busco lo que quiero en mi vida. Aguantar tonterías es de ser cobarde. La vida pasa. Siempre hay personas que llegarán para darte lo que precisas si buscas y luchas por lo que quieres y sobre todo te valoras. Un saludo!

    1. Veronica dice:

      Esther, miles de bravos por ti!!! Eres una mujer valiente, segura, y que lucha por lo que quiere! Cuánta razón tienes, vive, es admirable tu valentía ojalá yo tuviera la misma aunque sea un poquito sin que el sentimiento de culpa y vergüenza, y de miedo me invadan… Ole x ésa mujer valiente!

    2. Isabella dice:

      Me gusta tu manera de pensar te felicito..me gustaría pensar igual

  18. Daniela dice:

    Hola tengo 24 años mi novio 28… viviamos cada uno con sus padres aún.. mi problema es que más allá de que nos veíamos en la semana sólo los sábados es cuando hacíamos algo hasta tarde y podíamos tener oportunidad de estar juntos.. el siempre tenía un problema.. que no había dinero.. que un “telo” no le gusta, que había que levantarse temprano etc.. esto no era todos los sábados pero si un sábado estábamos el otro era una excusa.. y a Hasta llegó a pasar un mes.. porque si yo no le planteaba que estemos juntos el nunca tomaba la iniciativa.. nunca se hablaba del tema.. se lo plantee directamente.. ya que yo soy muy sexual..me dijo que me fijará en mi que Muchas veces no era cariñosa.. Así que no accedió a terapia de pareja ni acepto lo que pasaba porque el así estaba super bien.. siempre discutiamos por lo mismo.. porque el dice que el sexo no era una prioridad para el.. hace 4 años que estamos pero yo tome conciencia de esta situación hace más de un año porque me culpaba ami.. después me di cuenta de que no es así y estaba tan frustrada porque en lo demás el es muy bueno.. en fin después de estar sufriendo y dando vueltas a la situación tanto tiempo tome valor y hace 3 semanas con todo el dolor lo deje.. ahora quiere volver me dice que se da cuenta que ahora va a hacer terapia.. pero yo no quiero volver.. si 4 años fue así por que debo pensar que va a cambiar ? Además aún me doy cuenta de que no asume realmente la situación. Que opinan?

    1. Veronica dice:

      Hola Daniela, por experiencia… No vuelvas, las personas no cambian sólo mejoraran y será por un tiempo y volverá a ser lo que es. Sólo has tardado 4 años en ser valiente y tomar la mejor decisión: yo tardé 9 años… Pero no repitas.

  19. Valeria dice:

    Hola tengo 36 años y mi pareja 40 y mi vida sexual en seis meses han sido de tres veces en total él dice que esta consumido por el trabajo pero que me quiere y bla bla yo le digo que no me siento déceada y la verdad que estoy cansada es mendigar y eso no quiero entiendo que puedes estar agobiado pero cada vez que lo quiero tocar está cansado y me dice que no y la verdad que lo puedo querer mucho y eso que estoy embarazada pero no pienso perder mi tiempo consideró que estas son excusas para seguir pero a mí no me interesa seguir con este circo si quiere seguir engañándose que lo haga yo no

  20. DavidR dice:

    Tengo 20 años mi novia evita el sexo, yo sigo con ella por que en realidad la amo, no se siento como si ella pudiera vivir sin hacerlo todo transcurre tan normal para ella y para mi no es igual, quisiera hacerlo por que pretendientes tengo, pero no le quiero ser infiel, que debo hacer?

    1. Valeria dice:

      Tienes toda una vida por delante nadie murió de amor pero aveces se es tan cobarde que esperamos a que la otra persona se busque a otra para justificar lo que no somos capaces de decir la verdad que sexualmente pues ya no nos interesa . Buscamos excusas hasta cansar al otro pero no permitas que te hagan perder el tiempo eres dueño de decidir tú con quien perder el tiempo no la otra persona ponte firme y que te diga la verdad , si te da largas lo mejor es dejarlo y busca otras cosas que te hagan feliz seguramente habrá más personas que llegaran a tu vida se feliz la vida es una sola y corta . Una humilde opinion

  21. Felipe dice:

    Quisiera compartir mi experiencia:

    Soy hombre de 33 años, con un fuerte deseo sexual. Estoy en una relación de convivencia desde hace un poco más de 2 años. Mi pareja de 22 desde un comienzo tuvo ciertas restricciones en el sexo a pesar de estar muy enamorada; pero fue capaz de darme algunos gustos y de seguirme en una intensa frecuencia sexual. El punto es que era su primera convivencia y actividad sexual importante. Al pasar el tiempo padeció de múltiples infecciones urinarias , que combinados a estrés por nuestra diferencias, mis deudas y exigencias de su universidad le llevaron a desarrollar vejiga neurogenica.
    La sexualidad decayó y tuvo que interrumpir sus estudios.
    Tras su recuperación, nuestra intimidad se mantuvo en un encuentro mensual y siempre rápido y del modo tradicional. Esto me frustraba demasiado y todavía lo hace, aunque ahora es el colmo, puesto que con peleas y todo hace 5 meses que no tenemos sexo.
    Esta realidad me pone de mal humor y nos hace discutir, puesto que para ella la sexualidad y la vida de pareja esta después de una lista de otras cosas tales como; economía, estudio, trabajo, etc.
    Quizás como algunos mencionan es un tema de compatibilidad y de edad. Lo único que se es que para mi el amor de pareja y la sexualidad sin tabúes entre las personas que se aman, es tanto o más importante que el coche, los ahorros, los proyectos, etc… Mientras que para ella, es al revés, y quien sabe quizás los dos estamos en lo cierto

    1. Felipe dice:

      Yo creo que el sexo puede ser negado si estas enfermo/a físicamente o pasando un momento difícil que te impide estar dispuesto a la intimidad.
      Y respecto a las prácticas, si estas afectan tu autoestima, o atacan tus valores y creencias profundas es evidente que pueden ser limitadas. Por eso creo que es tan importante verificar la compatibilidad de ambos fuera y dentro de la cama, antes de emparejarse o casarse.
      Que sucede al juntar un liberal con un conservador, un insensible con un hipersensible, un polígamo con un monógamo, un hipersexual con un hiposexual? Sólo un drama… Y a todos les encantan los dramas…

      1. Diana dice:

        Diste en el clavo, la compatibilidad. Si no eres activo no deberías estar con alguien que si lo es y viceversa. Las personas que están en cada extremo sufren de igual forma porque terminan cediendo Nte situaciones que no los hacen felices

  22. Rosa dice:

    Quiero compartir mi historia, no se cual es el limite para decirle que noquiero sexo a mi esposo, mi caso es muy especial pues el me fue infiel, ahora hemos reactivado nuestra vida sexual y descubri que el esmuy caliente, quiere diario si pudiera variasveces al dia, disfruto el sexo, es muy placentero, pero me canso del sexo diario y siento que si me niego buscara a otra como la ultima vez, que hago ayuda por favor

    1. Marian dice:

      Entiendo perfecto tu situación..me pasa igual…desde recién casados fue muy poca la vida sexual..me llegó a tachar hasta de ninfómana por querer sexo…siempre tenía excusas..desde hueles a limpiador quitate!! Lavate la boca apestas!! Siendo que toda mi vida me he esmerado en mi aspecto y he sido cuidadosa de mi higiene…poco a poco el me fue alejando ..hasta llegar el día de no tener sexo…los problemas y disgustos no se hicieron esperar..y llegó el día qie el me propuso cada quien.su vida y su felicidad..y vaya que cumplió!! En 6 meses me realizaron 4 cirugías y el alejado..ni por humanidad! La última cirugía fue devastadora par mi..vulvectomía radical por neoplasia….ni por eso se apiadó y trató un acercamiento…todo el tiempo que no tuvimps sexo yo le cuestioné la posibilidad de un divorcio..le decía que muy sehuramente el tenía sexo en algun lugar y lo negaba y se ofendía…3 meses despues de mi cirugia me confiesa que el.es cliente de masajistas de final feliz..fue una puñalada !!! Retomé mi act.sexual pero no lo supero ..me asalta la idea de que me compara con sus proovedoras de sexo..el jura que dos veces..lo cual dudo mucho…ya pasaron 6 meses desde su confesión y no puedo..me provoca asco el saber que ese cuerpo ya fue de mujeres públicas..disimulo y finjo pero no es sano..el no se quiere separar de mi…se ha portado mejor conmigo pero no me es suficiente…es un dolor inmenso y una intranquilidad llena de dudas…confieso que tengo sexo para cumplir..no por placer propio ya que me extirparon el clítoris y labios y es muy difícil sentir algo eso aunado a el antecesente de sus prostis me jode y mucho..ademas su argumento de mi enfermedad fue cobarde..su idea de minimizar sus actos no es algo de hombresde verdad..ayudenme no seque hacer.

    2. Cósmica dice:

      Sras. Rosa y Marian,

      Es muy difícil aconsejar sobre el que deben hacer otras personas en determinadas situaciones, pero… háganse sinceramente una pregunta: REALMENTE les satisface tener a estas personas a su lado?? Si es que sí, adelante, hagan lo que consideren que tienen que hacer para mejorar los aspectos de su relación que son mejorables. Si es que NO, hagan ya lo que tengan que hacer para cambiar su situación. Sin prisa, pero sin pausa. La vida es demasiado corta… Un beso a las dos.

  23. Gustavo dice:

    Estoy saliendo con una excelente mujer donde la relación ha sido de maravilla en muchos aspectos, el único problema es que somos divorciados pero para ella existe un impedimento que es la religión, al estar casada por la iglesia ella se niega a tener relaciones intimas, la verdad es que muero por besarle hacerle el amor, y aunque lo hemos hecho algunas veces a la hora que ella se confiesa dice que se siente como un prostituta, así la hace sentir el padre con quien se confiesa y bueno tengo 6 meses con ella ya adoro, nos llevamos excelente, pero cada ves que le insinuó querer hacer el amor rehuye al tema y no es posible, la verdad es que siento que es un complemento y no puedo aceptar simplemente tener la relación de esta manera , es un complemento maravilloso y estoy en un dilema, al grado que podría dejar de andar con ella porque siento que tarde que temprano va a ser un motivo de problemas y muy graves

    1. Alex dice:

      Mamma mia, amigo!

      Me creía un experto en excusas peregrinas para evitar el sexo (23 años con mi mujer, 15 de los cuales en vía muerta en el terreno sexual), pero esto es lo más surrealista que he tenido a mal saber.

      Tal como lo veo tienes dos opciones: O te das cuenta de que tú eres normal y lo que ella hace/dice son supercherías de beatuchos repugnantes, la dejas y te dedicas a vivir tu vida, con o sin sexo pero sin agobios, o bien te das cuenta de que a pesar de todo es la mujer de tu vida, te haces a la idea de que igual que no tendrás un Ferrari tampoco tendrás sexo (ambos un lujo, por lo visto) y le buscas a la vida otros alicientes. Antes de darte cuenta no necesitarás ni masturbarte. Bueno, quizá un poco. De hecho, yo mismo me masturbo con menos frecuencia que otros practican el sexo, aún diciendo que lo hacen poco.

      Porque amigo, visto lo leído, sacar el tema sólo te va a traer dolores de cabeza (y de los de verdad, no de los de “quizá mañana”).

      Llamadlo resignación, llamadlo sentido práctico. O llamadlo suicidio sexual, o como queráis.
      La cuestión es que a ella le duele la cabeza y a mí no.

      1. Charly Shum dice:

        Yo estoy pasando por exactamente la misma situación, desde diciembre ella cerro las piernas y por mas que le he pedido no quiere. Soy yo el que se esta divorciando y pesar que ya hemos tenido relaciones, pero decidió que no mas por motivos religiosos (imagino que lo mismo se ha de sentir muy mal cuando se confiesa).

        Yo la quiero y es una buena mujer, pero esto del divorcio va bien lento y creo que hasta finales de año se concretara. Si ya se me hace difícil 2 meses sin sexo no quiero ni pensar 9-10 meses mas.

        No puedo evitar sentirme enojado, y esta situación me baja el animo romántico y allí si comienza a reclamar de que no soy atento. Pero me molesta que se quiera estar besando y a veces muy fuerte pero solo hasta allí y soy yo el que me queda con ganas.

        De verdad que parece una situación de adolescentes, pero el caso es que ella tiene 36 y yo mañana cumplo 38… Ella me promete que luego de casados ella sera la que no me deje en paz. Pero yo ya pase por un matrimonio con falta de sexo y no me como ese cuento, luego por cualquier cosa se sienten con el derecho de no querer estar contigo.

        Yo la quiero y mucho, nuevamente en los demas aspectos es de 10, pero esto del sexo es como tener hambre y tener una hamburguesa en frente y no poder comértela, es muy cruel.

  24. xav i dice:

    Hola estoy separado de mi pareja y madre de mi hijo.

    Hace unos años cuando empece a salir con ella teníamos sexo muy a menudo se traduce en de 3 a 4 veces por semana, después de quedarse embarazada deicidio tener 1 una vez sexo al mes o nada, ella venia de una relación muy larga de varias parejas sexuales en el pasado y yo no fue la primera pero casi, es evidente y entiendo que las mujeres tengan una media de parejas sexuales desde los 20 a los 40 de 60 hombres en cambio un hombre aprox, y es una estimación consensuada a 20 hombres y 2o mujeres los hombres tienen aprox. 15. En mi caso después de tener a mi hijo los meses posteriores la cosa seguía igual y 1 año después ella decidió tener relaciones 1 vez a la semana pero las evitaba , ella siempre me había contado cuando nos conocimos ” típico” lo que había hecho con demás parejas y nada de eso me lo hizo para fue egoísta , ademas creii y creo que me utilizo para quedarse embarazada, ademas venia de hace años de un aborto , y intento con sus ex. tener hijos yo y ella nos llevamos 13 años, pero no entiendo por que me hizo esto , realmente me arruino mi juventud sexual y se aprovecho de los sentimientos que tenia, ella me decia que me queria pero no estba enamorada, que es eso? y por que de repente las mujeres deciden tener sexo o no, la verdad me parece injusto para los hombres jje..jje sin ofender pero vivimos , no todos, en un constante rechazo sexual, excepto si conoces a una chica una noche entonces ese sexo es descomunal, pero yo me pregunto cuando veces habrá tenido sexo esta chica , si cada vez que sale puede encontrar sexo. y la pregunta es y termino, por que las mujeres de 38 a 40 y pico tienen menos sexo? por que están saciadas, aburridas quieren otra cosa?.

    Gracias

    1. Louane Emera dice:

      Pues…. creo que te entiendo un poco..
      Yo soy más activa que mi novio y mayor por 5 años (todavía no me siento cómoda llamándole esposo), y el no me satisface, lo hemos hablado muchisimo, pero siempre es lo mismo; termina y se duerme, a veces me esta penetrando y justo cuando estoy teniendo el orgasmo se quita y pide disculpas. En esos momentos me siento basura, humillada y con demasiado coraje.
      Lo quiero, pero la atracción se desvaneció, el es excelente como compañero, atento y bla bla bla, eh pensado en separarme pero cada vez que lo hablamos, llora y me siento culpable.
      Desde hace unos meses a la fecha, poco a poco deje de buscarlo en la intimidad, somos una pareja de revista, nos llevamos genial, somos cariñosos y atentos, pero cada vez que quiere tener relaciones, le digo muchas escusas, la realidad es que ya no me interesa estar con él, no me atrae su físico, me da coraje que lo intente, extrañamente él no me excita.
      No quiero engañarlo, por que somos un matrimonio joven, pero ya no se que pensar.

      1. Susy dice:

        Quiero saber qué ha pasado amiga? yemm@hotmail.es

    2. Bonker dice:

      ¿60 hombres lo normal? Sí que se lo ha pasado bien tu parienta.

  25. margery dice:

    hola. soy de panama y tengo una pequeña controvercia con mi novio. tenemos 3 mese de relacion y soy muy activa sexualmente pero hoy 6 de julio me ha negado totalmente tener relaciones con el y me dijo q no tan frecuente q no debe de ser. quien porfa or me explica esto si en el principio eramos muy activos y la verdad me preocupa hasta me siento trizte tengo miedo q me deje de querer o amar. les doy permiso para que me escriban a mi e-mail. barker-army@hotmail.com o a mi facebook. margery barker. :-C :'(

  26. Oscar dice:

    Pues no penséis que las relaciones donde una de las partes niega disimuladamente el sexo es tan extraña, en familiares y amigos las veo pero cada uno que aborde su caso.
    Por que podemos aguantar años con una relación sexual agotada?, explico mi caso particular y por que sigo con ella.
    En principio si yo no me acerco a mi pareja y dejara a su voluntad y antojo el que me buscase podría quedarme esperando meses, cuantos?, no lo se, entiendo que pueda estar cansada o no le apetezca, por eso me limito a buscarla 2 0 3 veces al mes y no mas, en ocasiones se cumplen todas y en otras no, cuando tenemos suerte el sexo por norma general suele ser bastante contenido y ella solo se limita a estar ahí simplemnte, creo que se entiende.
    No puedo decir que ella sea así pues siempre ha tenido una vida sexual bastante activa incluso conmigo al principio, que existe un problema?, pues esta claro, pero por mas que pregunto no encuentro respuestas por su parte, es evidente que el sexo conforma un gran porcentaje de la vida de una pareja, y que, si este falla la relación probablemente termine.
    En mi caso no busco una infidelidad para saciar una necesidad física y mental, es mas, nunca la he tenido por respeto a ella y a mis hijos, y esto ultimo que digo es la cuestión de todo, los hijos y mas cuando aun son pequeños que necesitan de sus padres y si son juntos mejor, siempre que puedan vivir en un ambiente sano y sin discusiones como puede ser mi caso.
    Todo se reduce a eso, los hijos son el motivo por el que aun mantengo mi relación y como yo probablemente muchos hombres mas.

  27. MARÍA dice:

    Me parece un tema muy interesante, ya que jamás me imagine que tantas parejas podrían pasar por esto, yo en lo personal lo vivi desde que me case, empezando por la luna de miel y así vivi seis años, hasta que me separe por otros motivos, pero entre esos motivos estaba la falta de sexo. Mi esposo era muy cariñoso, pero el defecto era que fue muy apático sexualmente, nunca quería, y yo me ponía linda, le hacía cosas pero el no demostraba mucho interés, hasta que yo me resigne a vivir así como con un compañro de cuarto, pero admito que yo sufrí mucho por esta situación, yo anhelaba sentirme deseada por él, soñaba con que me tomara apasionadamente y me amara, pero no fue así. A la fecha no se si volver con él porque cuando pienso en volver a vivir en la misma situación, me hace sentir muy mal, triste y no quiero volver a llorar por eso, no se si hago mal o si estaré equivocada, pero en lo personal necesito sentir que mi esposo me ama y me desea. Me gustaría saber que opinan de mi situación, estaré en lo correcto o no ?, bueno también hay otra situación de transfondo que me hace dudar de él, pero esta parte sexual fue una lucha constante durante los seis años juntos.

    1. Lucy Rodriguez dice:

      Hola, quisiera saber Q hiciste finalmente con esta situación, llevo dos años casada y paso por lo mismo.

  28. Barbara dice:

    Pues, si que debió de ser una situacion en extremo dificil y tensa. Lamento mucho que no se hayan podido arreglar.

    Te contare mi experiencia. Mientras fuimos novios, nunca hubo problemas de sexo siempre fue bueno y constante, al vivir juntos, también, era frecuente, y creativo. Pero siempre tuvimos problemas de comunicación, en el momento en que yo hablaba de algun tema de pareja, el se ponia su coraza y hacia mutis total o solo respondía (cuando lo llegaba a hacer) con un vago “no se”. Yo jamas me he negado a tener sexo con el en los 6 años que llevamos juntos. Pero un dia estando enojados, me busco y yo no senti ganas, pues habia un problema sin resolver y tampoco me iba yo a poner en la cama de muñeca inflable.

    En el primer embarazo todo marcho de maravilla hasta el octavo mes, ahi suspendió el sexo y sus razones eran no adelantar el parto. Paso la cuarentena y todo volvio a ser normal, buen sexo y mala comunicación, para el segundo embarazo lo mismo pero mas temprano, mas o menos por el 7 mes nada de nada…mismas razones. pero aqui termina la cuarentena y el no quiso hacerlo hasta casi 20 dias después ( o sea casi 4 meses ). El dia que se decidió fue un fracaso total, se distrajo con todo, si el perro ladra, si el vecino se oye que llega, si el refri descarga, que mejor me levante me vesti y me quede muy frustrada y enojada. Unos 15 dias después, lo mismo, y lo fue espaciando, y espaciando y cuando llega a haber algo es mediocre. Por otro lado, se ha estado quejando de todo, le duele la cabeza, esta muy cansado, le duele el estomago, la garganta, etc. que para ser franca no me provoca tomar la iniciativa en lo mas mínimo.

    El colmo fue que un dia le escribí un correo caliente y le pedía contestación a modo de ir preparando una noche de locos, pues sigo esperando esta respuesta desde hace 1 año. Entonces entre la escasez, la mala calidad del sexo y la frustrada comunicación empece a ser yo quien no quiere tener relaciones con el, he pensado tanto en hacerle una propuesta de que busquemos parejas sexuales por separado, pero es muy conservador, probablemente me mande al demonio. No se que hacer, el hablar no se le da, y el hacer tampoco….. En fin, esta es mi historia y mis razones para no querer sexo con mi pareja.

  29. Anubia dice:

    Hola Sylvia, no sabía muy bien dónde colgar una pequeña información , pero que puede venirle bien y les gustaría ir a ver a más de uno, yo la primera, ojalá se pasen por Vigo, es una obra de teatro y ahora mismo está en Madrid hasta el 17 de febrero…va sobre SEXUALIDAD y concretamente SODOMÍA, pero en realidad es una reflexión mucho más allá.

    “LA RENDICIÓN”, se llama la obra y se puede ver en la íntima sala Princesa del teatro María Guerreo hasta el próximo domingo 17 de febrero.
    Habla del sexo anal, pero también del sexo y del amor en general… “no es una reivindicación de la sodomía: me interesa más que la gente reflexione sobre la importancia de la sexualidad” declaraba en una entrevista la actriz y adaptadora de la novela en la que se basa la obra…

    El texto que aparece en la web del teatro dice:
    Pocas mujeres lo practican, y muchas menos lo admitirán. Sin embargo, en las atrevidas memorias íntimas de la neoyorquina Toni Bentley, tituladas La rendición, la autora levanta el velo sobre una práctica sexual prohibida por la Biblia y celebra «el goce que se halla más allá de las convenciones, con sus riesgos y sus pasiones». Nos referimos a la sodomía, un acto que «no es tabú… pero sí lo es», afirma Bentley.
    Pero esta mujer de hoy, moderna, que vive como muchas otras mujeres de nuestros días, no teme contar abiertamente su «rendición», tras ser iniciada por un amante en este placer radical e inesperado, para abordar todos los aspectos de ese acto «sagrado» en el que ella se siente renacer. Un acto que implica abandono y confianza, que colma ciertos deseos de sometimiento, unos anhelos que, por paradójico que parezca, acaban haciéndola dueña de sí misma y de su placer. El camino hacia esa liberación cobra, por una parte, visos espirituales, y por otra, gracias a la franqueza con que cuenta sus experiencias, nos acerca vívidamente una realidad raras veces descrita.
    La rendición, traducida ya a varias lenguas y muy bien acogida por la crítica, es la exploración de una obsesión que sin duda obligará a los lectores a cuestionarse sus propios deseos.
    Si alguien la ve, ya contará 😉

    1. María dice:

      Jamás pensé que dar por culo fuera algo espiritual. Me encanta XD

  30. yoe dice:

    hola quisiera algún consejo o explicación por que con mi pareja llevo un año de novio y 4 meses de convivencia ahora me niega tener relaciones dice estar cansada luego me dice que tiene la mente en proyectos por eso ya no le da mucha importancia al sexo osea cuando cono si y nos encontrábamos el sexo era pedido por ella todo lo que se pueda no por mi ahora me pone escusas y la relación cada día es hostil por que discusión de todo tiene una actitud de dar orden en todo ella tiene derecho de equivocarse yo no si me equivoco soy el problema en todo
    espero algún consejo por que yo quiero dar fin a todo esto por que no es normal tener una vida así

  31. Eduardo dice:

    He visto en este tema varios casos claros de negativa expresa al sexo, incluyendo el del protagonista del e-mail. Pienso que en estos casos al menos hay sinceridad y queda para la parte negada el decidir qué hacer ante la situación.

    Pero en mi opinión existen muchísimos más casos en que una de las partes, la mujer, acepta la relación sexual a pesar de que no le apetece en absoluto. No es capaz de sincerarse y decirle claramente a su pareja que no quiere sexo. Y esto es así porque la mujer tiene la ventaja de poder fingir, fisiológicamente no precisa de deseo para copular, y en el peor de los casos puede recurrir a lubricantes si aquello está muy seco.

    Mi pregunta es: ¿No es esto mucho peor? En realidad el hombre vivirá engañado, quizá, si no tiene experiencia, pensando que el sexo es eso, y perdiéndose lo más maravilloso que es ver disfrutar verdaderamente a su compañera.

  32. Alejandra dice:

    Yo creo que hay que diferenciar los momentos por los cuales atraviesa una pareja, porque siempre, en algún momento nos toparemos con muchas de las cuestiones que plantea Susana, aquí en su último post.

    Las relaciones se trabajan, no solo las sexuales, sino la relaciones de diálogo, comunicación, amor, etc.( dentro de una pareja). Y se atraviesan baches, y se remontan.
    Si el camino de evolución de los dos va de la mano, creo que no es imposible remontar ciertas crisis sexuales. Si evolucionan por senderos diferentes, ahí sí existe el replanteo de la situación de ambos. Seguir o no seguir, resignar el sexo por la compañía? Y tantas otras posibilidades.

    Ah y un detalle importante, porque me quedé colgada con mis propias historias, creo que al dar o al recibir una negativa, siempre, siempre, debería primar la explicación amorosa del porqué.

  33. Susana dice:

    – ¿Hasta qué punto le puedes negar el sexo a tu pareja?

    Hasta que ello no suponga una frustración para ella y posteriormente para ambos.
    Si va sucio, sin asear, si es egoista, si solo disfruta él/ella… hay muchos motivos por los que negarlos, pero supongo que si esos motivos no se arreglan, no será el sexo lo único que flaqueará, sinó muchas más cosas.

    – ¿Qué sexo se le puede negar? ¿Prácticas? ¿Límites?

    Aquel que te haga sentir mal, que te duela, te fuerce o suponga daño físico o moral para ti. Si ese daño no parece un criterio normal (para la mayoría), sinó que quizas está condicionado por factores culturales, sociales, etc… quizás es el negado/a el que ha de replantear su conocimineto y educación sobre sexualidad. Y sino quiere ceder, es que no le da importancia a la relación, o está siendo egoista en ese momento.

    – ¿Hasta que punto hemos de aceptar una negativa?

    Dependiendo lo que estemos dispuestos a sacrificar. Pero siempre que a ti te perjudique, a la larga te acaba afectando y eso no tiene buen final. Lo mejor es ser claros, preguntarse primero lo que quiere uno mismo y lo que puede esperar del otro/a, si la cosa no se ve que pueda mejorar lo mejor es ser realistas. Cuando las diferencias pesan, los caminos empiezan a separarse, es hora de tomar una decisión: vale la pena seguir? soy feliz? como me afecta esto? le quiero pero esto no me lo quito de la cabeza… me está afectando?? merece la pena mi sacrificio?? haría el otro/a lo mismo por mi? servirá para algo?? Soy capaz de enfrentarme a mi mismo/a? Soy capaz de quererme? de valorarme a mi primero? ha pensando el otro/a que siento yo? se ha preocupado por mi? lo hemos hablado?

  34. jesus dice:

    Pues mucho animo y que llegue pronto tu momento para afrontar debidamente el problema. Desde luego parece que tienes perspectiva de la situación y que la afrontas con clarividencia. Ya tienes mucho ganado. Es cierto que en este blog y en los libros de Sylvia vas a encontrar bastantes puntos de apoyo para ayudarte. Si no los tienes te recomiendo que empezar por Deseo.
    Besos y ANIMO!!!

  35. MGR dice:

    No quiero convertir esto en un chat mío con otras personas, pero quería agradecer a Jesús y Dulcesgustosw sus comentarios.

    Jesús, es cierto que no me puedo permitir ahora el tratamiento. No es por miedo a afrontar el problema, he estado anteriormente en tratamiento psicológico y literalmente cambió mi vida para mucho mejor, así que soy consciente de cuánto puede ayudarme. Digamos que tengo o tenía una lista de cosas por resolver bastante larga, y cuando pude acudir a los expertos di prioridad a solucionar otras cosas más graves. Por la situación que tengo, quizá pudiera iniciar un tratamiento pero no sé cuánto tiempo podría mantenerlo; así que prefiero esperar a que las cosas estén un poco más estables, para saber que podré mantenerlo el tiempo que necesite.

    Dulcesgustosw, muchísimas gracias por compartir tu experiencia conmigo. Siento que hayas tenido que pasar por eso, y recordártelo. Saber que tú has pasado por algo peor y lo has podido superar me anima muchísimo a seguir.

    Abrazos a los dos.

    1. sylvia dice:

      Una cosita respecto a tu comentario de no querer convertir esto en un chat tuyo: ni se te ocurra preocuparte por esa cuestión. Este muro es tuyo, de Dulcegustosw, de Jesús y de todo aquel que quiera comentar, compartir, apoyar… lo que sea que nos haga crecer y ser más felices.

  36. MGR dice:

    Bueno, hace tiempo que se puso este post, pero como mi punto de vista es bastante diferente a todo lo que se ha dicho aquí me animo a comentar.

    En mi caso, soy yo la que niega el sexo. Llevo 6 años con mi pareja, y aunque hemos tenido épocas de bastante sexo (principalmente porque era una relación a distancia, y cuando nos veíamos claro… ¡había que aprovechar el tiempo!) yo siempre he tenido problemas y muchas veces he empezado para tener que parar a la mitad. Hace dos años que vivimos juntos, y la frecuencia es muy baja: una vez al mes más o menos, y hemos llegado a estar casi tres meses. Con mucho trabajo y esfuerzo, y los consejos que me dio una maravillosa psicóloga con la que estuve en tratamiento, estamos intentando mejorar la situación.

    Me gusta el sexo y me considero una persona bastante apasionada. ¿Y por qué evito tener sexo? Creo que tiene mucho que ver con que intentaron abusar sexualmente de mí cuando tenía unos 12 años. Me puse a hablar con un desconocido que me siguió a mi portal y allí intentó hacer algo que no pudo gracias a que alguien bajó en ese momento.
    A veces, cuando estoy practicando o iniciando sexo, me “saltan las alarmas”. Algo se despierta en mi mente y tengo la sensación de que están abusando de mí. En ese momento tengo que parar, o me arriesgo a tener una crisis de ansiedad seria.

    Es evidente que tengo un problema, y probablemente sólo pueda solucionarlo con un tratamiento psicológico que ahora no me puedo permitir. Pero a mi pareja no le queda más remedio que tener paciencia mientras yo hago el trabajo mental que puedo. Afortunadamente, él es muy bueno y me quiere con locura, pero a menudo lo pasa mal y yo también.

    Es muy fácil, demasiado, decir lo que todo el mundo opina. El sexo es muy importante en una relación de pareja, eso lo sabemos todos. Pero nadie todavía se ha parado a reflexionar qué le pasa en la cabeza a esa persona que no quiere sexo, aun sabiendo como sabemos todos que es algo tan bueno.

    Por supuesto, cada cual es muy libre de decidir que no podría aguantar estar con una persona como yo, con el problema que tengo. Mi pareja se merece tener una vida sexual mucho más plena, claro que sí, y yo también. Pero yo tampoco tengo la culpa de lo que me ocurrió, y creo que merezco que alguien me dé la oportunidad de intentar superarlo, aunque el camino sea muy duro.

    Seguiré leyendo el blog porque creo que me puede ayudar. Un saludo

    1. jesus dice:

      No te conozco MGR, y por tanto no sé hasta que punto es cierto que no te puedes permitir ahora un tratamiento. Perdona la intromisión “sin saber”, pero es que curar ese problema psicológico debería ser, con diferencia, la máxima prioridad en tu vida. Te lo digo así de directo porque tengo la percepción de que alrededor mío y por la gente que leo, especialistas en sexología o psicología, hay una tendencia a no querer afrontar nuestros problemas de manera directa (tratándonos con un profesional experto en el asunto), y dar vueltas alrededor de ellos dejando que persistan y prefiriendo convivir con ellos en el tiempo llegando a tener la sensación de que es más cómodo y que ya estamos habituados a él.
      Siento muchísimo que te cruzaras con un energúmeno en tu juventud y que te ocurra lo que nos cuentas. Es sólo por ello que trato de darte mi opinión claramente. Yo en tu lugar sacrificaría cualquier otra cosa antes que un tratamiento que sé que me va ayudar muchísimo a salir adelante en mi vida. Por mi pareja, los que me rodean y evidentemente, por mí fundamentalmente.
      Un beso y mucha suerte.

    2. Dulcegustosw dice:

      Hola MGR, yo también sufrí abusos de pequeña, y el último fue una violación con el consiguiente embarazo por un personaje que me echó algo en la bebida. De ésto hace 5 años. No me ha sido difícil superarlo, y también me asaltaban durante la relación sexual ese chispazo que me volvía a recordar aquello. Tengo claro que ni todos somos iguales, ni lar circunstancias de lo ocurrido tampoco, pero yo te cuento mi experiencia por si te sirve.

      Es cierto que es una situación muy grave, es algo muy fuerte, indeseable y por nadie que pase. Yo me limité a pensar que sucedió, no lo pude evitar, pero sucedió. Hice todo lo que en su momento pude hacer y ya está. Intento, no centrar mi atención en lo sucedido, intentar no pensar en ello, y si me vuelve a la cabeza, cambiar y pensar en cualquier otra cosa, echarlo de mi cabeza. No dejo espacio para cosas que no he podido hacer nada, sucedieron y punto. Paso página y ya. Intento no darle importancia (aunque la tenga), pues con darle vueltas y más vueltas no consigo más que no dejar que la herida cicatrice, déjala que se cierre, quedará una cicatriz que te hará recordar en alguna ocasión, vale, pero que eso no te impida hacer tu vida normal o amargarte esos momentos en los que sólo debería caber placer y disfrute. ¿Consigues algo dándole vueltas y más vueltas? No, pues fuera de mi cabeza. Piensa en … cualquier otra cosa agradable.

      Veo la tele o escucho alguna noticia de abusos a criaturas y me dan ganas de estrangular a ese hp, siento una punzada en el estómago, inevitable, pero hasta ahí.

      Tendemos a centrar más la atención a cosas negativas por encima de las positivas. Yo procuro, al respecto de las negativas, pensar en ellas, analizarlas, sacar mis conclusiones para evitar que vuelva a suceder, comprender a esa gente que ha pasado por lo mismo y prou. Guardado en el baúl. Yo he conseguido superar eso entre otras muchas cosas, tú también puedes, inténtalo. Y si no, plan B, lo que dice Jesús, nada más que puedas busca ayuda.

      Espero haberte ayudado. Recibe un abrazo.

  37. smg dice:

    Yo fui de las que tenía tabús. Estuve casada 18 años y el sexo no me gustaba. Pensé que eran tabús… a mí tampoco me gustaba hablar de sexo. De hecho, creo que me daba hasta rebulsión. Mi marido llegó a hacerme sentir que yo tenía un problema, que tal vez era frígida. Él había sido la única persona con la que me había acostado. Resultó que él padecía de eyaculación precoz y que tampoco estaba muy lince en el sexo.

    Tras separarme descubrí el sexo en mayúsculas. Ahora sé que no tengo tabús, que el sexo me encanta y hasta me gusta hablar de él. Cuando dos personas combinan a la perfección, no es lógica la inapetencia… Ese es mi punto de vista.

  38. Marta dice:

    Esta tarde he ido a comprar algunos libros y al ver “Deseo” he dicho, venga éste también, a ver qué cuentan. He leído el primer capítulo de un tirón y estoy deseando que llegue mañana para seguir leyendo más. No sabía nada de la autora y al buscar en la internet he encontrado esta web. Sólo quería dar las gracias a Sylvia, y también a los que participáis en este blog, por aportar información importante sobre sexualidad que desconocía. Es un tema del que nunca hablo con nadie, ni con amigas ni con nadie, tampoco me había preocupado en buscar información en libros o en internet, pensaba que mi punto de vista era el correcto y ya está. Voy a empezar a poner en práctica lo aprendido (y lo que me queda por aprender!), por mi bien, el de mi pareja y el de mi familia. Ojalá no sea demasiado tarde ……..

    1. Isabel dice:

      Nunca es tarde. ¡Bienvenida! :*

    2. Jesus dice:

      Adelante Marta, tomatelo con calma, y revisa despacito todos los posts de esta web, no te dejes ni uno y leelos detenidamente, hay algunos que son antológicos tanto por Sylvia como por los comentarios de los parroquianos.
      Es una alegría saber que hay mujeres receptivas y dispuestas al cambio a mejor como tú.
      BES@S

  39. Alejandra dice:

    Me ha impactado muchísimo el mail, de esta persona contando su caso, comparto lo expuestyo por “676”. Me pareció una historia triste y muy dolorosa.
    Pero lo que más me asombra es que esto suceda en estos tiempos.
    Cuánto camino queda aún por recorrer?

  40. Seda. dice:

    Jo!
    Me lo he perdido! A ver si pillo un podcast y te oigo!
    Un abrazooo

    1. sylvia dice:

      He colgado el audio en mi muro de Facebook, pero tiene que ver con el post que he colgado hoy sobre ¿cuál es tu asignatura sexual pendiente?

  41. Olympia dice:

    Creo que las ganas de practicar sexo depende mucho de lo que te excite la persona con quien lo practiques, ahora mismo yo tengo mucho menos sexo del que me gustaría, una vez cada quince días o cada mes…. porque por mi trabajo viajo mucho y cuando llego a casa estoy allí una semana, siempre hay una excusa buena para que me aleje “porque soy muy empalago”, pero aseguro que solo lo soy cuando tengo ganas y claro, es siempre. En esta relación llevo 4 años y desde que lo empezamos a llamar relación es así, pero antes de esta relación, tuve otra con quien me pasaba todo lo contrario, quería sexo todos los días y yo estaba tan agobiada que no me apetecía casi ninguno. Confieso que me gusta que me lo pongan difícil pero ni tanto ni tan calvo, mi pareja actual me pone y mucho pero no digo de estar todo el día pegadas, solo que si no ves a tu pareja en una semana entera, la siguiente que la tienes a tu lado que menos que dos o tres veces debería de apetecer, por lo menos uno cuando llegas y ves a esa persona que tanto echas de menos o al menos eso me pasa a mí pero no es así, a base de mucho insistir y si no hay cabreos esa semana me toca el día antes de volver a irme, esto mismo lo he hablado con mi pareja y hasta he explicado que es con quien me apetece tener sexo, de no tenerlo terminaría la relación porque para mí es una necesidad y no lo entiende. Es más, me explica que para ella no es necesario el sexo, entonces es cuando yo me planteo si es porque yo no le excito, intento variar, razonar, hablar, jugar, etc y nada lo único que parece funcionar son las vacaciones en la playa o en un hotel romántico, el resto del tiempo nada de nada…..qué hago? lo doy por imposible o dejo mi trabajo? es culpa de mi trabajo o de su apetencia? me voy a vivir a la playa? jajaja

    1. sylvia dice:

      Olympia… sabes que sólo puedes decidirlo tú, ¿verdad? Por no repetirme, te remito a lo que le escribí en el comentario del 6 de septiembre a las 13:40. Creo que otros comentarios ya colgados te pueden servir.
      Entiendo que hablas de una mujer (me ha costado leerlo dos veces) y creo que muchas mujeres no entienden realmente cómo funciona nuestro deseo (que poco tiene que ver con el de los hombres o de lo que vemos en el cine) y que si no hacen algo es fácil dejar el sexo en el baúl de los recuerdos. ¿Se animaría a leer “Deseo”? Lo explico allí y creo que igual le sirve para darse cuenta de lo que le está pasando. Acabo de ver tu comentario en el post sobre asignaturas pendientes y veo que tienes el libro, pero que ella no lo quiere leer. Lo siento. Me temo que has llegado a ese punto en que realmente toca decidir. Aunque, prueba este último cartucho, si es que te apetece y os lo podéis permitir: pídele unas cuantas sesiones de terapia de pareja … a ver si eso sí que lo acepta. Te deseo lo mejor.

      1. Olympia dice:

        Ya he hecho mi propositoe intentaré cumplirlo
        Que razón que tienes, parece que estás metida en mi cabeza, solo decirte que m han encantado tus libros y este blog me dá la vida porque no con cualquiera se puede hablar de estos temas, me confundí de trabajo, tendría que haber estudiado sexología 1000 gracias!
        Hablo de novia con maxima discrección por mi trabajo, gaje del oficio perdona! Soy militar!

  42. Seda. dice:

    Hola, yo quería compartir mi caso si aceptáis a una “desviada” entre vosotros, jejeje.

    Veréis, yo llevo unos 3 años con mi chica, y bueno, tenemos de media un día o dos a la semana de sexo. Nos gustan mucho los juguetes eróticos y no cortamos en hacer todo lo que se nos pasa por la cabeza, pero a mí me gustaría hacerlo más veces y ahí está el problema.
    Ella dice que le apetece hacerlo, pero que no le apetece el esfuerzo de hacerlo… vamos todo lo que conlleva en cuanto a despeinarse por así decirlo. Muchas veces me dice que “nos tocamos un poco y a dormir (sin orgasmo)”… ¡y no lo entiendo!

    En realidad como yo también soy una mujer pues no me cuesta mucho quitarme la idea de la cabeza, pero no entiendo estas cosas… Por supuesto lo hemos hablado y ella no ve nada anormal en su conducta y me dice de broma que es que yo estoy salidísima.

    ¿A alguien más le pasa? Por ver más puntos de vista, vaya.

    Por cierto, ella trabaja en la administración, no es que esté sacando sacos de patata del campo.

    ¡Saludos!

    1. Olympia dice:

      Creo que con mi comentario justo después al tuyo te he contestado claro que eso de tocaros y a dormir (sin orgasmo) si que no lo entiendo, para eso que no empiece nada, yo creo! Si le apetece hacerlo que lo haga del todo. A mí no me gustaría que me dejasen a medias…

      1. sylvia dice:

        Seda, al empezar a leerte me pregunte qué significaría eso de “desviada”, ¿algo peor a lo que ya ronda por esta parroquia? Dios, ¿qué me espera? Menudo susto me has dado. Y ya en serio… Se me ocurre que irse a dormir sin premio puede estar muy bien, siempre que te despierten con una sorpresa… pero si no, estoy de acuerdo con Olympia, pues como que no me apetecería mucho ese juego. Además, de repetirse a menudo: ¡vaya dolor de pelvis! Todos tenemos claro que un hombre necesita llegar porque si no le duelen los huevos (por decirlo claro), pues a nosotras también nos pasa… ¡qué no somos de otro planeta! También nos hace pupa quedarnos a las puertas de… ¡nada! ¿Acabo de darte un nuevo argumento a tu favor? Ojo, de usarlo, hazlo con gracia, la que muestra tu comentario, nada de espetarle “eres culpable de mi dolor de ovarios”. Eso sí, no creo que tu chica lo haga con mala intención… Ya lo dices tú: es perezosa. Entiendo que a quienes no lo son les cueste entenderlo: ¿cómo se puede ser perezoso cuando lo que viene después es una gozada? Pues chica, no lo sé, pero pasa. ¿Quizás no saben proyectar a futuro? Estoy de guasa, pero quizás tenga mi punto de razón. Y ella tampoco se equivoca: no podemos considerar lo suyo anormal… ¡Pero tampoco normal!, porque ¿eso que es? ¿Alguien puede definir qué es una frecuencia normal/anormal de sexo en pareja? ¡Ostras!, ya tengo una idea para otro post… ¿o ya he hablado de esto? Bueno, no me acuerdo. Uf, esta es la empanada de volver al trabajo tras las vacaciones: qué duro es regresar al campo de batalla. Bueno, me reubico: una media de dos a la semana ya es una media por encima de lo habitual, porque aunque las encuestas a veces apunten a tres, me río de Janeiro… ¡en las encuestas sexuales se miente descaradamente! Además, ¿qué más da lo que nos cuenten? ¿Mal de muchos consuelo de tontos? ¿Se me entiende?
        En fin, mejor abrevio, que me estoy liando. Creo que si no te basta lo que tienes has de darle más espacio a la autoestimulación, también llamada automimo (tan sana como compartirse) o pedirle que te toque un poquito más y te deje correrte o si no que acabe lo empezado nada más depsertarte… Creo que, con la gracia que lo cuentas y lo que dices que te contesta, estamos hablando de una pareja con sentido del humor, o sea que con el mismo sentido del humor, le plantearía mis necesidades. En mi respuesta a Lila (ver más arriba) también apunto a ciertas cosas que igual deberías tener en cuenta: qué considera sexo cada uno de vosotros, cómo abordáis la cuestión, cómo comunicarse para llegar a un punto de encuentro… Pero si te preocupa algo de eso, te remito a mi libro, porque hay mucha tela que cortar.
        Gracias por participar.

        1. Seda. dice:

          Muchas gracias por vuestras respuestas!

          Os escribo para puntualizar unas cosillas que creo que me expliqué un poco mal.

          La primera es la de “tocarnos” sin corrernos. Creo que habéis pensado que era empezar a masturbarnos y no, no es eso… ella se refiere a caricias “inocentes” por la espalda, abrazarnos y dormirnos así acurrucadas. Joer, por lo otro yo no pasaba, vaya! Jajajaja! Ya os digo, nada que le canse a la señora, jajaja.

          Y lo otro es comentaros que sí, que lo tenemos súper hablado y de buen rollo, no es para nada un tema tabú entre nosotras y lo llevamos bien. Lo que pasa es que claro, así salgo luego yo a veces caliente como una plancha.. a lo mejor es que soy ninfómana en el fondo (además las dos somos bi).

          Este blog es genial, muchos abrazos a tod@s!

          1. sylvia dice:

            Está claro: ninfómana de psiquiátrico. Haztelo mirar, creo que esto con una trepanación se arregla.
            Cada una tiene sus necesidades… ¡de ninfómana nada! Un beso… me voy a la radio. Cadena SER, Hoy por hoy, a las 11.30 por si t apetece!!

  43. Lucas dice:

    Nota: o sal a comer fuera que hay muy buenos restaurantes 😉

  44. Lucas dice:

    Yo solo puedo añadir que te vas a joder el estomago comiendo siempre bocadillos, que eso no es vida, que sobrevivir se puede, pero vivir, pasa por una buena comida de tres platos sino todos los días casi casi. Cambia de cocinero.

  45. sylvia dice:

    Mi respuesta al email del post es algo que he copiado, retocándolo un poco, de mi libro “Deseo”:
    Si tu pareja no hace nada al respecto, porque a él/ella ya le va bien así, “su mensaje es evidente y toca decidir qué hacer. ¿Quieres seguir así? ¿Le das otra oportunidad? Y si es así, ¿cuántas más piensas darle? Todo tiene un límite. Llega un momento en que una ha de responsabilizarse de si misma/o, crecer, y tener el valor de decidir. ¿Es esta es la clase de vida que deseas? ¿Es esto lo que te mereces? Seré clara: si puedes vivir sin compartirte con él/ella, porque todo lo demás te compensa (le admiras como ser humano, lo pasáis bien juntos, es tu mejor amigo/a, el/la mejor de los padres/madres, tiene grandes cualidades, te mima como nadie…), adelante, ¡hazlo! Pero si hacerlo te implica sufrimiento o nada te aporta, deja de engañarte a ti misma/o, de amoldarte a la situación y de justificar a tu pareja. ¿No sería mejor decir basta e iniciar una nueva vida con nuevas oportunidades para… todo? Y si aún creyendo que tengo razón, no eres capaz de reaccionar, pregúntate de qué tienes miedo. Un ejemplo, la de personas que aceptan su desgraciada situación porque su autoestima está tan deteriorada que se ven incapaces de merecerse algo mejor. ¿Es eso? ¿Te resuenan mis palabras? ¿Hay otro motivo? Pues pide ayuda. Ya.”

    Otra cuestión es que se niegue a experimentar, a compartirse sin vergüenzas, a participar en alguna práctica sexual que vaya más allá del misionero,… En ese caso, creo que hay que intentar averiguar las causas y buscar soluciones concretas en función del escollo a superar. Las timideces, inseguridades y miedos suelen tener que ver con el desconocimiento y la falta de educación en este terreno. También están esos mensajes tremendos que nos inculcaron en casa y en algunos coles religiosos respecto al sexo: es algo sucio, feo, guarro, que sólo se hace de una manera… Por lo tanto, lo primero que intentaría es ayudar a la pareja a hablar de ello y a “culturizarse” con un libro como “Tu sexo es tuyo”. Y, si la cuestión es grave, acudir a un/a terapeuta. Si se niega a cualquiera de estas posibilidades, vuelvo a lo escrito en el párrafo anterior: ¿Es esta es la clase de vida que deseas? ¿Es esto lo que te mereces? TÚ DECIDES. Nadie te obliga a nada.

  46. Raul dice:

    yo solo se que tres años es mucho tiempo y sobre todo muy poca comunicacion en la pareja, si ha aguantado tanto esta persona es por que debe quererla mucho o tiene miedo a enfrentarse a todos y terminar con la relación.

    yo ni de coña aguanto tanto si no es por fuerza mayor

  47. Lluís dice:

    Sobre la noticia de un juez que impone una indemnización por no haber mantenido relaciones sexuales, creo que es aberrante que se llegue a esos niveles.

    Nadie más que la propia pareja -y mucho menos un juez!- debería determinar si hay que tener o no relaciones sexuales y con qué frecuencia.

  48. Lluís dice:

    Creo que el único camino ante este tipo de situaciones es el dialogo y el consenso para lograr un nivel que satisfaga a las dos partes. Y si no se llega a ese consenso solo cabria plantearse con valentía que la relación no funciona.

    Durante años yo viví una situación muy similar. Mi pareja no quería tanto sexo como yo y poco a poco las relaciones sexuales se fueron espaciando, hasta llegar a estar meses sin relaciones. En todos los demás aspectos de la relación (comunicación, cariño, compartir la vida y experiencias) funcionábamos muy bien y por tanto no queríamos romperla. En mi caso, solventé mis apencias sexuales con la masturbación y las fantasías sexuales, conocidas y consentidas por mi pareja.

    Con todo la relación se acabó rompiendo (por otros motivos) y ahora mantengo una relación con una persona maravillosa con la que tenemos unos mismos niveles (altos!) de deseo sexual y he de reconocer que esa compatibilidad es mejor.

    Cada persona tiene sus niveles de deseo y no se puede imponer que tenga más. Otra cosa es que si realmente no hay compatibilidad en esos niveles sea necesario plantearse si la relación funciona o no.

  49. Fati dice:

    Impresionante historia. Estoy de acuerdo en que el límite está en el de cada uno y por supuesto en lo que se acuerde con la pareja. Es cosa de dos y en el caso de este señor ha sido cosa de uno, sin lugar a la negociación, a la comunicación (tan importante, yo diría que es la nº 1 del ranking de importancia) ni a ser asertivos.

    Por lo que a mí respecta, no imagino mi relación sin sexo, no sólo porque me divierto, sino porque me comunico, doy lo mejor de mí y mi pareja lo mejor de sí. A una pareja se la conoce muy bien a través del sexo, lees su lenguaje corporal el lenguaje de sus 5 sentidos. Para mí es algo que sólo se alcanza compartiendo tu cuerpo y tus placeres.

    Ahora bien, en algunas épocas es probable que nuestras ganas bajen, que no nos apetezca, en fín por las causas que todos vivimos. No soy quién para decir si eso es normal o no es normal, nadie lo somos. Sólo lo sabe esa pareja que tiene la opción de hablarlo y negociar; o bien callarse y dejar pasar el tiempo. La clave es comunicarse, y si no es posible entenderse, buscar ayuda profesional.

  50. Valeria dice:

    Yo cuando digo que no hay que poner límites es porque quizás ya los tenga puestos en lo que he dicho anteriormente y es que me parece que el límite es el desconocimiento y la falta de comunicación, para mí ahí están los límites.

    Noticias curiosidad tienen que haber siempre je, je.

    1. Valeria dice:

      El desconocimiento sería el principio del límite y la ausencia de comunicación el final. Creo que son salvables ambos pero cada cual piensa lo que quiere je, je.

  51. Aporto es noticia, esta vez es la mujer que no tenía sexo de su esposo y éste fue condenado en Francia a una multa de 10.000 Euros!!!!!! http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/mundo/frances-condenado-por-no-tener-sexo-con-su-mujer.aspx

    El Psiquiatra argentino Walter Riso tiene un libro magistral titulado “Los Límites del Amor” donde trata el tema de ¿cuál es el límite? Para mi, una de las maneras de tener la vida que realmente queremos es poniendo límites… cuando aguantamos demasiado ciertas negaciones básicas para la vida, nos estamos desvalorizando.

  52. Valeria dice:

    La verdad es que me he quedado perpleja leyendo su historia y con una inmensa curiosidad por conocer el punto de vista de la otra parte implicada.

    En cuanto a lo que comentáis sobre la normalidad o anormalidad creo que son conceptos realmente subjetivos y es que creo que saliendo de parafilias todo es normal y anormal al mismo tiempo en función de lo que cada uno quiera creer que lo es.

    ¿Hasta qué punto le puedes negar el sexo a tu pareja? Creo que hasta ninguno porque si es tu pareja, por definición entiendo que es con alguien con quien te comunicas y con quien compartes parte o toda tu vida.
    Mi pregunta es: Si no quieres sexo con tu pareja que es con quien mantienes una relación y con quien se supone que te entiendes ¿con quién lo vas a querer?

    ¿Qué sexo se le puede negar? Yo reconduciría la pregunta hacia saber dónde podemos aprender y dónde nos pueden enseñar a entender que el sexo es lo que hacemos con él que el límite está en el desconocimiento.

    ¿Hasta qué punto hemos de aceptar una negativa? El sexo para mí es el reflejo de la personalidad, o sea que si eres capaz de entender y tratar con esa persona fuera de la cama, dentro será parecido; si no hay comunicación yo me plantearía la relación. Soy de la opinión de que no hay que poner límites sino informar, hablar, comunicarse, creo que es más interesante pero entiendo que cada persona tenga su punto de vista al respecto.

  53. Lila dice:

    Puedo entender perfectamente como se siente el hombre que escribió el mail.
    Yo soy mujer y me he sentido muy identificada con lo que cuenta, aunque los detalles son distintos en mi relación que hace ya varios años mantengo con mi pareja.
    … poco apetito por su parte (siempre fue así), no existen los besos y apenas las caricias hacia mi, sin embargo es un hombre muy cariñoso y atento en los demás aspectos (éstos son los motivos por los que al final siempre concluyo el porqué continúo con esta relación)
    Fuimos a terapia (después de varias propuestas por mi parte rozando ya la desesperación), la terapia funcionó un tiempo… hasta que la situación volvió a lo habitual.
    Insatisfacción, baja autoestima, multitud de preguntas, desconfianza, tristeza…
    Sintiendo todo esto me gustaría saber, ¿hasta que punto quedaría justificada una infidelidad que solo se nutriera del sexo?, ¿como afrontarla sin sentir culpabilidad alguna?
    En mi caso mi pareja “no estaría de acuerdo con algo así”, yo ya se lo planteé.
    Desconozco si se ha tratado el tema de la infidelidad en estos casos en este blog (olvidando los topicazos de esto no está bien o esto es un engaño), si no es así, me gustaria y lo agradecería muchísimo.
    Pienso que en el sexo no hay que negar, sino llegar a acuerdos… pero de ahí a no ofrecer nada… NO.

    1. sylvia dice:

      Hola Lila. Uno de los psicólogos que colabora en este blog está preparando un post sobre la fidelidad/infidelidad. Espero colgarlo en breve y que podamos debatir esta cuestión. Mientras tanto, quisiera hacerte una breve reflexión en relación a estas dos cuestiones que planteas: “¿hasta qué punto queda justificada una infidelidad que solo se nutriera de sexo? , ¿cómo afrontarla sin sentir culpabilidad alguna?”
      Me temo que nadie debería responder esa primera pregunta por ti, porque solo tú debes decidir si te parece o no “justificable”, independientemente de lo que digan los demás. En este tipo de cuestiones cada historia es única y existen tantas aristas a tener en cuenta que… Se me ocurre, por ejemplo, que a un parroquiano que te dijera “está mal” porque la fidelidad es primordial en una relación, otro le podría contestar que lo cuestionable es la actitud de quien se niega a darte lo que necesitas y aún así te niega obtenerlo por otro lado. Y así podríamos seguir indefinidamente discutiendo. Esa discusión igual te ayudaría a tomar tu decisión (o sea que espero que se produzca aquí o en ese futuro post), pero sería tu decisión y lo acertado o no de ella sólo valdría para ti, no sería una verdad absoluta y no dependería de una moral/ética/norma/llámalo-como-quieras situada por encima de todo. Uff, no sé si me he expresado claramente.
      En cuanto a la segunda pregunta, creo que depende de la primera. Dicho de otro modo, quizás si no dudarás no te la plantearías. La culpa forma parte de nuestra cultura judeocristiana. Creo que los que hemos sido educados en ella, nos pasamos la vida intentando vivir a pesar de ella. Vuelvo a echar mano de los parroquianos… A uno que te dijera que sí te has de sentir culpable porque hiciste una promesa, te debes a tu pareja y él no acepta que tengas sexo con otro; otro le diría que para nada porque tu pareja también se comprometió a cuidar de ti (¿hacerte feliz?) y no está cumpliendo su palabra. Pero aún así… el sentimiento final sería tuyo.
      Por último, me llama la atención esta frase: “Pienso que en el sexo no hay que negar, sino llegar a acuerdos… pero de ahí a no ofrecer nada… No”. Creo que estás respondiéndote a ti misma (a esa primera pregunta). Lo difícil es asumirlo y/o ponerlo en práctica.

    2. Unomas dice:

      Totalmente de acuerdo, es muy egoista no dar y no dejar que te den…:)

      Yo a mi pareja le plantee tríos con otro chico/a, parejas, disfrutar ambos, y siempre va con un ya veremos…(que en su cabeza es un…ni de coña) y ya le dije que si un día por falta de sexo soy infiel no será culpa mía, la puedo querer pero no pasar mis 40 sin el sexo que quiero…y deseo…

  54. David dice:

    Hola,
    Yo soy de la opinión de no imponer nada a la pareja. Creo que imposición, de cualquier tipo, es contrario a amor, deseo, fantasía… que es de lo que se nutre una pareja.

    Para esta chica todo eso que nos cuenta era lo normal, pero está claro que para él no lo era. Se puede hablar, sugerir… pero si ves que la cosa no encaja algo hay que hacer. Esta chica podría ser muy feliz con alguien que tuviera las mismas pautas de “normalidad” entorno al sexo, pero no con alguien que necesita más alicientes, frecuencia…
    La vida es demasiado corta como para gastar tiempo con alguien que no te hace feliz.

  55. Fran dice:

    La noticia esa de la pareja francesa no deja de ser curiosa pero creo que a estas alturas de la historia no se puede hablar del cumplimiento de deberes conyugales. Suponemos que el sexo es un divertimento (amén de sus otras propiedades) individual o colectivo (en pareja, a tres, cuatro, etc.). También es el mecanismo por el que se tienen hijos pero tampoco hablamos de eso aquí, creo. En tanto que divertimento, deberíamos plantearnos porqué sigue sin verse así por mucha gente, en particular por muchas mujeres. Yo no tengo ningún interés en que mi pareja “cumpla” conmigo, me apetece mucho más y es mucho más agradable que yo sea el protagonista -al menos el principal- de sus placeres sexuales y que desee tales placeres en número y diversidad suficientes. Pero -y esto se deduce de los comentarios- quienes se quejan de déficit son los hombres. Podemos encontrar razones históricas o fisiológica pero en estos tiempos me parece que ya no son aceptables. ¿Cómo es que las quinceañeras aparecen por ahí desenfrenadas, descocadas y locas por sus ídolos, a quienes se comerían vivos y entregan sus sujetadores, gritos y lágrimas, mientras que unos años más tarde dispensan sus íntimos encantos con tan notoria racanería? Hay que cambiar algo de la cultura y la educación. ¿Tenemos que admitir ese adagio terrible que dice que el sexo es el precio que las mujeres pagan por el matrimonio (o la vida en pareja) y este último lo que los hombres aceptan por obtener aquél? Y si a ello le añadimos la pérdida paulatina de pasión/deseo y las desavenencias puestas en evidencia por este post… estamos apañados. Si fuéramos sinceros todos, !las cosas que diríamos! No me olvido de la inepcia de muchos hombres en el sexo, ni de las carencias masculinas en el juego amatorio, pero esto, que puede explicar sólo una parte de la diferencia de apetito, será objeto de otro post algún otro día, supongo. No me critiquen las féminas por mis comentarios, me encantan las mujeres (por todo y pese a todo) y también trato de alimentar la discusión.

  56. Jesus dice:

    Sin animo de faltar al respeto me resulta tremendamente TRISTE, EGOISTA y CRUEL que haya personas capaces de comportarse así con su pareja. Desde luego me parece bien que se considere delito y este penado como corresponda, por lo que se deduce a tenor de la noticia en Francia.
    Me encantaría saber que puede argumentar en su defensa la mujer de este señor. Porque es evidente que aquí no se trata de diferencias en los gustos o preferencias sexuales de ambos, sino una anormalidad de una de las partes impuesta como norma bajo no sé qué posibles justificaciones (si nos puedes dar algún dato al respecto, Sylvia, estaría muy bien).
    Esto saca a la luz otra forma de acoso psicológico en la pareja. Me parece que una negativa de esta clase a mantener relaciones sexuales por parte de un miembro de la pareja es inaceptable. Por lo tanto el otro tiene derecho a actuar en consecuencia. Desde luego el peor de los remedios sería quedarse con él/ella y buscarse el sexo fuera de casa. Siguiendo un símil, como Lete, y para quitar un poco de hierro: es como si te haces en tu casa la más maravillosa de las cocinas, pero lo que haces a continuación es comer todos los días fuera de casa salvo un par de nochesal año en los que te quedas en tu supercocina para cenar platos precocinados de Mercadona.
    Bes@s a tod@s

  57. Sara Rovira dice:

    ¿Habéis visto esta noticia? Ha salido en varios medios. Es una posible respuesta a la pregunta que planteaba Sylvia… no follamos? ¡pues indemnízame!
    http://www.ara.cat/societat/frances-condemnat-relacions-sexuals-durant_0_547745564.html

    1. Unomas dice:

      Así si, al menos que me compensen las jubilación…:)

  58. Erosplorer dice:

    Toda relación es un pacto y en todo pacto debe haber una negociación. La negación es lo contrario del diálogo y la negociación. Par mí no se debería negar sexo a la pareja, se debería establecer un proceso mediante el cual ambos quedaran a la vez satisfechos e insatisfechos.
    Todos tenemos diferentes estilos de amar. Cuando se tiene una relación lo interesante, para mí, es conseguir un estilo de amar común. Y esto sólo se logra dialogando y renunciando todos los miembros de la relación. De otra forma es una imposición y las imposiciones no terminan normalmente bien.

  59. Montse dice:

    Noticia publicada hoy en La Vanguardia.
    Condenado ( En Francia) por no querer tener relaciones sexual con su mujer…
    http://www.lavanguardia.com/sucesos/20110903/54210756895/un-frances-condenado-por-no-tener-relaciones-sexuales-con-su-mujer.html

  60. Montse dice:

    Por añadir algo más al debate.
    Creo que también se debería diferenciar entre lo que son diferentes necesidades de las parejas y prácticas sexuales que gustan o no, que con voluntad se puede ir negociando, incluso a medida que se evoluciona, a la negación por sistema de tener relaciones sexuales, en este último caso recuerdo que uno de los pilares de la institución del matrimonio -(que hay gente que lo desconoce) son las relaciones sexuales consentidas- normalizadas por la sociedad, es decir este factor sólo ya sirve para pedir la anulación del matrimonio.
    Saludos a todxs

  61. Lete dice:

    ¿¿¿PARA QUE QUIERO UN JARDÍN SIN FLORES???

    Pongamos que tenemos un jardín y no tiene flores, no tiene hierba, solo tierra… SECA Y TOSCA… que aún por encima de tener que regar y regar (POR AQUELLO DE QUE DE VEZ EN CUANDO LEVANTA POLVO, jeje), y al regarlo durante un tiempo tanto nace una flor silvestre como también salen malas hiervas.

    Así que llegado a este punto yo me preguntaría:
    ¿y de que me sirve un jardín sin césped ni flores?
    ¿para que quiero yo esta tierra?
    ¿Qué me aportan estas flores silvestres?
    ¿Qué me aportan estas malas hierbas?

    No tengo claro si el símil es el más acertado, pero lo que tengo claro, UNA PAREJA DEBE SER PLENA Y COMPENETRARSE LO MÁXIMO POSIBLE, si falla el sexo, es como si faltan flores y césped en un jardín… LAS COSAS (RELACIONES) HAY QUE CUIDARLAS!!!!.

    Personalmente con la excepción de que fuese un amor platónico… no me pasaría lavando ropa interior, planchando ropa, haciendo la comida, escuchando los problemas, por una relación sexual al mes!!! Entiendo y comprendo las distintas fases que pueda tener una pareja, no es lo mismo cuando uno está enamoradísimo que va todo el día ciego y levitando, que cuando lleva 25 años de convivencia y el tema esta más que acomodado; pero aún con todo esto más a mí favor, no va a funcionar una relación en pareja que ya comienza con problemas, por lo tanto si alguien lee esto… que no se dé de golpes contra una piedra.

    Y felicidades al autor del email: has visto un problema y le has – habéis buscado una solución. Dejarlo no me parece mala solución, porque las diferencias sexuales eran abismales y el SEXO en una pareja es muy pero que muy importante, aunque nos empeñemos en ponerlo en un segundo/tercer/cuarto… o último lugar.

    Un saludo a tod@s, y a las parejas NUNCA DEJÉIS DE HABLAR.

  62. Fran dice:

    Realmente interesante el asunto de este post.

    ¿Qué hacer cuando hay una gran diferencia entre los deseos sexuales de los miembros de una pareja? Valdría la pregunta para otros asuntos, como las relaciones familiares o con amigos, el dinero, los hijos… pero vamos a ceñirnos al tema del sexo.

    En primer lugar, hay que respetar la libertad individual. Sí, por supuesto, pero ¿qué hacemos si mis deseos no coinciden con los del otro?, alguno tendrá que aproximarse (es decir, renunciar a una parte de su libertad individual) o bien los dos. La realidad es que no es lo habitual coincidir así, sin más, por tanto la realidad es que la libertad individual se sacrifica en parte en aras de la pareja.

    En asuntos sexuales pienso que los hombres tienen en general más apetitos (cuantitativa y cualitativamente, es decir, en frecuencia y diversidad), espero que no se me acuse de machismo, es empírico. Por tanto, o bien nos toca lidiar con hombres “frustrados” o bien con mujeres “sacrificadas”. Digo así las cosas para ser expresivo pero aun diciéndolas de otro modo, el fondo es el mismo. Hay que aproximarse, es decir, renunciar al primer principio sacrosanto: la libertad (el deseo) individual. El grado de esfuerzo de tales sacrificios, la distancia o el grado de cercanía que se establezca en cada pareja, es lo que determina el bienestar y probablemente el interés de esa pareja.

    Así de crudo y de difícil. El que no esté dispuesto a cambiar, mejor que se quede solo. Y el que quiera vivir en pareja, mejor que asuma que tendrá que tener una relación dinámica, flexible, evolutiva.

    De mis observaciones personales resulta que en algún caso la mujer se siente frustrada sexualmente pero en la gran mayoría los frustrados son los hombres. Añadamos a esto que ellas suelen aburrirse más en el sexo que los hombres, lo cual parece una paradoja pero no es sino la prueba de una doble dificultad: la frustración de unos y el aburrimiento de otras. Ellas podría divertirse más con más juego, más ternura, más dedicación; ellos se animarían con más transgresión, más morbo, más peligro y aventura, justamente ingredientes que no necesariamente desatan alborozo en ellas.

    Lo siento pero la solución es difícil, aunque ya la he apuntado (creo). Ojalá haya muchas más respuestas femeninas.

  63. Alberto dice:

    Me veo reflejado en ese caso del post, con algunas diferencias. Llevo veinte años casado y desde siempre el sexo es algo que le ha “costado” a mi mujer. Tenemos dos hijos y en esa época en que tomaba anticonceptivos, yo le decía q no hacía falta que los tomara, ya que se gastaban las cajas enteras sin que se hubiera amortizado un solo día. Tras enterarse de que estaba embarazada, en el segundo, optó por no tener más sexo durante el resto del embarazo, ni lógicamente después en el posparto… no recuerdo cuántos meses fueron. La cosa empeoró e insistí para ir a un sexólogo. Acudimos durante un año, hasta que ella dijo vamos a retrasar la visita… nosotros podemos salir de esto. Yo sabía que no, como efectivamente ha pasado.
    Pasé años horribles, me acostaba antes, para evitar que su cercanía me despertara las ganas y una vez más me dijera que no. Las frustraciones se acumularon, hasta que un día me dejó sorprendido con una frase: antes tenía algo de ganas, ahora ninguna… Decidí que no podía seguir frustrándome, desde entonces dejé de “buscar” esa intimidad y cambiar el chip. Ahora se queja de que no me apetece agarrarla de la mano o hacerle carantoñas… ¿para qué si sé que ya no van a conducir a ningún sitio? ¿Por qué sigo con ella? Realmente no lo sé muy bien…

    1. Arm dice:

      En respuesta al comentario de Alberto del 1 de septiembre, decir que yo estoy pasando por lo mismo desde hace 5 años cuando mi mujer se quedó embarazada por segunda vez. Estoy reuniendo fuerzas para contar escribir toda la historia pero de momento simplemente y al ver tu comentario, hacerte saber que yo llevo ya un año en la fase ¿qué hago aquí? por qué no me voy? Un saludo

  64. sexledes dice:

    En todas las relaciones de pareja siempre llega un día en el que uno tiene ganas y al otro no le apetece absolutamente nada, pues yo creo que es mejor no hacerlo que el hacerlo sin ganas y solo por cumplir, esto no debiera suponer ningún problema ni conflicto en la buena relación de una pareja si las negativas son esporádicas y coyunturales y normalmente se producen por las dos partes y debido a motivos que mas o menos todos podemos entender, como son los producidos por el cansancio al que esta vida loca nos somete. Ahora bien si las negativas a mantener relaciones sexuales por parte de tu pareja se empiezan a producir con demasiada frecuencia, entonces ya no entrarían en las negativas que yo creo se pueden tolerar o considerar como aceptables, si no que hay algún otro problema en esa relación como puede ser la falta de deseo,inapetencia, demasiada rutina,etc… y es posible que sea hora de pedir algún tipo de ayuda si se quiere salvar la relación.
    En cuanto a que clase de sexo se puede negar a tu pareja yo diría que si el sexo es para disfrutar al máximo, cualquier cosa que te impida lograrlo, se puede y se debe negar.

    1. mafalda dice:

      De acuerdo con lo que has respondido acerca del sexo que se puede negar… hay que ser sincero con uno mismo y darse cuenta de lo que uno quiere explorar y disfrutar y saber decir que no al no querer sexo o a no querer según que practicas sexuales.

  65. Tintoretti dice:

    Creo que la clave se ha repetido más de una vez: comunicación y yo añadiría otra: in-formación, vivimos en la era de la información y pienso que hay que aprovecharse de ello para cualquier tema. Tenemos internet, revistas especializadas, libros como los de nuestra “anfitriona”, que dicho sea de paso son una genialidad, y grandes profesionales de diferentes campos que pueden ayudar a resolver estos problemas. Lo que pienso es que lo difícil es admitir que eso es un problema para el que lo padece, pero tanto el exceso como el defecto no es bueno. Gracias por escucharme y un saludo.

  66. alex- dice:

    Creo que como todo en esta vida hay que hablar, lo que no se dice no se sabe. LLegar a acuerdos, hay días que no apetece pero se cede porque a la otra persona sí y viceversa.
    Es mi primer comentario, tener un pelin de paciencia. 😉

    1. sylvia dice:

      Pues bienvenido seas.

  67. María dice:

    Me he sentido en parte identificada con lo que este chico ha contado. Mi caso más bien es al contrario. Me gustaría, de hecho, compartirlo con vosotros para que tal vez me podáis dar vuestra opinión o punto de vista.

    De hecho, leyendo este caso y conociendo a mi pareja, me parece increíble que este chico haya podido aguantar así en esa situación, y más cuando el sexo le fue negado durante tres años. Pero por otra parte me parece loable, supongo que si lo aguantó es porque algo le compensaría como ya ha comentado otra persona, o porque irremediablemente estaba enamorado y quería mucho a su pareja y ello le sirvió para aguantar.

    En cualquier caso, yo me encuentro en una situación similar (salvando distancias), pero al contrario. Mi pareja es una persona muy activa sexualmente y necesita el sexo como puede necesitar comer todos los días. Al principio de la relación (llevamos juntos cuatro años) todo iba sobre ruedas porque yo me sentía profundamente enamorada y no quería otra cosa que sexo, sexo y más sexo. Recuerdo que hubo días en los primeros meses que no salíamos de la cama. Y él evidentemente estaba encantado con esa situación porque además nos entendíamos muy bien sexualmente hablando, y todo sea dicho de paso, él es un gran amante por lo que a mí también me tenía más que encantada.

    Entre tanto ha pasado el tiempo, hemos tenido muchos problemas de diferentes tipos dentro de la relación, y además hemos sido padres. Y yo en estos momentos ya no tengo la misma apetencia sexual, cosa que él me recrimina constantemente. No hace más que recordarme como era al principio. A lo cual yo le he explicado que ya no me siento de la misma manera y que no tengo las mismas ganas, pero él no lo entiende porque él sigue teniendo las mismas ganas que al principio y me hace sentirme culpable por ello. Hasta el punto de que a veces me ha amenazado con buscar sexo fuera de la relación a pesar de que mantenemos relaciones sexuales casi a diario y a veces a diario. Y por todo esto, yo a menudo me siento obligada a mantener una relación sexual con él aún sin ganas.

    Cuando he leído el título: “Hasta que punto le puedes negar el sexo a tu pareja?” me he puesto a pensar en ello, y la verdad es que no tengo la respuesta porque considero que todo es muy relativo. Yo a mi pareja le niego el sexo algunos días (muy pocos) y otros cedo, y otros me apetece a mí, claro! Pero lo cierto es que aunque objetivamente no le niegue demasiado el sexo (más que algunos días) para él es mucho porque él lo necesita a diario o incluso varias veces al día.

    Supongo que siempre que dentro de una pareja uno de los dos quiere más sexo que el otro (en cuanto a frecuencia me refiero) se genera un problema de difícil solución.

    Un saludo a todos!

    1. Montse dice:

      Sylvia aborda muy bien este tema en su libro Deseo. Ya te comentará.

      1. sylvia dice:

        Como dice Montse, mi libro “Deseo” aborda esta cuestión y creo que tanto el segundo capítulo, “Ojalá me apeteciera” (sobre la falta de deseo femenino y por qué vale la pena reencontrarlo), como el 4º, “Nuestro deseo no es el mismo”
        (sobre cómo convivir con las diferencias… tal vez solventarlas), explico cómo abordar estas situaciones. Hay muchas cuestiones a tener en cuenta: qué considera sexo cada uno de vosotros, qué es suficiente, cómo abordáis la cuestión, si existe mar de fondo, cómo comunicarse para llegar a un punto de encuentro… No estoy siendo tacaña en plan “no comparto mi secreto contigo”, que conste. La verdad es que no me veo capaz de resumir el trabajo de ocho años de estudio, reflexión y escritura en un comentario a un post. La cuestión es muy compleja y se ha de tratar en su complejidad, es imposible ¡y una falta tremenda de seriedad! abordarla en cuatro líneas.

    2. Isabel dice:

      Está bien llegar a un acuerdo, tú te esfuerzas un poco y él cede otro poco. Aunque en algunos momentos surja la inestabilidad.
      Estar alerta con el chantaje emocional, ese no es el camino, pactar un poco hasta acercaros.
      Se dice que el problema es de quien tiene menos ganas, pueden ser multitud de cosas lo que hace que se pierdan las ganas, pero también puede ser algún problema del que lo “necesita” en exceso.
      La vida está llena de cosas además de … la cama.
      Te recomendaría “Tu sexo es tuyo” 😉

    3. Susana dice:

      Maria, a mi me parece que hay un tema clave que a la mayoría de personas nos cuesta aun asimilar, que es el sexo con uno mismo (vamos, follarse uno mismo). Tener dependencia sexual y solo verse satisfecho sexualmente cuando el sexo es con la otra persona es también una cuestión educativa. Casi ninguna persona contemplamos el sexo de calidad cuando lo parcticamos con nosotros mismos, sinó más bien, como un desahogo del apuro… Pero… que pasaría si en vez de haber recibido esta educación sexual principalmente arraigada a una segunda persona nos hubieran enseñado algo así como el proceso evolutivo que te explico ahora:

      Cuando nacemos nos miman , nos cuidan, besan, adoran y soban hasta los 3 añitos más o menos. (hasta aquí, eso se hace)
      Desde los 3 a los 8 años nuestros padres nos enseñan las diferencias hombre- mujer y niño- niña y las ventajas- inconvenientes de cada una. Gradualmente, segun la eduda y capcidad de comprension.
      A partir de los 8 años, nos explican más cositas, que en unos años tendremos la regla, nuestro cuerpo empezará a madurar y que no debemos perder el contacto físico con nuestros amigos/as y seres queridos, con quie queramos compartir y la personas tambien quiera recibirlo.
      En la etapa adolescente le explicamos a nuestros hijos las 3 funciones de la sexualidad: reproductiva, comunicativa – de relació y placentera, y le decimos que de momento, la función reproductiva no hace falta que la practique, pero las otras dos es necesario que empiece a descubrirla en si mismo, que es imprescindible que la desarrolle pues de ello depende su madurez sexual y personal. Le invitamos a explorar su cuerpo al completo (color, texturas, formas, funciones, puntos de placer, etc), y les animamos a aprender a disfrutar y descubrir todo cuanto quieran en sí mismos. Una vez que se vean suficientemente preparados para mostrar al otro sus puntos claves, sus límites, y sean maduros en la prevención, etc, les damos permiso para compartirse. Y explorar nuevos horizontes.

      Y así sucesivamente… de manera que cada persona haya disfrutado y comprendido tanto su sexualidad individual que sea lo suficientemente madura para sentirse completa sin necesidad de ser un pacto con la pareja y que ello suponga dependencia…

      Que te parece?? desgraciadamente solo nos enseñan a esperar compartir para saber lo que es sexo, por eso nos frustramos tanto cuando las 2 personas de una relación no necesitan lo mismo.

      Verdad que no vais los mismo a la pelu?? y que no comemos la misma cantidad? y que no dormimos lo mismo?? entonces, porque tener las mismas ganas de follar con el otro/a??

      Maria, lo mejor es llegar a un acuerdo, con las pautas que explica Sylvia en DESEO, como ella te comenta, sino al menos tu marido deberia llegar a comprender mejor que sus orgasmos y sus sexo dependen sobretodo de él (si consigue comprender eso, él tambien será más feliz y no sentira esta frustración). Si lo que quiere es estar cerca tuya, hacerlo todo, pero que luego él se acabe masturbando o tu le echas un cable. Así no te sentirás agobiada ni obligada. Y él si se sentirá acompañado y querido.

  68. mafalda dice:

    Un amigo me explico que su pareja con 23 años le pedía no tener sexo porque estaba muy estresada por exámenes de la Universidad… Solo llevaban 2 años juntos, no vivían juntos… se suponía que estaban en el momento de más sexo… jóvenes y con solo unos pocos años juntos.
    El me decía que por amor lo entendía y que nunca le pedía sexo… Estuvieron así 1 año, y porque ella se decidió de dejarlo, porque veía que solo le ponía excusas para no tener sexo y le sabia mal por él, estoy segura que si ella no lo deja… él seguiría ahí, esperando algún día tener sexo.
    ¿Y ella que no le apetecía nunca sexo con 23 años? ¿No es mayor esa preocupación? ¡Lo asexual en una etapa donde tendríamos que desear eso constantemente!
    Ella aún en estos momentos sigue sin sexo… dice no necesitarlo… solo besa, nada de tocar y mucho menos penetrar.

    Por otro lado… se dé una pareja de unos 60 años que llevan felizmente casados 25 años… y desde hace mas de 3 años el decidió que ya no tendrían más sexo… ella me explicaba que intentaba hablar con él… saber el porqué no querría o no podía más sexo… miró de ir al psicólogo o sexólogo juntos… de ir al médico… hasta le llevo de un viaje a Túnez unas hierbas que al hacerlas infusión decían ser mejor que la viagra. Pero él no quiere tomar nada ni ir a un psicólogo. Ella me explica que de gastar cajas de condones sin cesar han pasado a que solo le da las buenas noches y si ella insiste le da la manita para dormir de la mano. Ella se ha resignado y se lo toma como que a partir de ahora será así.

    Creo que suceden demasiadas cosas, ¿normales o anormales?, entre alcobas a todas edades y sin distinción de sexo… y es cada uno que por sí mismo tiene que pensar si es eso lo que quiere en su vida. ¿No es mejor mirar se solucionar y si no se puede estar solo que acompañado y sin sexo?

    1. 676 ♂ dice:

      Hay algo en que fallas, Mafalda, y es que aunque en hombres lo normal sea querer sexo a todas horas con 23 años, con mujeres sucede bastante a la inversa, en el plano hormonal (el auge hormonal vendría tras la menopausia). Por eso, el siguiente caso que dices es mucho más coherente: en edades avanzadas, los hombres suelen ser hormonalmente inútiles para el sexo mientras que las mujeres no tienen ese problema.

      Hablando ya del tema del post en sí, he de decir que me ha impactado tanto que me ha dejado sin palabras. No entiendo cómo puede existir alguien con tan poca pasión por la vida… porque, no nos engañemos, una cosa es no interesarse para nada por el sexo y actuar por compromiso y, la otra, hacerlo del modo en el que lo hizo esa mujer…

  69. Sara Rovira dice:

    Esta claro que esta persona tenía (o tiene) muchos prejuicios sobre el sexo y sobre como debe ser la sexualidad en pareja. Creo que en cuestiones sexuales, como todo en pareja y convivencia, hay que estar dispuesto a negociar, ceder y dar, pero también a recibir… Por lo explicado, parece que las condiciones de esta mujer no iban encaminadas a disfrutar ella misma y hacer disfrutar, sino a “cumplir”… Ella se lo pierde, pero lo grave es todo lo que se ha perdido su pareja también. Si él ha aguantado será porque algo le compensaba pero creo que, como sociedad, los conceptos que nos guían de pareja, sexo, etc. están desfasados y nos hacen muy infelices.

    1. Jesus dice:

      Creo que la clave está en esta última frase de Sara, que me parece muy acertada. ¿¿¿Qué es lo que le hizó aguantar a este hombre semejante situación????. Y, efectivamente seguimos viviendo con conceptos muy desfasados que nos bloquean la personalidad.

  70. Montse dice:

    Tema muy interesante porque estas circunstancias se dan en más ocasiones de las que se cree, ya que he conocido varios casos así.
    La primera pregunta que haría es ¿por qué se espera a la convivencia para plantearse las cuestiones sobre el sexo? Y luego:
    ¿cómo eran las relaciones antes de la convivencia?
    ¿se ha abordado la sexualidad antes de la convivencia?
    ¿ya eran vamos a decir insatisfactorias las relaciones y se ha pensado que con la convivencia cambiaría?
    ¿No se ha hablado antes de sexo y en la convivencia nos hemos encontrado con el “marrón” porque dábamos por obvio que sería cómo creíamos nosotros?
    Estas preguntas las hago para conocer la evolución y dirimir el grado de responsabilidad que tenemos cada uno.
    En el caso que se plantea, para mi no es aceptable negar 3 años de sexo y siempre como ella dice, sin preocuparse ni de preguntar siquiera qué le gusta a su pareja. Es decir puramente egoísta y encima con chantaje emocional “si todo va bien entre nosotros”. Personalmente, a una persona así no la quiero como pareja.
    Y lo que veo que hacen las personas que se encuentran con estas situaciones ya depende de sus características personales.
    Hay quién se separa, hay quién se resigna y se conforma y opta por seguir igual, hay quién busca fuera lo que no tiene, bien con amantes o bien con profesionales del sexo.

    1. Marinero dice:

      Montse lo ha clavado. Lo que me extraña es que la relación haya durado años.

  71. cristina dice:

    Para mí lo que está claro es que cualquier persona puede negarle a su pareja el tener sexo si es algo que no quiere hacer. Lo malo es que tiene que aceptar las consecuencias que ello conlleva. Como que la relación se rompa o se distancie. La otra parte no tiene más remedio que aceptar o buscarse la vida sexual en otro sitio o de otra manera si quiere convivir con su pareja. No tiene más remedio que aceptar la negativa, ¿cómo se va a obligar a alguien a hacer algo que no quiere hacer? Es una situación muy complicada que yo creo que a la larga lleva al fracaso. Lo ideal sería hacerle ver a la parte que no quiere, que hay un problema importante en la pareja debido a esas restricciones y que juntos podrían tratarlo. Por ejemplo, acudiendo a un especialista. Pero ya digo que un tema difícil y complicado para quien lo pasa. Un saludo.

    1. mayte dice:

      pues.yo estoy ya cansada de ver.como mi marido no quiere tener sexo y ya no se como hablar con el.da la sensación que somos una pareja cara al público nada más.el dice vuelta no tiene ganas.que está cansado.pero su vida no a abogado en nada sólo en este tema.ya no se que pensar o que hacer porque lo e probado todo

  72. Quelita dice:

    Interesante… Nunca me he encontrado con este problema, pero sí conozco a una pareja en que ella sólo quiere hacer el amor si los dos se han duchado, después de una cena romántica, lavar dientes, no fumar, no beber… Vamos, que cuando llega la hora… Supongo que lo suyo sería llegar a un acuerdo, un término medio, pero me parece (por conversaciones con amigas mías) que muchas mujeres se aprovechan de todas estas excusas recurrentes para evitar el sexo.

    En todo caso, una vez al mes me parece de risa (perdón por la expresión) habría que ver dónde está el problema, con una normas tan rígidas…

    Y tengo una pregunta, esos tres años, ¿ella hubiera permitido que él se buscara la vida para saciar sus necesidades? Hablo sólo de sexo eh?